9/6/14

Manifestantes protestan contra Peña Nieto en Madrid

Manifestantes españoles protestan contra Peña Nieto: "Está vendiendo al país entero"

· Una veintena de asociaciones civiles españolas defensoras de los derechos en México organizan una recepción alternativa a Peña Nieto.
· A lo largo de este martes se concentraron hasta tres veces en distintos puntos de Madrid para mostrar su rechazo a la visita presidencial.
· "No es un presidente ejemplar, no le damos la bienvenida como lo ha hecho el gobierno de España", explican.  

Yolanda Marín / 20 minutos

No todo han sido honores para la primera visita de Estado del presidente Enrique Peña Nieto a España. En Madrid, un grupo de activistas ha querido dejar claro con varias protestas que también hay "malvenidas" para el mandatario, incluso lo han increpado a grito de "responsable de la matanza de Atenco" cuando comenzaba su intervención en el foro México, reformar para invertir, organizado por el periódico El País en el Teatro Real de la capital española.

Luis y Beatriz —quienes prefieren identificarse por su nombre de pila— son los dos activistas que este lunes arremetieron contra Peña Nieto intentando subir al estrado con pancartas reivindicativas y que fueron inmediatamente reducidos por los cuerpos de seguridad. 

En entrevista con 20minutos, los dos jóvenes españoles han asegurado que pertenecen a un "grupo de activistas preocupados por los derechos humanos en México" y tildan de "asesino" a Peña Nieto por su actuación en los disturbios de Atenco en 2006, cuando era gobernador y responsable de las fuerzas de seguridad del Estado de México.

"Lo que le estamos dando es una malvenida, una cosa es lo que haga el gobierno del estado español, un gobierno que no nos representa, y otra la bienvenida que le dé el pueblo", indica Beatriz.


"Está criminalizando cualquier movimiento social"

La manifestante explica su malestar porque, según ella, las empresas españolas están comprando los recursos naturales que hay en México, "su propio presidente está dejando a la población sin recursos naturales para poder vivir", añade Beatriz, quien se declara defensora de la población mexicana pero no de sus representantes. "El pueblo de México es lindo, no tiene nada que ver con sus representantes, como yo no me siento representada por el Gobierno del estado español", argumenta. 

"Casi todos los activistas que estamos aquí conocemos México. Estamos con el pueblo mexicano, pero su gobierno, al igual que el nuestro, está criminalizando cualquier movimiento social para que la gente no salga a la calle", explica Beatriz.

La joven española considera que con la interrupción de su discurso "queríamos recordarle algo que quizás se hayan olvidado como fueron los hechos sucedidos en Atenco en 2006. El objetivo es decirle como pueblo que no damos la bienvenida a un personaje que es responsable de violaciones a derechos humanos, asesinato de un menor, o el asesinato del compañero zapatista Galiano en Chiapas. Yo aquí le doy la malvenida por la política que está llevando en su país, pero el pueblo mexicano es el que tiene que pronunciarse sobre sus reformas".

Por su parte, Luis, el otro activista que increpó al presidente mexicano, agrega que ellos son personas que "están preocupadas" por los derechos en México. Queremos visibilizar con nuestra protestas otro punto de vista. No estamos conformes con el trato que le da el Gobierno del estado español porque no es un presidente ejemplar".

"Peña Nieto está presumiendo en España lo bien que va la economía de su país, pero realmente lo que está haciendo es vender el país entero. Sus reformas tendrán un corto recorrido a corto plazo", concluye el activista español.

Denunciados por alteración del orden público

Juan Luis Cebrián, el presidente de El País, ofreció disculpas a Peña Nieto una vez terminada la intervención del presidente mexicano: "Estamos en una democracia donde hay manifestaciones, y en esta democracia nuestra últimamente proliferan las protestas", señaló el periodista del medio español. 

Los dos activistas, Luis y Beatriz, han sido denunciados por alteración del orden público y según su versión, fueron dejados en libertad tras unos 30 minutos de retención dentro del teatro donde se organizaba el foro. A lo largo de este martes, el grupo de manifestantes, integrado por más de una veintena de organizaciones de la sociedad civil de toda España, ha querido hacer la contraparte de la recepción a Peña Nieto continuando con sus reinvidicaciones.


Manifestación en la embajada

Las protestas continuaron a lo largo de la tarde de lunes, en la madrileña plaza de Cibeles, donde la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, recibió al presidente Peña Nieto para entregarle las llaves de oro de la ciudad de Madrid. 

A las siete de la tarde, en la Embajada de México en España, ubicada en la carrera de San Jerónimo, decenas de personas pertenecientes a varios colectivos simpatizantes con la lucha zapatista, protagonizaban la última de las protestas del día: "No es un presidente ejemplar", subrayaron. Además de los gritos y las pancartas,la concentración pacífica escenificó un acto de violencia donde una persona con una careta del Peña Nieto disparaba con una pistola de juguete a un grupo de personas que caían al suelo fingiendo ser víctimas mortales. 

Las 22 organizaciones civiles concentradas han emitido un comunicado donde explicaban su malestar por la desmesurada recepción a Peña Nieto: "Tanto los objetivos de la visita como la visita en sí de un personaje de estas características nos llena de indignación. Allá donde vayan es de justicia que les precedan sus actos y sean éstos motivo de oprobio y vergüenza, no sólo para él sino para aquellos que los acogen".  

Un recibimiento por todo lo alto

La "malvenida" protagonizada por los activistas en Madrid ha sido bien distina a la que las autoridades españolas le dieron al mandatario, antes incluso de que aterrizase en suelo español. El domingo, luego de dos horas de viaje desde Roma, donde el presidente mexicano se reunió con el papa Francisco, dos aviones de combate del Ejército de España escoltaron al avión de Peña Nieto una vez que el aparato había entrado en el espacio aéreo nacional.

Este lunes, la visita de Estado inició en el Palacio del Pardo con el recibimiento por parte del rey Juan Carlos, días después de su abdicación, siendo éste el último recibimiento oficial ante de suceder la corona a su hijo, quien reinará como Felipe VI.

Tras este acto, en el foro México, reformar para invertir, miembros de las empresas más destacadas del mercado español —todas con importantes intereses en el país— se reunieron con el mandatario mexicano. Finalmente, la alcaldesa de Madrid Ana Botella le entregó las llaves de la ciudad

Sin embargo, el pulso de la calle y el recibimiento alternativo ante la visita del presidente se sentía a grito de frases como "Peña Nieto asesino", "Zapata vive vive y la lucha sigue", "Atenco vive la lucha sigue" o "Chiapas es y será el centro de la dignidad".


 

Información relacionada:

 Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Méxicanos, durante
su intervención "México en el siglo XXI". Foto: Uly Martín
-.-

No hay comentarios: