2/7/15

Familias tzeltales de Banavil cumplen 3 años y 7 meses en desplazamiento forzado

San Cristóbal de las Casas a 2 de Julio de 2015

A las Juntas de Buen Gobierno de E.Z.L.N
Al Congreso Nacional Indígena
A la Sexta Declaración de la Selva Lacandona
A la Red Contra Represión
A los Centros de Derechos Humanos Honestos e Independientes
Al Movimiento Por la Paz con Justicia y Dignidad
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional
A loa Colectivos Solidarios Internacionales
A los Medios de Comunicación
Al Pueblo Creyente

Desplazados y Desplazadas de Banavil Municipio de Tenejapa , Chiapas

El próximo 4 de Julio cumplimos 3 años y 7 meses de la agresión armada del Pasado 4 de Diciembre del 2011.

Han pasado meses y años del desplazamiento forzado de nuestras familias y la desaparición de nuestro padre Alonso Lopez Luna y hasta la fecha aun sigue desaparecido por la gente del Banavil y el gobierno no a hecho nada. Hasta el día de hoy seguimos desplazados y desplazadas y no hemos podido regresar en nuestras tierras donde están nuestras casas y seguimos viviendo en condiciones inhumanas .

Ha pasado meses y años, los 3 niveles del mal gobierno no nos a tomado en cuenta y a dejado en libertad al Alonso Gusman Lopez, quien es uno de los once responsables de la desaparición de nuestro papa Alonso.

El estado mexicano esta protegiendo a los priistas que cometieron la desaparición de nuestro padre Alonso lopez Luna y el desplazamiento forzado en Banavil.

Ante la falta de justicia del estado mexicano, nos sumamos a exigir Justicia, Paz y Verdad por el desplazamiento forzado en otras comunidades indígenas en chiapas, asi como el caso de Primero de Agosto de Las Margaritas.

En estos días nos enteramos que el pasado 23 de julio de 2015, Asesinaron al compañero Manuel Lòpez Pérez, integrante de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal fue asesinado por 5 personas vestidos de ropa tipo militar, antes de su muerte también fue desplazado como nosotros por la gente y por el juez de Pantehlo. De la misma manera esta actuando el juez de Tenejapa Joaquin Intzin López que no a hecho nada sobre las familias desplazadas de Banavil, respalda a los agresores.

Por el ultimo nos solidarizamos con en el municipio de Simojovel donde nos enteramos de la situación de alto riesgo y se extienden las amenazas a los hermanos del pueblo creyente y al párroco Marcelo Pérez Pérez donde los culpan y los persiguen por la detención de Juan Gómez Domínguez.

Esto es lo que esta pasando en nuestros comunidades de otros pueblos y municipios de chiapas, por que en Chiapas no hay Justicia, las leyes se hicieron sólo para los ricos en contra de los pobres.

Responsabilizamos a los 3 niveles del mal gobierno por el desplazamiento forzado y la desaparición de Alonso Lopez Luna 
 
Por todo esto Exigimos
  • Verdad sobre la desaparición forzado de nuestro señor padre Alonso López Luna y castigo a los responsables de su desaparición
  • Retorno inmediato de nuestros familias que están desplazados y desplazadas
  • Presentación con vida de los 43 estudiantes de la normal rural de ayotzinapa guerrero y de los mas de 25,000 desaparecidos en Mexico
  • Paz y justicia para Simojovel
  • Justicia y castigo a los asesinos de Manuel , integrante de la sociedad Las abejas de acteal
  • Retorno a nuestros hermanos y hermanas de primero de agosto en el municipio de las margaritas.
Atentamente

Los Desplazados de Banavil municipio de Tenejapa chiapas

Lorenzo López Girón     Miguel López Girón

Foto: No a la Impunidad, 4 diciembre 2013 (Archivos Frayba)
-.- 

1/7/15

Desde Barcelona solidaridad ante graves agresiones a zapatistas de La Garrucha


COMUNICADO DE SOLIDARIDAD ANTE LOS GRAVES HECHOS DENUNCIADOS POR LA JUNTA DE BUEN GOBIERNO ZAPATISTA DE LA GARRUCHA
 
Al EZLN
Al CNI
A la Sexta Nacional e Internacional
A las  Comunidades Zapatistas en Resistencia
A los medios libres
A lxs compañerxs que luchan y se organizan desde abajo

Adherentes a la Sexta Barcelona

28 de junio de 2015

De nueva cuenta volvemos a leer con dolor y coraje la denuncia de nuestrxs compañerxs de la Junta de Buen Gobierno de La Garrucha. Es la tercera denuncia de hechos gravesen esta zona en un periodo inferior a un año y la escalada de agresiones contrainsurgentes no deja de ir en aumento.

En Agosto del año pasado integrantes de la ORCAO de Pojkol amenazaron y agredieron a compañerxs del Municipio Autónomo de San Manuel y de los poblados el Egipto, El Rosario y San Jacinto.  Invadieron sus tierras recuperadas, realizaron disparos al aire con sus armas, intentaron envenenar a sus animales e hirieron a uno de ellos, tumbaron árboles, dispararon al interior de casas y vehículos de compañeros bases de apoyo zapatista, robaron 7 zontes y 130 kilos de grano de maíz, destrozaron casas y láminas con sus machetes. Destrozaron la cooperativa colectiva, rodearon el poblado de San Jacinto de madrugada mientras 18 paramilitares disparaban al interior de las casas haciendo huir con los puesto a los miembros de este poblado buscando refugio en otro poblado zapatista.

En mayo del presente año, paramilitares del Rosario junto a paramilitares del  barrio Chikinival (ejido Pojkol), entraron en casa de un compañero base de apoyo zapatista en el poblado recuperado El Rosario y dispararon en 4 ocasiones a su hija de 13 años de edad con una pistola de calibre 22 sin lograr alcanzarla, al huir ella por la puerta de la casa. El compañero defendió a su hija lanzando una piedra, que alcanzó en la cabeza a su agresor. Este acudió posteriormente, junto a su esposa y 3 hijos, a reclamar 7.000 pesos mexicanos por su curación.  La agresión inició en la mañana cuando 28 paramilitares del Rosario llegaron a medir la tierra donde viven los y las compañeras bases de apoyo zapatista.

El pasado 24 de junio, en la mañana,  llegaron 28 paramilitares del ejido Pojkol del barrio Chiquinibal, 8 de ellos armados con armas de fuego de calibre 22, en motocicletas y una Nissan sin placas. A los que posteriormente se le sumaron 21 paramilitares más del Rosario junto a un supuesto ingeniero y un ranchero de Ocosingo, de nombre Guadalupe Flores. Después de una reunión entre ellos, procedieron a medir el terreno recuperado donde viven las y los compañeros con el fin supuesto de la construcción de casas y un templo, ese supuesto plano de las mediciones para la construcción fue entregado a los paramilitares.  Luego de esto empezó la intimidación directa disparando hasta en 10 ocasiones a la casa de un compañero base de apoyo zapatista, después allanaron la vivienda de dos familias bases de apoyo zapatista robando tas las pertenencias que tenían. En ese despropósito fueron capaces hasta de robar el techo de la casa, 150 kilogramos de frijol y los animales de lxs compañerxs.

Estos hechos alarmantes no son nuevos, durante los muchos  años de resistencia y organización del EZLN siempre han sido blanco de las estrategias de represión y contrainsurgencia enmarcados en una lógica de guerra de baja intensidad que van desde el ataque frontal y directo, a las estrategias más sutiles dentro de los planes de “ayuda y desarrollo”.

Estos, aunque pretender ser la cara más “amable” de esta guerra, son igualmente devastadores en su intencionalidad de fracturar el tejido social,  comunitario y organizativo, y en como son utilizadas como herramienta de control social  y como forma de generar conflictos al interior de las comunidades. Así como la manera que sistemáticamente se está utilizando para despojar de las tierras recuperadas al EZLN.

Esta estrategia global de contrainsurgencia que se enmarca a nivel militar, paramilitar, político, mediático, económico y psicológico pretende romper el proceso de construcción de autonomía zapatista y de ella son responsables todos los niveles de gobierno: Federal, Estatal y Municipal.

En lo referente a la tierra y el territorio, vemos con elevada preocupación que el nivel de agresiones y provocación a las bases de apoyo zapatista no deja de ir en aumento. Sabemos que para los y las compañeras zapatistas las tierras recuperadas en 1994 no solo son un eje  fundamental para poder llevar a cabo su proceso de construcción de la  autonomía, sino también como la tierra y el territorio son la base de su forma de entender la vida.

Desde el espacio de Adherentes a la Sexta de Barcelona sentimos como propio cada uno de estos golpes, ya que si golpean a los y las zapatistas nos golpean a nosotras también. Manifestamos nuestra indignación y repudio por estos hechos y señalamos la responsabilidad de todos los niveles de gobierno.

Exigimos de manera inmediata el alto total a las agresiones y el fin de la guerra de contrainsurgencia en contra de nuestras y nuestros compañeros zapatistas.

Estamos y seguimos atentos a sus palabras; llamamos a estar a alertas, difundir y denunciar las agresiones y provocaciones contrainsurgentes contra los pueblos zapatistas.
Ustedes les dicen que:

“Nosotros les decimos a esos sin cerebros de allá arriba: nunca nos vamos a dejar de resistir ni vamos a caer en sus trampas, nosotros seguiremos aquí resistiendo trabajando nuestras tierras y construyendo nuestra autonomía.”

Nosotras les decimos a ustedes que acá esta nuestra mano y nuestro paso fraternal y solidario para acompañarles, para seguir aprendiendo y creciendo en colectivo en la construcción de este nuevo mundo posible.

Y a los de allá arriba les decimos que nuestro oído sigue atento y nuestro grito preparado para recordarles que acá estamos, y que no callamos, ni callaremos, ante ninguna agresión al proceso de resistencia y de construcción de la autonomía zapatista.

¡Si tocan a lxs zapatistas, nos tocan a todas!

¡Alto a las agresiones a las comunidades zapatistas!

Salud y Libertad

Adherentes a la Sexta Barcelona

-.-

28/6/15

Cómo hacer que Venezuela parezca una dictadura

Marcos Roitman Rosenmann
La Jornada 28/06/2015

No importa que el Consejo Nacional Electoral convocase a elecciones legislativas para el 6 de diciembre de este año. Hoy en día las formas para derrocar gobiernos constitucionales y democráticos es transformarlos en dictaduras. En la república bolivariana de Venezuela el itinerario ha sido transparente. Primero se busca descalificar el proyecto globalmente, adjetivándolo de populista, negando el valor jurídico del proceso constituyente y rechazando la Constitución. Se infravaloran las nuevas instituciones, a los procesos electorales se les considera un fraude, se deslegitima a los representantes electos y se levanta un relato en el cual los partidos opositores y los medios de comunicación son perseguidos por hordas marxistas totalitarias.

Para que la historia tenga credibilidad, se tensa la gobernabilidad democrática y se juega en el filo de la conspiración y el golpismo. El objetivo, colmar la paciencia del gobierno y obligar a las autoridades a tomar medidas represivas. En este plan hay quienes asumen el papel de mártires que serán paseados por el mundo como víctimas de la dictadura bolivariana. Son dirigentes que llaman a la sedición, a romper la legalidad vigente y a conspirar contra el Estado. El fin, deslegitimar al gobierno bajo la acusación de situarse fuera de la ley y la Constitución. Los mismos opositores que la tildaron de totalitaria, excéntrica y ajena a la tradición constitucionalista, se trasforman en sus guardianes. Y desde sus cargos de representantes electos democráticamente hacen un llamado a la desobediencia civil, a tomar las calles, a ejercer la violencia. Leopoldo López, encarcelado por sedición, ha sido trasformado en preso político por sus acólitos. Ya tienen su ícono. La siguiente escala, subrayar que el país está en manos de un gobierno corrupto e ilegítimo. Democracia versus dictadura. Ellos se autodenominan demócratas y descalifican a la ciudadanía que no comparte su criterio. Para completar el cuadro de ser Venezuela y su gobierno un régimen dictatorial, falta acoplar el frente exterior, promoviendo sanciones internacionales y declaraciones tendentes a demostrar que con Hugo Chávez y ahora con Nicolás Maduro se vive una cruenta dictadura donde los derechos humanos no son respetados.

Curiosamente, quienes hacen estas declaraciones pueden transitar libremente, conceder entrevistas, recibir apoyos económicos, convocar a mítines, conferencias y ser aclamados en cualquier espacio público sin sufrir represión alguna. Al contrario, cuentan con protección gubernamental para que se expresen libremente ¿Qué dictadura permitiría tal acción?

El juego se traslada de escenario. Ya no se trata de provocar la actuación de las fuerzas armadas, más bien dividirlas, romper su disciplina y compromiso con la revolución bolivariana. Igualmente, definir el régimen como una dictadura se ajusta al itinerario, estrategias y argumentos recurrentes propios de la guerra fría, aunque los tiempos y la realidad no guarden parangón. Tras la II Guerra Mundial, el anticomunismo y la necesidad de bloquear una revolución socialista llevaron a las burguesías latinoamericanas a mostrar su lado oscuro. Ningún proceso de cambio social, cuyo liderazgo no ejercieren, tendría éxito. Lo abortarían de cualquier manera. Si el conflicto se les escapaba de las manos y perdían el control político, podían optar por incluir las clases trabajadoras, concediendo derechos sociales, económicos y políticos, siempre bajo su tutela; también podían cooptar a los dirigentes políticos y sindicales de los partidos obreros y populares, frenando las reivindicaciones democráticas a cambio de un trozo del pastel y una economía saneada en lo personal. Sindicatos corruptos, vinculados a los partidos dominantes fueron la mejor arma para diluir las demandas de las clases trabajadoras. También lo fue crear partidos políticos ad-hoc para legitimar una oposición sumisa y dar la imagen de vivir en una democracia; por último, practicaron una política represiva consistente en la exclusión. Las tres vías son reconocibles en las historias políticas de los países latinoamericanos.

Mientras tanto, Estados Unidos se trasformaba en gendarme político de la región. Así, propondrá a las burguesías locales vincular el cambio social a tres conceptos irrenunciables. Condición sine qua non para disfrutar de las ayudas económicas y ser socios subordinados del proyecto estadunidense. Seguridad, desarrollo y democracia fueron los ejes sobre los cuales se levantó la dominación imperial en la región. Su agenda no tuvo fisuras. Bajo el manto del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) se planificó la seguridad frente al enemigo exterior e interno y la subversión. La Organización de Estados Americanos (OEA) sirvió de escaparate para el nuevo panamericanismo y promover acuerdos económicos de cooperación. La modernización política consistió en brindar el apoyo a las élites del pacto anticomunista. Democratacristianos, socialdemócratas, liberales, progresistas y nueva derecha.

No hubo muchos argumentos para derrocar gobiernos democráticos y antiimperialistas. Si una coalición o partido político ganaba unas elecciones libres, poniendo en marcha la reforma agraria, un plan de nacionalizaciones y fomentando la participación de las clases populares, caía en desgracia. Las fuerzas armadas, en nombre de la patria ultrajada, actuaban contra la implantación de ideologías foráneas disolutivas de la nación, y en defensa de los valores de la cultura occidental, católica, apostólica y romana. En definitiva se alzaban contra el totalitarismo marxista. Hoy, para romper la institucionalidad democrática, las burguesías locales y el imperialismo estadunidense sólo tienen una salida, ante el descrédito de los golpes de Estado, mejor deslegitimar la democracia, promoviendo dictaduras blandas. Y en eso andan.

-.-