29/10/16

La lucha política, el EZLN, las elecciones y otras cosas

Babel
 

La lucha política, el EZLN, las elecciones y otras cosas


Javier Hernández Alpízar

Tendemos a olvidar el origen de las cosas, solamente vemos lo presente o el presente inmediato y lo vemos incompleto, con ese recorte, esa edición simplificada de lo que pasa, tendemos a juzgar, incluso a poner nuestros prejuicios por delante, sin cuestionarnos de dónde viene todo esto. En las reflexiones zapatistas del Seminario Anticapitalista, han subrayado la necesidad de hacer la genealogía de las cosas, buscar sus orígenes y raíces para comprenderlas y poder decidir no frente a la inmediatez sino frente a una reflexión cabal, integral.

Sin embargo no podemos regresar al infinito en nuestras reflexiones genealógicas, remontarnos al Big Bang o al inicio de nuestra narración favorita. Yo comenzaré esta reflexión desde 1994 para tratar de entender el momento presente, pero no quiere decir que esto no tenga raíces aún más antiguas. En 1994 la imagen de Salinas de Gortari era la de un priismo neoliberal moderno triunfador e irresistible para muchos (pueden ver algo de este clima en la película El Bulto). La izquierda que apenas en 1988 había ganado por primera vez en su historia la elección presidencial había sido derrotada con un fraude (Manuel Bartlett anunció por TV el triunfo “legítimo de Salinas”) y ante su pusilanimidad (apellidada Cárdenas), Salinas se “legitimó en el ejercicio del poder” con el apoyo del PAN (Fernández de Cevallos). Cooptó voluntades, se fabricó una imagen nacional e internacional de un prócer de la modernidad y cerraba su sexenio con la firma del TLACAN (en inglés Nafta). Un tratado de libre comercio con Canadá y USA, el principio de la nueva era de acumulación por desposesión, despojo, que padece México, hoy con 43 TLCs firmados. La izquierda se había achicado y achicopalado. En 1985 la había movilizado desde abajo la sociedad civil solidaria frente al temblor, en 1988 no se movilizó hasta la desobediencia civil por el fraude (eso quedaría como marca para próximos fraudes), en 1989 cayó el muro de Berlín y USA bombardeó e invadió Panamá.

Campeaban el desánimo y el sentimiento de derrota, los profetas agoreros anunciaban el fin de la historia, el fin de las ideologías, el fin de los alzamientos armados, la derecha en México y el mundo no parecía tener rival: en Centroamérica la contrainsurgencia reaganiana derrotó con su dinero, trasiego de drogas, armas, guerra y elecciones controladas a los frentes sandinista y Farabundo Martí. Algunos líderes de estos frentes eran amigos de Salinas de Gortari. El panorama le aseguraba a Salinas dejar un delfín a modo, los tecnócratas anunciaban que estarían en Los Pinos por varios sexenios. El tapado priista (próximo candidato) podía estar entre Colosio, Camacho Solís (que tenía a alguien muy cercano de apellido Ebrard), Ruiz Massieu, Aspe Armella, Zedillo y alguien que había sido muy cercano a Salinas: Joseph Marie Córdoba Montoya, militante del PRI desde antes de haberse nacionalizado mexicano. Además estaban muy fortalecidos los empresarios beneficiados por el salinismo, el mayor de todos, quien llegaría a ser el más rico del mundo, o eso parece, Carlos Slim Helú (a quien muchos consideraban, pero nadie lo ha podido probar, un mero prestanombres de Salinas)

En el mundo y en México, la derecha cosechaba triunfos y se aprestaba a disfrutar de una hegemonía indisputada en un mundo unipolar. Muchos académicos ex marxistas se aggiornaban leyendo a Nietzsche, a Ciorán, a Savater, a Vattimo, Lipovetsky, Heidegger, Sade, Baudrillard, Bobbio, Bovero, Sartori, Rawls, y algunos de plano abrazaban el (neo) liberalismo de los Hayek. Friedman, Popper y adláteres. Paz era ya una estrella de Televisa y se enfilaba para el Nóbel.

En 1994, la voz crítica que dio nuevo aliento a esa izquierda con la cola entre las patas no fue Roger Waters (él había festejado la caída del muro haciendo una lectura unilateral de The Wall en un concierto con rockstars como Scorpions y Cyndi Lauper). En 1994, contra toda sensatez y cordura, contra todo pronóstico, se alzaron en armas los indígenas del EZLN.

La primera editorial de La Jornada distinguía entre indígenas de verdad y “profesionales de la violencia”. Luego la realidad los desmintió: era una auténtica rebelión indígena. Solamente lo entendió desde el principio  gente como Carlos Montemayor, que tenía los antecedentes por su estudio de los movimientos armados en México y de las lenguas indígenas, realidades negadas, escondidas, marginadas o minimizadas en un México racista. Pero la legitimidad de la rebelión se reveló incuestionable, la movilización social y el escándalo mundial obligaron a Salinas a ordenar un alto al fuego. Los zapatistas también entendieron que la vía armada no era aceptada y desde entonces sus iniciativas han sido civiles y pacíficas.

La izquierda mexicana y mundial recibió una bocanada de aire fresco. Muchos fueron a las montañas del sureste mexicano a tomarse la foto. Los zapatistas dialogaron con el representante del gobierno Camacho Solís. Pero lo que ambos proponían era diametralmente opuesto: los zapatistas pedían reconocimiento como sujeto social y el gobierno les ofrecía el trato indigenista de objeto de políticas públicas (leche Liconsa y ese tipo de dádivas).

Los zapatistas rechazaron las limosnas e iniciaron diálogos con la sociedad civil. La izquierda había tomado nuevo aliento electoral, el derribamiento de la efigie mediática salinista por el EZLN era una de las causas más importantes para ello. El gobierno priista, que se había negado a aceptar alternancias en el poder, abrió la puerta a ella con reformas electorales que permitieron al PAN y al PRD obtener gobiernos estatales y a la postre, al PAN ir a Los Pinos y al PRD gobernar la Ciudad de México (DF). (También en los setenta, una oleada de guerrillas urbanas y los guerrilleros de Lucio Cabañas en Guerrero abrieron camino a reformas electorales, se legalizó al PC antes clandestino e ilegal) Las reformas electorales en México han tenido un cariz ambiguo del que la contrainsurgencia no está del todo ausente. El EZLN no confiaba mucho en esa izquierda partidaria pero les dio el beneficio de la duda. Recibieron y criticaron a Cárdenas, entonces líder fetiche del PRD, recibieron a AMLO e hicieron un pacto de no agresión en 1997. Apenas en 1996 la contrainsurgencia priista había escalado hasta la masacre de Acteal.

Se firmaron los Acuerdos de San Andrés y se redactó la Ley Cocopa. Zedillo los boicoteó, porque “violaban derechos humanos” u otro argumento así de peregrino. Fox ganó las elecciones y un sector amplio de la población lo veía como un nuevo Miguel Hidalgo. La izquierda había agotado el gas con su apuesta a un solo candidato siempre (Cárdenas). Así como habían derrumbado la imagen de Salinas, los zapatistas derrumbaron la de Fox con la marcha del color de la tierra. La izquierda recuperaba aliento frente al aplastón de la derecha y su “voto útil”.

La comandanta Esther habló, junto con otros indígenas del CNI y el EZLN en el Congreso, los panistas se salieron para no presenciar tal blasfemia. Los Acuerdos de San Andrés fueron traicionados por los tres partidos PRI (Manuel Bartlett), PAN (Fernández de Cevallos), PRD (Jesús Ortega). Los zapatistas hicieron el fin de año en Chiapas una marcha nocturna con antorchas. Ante la decisión de no aprobar los Acuerdos de San Andrés se habían visto obligados, junto con otros pueblos indios como los del CNI a asumirlos por su cuenta y comenzar a construir sus autonomías. En el mitin de esa marcha con antorchas criticaron a todos los partidos políticos por sinvergüenzas y traidores. Se replegaron a construir su autonomía: municipios (que habían iniciado desde 1994), caracoles y juntas de buen gobierno.

Leyeron el mensaje: derecha e izquierda en el poder (que se habían beneficiado de una reforma electoral imposible sin el impacto de su alzamiento armado) habían decretado encerrarlos en el sureste y atacarlos con la continuidad de la contrainsurgencia. Los acuerdos de San Andrés eran los de una primera mesa de diálogo, faltaban varias más, la siguiente era una mesa política donde se proponían formas de asociación política que impidieran el monopolio de la cosa pública por una partidocracia: no solamente candidaturas independientes, sino la formación de todo tipo de asociaciones políticas. locales, regionales y nacionales, indígenas y ciudadanas. Los mismos acuerdos de San Andrés iban contra el monopolio de los poderes ya establecidos, alentaban una cada vez mejor organizada autonomía indígena sin romper con el pacto constitucional nacional, daban a los pueblos un instrumento para defender de sus territorios, ya en la mira de empresas de todo el mundo (incluso las de Slim) tras el TLC.

En 2003 las comunidades zapatistas denunciaron una agresión armada paramilitar contra una marcha pacífica que llevaba agua a unos compañeros suyos en Zinacantán: los paramilitares agresores eran del PRD. La izquierda paga al sistema su apertura con su apoyo contra el EZLN. Los proyectos contrainsurgentes en Chiapas eran aprobados en los Congresos y en el terreno los operaba gente como Dante Delgado, apoyado después dos veces por AMLO para intentar gobernar Veracruz.

Los zapatistas ya habían decidido romper con todos los partidos y la clase política. Tratarían de formar un polo de izquierda anticapitalista con otros y otras que padecían bajo gobiernos de izquierdas y derechas. La construcción de sus caracoles y juntas de buen gobierno los hicieron en silencio durante años. Para la sociedad civil mediatizada, habían desaparecido.

En ese lapso, AMLO pasó de gobernar el DF a ser el líder que desplazó a Cárdenas como el candidato natural del PRD. Tenía apoyo no sólo del PRD, chuchos y no chuchos (Jesús Ortega sería coordinador de su campaña en 2006), y de Carlos Slim, enfrentado con el bloque empresarial que le disputa la hegemonía en medios (Televisa, TV Azteca), Los zapatistas pensaron que si se movilizaban en medio de la división entre izquierdas y derechas por las elecciones, podrían recorrer el país y juntar a las organizaciones, colectivos pequeños e individuos que querían hacer otra izquierda. Su movilización unió a derechas e izquierdas contra ellos.

Con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona dieron la convocatoria hacia esa movilización. Cruzaron el país bajo el silencio de los medios nacionales y la guerra sucia de los medios locales por dondequiera que pasaban, por no formarse en la fila detrás del nuevo líder fetiche del PRD, recibieron una campaña de calumnias que los ponían como “maniobra de la derecha”. En Atenco, la derecha de Atlacomulco le tendió a la Otra Campaña una celada mortal. Asesinaron a un joven, Alexis Benhumea, violaron mujeres, torturaron e invadieron a un pueblo y dieron caza a sus acompañantes de la Otra Campaña. Columnistas y caricaturistas del staff de AMLO culparon a “Marcos” de la represión y callaron sobre el silencio de AMLO y la complicidad del PRD mexiquense con Peña Nieto… Al atacar a las víctimas, se estaban poniendo del lado del represor: Peña Nieto. Carmen Aristegui pidió retirar su firma de una carta a La Jornada apoyando a las mujeres denunciantes de violación en Atenco.

Tras una suspensión en la que la Otra Campaña se movilizó bajo la represión del gobierno de Ebrard para liberar a sus presos, salieron poco a poco casi todos, excepto los tres rehenes que se habían llevado a Almoloya, uno de elos, Ignacio del Valle, los tres salieron años después. La Otra Campaña finalizó sus recorridos por el país y descubrió a un México ignorado e invisibilizado, que no se ha sentido representado por los partidos y cuyas luchas son desconocidas, ignoradas, solamente aparecen a veces cuando son víctimas de la represión, y aun entonces aparecen demonizados. Y si se movilizan pero no se subordinan a AMLO son criticados y puestos bajo la sospecha de complot como el Movimiento por la Paz y los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa.

En 2006 y 2012, AMLO ha ganado dos veces las elecciones presidenciales, tras las primeras realizó un golpe de teatro nombrando un gobierno legítimo con un gabinete y dio con ello continuidad a la formación de un bloque que lo apoyara en 2012. En 2012, los zapatistas decidieron no decir nada. Su palabra había sido totalmente tergiversada en 2006, incluso por La Jornada. Maximizaron sus críticas a la izquierda electoral y prácticamente desaparecieron sus críticas a la derecha. Se construyeron una caricatura fácilmente refutable. La inmensa mayoría nunca dialogó con los argumentos del EZLN ni de las demás organizaciones de la Otra Campaña, se hicieron la ficción de un rival fácil de refutar, una caricatura dibujada por El Fisgón, Helguera, Hernández (¿alguien les ha visto criticar a Slim?). En 2012 ganó, al parecer, AMLO. Pero esta vez la protesta no fue frontal y la descalificación de Peña por “espurio” brilló por su ausencia, AMLO construía su candidatura para 2018, esperaba la aprobación del registro de su nuevo partido, y no hacía olas, en lugar de fraude, hablaba de imposición.

Los jóvenes de la Ibero iniciaron las movilizaciones del YoSoy132 contra Peña, pero quienes llegaron al final, a intentar impedir la toma de posesión de EPN, fueron personas de organizaciones pequeñas o aun “no organizadas. El último día de gobierno de Ebrard (delfín de AMLO) y  primero de Mancera (delfín de Ebrard) la policía reprimió a esas personas matando e hiriendo a algunos. Kuykendall, teatrista, de la Otra Campaña, fue herido, quedó en coma para morir tiempo después.

Para estas alturas del partido, un buen sector de las población ya creció con las difamaciones al zapatismo que la derecha difundió desde 1995 hasta los años del foxismo, ha crecido con las difamaciones que caricaturistas y columnistas del staff de AMLO han difundido desde 2005 hasta la fecha. No tienen acceso, ni la suelen consultar, a la palabra directa de los zapatistas. Las denuncias de las comunidades zapatistas y de otros pueblos indios son invisibilizadas por los mismos que los acusan de aparecer solamente cada sexenio.

Para la izquierda electoral la irrupción zapatista les abrió el camino al poder, a la alternancia, les aseguró el gobierno del DF y otros, pues antes del alzamiento no le reconocía el sistema el triunfo a la oposición a veces ni a nivel de un municipio. Para los zapatistas la colusión de derecha e izquierda en el poder significó contrainsurgencia, muertes, paramilitarización, asedio constante y una campaña de difamaciones por derechas e izquierda.

Aun así hay los Armando Bartras y las Sanjuanas Martínez suponen que toda la izquierda debería apoyar a AMLO, y que los zapatistas al no hacerlo le hacen el juego a la derecha. A esa derecha con la que ellos han cogobernado y a la que le dieron valiosos instrumentos de contrainsurgencia y represión como Juan Sabines, Gabino Cue, Aguirre Rivero, Marcelo Ebrard y Mancera.

Es fácil patear a la caricatura que la izquierda y la derecha electorales han hecho del EZLN y sus aliados.. Sin que el EZLN haya llamado a no votar ni boicoteado elecciones ningunas, han repetido como propaganda negra la mentira de que los boicotearon. Jamás aceptaron un debate serio y se limitaron a la calumnia. Sin embargo, cuando se les responde con una caricatura gráfica o escrita se indignan y se rasgan las vestiduras. Se han formado una moral doble, como Las Poquianchis de la película de Cazals: ellos son honestidad valiente, nada los liga a los represores y asesinos que llevaron al poder con los votos que el arrastre electoral de AMLO les consiguió. En cambio, para justificar su aceptación tácita de dos fraudes electorales (y algunos, de tres contando desde 1988) le echan la culpa a otros. Incluso AMLO lo ha hecho personalmente esta vez.

Hacer una genealogía crítica de esta izquierda que se jacta de honesta y valiente nos llevaría a encontrar una maquinaria electoral al servicio de una clase política priista metapartidaria: del PRI se desprenden las cúpulas dirigentes. Sin embargo, cualquiera que no se les subordina es acusado de ser una maniobra del PRI para cerrar el paso al poder de los expriistas.

Como en Rashomon, las historias tienen más de una versión, pero la hegemónica es la que cuentan los que tienen dinero del INE y espacios en medios, incluso medios propios o casi, como La Jornada. Sin embargo, desde que el CNI y el EZLN anunciaron que están analizando y consultando en sus pueblos la propuesta de lanzar una candidata que represente un Concejo Nacional Indígena para contender en 2018 para la presidencia, han vuelto a silenciar la palabra indígena y se han dedicado a criticar a una caricatura de su propia autoría. Han sido incapaces de ver a las otras izquierdas. Para qué verlos si tienen su propio tótem de honestidad valiente, candidato por siempre.

-.-

El narcotráfico mexicano cuenta con policías entrenados en Irak con financiamiento de EEUU

Otro norte es posible
Foros de reflexión en NY por el décimo aniversario del asesinato de Brad Will 

En el décimo aniversario del asesinato del periodista norteamericano Brad Will en Oaxaca durante el levantamiento de la APPO, otra periodista solidaria compatriota suya, Laura Carlsen, continúa su legado y llama al pueblo norteamericano a ayudar a los mexicanos contra sus malos gobiernos.

Brad Will

El narcotráfico mexicano cuenta con policías entrenados en Irak con financiamiento de EEUU

Por Malú Huacuja del Toro
  • “¿Desde el norte con amor?” Más bien parece odio hacia el pueblo de México.
  • Entre los “regalitos” del Plan Mérida diseñado por Bush se incluye el entrenamiento de oficiales en Irak que después desertan y se meten al narcotráfico

   Brad Will era un poeta y músico de folk. Era divertido y formaba parte del grupo de Poesía de St Marks”, dice el artista Mark Reade acerca de quien fuera su amigo y compañero de lucha, el periodista Bradley Roland Will, en el décimo aniversario de su asesinato ocurrido en Oaxaca mientras estaba videograbando y reporteando la insurrección de la APPO. En uno de los varios eventos que se realizaron en Nueva York esta semana en honor del visionario Brad Will (fundador de la página de IndyMedia, precursor de los blogs y medios alternativos tal como los conocemos, en tiempos en que no estaba popularizado el uso de teléfonos con cámaras digitales), el nutrido público en la Universidad de Nueva York (NYU) aguanta la respiración cuando Reade muestra la fotografía del pistolero paramilitar que asesinó a Brad Will, quien grabó su propia muerte. Hay más estremecimientos cuando explica que el hombre que disparó no ha sido castigado…

    Precisamente de impunidad se habló en este coloquio con la participación de Italia Méndez, sobreviviente de la tortura sexual de la policía federal en Atenco en 2006, y Laura Carlsen, quien en mi opinión es la periodista y analista norteamericana más informada que hay reporteando en nuestro país sobre las consecuencias de la impunidad del narcogobierno mexicano y las formas de complicidad militar y de inteligencia del gobierno de Estados Unidos en el crimen organizado. “No es una cuestión de unas manzanas podridas en un árbol sano”, explicó la periodista a los universitarios estadounidenses. “¿A quién apelar cuando se sabe que de hecho hay gente que ha ido a las oficinas en busca de sus desaparecidos o a reportar una violación a los derechos humanos y se encuentran cara a cara con individuos que saben que han estado trabajando en el crimen organizado y que efectivamente fueron responsables del crimen que están denunciando? Esto pone al pueblo en una situación extremadamente peligrosa”.

    Tras hacer el apabullante recuento de las masacres y asesinatos impunemente acometidos por el Estado mexicano en las dos últimas décadas, la periodista preguntó: “¿Y cuál es el papel de Estados Unidos en esto? Es tan importante que justo en este preciso momento, este mes, hay por lo menos cuatro caravanas comunitarias de víctimas recorriendo los Estados Unidos para hablar de estas impunidades”.
 
     Carlsen explicó que se está desarrollando un “gran esfuerzo financiero” autónomo de las comunidades mexicanas en la Unión Americana para traer a las víctimas a difundir su historia, y que “esto sucede por una razón; la razón es que Estados Unidos tiene una responsabilidad enorme en toda la impunidad y los continuos crímenes contra la sociedad de México. El pueblo de México, las organizaciones de las víctimas, han reconocido esto y por eso están poniéndose en contacto con ustedes, están buscando hablar con la gente de las poblaciones de todo Estados Unidos para trata de crear una causa común, pues saben que el gobierno de Estados Unidos es quien tiene la última palabra en tantos niveles distintos para el gobierno de México y es tal la dependencia económica y militar, que siempre que el gobierno mexicano cuente con nuestro apoyo incondicional para implantar estas políticas de represión sin que el pueblo norteamericano proteste, va a ser muy, pero muy difícil para la gente de México quebrar al tirano.  Lo que en cambio va a pasar es lo que ya estamos viendo, que la respuesta represiva del gobierno de México contra los gobiernos populares en defensa de sus derechos y sus recursos va a ser cada vez peor”.

     Al referirse a la forma como Estados Unidos apoya concretamente las políticas de represión y la impunidad en México, Carlsen indicó que el principal vehículo para hacer esto es la Iniciativa Mérida. “El Plan Mérida comenzó en 2007 fue diseñado por George Bush y ha pasado por una serie de evoluciones —informó—. Y hay un punto al respecto que yo en particular quiero abordar, porque hay muchas ONGs y congresistas norteamericanos a los que puedes ir a preguntarles sobre el Plan Mérida y te responden que no, que no es lo que era, que está mucho mejor ahora, que la primera parte era más suministro de equipo militar pero que ahora de lo que se trata es de dar entrenamiento militar y jurídico”.
 
     Sin embargo, la periodista insiste: “Tenemos que preguntarnos: ¿es verdaderamente cierto que el Plan Mérida se ha vuelto más benigno? Y la respuesta es no. En primer lugar sabemos que no, porque miramos sus orígenes y sus principios. Cuando George Bush diseñó la iniciativa tenía tres partes: contranarcóticos, contraterrorismo y seguridad fronteriza. La parte contranarcóticos es lo que conocemos como ‘guerra contra las drogas’. No hay un consenso general de que un modelo represor para tratar los problemas de drogadicción funcione. Hay un movimiento en cuatro o cinco estados votando por la legalización de la marihuana, así que ha fallado completamente. Y hay muchos análisis que demuestran que la guerra contra las drogas nunca fue una guerra contra las drogas: fue una guerra contra la gente. Fue siempre un mecanismo de control social”.
     La analista añade que, en lo que se refiere a exportación de la guerra contra las drogas, el fracaso del caso de México es “especialmente obvio”, ya que sus objetivos eran “reducir el flujo de substancias prohibidas a los Estados Unidos y desmantelar los cárteles de drogas”, pero en cambio, lo que sucedió fue “la militarización masiva de México y la represión de movimientos sociales, con enormes violaciones a los derechos humanos”. En el caso de los cárteles, “cuando arrestas a un líder de un cártel de drogas en cualquier parte del país, lo que pasa bajo esta estrategia es que hay inmediatamente una guerra por la sucesión, puede ser interna, de quién sigue en el poder en ese mismo cartel, o bien la misma mafia se puede romper en varias fracciones, o bien externa, porque otro cártel puede intervenir e iniciar una guerra territorial, ya sea por el tráfico o por la producción de droga. El número básico de homicidios por la guerra contra las drogas se incrementó de un promedio de 2 mil a 12 mil al año en sólo dos años tan pronto se inició la guerra contra las drogas”. 
     “Después de la primera parte de financiamiento militar —prosiguió—, el Plan Mérida avanza hacia lo que llaman reforma jurídica y policíaca. Tenemos que preguntarnos: ¿qué estamos nosotros [el gobierno de Estados Unidos] realmente haciendo ahí? Es ilegal en México que el Ejército Mexicano transite sin órdenes las calles y campos. Eso está establecido en su Constitución. Pero entonces, en lugar de eso, tenemos una enorme cantidad de agentes de la DEA, del FBI y de la CIA. El gobierno de Estados Unidos jamás había tenido este nivel de penetración en México. Eso significa que la estrategia incorpora los orígenes del Plan Mérida, que eran empujar las fronteras fuera de los Estados Unidos; anexar a México dentro del aparato de seguridad de Estados Unidos. Es la estrategia que comenzó con el TLC y que fue después intensificada tras los ataques a las Torres Gemelas. Básicamente, es lo mismo que el gobierno de Estados Unidos decidió con la doctrina Bush, una teoría que sostiene que si controlamos al mundo estaremos más seguros. Con el TLC, México y Canadá iban a ser parte de eso. Con el Plan Mérida, esta penetración la vemos a través de la presencia de las mencionadas agencias de espionaje y antinarcóticos estadounidenses, similar a la Ley Patriótica que ocurre en Estados Unidos, si no es que peor, pues implica una gran expansión de cooperación militar que incluye llevar a oficiales militares de México a Irak y crear una fuerza especial de comando en Colorado Spring. Esto significa que están de hecho aplicándole a México las mismas tácticas de la ocupación territorial que se desarrollaron para Irak, bajo el pretexto de la guerra contra las drogas.
     “También significa que están haciendo entrenamiento policíaco y jurídico. ¿Con qué autoridad moral está Estados Unidos aplicando este entrenamiento, ahora que enfrenta una crisis de brutalidad policíaca y discriminación en sus fuerzas policíacas? Ésa es una pregunta. La otra es que en México el nivel de corrupción es tan estructural, tan sistémico, que cuando los programas se aplican al entrenamiento de oficiales de policía y de las fuerzas armadas, inmediatamente después  hay un alto índice de deserción. Esto significa que la mayor parte del entrenamiento proveniente de los Estados Unidos pasa al crimen organizado. En muchos lados, ni siquiera hay una línea divisoria entre las fuerzas policíacas que deben ser entrenadas por Estados Unidos y el propio narcotráfico.
     “En términos del equipo suministrado en sí también hay una gran variedad de armas que pasan a manos del narcotráfico. Pero esto no parece ser una gran preocupación para los Estados Unidos. Y hay una simple razón por la que no es una gran preocupación. Es fácil preguntarnos: si después de diez años sabemos que con esta estrategia la violencia es diez veces mayor y que los cárteles no fueron desmantelados, sino que están más fuertes que nunca, por qué continuamos con esta política?
     “Quizás tenemos que revisar hacia dónde se están yendo esos contratos. Estos contratos militares no se están destinando a México, pues hay de hecho una regla que estipula que nada de dinero puede ser enviado a México. Eso quiere decir que ese dinero se está gastando en los Estados Unidos, para las empresas y las agencias que están haciendo el dinero en México. Eso significa que 3 mil millones de dólares del Plan Mérida van a los bolsillos de helicópteros, aviones, y no sabemos realmente qué más porque no nos dan ninguna información. Estos cabilderos de la industria del armamento son muy poderosos en el Congreso. Ellos van a ver a sus diputados todos los días o cada semana, para decirles: ‘Queremos que continúe la guerra contra las drogas’. No solamente ellos sino la industria de las prisiones. Acabamos de saber que hubo una reunión recientemente para hablar de la construcción de campamentos de detención en la frontera sur de México [contra Guatemala]”.
     “Con las instituciones completamente destartaladas —concluyó la periodista norteamericana aliada del pueblo mexicano— la gente se organiza de manera autónoma, a nivel horizontal. Eso es lo que está creando un nuevo futuro, que tiene que construirse de abajo hacia arriba. Pero nos necesitan. Ellos nos necesitan aquí en los Estados Unidos. Necesitan que impidamos el financiamiento de los gobiernos que generan todos estos crímenes, porque no solamente les estamos dando a los gobiernos recursos sino que les estamos dando el mensaje político todos y cada día de que no importa lo que hagan, el país más poderoso del mundo siempre estará con ellos, y que no importa cuánta impunidad haya entre ellos, no importa cuántos asesinatos de inocentes, no importa cuántos ataques a ciudadanos mexicanos, siempre y cuando ellos sean gobierno nosotros estaremos con ellos y miraremos para otro lado disimuladamente cuando estas cosas ocurran. Siempre y cuando enviemos ese mensaje, va a ser muy difícil para el pueblo de México abrirse camino y encontrar justicia”.

     En este foro tuve el honor de leer una carta en representación del señor Antonio Tizapa, padre del normalista de Ayotzinapa desaparecido Jorge Antonio Tizapa Legideño, quien les aseguró a los estudiantes “que si la policía los desapareciera, sus padres harían todo lo posible hasta encontrarlos” como él está haciendo. Escuchamos asimismo las palabras de Italia Méndez, quien explicó que el aparato represor gubernamental “está usando los cuerpos de las mujeres para mandar mensajes aterradores a la población”. 

Enlaces relacionados: 
Un robot mexicano premiado por la NASA, hecho con educación pública

Más información: Brad Will

Fuente: La Sexta Nius
-.- 

27/10/16

Calendario de continuación del 5º Congreso del CNI y del Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”.


EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

26 de octubre del 2016.

A l@s Científic@s invitad@s y asistentes al Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”:

A las compañeras, compañeros, compañeroas de la Sexta Nacional e Internacional:

Hermanas y hermanos:

  Reciban nuestros saludos.  Les escribimos para comunicarles lo siguiente:

Primero.- Por indicaciones del Congreso Nacional Indígena, que en estos momentos se encuentra consultando en barrios, tribus, naciones y pueblos originarios de todo México, la propuesta emanada de la primera etapa del Quinto Congreso, les informamos que la asamblea permanente del CNI se reinstalará el día 29 de diciembre del 2016, en el CIDECI-UNITIERRA de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

  El CNI sesionará ahí en mesas de trabajo los días 30 y 31 de diciembre del presente año.  En esas mesas, o antes si así lo dispone el CNI, se darán a conocer los resultados de la consulta.  El día primero de enero del 2017, se instalará la asamblea plenaria en Oventik, Chiapas, México, y se tomarán los acuerdos si los hubiere.

  Las compañeras y compañeros de los barrios, tribus, naciones y pueblos originarios que se acuerpan en el Congreso Nacional Indígena nos informan que tienen problemas económicos para poder moverse a dicha reunión, por lo que piden el apoyo solidario de la Sexta nacional e internacional, y de toda persona honesta que quiera apoyar en ese aspecto.  Para esto, l@s compas del CNI piden que se comuniquen directamente con ell@s a la siguiente dirección electrónica: info@congresonacionalindigena.org  Ahí les indicarán dónde y cómo hacer llegar su apoyo.

  Claro que si usted piensa que al reunirse, pensar y decidir en colectivo sus pasos y destino, l@s compas del CNI le hacen el juego a la derecha y perjudican el avance i-m-p-a-r-a-b-l-e de la izquierda institucional, puede condicionarles el apoyo a que lo obedezcan a usted , o agregar a su aporte algo como: “ahí les dejo estos 2 pesos, pero no se dejen engañar y manipular por el cara de trapo”.
.
  O puede darles el apoyo sin más y, como tod@s nosotr@s, tratar de aprender de ell@s.

Segundo.- Aprovechamos para también confirmarles que el Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad” se celebrará en los días y lugar anunciados originalmente:

  Del 25 de diciembre del 2016 al 4 de enero del 2017 en las instalaciones del CIDECI-UNTIERRA en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.  Con un intermedio los días 31 de diciembre del 2017 y primero de enero del 2017.  Si le interesa asistir como escucha y/o vidente, el correo donde se registran para asistir es conCIENCIAS@ezln.org.mx

  Así se realizarán, de forma simultánea, las exposiciones sobre las Ciencias exactas y naturales, por un lado; y las reuniones de trabajo del Congreso Nacional Indígena por el otro.
.
Es todo por ahora.

Subcomandante Insurgente Moisés.                          Subcomandante Insurgente Galeano.
.
México, octubre del 2016.
.

Del Cuaderno de Apuntes del Gato-Perro, sección “ni historias, ni leyendas”:

Lo que no contará el Doctor John H. Watson.
.
  Montañas del sureste mexicano.  Mucho llueve.  Apenas si se alcanzan a escuchar los gritos que, para darse indicaciones, se dan quienes siguen horadando el muro.  Hay quien se mal protege del aguacero con un nailon, pero la mayoría está con las camisas, blusas, faldas y pantalones empapados, lloviendo de nuevo sobre la tierra.

  El muro se extiende hasta donde alcanza la mirada.  A pesar de su aparente fortaleza, cada tanto se cimbra en alguna parte de su larga cortina.  Según se dice, quienes en estas tierras habitan sostienen que el muro es capaz de regenerarse a sí mismo, y que por eso no deben detenerse en su empeño de mantener abierta una grieta.  Consultando historias y leyendas que circulan entre los pobladores, se concluye que el propósito del muro no es sólo evitar que se conozca o se cruce al otro lado; también convence, a quienes le miran, de que no hay otra cosa más allá, que el mundo acaba ahí, a los pies de su sólida base y frente a la infinita extensión, en longitud y altitud, de su superficie.

  Afuera de una de las champas cercanas al muro, sentada y con la barbilla reposando en una de sus manitas, una niña mira.  Pero sus ojos no se dirigen a la soberbia muralla, sino a los pies de quienes golpean y arañan la pared.  O más bien al suelo sembrado de lodo y charcos.

  Un poco atrás de ella, un ser extraño, parecido a un perro, o a un gato, se protege en el dintel de la puerta.  La niña voltea a verlo y le dice: “Oí tú, gato-perro, ¿acaso le tienes miedo a la lluvia?  Yo no.  Viera que le tengo miedo, de balde me llamo “Defensa Zapatista”.  ¿Tú lo crees que si estamos en el partido y se llueve vamos a decir “ay no, mejor me salgo porque me mojo”?  Nada de que nada.  Ahí nomás con la pura mano te compones el pelo, y como está mojado pues lisito que queda y a volar cuervos que te sacarán los ojos.  Pero no es que me hago así para andar coqueteando con los pinches hombres.  No, es para que la puedo mirar la pelota cuando viene o cuando va.  Si no, pues no.  Y de balde te estás en la champa, manque seas gato o perro, igual te vas a mojar.  Mira, ya me llegó una idea en la cabeza”.

  La niña entra en la casa y al tiempo sale con unas ollas, cubetas y botes de hojalata vacíos.  Los va colocando en las hilachas de agua que cuelgan del borde del techo de lámina.  Pareciera que es al azar que los coloca, pero no.  Cada tanto los cambia de lugar.  El ser a quien la niña llama “gato-perro”, ladra y maúlla.  La niña lo mira y le dice: “Espera, ahí lo vas a ver qué estoy haciendo”.

  La niña sigue cambiando de lugar las ollas y botes y, con cada cambio, muta el sonido de las gotas golpeando su superficie.  La niña escucha un momento y vuelve a cambiar de lugar y de sonido la extraña sinfonía.

  En eso está cuando llega una pareja de hombres.  Uno es alto y desgarbado, el otro más bajo de estatura y de complexión mediana.  Ambos traen finos paraguas y el más alto porta un elegante abrigo, una especie de gorra y trae una pipa curvada en los labios.  Nada dicen, sólo miran a la niña ir y venir.  En determinado momento, el desgarbado del gabán elegante carraspea y dice: “Disculpe señorita, ¿me permite que la cubra con mi sombrilla?  Así no se mojará usted mientras hace… mientras hace lo que sea que esté haciendo”.  La niña lo queda viendo con hostilidad y responde “Acaso me llamo “señorita”, yo me llamo “Defensa Zapatista” (la niña pone su mejor cara de “aléjate de mis ollas y botes o mueres”).  Y lo que estoy haciendo es una canción.”  El hombre comenta como para sí: “mmh, una canción, qué interesante mi querido Watson, qué interesante”.  El interpelado sólo afirma con la cabeza mientras se arropa en el dintel mirando con desconfianza al perrito… bueno, al gatito… bueno, a lo que sea eso que está junto a él en el quicio de la puerta.

  El hombre de la gorra extraña observa con atención el ir y venir de la niña.  De pronto su rostro se ilumina y exclama “¡Claro!  Elemental.  Una canción.  No podría ser de otra forma”.

  Y dirigiéndose a quien ahora comparte con el gato-perro el pequeño espacio donde la lluvia no moja, dice “Atención Watson, aquí tiene algo que no podrá referir nunca en una de esas novelescas vulgarizaciones de la ciencia detectivesca con las que atormenta a sus escasos lectores, si es que los tiene.  Observe usted con atención.  Lo que hace la señorita…cof…cof… quise decir, lo que hace “Defensa Zapatista” es combinar principios de matemáticas, física, biología, anatomía y neurología.  Al cambiar de lugar esos extraños recipientes de metal y colocarlos bajo los diferentes hilos de agua, obtiene diferentes sonidos individuales, los cuales, en conjunto, producen distintas combinaciones de notas que, infiero, llegarán a ser una melodía.  Luego, cambiando los ritmos, tendrá música y de ahí, elemental mi querido Watson, una canción.  ¡Bravo!”  El hombre le ha pasado su sombrilla al que está en el dintel y aplaude con entusiasmo.

  La niña ha dejado por un momento su tarea y se ha detenido a escuchar al hombre.  Después de los aplausos, la niña pregunta “tú dices una tonelada ¿no?

  “¿Tonelada?”, se repite el hombre y, después de pensarlo un poco exclama: “¡Claro! Tonelada, tonada.  Sí señorita, una tonada y no una tonelada, aunque en verdad que hay tonadas que son muy pesadas”.

  La niña frunce el ceño y aclara “Ya te dije que no me llamo “señorita”, me llamo “Defensa Zapatista”, ¿tú cómo te llamas?

  El hombre responde “Tiene usted razón, ha sido una falta de educación el que no me haya presentado” y, haciendo una breve reverencia, se presenta “Mi nombre es Sherlock Holmes, detective consultor.  Y mi acompañante, quien ahora tirita por la lluvia y el frío, es el doctor John H. Watson, vulgarizador de la ciencia”, y, tendiendo la mano hacia la niña, agrega “Y usted es… ya, claro, me lo ha dicho antes, “Defensa Zapatista”.  Extraño nombre para una niña.  Bueno, al parecer todo es extraño en estos rumbos”.

  La niña ignora la mano tendida, pero se muestra interesada.  “Detective consultor… ¿y eso qué es?”, pregunta.  “Combato al crimen, señorita, investigo observando, analizando y aplicando las ciencias”, responde el hombre con modestia mal fingida.

  “Ah, como el Elías Contreras que es comisión de investigación zapatista”, interrumpe la niña.

  El hombre trata de aclarar, pero la niña sigue:

  “Bueno, mira, yo ya lo hablé al Elías para que se entra al equipo, pero resulta que ya está finado y anda en eso del mal y el malo, o sea que está investigando al pinche sistema capitalista.  Le dije que sí puede entrar al equipo, aunque esté difunto, pero dice que el supmarcos lo manda luego a la investigación y no se llega en los entrenamientos.  Lo raro es que el supmarcos ya está finado también.  Creo que es que se entienden como finados que son ambos dos.  Claro, ahorita no muy se puede entrenar porque el potrero está todo enlodado y la pelota no camina, ahí nomás se queda aplastada y por muchas patadas, nada que se mueve, apenas un poquito y ya otra vez se echa de haragana.  Entonces de balde te llenas de lodo, y luego las mamaces con su “te tienes que bañar” y pos al río.  ¿Tú te gusta bañarte?  A mí no me gusta. Sólo si es que hay baile, ahí sí, porque ni modo de estar toda enlodada cuando tocan “la del moño colorado”.  ¿Tú la conoces “la del moño colorado”?  Ésa es buena la canción porque se baila así nomás (la niña se balancea apenas, de un pie a otro mientas tararea), no que pura brincadera como los jóvenes de ahora que les gusta esa música y acaban peor de enlodados que si no se hubieran bañado.  Pero las mamaces, ¿acaso les importa si no hay baile?  Nada, a bañarse o si no, a volar cuervos que te sacarán los ojos.  ¿Tú lo tienes mamaces?  Bueno, mira, tú lo piensas si será que las mamaces saben.  Saben, de por sí.  No sé todavía por qué es que saben, pero saben.  Tú lo deberías investigar cómo es que saben.  Yo le dije al Elías que lo investiga, pero sólo se ríe el muy maldito.  Y peor el SupMoy, ¿acaso apoya?  Si anda por ahí y las mamaces dan orden de bañar, ¿tú lo crees que te va a defender?  Nada, que hay que obedecer a las mamaces, dice.  Yo le reclamé un día que por qué hace así, si la lucha dice que mandar obedeciendo, que sea que las niñas mandan y las mamaces obedecen.  Pero nada, nomás se ríe el muy maldito.  Bueno, mira, pon atención porque te voy a explicar: resulta que no hemos completado el equipo.  ¿Por qué?  Bueno, pues porque no hay disciplina, que sea no entienden la organización de la lucha.  Un rato te dicen que sí entran y otro rato, anda vete, ya agarraron camino por otro lado.  Que por esto, que por lo otro.  Puros pretextos que ponen.  O si no, que por los trabajos de la lucha, dicen.  ¿Qué acaso jugar no es un trabajo de la lucha?  El finado supmarcos decía que el trabajo de los niños es jugar.  Bueno, también decía que estudiar, pero no lo vayas a publicar, ¿eh?  Total, que así no se puede completar el equipo, no hay seriedad, como quien dice.  Pero tú no preocupas, no vas a desesperar que no rápido se completó el equipo, de por sí lo sabemos bien que dilata, pero ya vamos a ser más.  Yo, como ahorita no se puede entrenar y no me dejan que vaya a hollar el muro, que porque está lloviendo y me mojo…  ¿Vas a creer que así dicen?  Si de por sí cuando me baño me mojo.  Yo el otro día le quise echar la plática política a mis mamaces y les dije que no es bueno que me baño porque me mojo, y dicen en la escuela autónoma que no es bueno que las niñas se mojen porque qué tal que se enferman de la tos, ¿ah verdad?

  Entonces mis mamaces nomás se rieron, creo no entendieron la plática política porque ahí nomás, anda vete, al río y que lávate detrás de las orejas, que esto y que lo otro.  Bueno, no te distraigas tú, como te llames, resulta que, como no puedo entrenar ni puedo hollar el muro, entonces me puse a pensar y a pensar.  Y ahí estoy piense y piense.  Pero no tarugadas, sino que de la lucha.  Entonces lo pensé que necesitamos una música para cuando gánemos el partido.  Porque si no hay música, pues no vamos a estar con contento que ganamos, ¿me entiendes?  Qué vas a entender, si nomás estás mirando.  Bueno, te explico.  Mira, las mamaces saben, no sabemos cómo es que hacen, pero saben.  Si tú lo tienes una pregunta difícil, vas con tus mamaces y zás, tras que lo saben la respuesta.  Bueno, pues resulta que mis mamaces me contaron el otro día una como historia.  Que dijo el finado que la lucha necesita de las ciencias y las artes.  Yo no sé qué es ciencias y artes, y entonces ya mis mamaces me explicaron.  Creo que te explico porque seguro tú no lo sabes.  Mira, ciencias y artes no es que haces las cosas como quiera, al aventón, sino que primero lo imaginas cómo va a quedar lo que quieres hacer, ya luego lo estudias cómo vas a hacer y pues ya luego lo haces, pero no nomás así, sino que alegre, con muchos colores y muchas músicas ¿entiendes?  Bueno, entonces lo pensé que imaginé cómo es nuestra música que ganamos el partido.  Pues sí, bien alegre pero no de bailadera, porque es serio ganar un partido, cuantimás si puro bulto tengo de equipo, como el gato-perro aquí presente, que acaso obedece, nomás corre y corre, y como tiene las patas torcidas pues ahora sí que se va de lado.  Entonces la canción pues, tiene que ser alegre, pero seria.  O sea que da gusto, que se pone contento tu corazón.  Entonces pues estoy aquí sentada pensando la música, o sea la tonelada de la canción y ahí nomás llegó mi idea.  Porque estoy escuchando el sonido que hace la lluvia cuando cae, y lo miro que suena diferente según cada charquito.  Entonces lo saqué las ollas de mi mamá y unos botes y cubetas del colectivo de como mujeres que somos, y estoy aquí escuchando cómo se oye cada uno y cómo se oye en colectivo.  Porque no es el mismo como quien dice individual que en colectivo, vieras.  En colectivo es más alegre, se oye bien.  En cambio, en individual, puro lo mismo, aunque lo cambies la cubeta.  Pero si los juntas, ya es otra cosa.  Claro, el asunto es cómo le haces para que juntas y se oye bien alegre.  ¿Entiendes?  O sea que ahí es donde lo metes las ciencias y las artes y sale cabal.  No como el Pedrito que se presume que sabe cantar, pero puras del Pedro Infante sabe.  ¿Acaso sabe de amores?  No, puras de caballos y de borrachos.  Y de balde, porque el Pedrito no toma trago dos veces, o sea que no toma porque es niño y no toma porque es zapatista.  ¿Tú lo crees que vas a conseguir tu marida si le cantas de caballos?  No, nada, nunca jamás.  Y peor si es de borrachos la cantadera.  A mí, viera que me cantan de caballos, de balde, porque yo tengo uno, nomás que está choco, que sea que un ojo mira y el otro no mira.  Bueno, la mera verdad no es mío el caballo, porque acaso tiene dueño.  Nadie sabe de dónde vino, sólo apareció ahí de pronto en el potrero.  Yo rápido como quien dice que lo recluté para el equipo y lo puse de portero, pero como no mira bien pues me tuve que poner yo de defensa.  Bueno, pero si me cantan una de borrachos, pues ahí sí, unos zapes y a volar cuervos que te sacarán los ojos.  Dicen las mamaces que el trago no sirve, que los pone como mensos a los hombres.  Bueno, más mensos pues.  Y luego lo pegan a las mujeres.  Claro, ahora es diferente porque nos defendemos como mujeres que somos.  Yo, como soy defensa zapatista, también me entreno para que los hombres no me molestan cuando ya críe, o sea cuando crezca y ya sea una soltera.  Pero no te distraes, apúntalo en tu cuaderno lo que te expliqué, apúntalo que las ciencias y las artes son muy importantes…

  En eso, el gato-perro empieza a ladrar y a maullar.  La niña voltea a verlo y le pregunta “¿Ya?”  El gato-perro ronronea y gruñe.  La niña entra apresurada a la champa, justo cuando la lluvia corta su húmeda falda y el cielo se aclara.

  Ya no llueve cuando la niña sale corriendo de la champa con un balón en las manitas.  El gato-perro sale corriendo detrás de ella.

  Mientras se aleja, la niña alcanza a gritar: “Ahí cuando acabes el apunte vienes.  No preocupas si no está cabal el equipo todavía. De repente dilata, pero ya vamos a ser más”.

  El hombre a quien llaman “Doctor Watson”, cierra su sombrilla y extiende la mano para asegurarse de que, en efecto, ha dejado de llover.

  El hombre de la gorra absurda sigue mirando a la niña alejarse.  Luego extrae una lupa de su gabardina y se detiene a analizar cada uno de los trastos ahora mudos, sin lluvia que les saque una canción.

  “Interesante, mi querido Watson, muy interesante.  Creo que valdrá la pena estar una temporada en estos parajes.  La atmósfera es limpia y la niebla no deja de recordarme al Londres de la calle del panadero”, dice el hombre alto y delgado mientras extiende los brazos para mejor aspirar el aire de las montañas del sureste mexicano.

  “¿Estar una temporada, Holmes? ¿Para qué?”, pregunta el otro hombre mientras se sacude unas gotas de lluvia rezagadas, “no creo que seamos de mucha ayuda, aunque esa niña parece que sufre de diarrea verbal, un tranquilizante le haría mucho bien… a quien tenga que escucharla”.

  “No, Watson, no vamos a ayudar a nadie.  Sólo vine para encontrarme con un viejo conocido.  Pero creo que será difícil encontrarlo… al menos con vida”, dice el hombre mientras guarda la lupa, y se echa a andar.

  El otro hombre se apresura a alcanzarlo mientras pregunta “¿Y entonces qué vamos a hacer aquí?, Holmes

  “Aprender, mi querido Watson, aprender”, dice el hombre mientras saca de nuevo la lupa y se detiene a mirar un insecto.

  Mientras las dos figuras se desdibujan en la niebla, se escuchan a lo lejos ladridos, maullidos, y una risa infantil, una risa como si una canción fuera.

 Entonces, aunque de forma casi imperceptible, el muro se estremece…

Doy fe.

Guau-Miau.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

De la Baker Street a las montañas del Sureste Mexicano.



Música “Baker Street”, Gerry Rafferty, con Raphael Ravenscroft en el saxofón. 1978.  Fotografías de Sherlock Holmes y el doctor Watson de la serie “Sherlock”,  serie de televisión británica realizada por la BBC, protagonizada por Benedict Cumberbatch (como Sherlock Holmes), y Martin Freeman (como el Doctor Watson). Coproducida por Hartswood Films y WGBH, la serie fue creada por Steven Moffat y Mark Gatiss. Acompañados por un bordado (primero delineado y luego ya terminado) de l@s insurgent@s zapatistas para el Festival CompArte, 2016, con el Tema “Defensa Zapatista y la Hidra”.  La imagen de la muñequita en el futbolito fue tomada en 2013 por un niño de 9 años que asistió a la escuelita zapatista, vio el futbolito y colocó el muñequito tal como aparece.  Las ilustraciones que aparecen al final del video son del equipo de apoyo CVI, sección “Tercios Compas”.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Bordados y dibujos de insurgent@s del EZLN para el compArte


Bordados y dibujos hechos por insurgent@s zapatistas para el Festival compArte.
Música: “Resistencia”, en el álbum LDA V The Lunatics, Los de Abajo.

Fuente: Enlace Zapatista

-.-

26/10/16

Nueva palabra del CNI y del EZLN

Foto: Koman Ilel

Joel Padrón González *
La Jornada 26/10/2016

Ante la recta final de una administración política, se impone un balance inevitable para ver con objetividad, sin engaños ni mentiras mediáticas, lo que realmente quedó escrito y se está escribiendo en la historia de México, de la cual todos somos felizmente actores. O sea, todos somos responsables, por igual, de lo que hacemos, como también de lo que dejamos que se haga, para bien o para mal de todos.

La presente administración comenzó con el anuncio esperanzador de reformas estructurales que vendrían a cambiar positivamente, nos dijeron, la vida del país.

Este futuro promisorio parecía garantizarlo, como primer paso de esta nueva historia, el Pacto por México entre las fuerzas políticas del país más significativas, o las mismas que se vienen repartiendo el poder por largos años.

Y surgieron las preguntas que revelaban desconfianza o incredulidad, como: el pacto sí, pero ¿por cuál México? Si este iba a ser por el de siempre, el de arriba, no iba a cambiar nada; más bien, crecería la brecha entre mexicanos pobres y ricos, agudizándose más todavía el problema social que nos preocupa. Si este iba a ser, en cambio, por el México de abajo, habría real esperanza de que algo, por fin, cambiara.

Este pacto se expresó de muchas formas, como mover a México. Esto era verdad, y era urgente mover ya a este país que mantenemos estancado. Pero ¿hacia dónde lo movemos o dejamos que lo muevan? Recordamos entonces, la ruta de independencia, justicia y libertad, que nos marcó para siempre la sangre generosa de los héroes de nuestra patria que ahí están. No hay otra ruta para México que no sea: independencia, justicia y libertad.

Se ofreció sacar del hambre y la pobreza extrema a 7.4 millones de mexicanos de entonces. Pero esta situación creció y se ha agudizado.

Se habló también de otras reformas, como la del sistema político mexicano. Pero ésta no ha logrado frenar la corrupción y el deseo desmedido de riqueza y de poder de muchos, de todos los colores, como nos lo están gritando desde Sonora y Veracruz, y desde otros lugares a lo largo del país.

Ante esta situación extrema y desesperante, otra vez se hacen presentes los pueblos originarios de México, y nuevamente, desde el corazón de las montañas del sureste mexicano, vuelven a gritarnos con derecho, basta. Y nos dicen que vuelven a manifestarse para defender desde abajo, con resistencia y rebeldía, el derecho a su territorio y el cuidado de la vida y la dignidad de cada persona, familia, colectivo, comunidad o barrio, es decir, de todo México, de tanta voracidad capitalista nacional y trasnacional, que sigue generando, incontenible, muerte, violencia, despojo y destrucción, y construir, en cambio, la paz y la justicia.

Valientes, anuncian ahora estar decididos a meterse hasta la guarida del dragón que ha corrompido, de tal forma, todo el sistema político mexicano, para nombrar, ante tal situación, un consejo indígena de gobierno, cuya palabra sea expresada por el valor y la dignidad de una mujer indígena que contenderá, en forma independiente, en el proceso electoral de 2018.

Advierten con sabiduría que no buscan el poder para mandar, como hacen los políticos de ahora. Quieren rescatar la política que nace de abajo, desde el derecho del pueblo, al que deben obedecer sus servidores, a quienes él mismo elige.

Sólo un corazón incorruptible puede meterse en el lodo y no mancharse. Así es el corazón de estos pueblos. Lo sé muy bien.

Nueva luz se enciende desde los corazones y la palabra sabia de los pueblos originarios de México. Abramos los ojos, los oídos y el corazón.

* Párroco de San Andrés Apóstol y presidente de Jtatic Samuel, por una sociedad más justa AC

-.-

24/10/16

Hora de imaginar y actuar

Gustavo Esteva
La Jornada 14/10/2016

El comunicado conjunto del Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) causó inmenso interés y extenso desconcierto. Hubo despertares y entusiasmos. Se sacudieron inercias y desesperaciones. Y surgió también confusión y legítima perplejidad.

No es fácil escapar de los marcos convencionales. La forma dominante de pensar y el prejuicio prevalecen al analizar acontecimientos y propuestas. Ante esta nueva prueba de imaginación política y talento estratégico, radicalmente innovadora, se formó rápidamente un extraño coctel de jóvenes anarquistas, plumas a sueldo, doctos analistas y desconcertados voceros de las clases políticas que iniciaron una campaña de desinformación para desprestigiar la iniciativa. Es un empeño que mezcla miopía con mentiras y mala fe. Es necesario luchar para contrarrestarlo.

Estamos en plena tormenta de una crisis económica, moral, intelectual, política y social, recordó don Pablo González Casanova hace unos días. Es una guerra que afecta a todas y todos, especialmente a mujeres y pueblos indios, y amenaza aguas y suelos, modos de vida, la vida misma. Desgarra cada día lo que queda de país.

Hay quien simplemente se exilia o cierra los ojos ante todo esto. Mucha gente busca defenderse. Quienes sacan las armas para hacerlo tienen algún éxito cuando cuentan con tejidos sociales fuertes y amplia experiencia de lucha; las armas funcionan como herramientas de disuasión. Pero sería insensato e ilusorio plantear esa respuesta a la escala que hace falta, porque la guerra abarca esferas cada vez más amplias de la realidad y es cada vez más violenta. Nos acercamos al peor tipo de guerra civil, en la que ya no se sabe quién pelea contra quién, que alimentan, incluso, muchedumbres hartas de la corrupción judicial que se hacen justicia por su propia mano.

Necesitamos actuar. Sin duda. Pero debemos encontrar formas nuevas de hacerlo. Causa creciente frustración el camino de la mera protesta o la interminable gestión jurídica. Tampoco es opción entrar a la lucha electoral para conquistar lo que queda de los aparatos estatales. La campaña actual en Estados Unidos, por ejemplo, causa horror y desconcierto entre muchos estadunidenses; no dan crédito a lo que les está pasando, forzados a elegir entre un payaso bribón y misógino y un halcón de Wall Street. Descubren lo que sospechaban pero no se atrevían a decir en voz alta: poco pueden hacer para elegir libremente a sus gobernantes... y menos para que éstos se pongan realmente a su servicio.

En México lo sabemos bien, por larga experiencia, y se perdió en años recientes la escasa credibilidad que aún tenían algunos funcionarios. La escandalosa disputa que se ha iniciado ya por el 2018 no ofrece esperanza alguna; partidos y candidatos tratarán de esconder bajo la alfombra lo que ocurre y buscarán fragmentar aún más la lucha de quienes defienden lo que son y lo que tienen.

Al reflexionar sobre todo eso los delegados del CNI y del EZLN consideraron la gravedad de las agresiones que están sufriendo y las limitaciones de su camino actual. Al constatar que no existen opciones, decidieron construir una apelando a su imaginación política y a su experiencia. Saben qué es la auténtica democracia, el gobierno de la gente; lo han practicado por siglos en comunidades, municipios, e incluso en regiones. Se propusieron proyectar esa forma de mandar obedeciendo a otra escala e incluir a grupos no indígenas.

Tras intenso debate se llegó a la propuesta sorprendente. El CNI y el EZLN se declararon en asamblea permanente para consultar a sus comunidades y pueblos a fin de nombrar un concejo indígena de gobierno cuya palabra sea materializada por una mujer indígena delegada del CNI como candidata independiente que contienda a nombre del Congreso Nacional Indígena y del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el proceso electoral de 2018 para la presidencia de la República. Precisaron propósito e intención. Buscan desmontar desde abajo el poder que arriba nos imponen y que nos ofrece un panorama de muerte, violencia, despojo y destrucción. No buscan el poder; tratan de organizarse para detener la destrucción y fortalecerse en resistencias y rebeldías, es decir, en la defensa de la vida de cada persona, cada familia, colectivo, comunidad o barrio. Buscan, en suma, construir la paz y la justicia rehilándonos desde abajo, desde donde somos lo que somos.

Surge así una oportunidad inesperada de organización, que aprovecha el espacio político de los procesos electorales para hacer un trabajo político que los desafía: revela su naturaleza autoritaria y corrompida y muestra la opción. No es un nuevo partido. Al contrario. Al construir una alternativa, se muestra que la carencia de vida democrática interna de todos los partidos es anticipo de lo que harían desde los aparatos que quieren conquistar.

Cabe abrigar la esperanza de que el próximo primero de enero comunidades y pueblos del CNI habrán aprobado la propuesta y acordarán los siguientes pasos, que podrán llevarnos a contar con un consejo de gobierno en que todas y todos podamos ver en qué consiste la integridad moral, la digna rabia, el talento desinteresado de servir. Ante la fragmentación creciente del país y de las organizaciones, podría crearse al fin un dispositivo eficaz y confiable de articulación, para enfrentar concertadamente la violencia y el despojo que nos abruman. Se tratará de ponernos a trabajar, organizadamente, para cuidar la vida y proteger lo que aún tenemos de los vándalos corruptos que arrasan todo a su paso, sin importarles lo que queda del país, la Madre Tierra y la vida de todas y todos.

-.-

COMUNICADO CONJUNTO DEL CNI Y EL EZLN EN APOYO A LA DIGNA RESISTENCIA DE LA TRIBU YAQUI

Traduzione italiano
English translation
Deutsch Übersetzung
Ελληνική μετάφραση

:::::::::::::::::::::::::::::

 
COMUNICADO CONJUNTO DEL CNI Y EL EZLN EN APOYO A LA DIGNA RESISTENCIA DE LA TRIBU YAQUI.

Octubre el 2016.

A LA TRIBU YAQUI,

A LOS PUEBLOS Y GOBIERNOS DEL MUNDO.

Desde los pueblos originarios que conformamos el Congreso Nacional Indígena y las comunidades zapatistas, enviamos nuestra palabra sencilla y solidaria a la Tribu Yaqui, a su gobierno tradicional y sus tropas, para expresarles que estamos con ustedes en estos difíciles momentos, tras los enfrentamientos ocurridos el pasado 21 de octubre en Lomas de Bácum.

Repudiamos la confrontación y la discordia que los malos gobiernos  y sus capataces las empresas nacionales y extranjeras, promueven y siembran en las comunidades, con la ambición de quedarse con el gas, el agua y los minerales del territorio Yaqui, para lo cual los poderosos fomentan la división  como una herramienta para imponer la muerte y la destrucción sobre nuestros territorios, porque para ellos sólo significamos más poder y más dinero.

Como pueblos, naciones y tribus del Congreso Nacional Indígena, así como pueblos zapatistas, saludamos la defensa del territorio de la tribu yaqui, llamamos a la unidad ante un enemigo que es uno solo y que va por todo lo que como pueblos tenemos y que hace posible nuestra organización colectiva, nuestra historia, nuestra lengua y nuestra vida.

En las diferentes geografías de la resistencia de los pueblos originarios de este país, los malos gobiernos están usando a nuestra propia gente para generar violencia entre hermanos, que les garantice la imposición de los proyectos extractivos de muerte, las reformas estructurales, la destrucción de la organización comunitaria y generar el terror entre los que luchan, para los que contrario a los capitalistas, la vida y el futuro de los pueblos significa todo.

Llamamos a la sociedad civil nacional e internacional, a los pueblos originarios, a la sexta nacional e internacional y a los medios libes de comunicación a estar atentos y exigentes del respeto que merecen los pueblos indígenas en su organización autónoma y libre determinación

Octubre de 2016

Por La Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos

Nunca Más Un México Sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Ejército Zapatista de Liberación Nacional


-.-

23/10/16

España, el camino hacia la irrelevancia política y cultural

Marcos Roitman Rosenmann
La Jornada 23/10/2016

La pérdida de referentes y la banalidad en el quehacer político son dos ingredientes para convertir un país en irrelevante. España transita en esa dirección. Vive anclada en su gran imperio de ultramar, en la leyenda rosa o negra. Así, en medio de una crisis de desigualdad y exclusión social, en Cataluña un sector de la izquierda parlamentaria solicita retirar la estatua de Cristóbal Colón (sic).

Culturalmente, tras el golpe de Estado de 1936, la guerra civil y el advenimiento de la dictadura franquista la inteligencia fue sepultada bajo una losa de mediocres. El exilio, el éxodo de intelectuales, el cierre de universidades y la expulsión de los maestros de las escuelas despejó el camino. La transición, muerto el dictador, apuntaló cimientos, remozó y puso al día el ideario modernizador de los gobiernos tecnócratas del Opus Dei. Bien dijo Manuel Fraga Iribarne, ex ministro de Franco y fundador del Partido Popular: Sólo se reforma aquello que debe perdurar.

Para ejemplarizar el desapego actual a la cultura, que habita en el inconsciente colectivo de la élite política que gobierna España, bien sobrevive la frase del general Millán Astray, fundador de la legión, alzado en armas junto con Franco, el 12 de octubre de 1936, pronunciada con motivo de la celebración del día de la raza, nada menos que en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, en presencia del rector, Miguel de Unamuno: ¡Muera la inteligencia, viva la muerte! Unamuno, sorprendido, contratacó: ... este es el templo de la inteligencia. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitarías algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil que penséis en España.

Hoy, los actores son otros y la tragedia se ha trasformado en farsa. Asistimos a una bacanal de cretinismo político. Las discusiones son irrelevantes, los referentes teóricos provienen de comics, series de televisión, etcétera. Los personajes de ficción cobran vida en las instituciones. A falta de mejores mimbres se recurre al símil deportivo. Atletas, clubes de futbol y entrenadores sirven para encuadrar el debate político.

España ha transformado la política en chascarrillo, un anecdotario de ocurrencias. Entrados en este maremágnum, expresiones como España va bien, de José María Aznar; “España milita en la champions league de la economía mundial”, del ex presidente del gobierno Rodríguez Zapatero; las declaraciones de Mariano Rajoy subrayando que su primera lectura lo constituye “el periódico deportivo Marcar”, o la descalificación de Pablo Iglesias contra Mariano Rajoy, en la sesión de investidura, al compararlo con un actor de serie B: Usted es el chicle de MacGiver, sirve para todo, son parte del acervo cultural de esta España irrelevante.

La ironía, la confrontación dialéctica y la pedagogía argumental han desaparecido del escenario parlamentario y de los periodistas, más pendientes de informar de la crónica rosa que de facilitar elementos para el debate. La cultura política se disuelve en frases de marketing. Muchas discusiones son emponzoñadas por políticos transformados en tertulianos. Se insultan, interrumpen y gritan transitando hacia la descalificación personal, aludiendo a la obesidad, las verrugas, el peinado, etcétera. Instalados en la demagogia, se atrincheran en la anécdota. Se debate sobre la distribución de asientos en el hemiciclo del parlamento, unos considerados nobles y otros el gallinero, o se ofrece el despacho para amancebarse en medio del discurso de investidura, además de besarse o llevar los hijos.

¿Y para cuándo el debate de la política de defensa, exterior, empleo, educación, sanidad, hidrográfica, energética o la reforma electoral, la constitución y lucha contra la corrupción? Ah, de eso sólo declaraciones genéricas, con las cuales no se puede estar en desacuerdo. ¡No más corrupción! ¡Stop desahucios! ¡Fin de la pobreza energética! ¡Educación pública de calidad! ¡No al calentamiento global! ¡Vivienda para todos!

La crisis del PSOE sirve de ejemplo. Los medios de comunicación emprendieron una campaña descalificatoria contra el hoy ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez. Felipe González abrió el fuego amigo, dijo sentirse traicionado por Sánchez, habló de ingobernabilidad y sentido de Estado, ¿Cuál? El suyo, desde luego. Apoyar a Rajoy y facilitar un gobierno del Partido Popular, por ser el partido más votado. En este rifirrafe hubo insultos, vítores, llantos y lágrimas de cocodrilo, pero no explicaciones; el resultado: favorecer un gobierno en minoría con garantías para la troika y las trasnacionales.

Mientras se apela a la patria, los medios de comunicación proponen debates de alto nivel cultural: ¿La paella debe llevar chorizo? La tortilla de patatas, ¿con o sin cebolla? ¿Cristiano Ronaldo o Messi? ¿Iglesias o Errejón? ¿Toros sí, toros no? Este popurrí sin pies ni cabeza es aderezado con interminables tuits, salpimentado con miles o cientos de miles de seguidores tecleando el consabido me gusta o no me gusta. Chistes fáciles, anécdotas y performances sustituyen el debate político. Podemos, la nueva formación emergente, parece transitar a la irrelevancia, sus dirigentes se empeñan en hacerlo posible. Pablo Iglesias es hoy el político peor valorado. Su debate interno se concreta en sumar sensibilidades o crear miedo, pasar del sí se puede a crear, crear, poder popular.

Como colofón, Felipe González y Juan Luis Cebrián se negaron a dar su conferencia en la Universidad Autónoma de Madrid. Cientos de alumnos le recordaron su pasado, sus censuras, sus exclusiones, sus responsabilidades. Hubo adjetivos, no insultos ni descalificaciones, pero la prensa ha salido en su defensa con mentiras y criminalizando a los estudiantes, culpando a Podemos, trasformado en el saco de arena, donde descargan su agresividad el nacional-catolicismo, el PSOE, la derecha españolista y cuanto personaje de la farándula existe. Todos contra ellos y ellos en la inopia. Así, España transita hacia la irrelevancia política en pro de una sociedad de idiotas sociales.

-.-