18/3/16

Avances del Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad “



EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

16 de marzo del 2016.

Compas y no compas:

Ahora les informamos cómo va lo del Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”:

Hasta el 14 de marzo han llegado 50 solicitudes para el evento.

Hay solicitudes de Noruega, Brasil, Chile, Francia, EEUU, Japón y México.

Disciplinas científicas: Hasta hora se están contemplando invitaciones para científic@s de Astronomía, Biología, Física, Matemáticas, Química, Medicina, Genética, Patología y Nefrología Pedríaticas, y Microbiología. Conforme se avance en más invitaciones, les iremos informando.

L@s cientific@s invitad@s al encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”, podrán participar con una reflexión crítica sobre su práctica o teoría científica, o bien exponiendo de manera accesible algunos elementos generales de su especialidad (es decir, una charla de divulgación).

El correo donde se registran para asistir al Encuentro de “ConCiencias por la Humanidad” es conCIENCIAS@ezln.org.mx

Fecha y lugar para el Encuentro de ConCiencias: del 25 de diciembre del 2016 al 4 de enero del 2017, con un intermedio el 31 de diciembre y el 1 de enero. El lugar es en el CIDECI de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.

En el encuentro sólo podrán participar l@s científic@s invitad@s con sus exposiciones; y los jóvenes y jóvenas zapatistas selecionad@s con sus preguntas.

El registro no tiene ningún costo y l@s zapatistas no podemos pagar viáticos, hospedaje ni alimentación.

Niñas y niños pueden asistir como videntes y escuchas, pero deben ser acompañad@s por una persona adulta que se haga responsable.

Está prohibida estrictamente la producción, consumo y comercio de drogas y alcohol.

Es todo por ahora.

Subcomandante Insurgente Moisés.            Subcomandante Insurgente Galeano.

México, marzo del 2016.

Del cuaderno de apuntes del gato-perro:

Ecos del 8 de marzo.

Fecha: 8 de marzo del 2016. Lugar: Cuartel General del EZLN. Documento obtenido del diario de quien se hace llamar “supgaleano”, gracias al malware troyano llamado “uca, uca, quien se lo encuentra se lo emboruca” versión 6.9.

“Estábamos el Subcomandante Insurgente Moisés y el que esto reseña, hablando del próximo festival CompArte y de cómo las comunidades zapatistas se están organizando para participar. En eso llega una compañera Insurgenta y dice sin más: “va a haber partido de fútbol. Nos retaron a las mujeres”. Yo sabía lo que había detrás de eso, puesto que no era la primera vez que ocurría. Dejen les digo que en ese cuartel las mujeres insurgentes doblan en número a los varones insurgentes. Sobre esto hay dos versiones: la oficial es que la mayor parte de los insurgentes nos encontramos realizando trabajos de alta especialización, donde sólo los varones podemos desempeñarnos con garbo y gracia; la real es que de por sí son más las compañeras que los compañeros. Por supuesto que está prohibido publicar la versión real, por lo que se ha distribuido entre los Tercios Compas sólo la versión oficial.

A pesar de esa realidad, que era evidente a simple vista, a uno de los insurgentes se le ocurrió, al terminar el desayuno, decir: “como hoy es 8 de marzo, entonces los hombres retamos a las mujeres a un partido de fútbol”. El oficial al mando se dio cuenta casi inmediatamente del error, pero el mal estaba hecho. Una oficial del servicio de sanidad insurgente respondió: “va pues”. Los varones se arremolinaron en torno al ingenuo del reto para reconvenirlo. Al conocer la razón de la desazón que cundía en las filas masculinas, el insurgente quiso aclarar: “pero equipos igual de jugadores”. “Ni madres”, dijeron las mujeres, “dijiste hombres retan a mujeres, así que es todos los insurgentes contra todas las insurgentas”.

El cielo empezó a nublarse y un viento fuerte presagiaba una desgracia.

Después de la comida (el menú fue de licuado de tamales y café con chile), pasó una insurgenta a decirnos que ya iba a empezar el partido y que si íbamos. El subcomandante insurgente Moisés no podía, pues tenía que revisar la lista de registrados para el festival. Yo me abstuve, intuyendo que no habría ambiente propicio para la inequidad de género. Así que no fuimos ninguno de los dos.

Ya pardeaba el horizonte cuando regresaron. En cielo y tierra la tormenta era dueña y señora de todo.

La insurgenta vino a reportarse. Le pregunté cómo había quedado el partido y respondió “empatamos”. “¿Cuánto a cuánto?”, le pregunté. “No me acuerdo”, dijo, “pero nosotras ganamos un partido y luego cambiamos de cancha y ganaron ellos; así que empatamos: cada quien uno”.

Lo dijo con tal desparpajo que parecía presidente del Instituto Nacional Electoral informando de los resultados oficiales en cualquier elección.

A mí me olía que había algo podrido en Dinamarca, así que fui donde el oficial al mando y le pregunté del resultado: “Ganamos 7 a 3”, respondió escueto. “Pero si la insurgenta de Sanidad dice que empataron porque ellas ganaron un partido y ustedes el otro”, lo cuestioné. El oficial se sonríe y aclara: “no, sup, sólo jugamos un partido; lo que pasa es que en el primer tiempo ellas iban ganando 3 a 2, y en el segundo tiempo, después del cambio de cancha, nosotros metimos 5 goles. Resultado: insurgentes-7, insurgentas- 3”. El Subcomandante Insurgente Moisés, vocero del ezetalene, a nombre de todos los hombres, mujeres, niños y ancianos zapatistas, exclamó: “¡Ganamos los hombres!”. Otra insurgenta que pasaba por ahí reclamó “Que “ganamos los hombres”, ¡Já! si ustedes ni fueron”. “No importa”, dijo la voz oficial del ezetaelene, “ganamos los hombres”.

La tormenta pareció disminuir y se aquietaron vientos y agua. Pero el horizonte distaba de ser claro.

Más noche, cuando brindábamos con café por la supremacía masculina, el Subcomandante Insurgente Moisés me explicaba: “Mira, lo que pasa es que de los hombres sólo dos saben jugar bien fútbol y los dos estaban de guardia, entonces en el primer tiempo los insurgentes tenían dos menos y las insurgentas pues de por sí son más. Para el segundo tiempo los dos varones acabaron su turno y se incorporaron al partido y pues ganaron.

Le pregunté si las insurgentas sabían jugar fútbol: “saben”, dijo, “pero además tienen a una que está jovencita y corre de un lado para otro; ella es la mera estratega y táctica del equipo, porque, cuando se cansa de correr, nomás grita “bola, bola” y todas las insurgentas se lanzan a rodear al hombre que lleva la pelota y todas a patear y como sólo hay una pelota pues un buen tanto de patadas le tocan al compañero”.

Levantamos entonces nuestras tazas de café frío y saludamos el nuevo triunfo de género aún en condiciones adversas.

En la montaña viento y lluvia habían ya bebido de la fuerza nocturna. No amanecía aún cuando bajaron, con más fuerza si posible fuera.

Pero (siempre hay un “pero”), al otro día, en el desayuno, uno de los varones, con mala intención, preguntó cómo había quedado el partido de fútbol. “Empatamos”, se apresuró a decir una insurgenta y, antes de que los machitos alcanzaran a reaccionar, se dirigió a las demás arengándolas: “¿Verdad que sí compañeras?”. “¡Sííííí!”, gritaron todas y pues, como son mayoría, pues… en fin, riesgos de la democracia.

Fue así como las insurgentas convirtieron una derrota deportiva en triunfo y ganaron… con un empate. Marcador final: insurgentes- 1, insurgentas– 2.

Pero los machitos no se dieron rápido por vencidos, pidieron la revancha. “Ta bueno”, dijeron las compañeras, “pero hasta el año que viene”.

Desesperados, los insurgentes acudieron a quien mejor sintetiza los altos valores del machismo-zapatismo, es decir, yo mero. Me preguntaron que cuándo era el “día de los hombres”.

¿Cómo?”, les pregunté.

”, dijeron, “si hay un día de la mujer, también debe haber un día del hombre”.

Ah”, asentí entendiendo: “ya hay de por sí”. Y les enseñé lo que, con sabiduría sintética, algún tigre había tuiteado: “El “día del hombre” (cuando se celebra la esclavitud de la mujer a las labores de crianza) ya existe. Es el 10 de mayo”.

Creo que no agarraron como quien dice la tonelada del sarcasmo, porque se fueron diciendo: “Ah, entonces todavía falta”.

-*-

Preguntas de control de lectura:

1.- La insurgenta de sanidad que subvirtió la semántica en las reglas de la FIFA, ¿es una feminazi, una lesboterrorista o alguien que manda muy lejos a las reglas, destroza los roles impuestos y lastima la sensibilidad varonil?

2.- Quien con tal donaire reseña lo ocurrido en ese aciago día del 8 de marzo del 2016 en un cuartel zapatista, ¿es un macho heteropatriarcal, eurocentrista, especista, capacitista, clasista y etcteterista, una más de las víctimas del sistema (órales, parece nombre de grupo musical), o no celebra el 10 de mayo por falta de la susodicha?

3.- Como mujeres que somos, ¿les damos la revancha a los malditos hombres como de por sí o ni mais palomas, a volar cuervos que te sacarán los ojos?
 
Mandar sus respuestas al conserje de la escuelita. Ojo: todas las mentadas que no sean de menta serán devueltas a su remitenta con cargo a la ídem.

Doy fe bajo protesta de género:

SupGaleano.
Marzo 8 del 2016.


 
-:-

16/3/16

De CompArte: pocas preguntas, pocas respuestas. Subcomandante Insurgente Moisés. Subcomandante Insurgente Galeano



EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.


14 de marzo del 2016.

Compas y no compas:

Les escribimos para platicarles cómo va lo de las actividades de julio, octubre y diciembre de este año de 2016. Según como hemos recibido algunas pocas preguntas, aquí están algunas pocas respuestas, pero sólo en lo que se refiere al festival “CompArte por la Humanidad”:

.- ¿Cómo va lo del registro para el festival de artes?

Hasta el día 12 de marzo del 2016 se habían registrado:

21 asistentes de México y 5 de otros países.

99 participantes de México y 30 de otros países (Chile, Argentina, Grecia, Canadá, Unión Americana, Estado Español, Nueva Zelanda, Trinidad y Tobago, Guatemala, Colombia, Costa Rica, Brasil, Perú; Transfronterizo, Uruguay, Francia, y la Comunidad Sufí con música islámica)

.- ¿Qué tipo de actividades o quehaceres artísticos están registrados hasta ahora?

Según quienes se han registrado, hay hasta ahora: Rap, Poesía, Artes Visuales, Danza Contemporánea, Pintura, Grabado, Literatura-cuentos, Teatro, Títeres, Bordado, Herrería, Serigrafía, Fotografía, Documental, Cine, Escultura, Cerámica, Cortometraje, Ilustración, Reggae, Rock, Graffiti, Gastronomía, Danza Aérea, Muralismo, Música, Música, y más Música.

.- ¿Cómo está eso de “sedes alternas” para el Festival de “CompArte”?

Estamos esperando que l@s compas de la Sexta en México y el mundo entiendan como quien dice el mensaje subliminal de la convocatoria, y organicen en sus respectivas geografías y de acuerdo a sus calendarios, actividades previas, paralelas o posteriores a los festivales-encuentros convocados por l@s zapatistas. Es decir, esperamos que, ya sea por localidad, región, zona o país, la Sexta organice festivales y encuentros donde halle espacio y eco el quehacer artístico. Y, claro, también donde se celebren los 20 años de existencia en rebeldía y resistencia del Congreso Nacional Indígena, y donde l@s científic@s encuentren oído atento y pensamiento crítico.

.- ¿Para asistir, sin participar, en el festival de “CompArte” es necesario registrarse? Sí, sólo aclare que es como “asistente”.

.- ¿Para asistir y participar en el festival de “CompArte” es necesario registrarse? Sí, y le pedimos que aclare la forma de su participación.

.- ¿Cuál es el correo para registrarse en el festival de “CompArte por la Humanidad”?

El correo es compArte@ezln.org.mx

.- ¿Me pueden repetir las fechas y lugares del festival de “CompArte por la Humanidad”? No, ya vienen en el comunicado del 29 de febrero… Ok, ok, ok, van pues:

Fechas: del 17 al 30 de julio del 2016.

Lugares:

Del 17 al 22 de julio del 2016 en el caracol de Oventik. Sólo participan bases de apoyo zapatistas. Asistencia libre como escuchas y videntes, pero con registro.

Del 23 al 30 de julio del 2016 en el CIDECI de San Cristóbal Las Casas, Chiapas. Participan tod@s l@s artistas registrad@s. Asistencia libre como escuchas y videntes, pero con registro.

.- ¿Tiene algún costo el registro, sea como asistente o participante? No.

.- ¿Van a pagar ustedes (l@s zapatistas) viáticos, comida, hospedaje? No.

.- ¿Según el zapatismo, la gastronomía es un arte? Según cada quien es como caracteriza su práctica. En el caso del difícil arte culinario, las insurgentas, como un eco del 8 de marzo, participarían con un menú… mmh… ¿cómo les diré?… desconcertante: “tamales licuados y café con chile” (ojo: para el licuado de tamales no usan licuadora ni máquina alguna, sólo el fogón y su “sabiduría”). Yo ya lo sufrí… perdón… lo degusté y es… sí, desconcertante.

.- ¿Pueden participar niñ@s? Los niños sí pueden registrarse y participar o asistir. Las niñas, pues con la pena que ya se pasó el tiempo, porque el límite era el 8 de marzo, así que… ¿eh?… pero es que… ¡ay!… ok, ok, ok: las niñas también pueden registrarse. Ojo: tod@s l@s menores de edad deberán estar acompañad@s de madre o padre o tutor o tutora o tutoroa.

.- ¿Existe algún tipo de prohibición en tales eventos? Sí, está prohibida estrictamente la producción, consumo y comercio de drogas y alcohol. Si no es usted capaz de hacer arte o disfrutarlo sin meterse algo antes o durante, pues se equivocó de canal.

.- ¿Todavía no hay informe sobre la Escuelita? No. Se están revisando las preguntas que mandaron l@s alumn@s. Cuando ya haya algo, se les avisará a l@s interesad@s.

Es todo por ahora.

Subcomandante Insurgente Moisés. Subcomandante Insurgente Galeano.

México, marzo del 2016.


Del cuaderno de apuntes del gato-perro:

LA HORA DEL POLICÍA (primera parte):

Uno.- En México, un país de Latinoamérica que sufre, al igual que todos, la crisis mundial, pero potenciada por la sólida triada de corrupción-torpeza-ignorancia hecha gobierno, el funcionario responsable de la educación pública, Aurelio Nuño Mayer, no puede ocultar su pasión por la profesión de policía. Alentado por sus compinches, el señor Nuño cree que puede lograr la candidatura de su partido, el Revolucionario Institucional, para la presidencia de la república, si funge más como golpeador a sueldo, que como promotor de la educación mexicana. Aficionado a proferir amenazas, regentear su propio cuerpo represivo y obrar como cualquier patrón en los inicios de capitalismo salvaje, el señor Nuño encuentra un placer especial en convertir al magisterio en destino, no de mejores escuelas, preparación y salarios, sino de arbitrariedades, golpes y despidos. Cumpliendo funciones de fiscal, juez y verdugo; de ministro de trabajo (decreta despidos sin indemnización), ministro del interior (dispone a su antojo de policías y ejército), torpe locutor mediático, pésimo constructor de adhesiones “espontáneas”, y tuitero en permanente “slow motion”, el señor Nuño tiene como único mérito curricular el haberse cobijado en la banda de criminales que delinquen con fuero. A pesar de sus trajes y corbatas, su imagen maquillada y construida a fuerza del Photoshop mediático, el señor Nuño no puede ocultar lo que siempre ha sido: un triste y gris policía que obtiene dinero y placer reprimiendo y humillando. El señor Nuño siempre ha anhelado ser un buen policía, pero… cuando la cueva de ladrones sea insuficiente para albergar a tantos, cuando su secreto protector se derrumbe, el señor Nuño demostrará también que es un buen corredor… cuando de huir se trata.

Otro uno.- En la llamada “máxima casa de estudios” de ese país conocido en los mundiales de fútbol (aunque no más allá de octavos de final) como “México”, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha llegado al máximo puesto burocrático −y escalón para puestos gubernamentales−, es decir, a la rectoría, el señor Enrique Graue Wiechers. Además de que su carrera académica y profesional ha sido en la burocracia de la academia, conducido por la mano del siquiatra de la familia Zedillo Ponce de León, el señor Graue hizo estudios de posgrado en una universidad norteamericana conocida por haber inventado la bebida energética autodenominada “Gatorade”, lo que da una idea de lo avanzado de su especialidad en oftalmología. Hace unos días, el señor Graue se ha declarado “indignado” porque no fueron suficientes las drogas que la policía “plantó” o “sembró” en uno de los activistas del Auditorio Che Guevara (al que, inútilmente, las autoridades universitarias pretenden llamar “Justo Sierra”). El señor Graue no se indignó porque el bajo presupuesto federal destinado a la educación superior sea insuficiente para dar cabida a cientos de miles de jóvenes y jóvenas; tampoco se indignó por las condiciones mercantilistas a las que está sujeto el personal académico y administrativo; ni se indignó porque la UNAM se ha convertido en un nido de malvivientes, es decir, de funcionarios burocráticos que ni siquiera saben escribir bien el nombre de su capataz (o sea del rector); tampoco se indignó por la inseguridad que sufren administrativos, académicos y estudiantes en los campus de la UNAM (asaltos, violaciones, asesinatos); no se indignó porque un proceso antidemocrático y gansteril haya colocado en el máximo puesto de la “máxima casa de estudios” a un burócrata gris.

No, el señor Graue se indignó porque la policía no hace bien el trabajo de fabricar culpables. Y eso le indigna al señor Graue porque él, toda su vida, se ha esforzado por ser un buen policía. Con su indignado discurso policíaco (secundado por personas que ni siquiera saben dónde rayos está el auditorio Justo Sierra, mucho menos el Che Guevara), el señor Graue dicta cátedra: “el problema de la educación superior en México es culpa de un comedor vegetariano, un taller de serigrafía, un taller de panadería, entre otras cosas. Son actividades subversivas promovidas por un grupo de personas anarquistas, o sea sucias, feas y malas, que contrastan con la pulcritud y buen vestir de la burocracia universitaria. Ni siquiera venden Gatorade, sino puras aguas de origen desconocido. Son drogadictos (los funcionarios altos, medios y bajos esconden en los cajones del escritorio la cocaína, el cristal, las tachas y hasta el crack y una que otra bacha −también en la burocracia hay niveles, mi buen−), son anarco-anarquistas, no forman parte de la comunidad universitaria (más de un funcionario traga saliva) y ese auditorio… el auditorio… el auditorio… secretario, rápido, dígame cómo se llama el auditorio ése que queremos liberar… ah sí, el auditorio Justo Sierra de la facultad de medicina… ¿eh?… ¿no está en medicina?… ¿eh?… ¿están grabando? ¡avisen!… ok… que está en la facultad de Filosofía y Letras de Acatlán… ¿no?… ¿en Ciudad Universitaria?… ¿Qué en CU no es donde juegan los pumas?… ¿A poco también hay facultades ahí?, pues yo sólo conozco el palco de la rectoría… bueno, donde sea, eso debe ser “liberado” por la policía, claro, por policía que sí siembre bien las pruebas, y no ésos atolondrados que ni acomodar bien la yerbabuena en una mochila saben. Por eso, un grupo de élite de mis funcionarios dará un diplomado sobre cómo acomodar enervantes en portafolios. Sí, ya sé que no son lo mismo, pero nosotros no cargamos mochilas, sino portafolios. He dicho… ¿y los aplausos?… ¡préndele a la grabadora wey!… ¡no, ésa apágala que me arruinas mi carrera al gabinete! ¡la otra! ¡ésa mera! ¡Gracias, gracias a los auténticos universitarios que saben que la universidad sirve para domesticar, no para enseñar ni investigar! ¡Gracias, gracias, gracias! ¿cómo quedó? … ¿eh?… ¡que apagues esa pinche grabadora!… ¡no, la de los goyas no, la otra wey, la que está grabando!”

El señor Graue está furioso, él sólo quiere ser un buen policía…

Doy fe: guau-miau.
Gato-perro.

Copyleft 2016. Permiso de la Junta de Buen Gobierno en estado “vuelva mañana a ver si ya, pero quién sabe, de repente en el otro turno, pero mientras le cuento la historia de la autonomía zapatista. ¿Ya la sabe? Bueno, entonces hay que, como quien dice, repasarla hasta que llega bien en su cabeza. ¿Lo trae su cuaderno de apuntes? Escriba ahí “resistencia y rebeldía”, o “rebeldía y resistencia”, es lo mismo, porque el orden de las “r” no afecta la autonomía, ¿qué no las estudió usted bien las matemáticas? ¿Puras canciones? No, mire, se necesitan las artes y las ciencias, si no pues cómo”.

Fuente: Enlace Zapatista

Traduzione italiano
English translation
Deutsch Übersetzung

-:-