26/7/12

Exigen 150 agrupaciones liberar a Sántiz y Patishtán; envían misiva a Calderón

· Dejarlos presos por crímenes que no cometieron es ser cómplice, subraya la carta
· Personalidades como Zibechi, Holloway, Esteva, López y Rivas y Blanco suscriben el pedido


Hermann Bellinghausen
La Jornada 26/07/2012

San Cristóbal de las Casas, Chis., 25 de julio. En una carta dirigida al presidente Felipe Calderón Hinojosa, 150 organizaciones, en su mayoría nacionales, exigen la libertad inmediata e incondicional de Francisco Sántiz López y Alberto Patishtán Gómez, presos políticos acusados falsamente de crímenes que jamás cometieron.

En su emplazamiento, organizaciones campesinas e indígenas, centros de derechos humanos, colectivos y grupos de solidaridad apuntan: Considerando que usted ocupa el cargo de Presidente de la República, le corresponde directamente resolver estos casos de flagrante injusticia en perjuicio de los derechos humanos de Patishtán Gómez y Sántiz López. Seguir privándolos de su libertad significaría ser cómplices de las violaciones cometidas contra ellos.

Advierten que en meses recientes ha aumentado la resonancia de la demanda por su liberación a escala nacional e internacional. Miles de personas, organizaciones, y agrupaciones de numerosos estados de México y países del mundo se han movilizado para exigir la liberación de nuestros compañeros. Miles más se sumarán hasta que queden en libertad. Todos estamos indignados. Todo el mundo está observando con preocupación el progreso de estos dos casos.

También firman más de 200 personas de unos 15 países, como el analista Raúl Zibechi, los pensadores Gustavo Esteva y John Holloway, el periodista John Gibler, el fotógrafo Heriberto Rodríguez, el líder campesino peruano Hugo Blanco y el antropólogo Gilberto López y Rivas.

Puntualizan al presidente Calderón que desde el 4 de diciembre de 2011; Sántiz López, base de apoyo zapatista, se encuentra encarcelado por acusaciones falsas de haber dirigido un enfrentamiento en la comunidad de Banavil, Tenejapa; aunque varios testigos han declarado en su favor, las autoridades encargadas de impartir justicia se han negado a tomar en cuenta estos testimonios claves. Dichos testigos confirman que el acusado no estuvo presente en el lugar de los hechos; incluso la junta de buen gobierno zapatista de Oventic y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas han señalado la impunidad que gozan los verdaderos responsables del asesinato y las agresiones ocurridas en Banavil.

Respecto a Patishtán, de El Bosque, recuerdan que fue encarcelado en 2000 por crímenes que tampoco cometió. Dos años después se le sentenció a 60 años. Su encarcelamiento es consecuencia de haber luchado para cambiar positivamente la vida de su municipio. Cuando fue detenido, luchaba por condiciones de justicia social en su comunidad y denunciaba la corrupción de los servidores públicos. Era maestro en una primaria pública, colaboraba y promovía el desarrollo local, y se destacó por su papel de organizador de colectivos en la región y su participación sindical por los derechos laborales, por lo cual se le caracteriza como preso político.

La declaración advierte al mandatario que en los años de cárcel, Patishtán destaca por sus esfuerzos de brindar educación básica a sus compañeros presos y seguir andando el camino de dignidad, verdad y justicia. Como castigo, el secretario de Gobierno de Chiapas, Noé Castañón León, solicitó su traslado a un penal federal. Hoy se encuentra en aislamiento permanente en Guasave, Sinaloa. A pesar de las múltiples violaciones a sus derechos humanos, incluyendo tortura constante, denegación de tratamiento médico y degradación de su ser indígena, Patishtán sigue fuerte y reclama, como nosotros, que usted lo libere inmediatamente.

información relacionada:

Francisco Sántiz López 

-:-

No hay comentarios: