14/5/11

El ataque internacional contra la fuerza laboral

En la mayor parte del mundo, el primero de mayo es una fecha feriada de los trabajadores internacionales, ligada a la amarga lucha de los trabajadores estadunidenses en el siglo XIX en demanda de una jornada laboral de ocho horas. El primero de mayo pasado lleva a una reflexión sombría.

Hace una década, una palabra útil fue acuñada en honor del Día del Trabajo por los activistas laborales italianos: precariedad. Se refería, al principio, a la cada vez más precaria existencia de la gente trabajadora en los márgenes –mujeres, jóvenes, inmigrantes. Luego se extendió para aplicarse al creciente precariado en el núcleo de la fuerza laboral, el proletariado precario que padecía los programas de desindicalización, flexibilización y desregulación que son parte del ataque contra la fuerza laboral en todo el mundo.

Para ese entonces, incluso en Europa había preocupación creciente acerca de lo que el historiador laboral Ronaldo Munck, citando a Ulrich Beck, llama la brasilinización de Occidente (...) la proliferación del empleo temporal e inseguro, la discontinuidad y formalidad relajada en las sociedades occidentalizadas que hasta entonces han sido bastiones del empleo completo.

La guerra del Estado y las corporaciones contra los sindicatos se ha extendido recientemente al sector público, con legislación para prohibir las negociaciones colectivas y otros derechos elementales. Incluso en Massachusetts, favorable a los trabajadores, la Cámara de Representantes votó, justo antes del primero de mayo, por restringir marcadamente los derechos de los oficiales policiacos, maestros y otros empleados municipales en cuanto a negociar sobre la atención a la salud –asuntos cruciales en Estados Unidos, con su sistema privatizado disfuncional y altamente ineficiente de cuidado a la salud.

El resto del mundo puede asociar el primero de mayo con la lucha de los trabajadores estadunidenses por sus derechos básicos, pero en Estados Unidos esa solidaridad está suprimida en favor de un día feriado jingoísta. El día primero de mayo es el Día de la Lealtad, así designado por el Congreso en 1958 para la reafirmación de la lealtad a Estados Unidos y por el reconocimiento del legado de libertad americana.

El presidente Eisenhower proclamó, además, que el Día de la Lealtad es también el Día de la Ley, reafirmado anualmente con el izamiento de la bandera y la dedicación a la Justicia para Todos, Fundaciones de Libertad y Lucha por la Justicia.

El calendario de Estados Unidos tiene el Día del Trabajo, en septiembre, en celebración del retorno al trabajo después de unas vacaciones que son más breves que en otros países industrializados.

La ferocidad del ataque contra las fuerzas laborales por las clases de negocios de Estados Unidos está ilustrada por el hecho de que Washington, durante 60 años, se ha abstenido de ratificar el principio central de la ley laboral internacional, que garantiza la libertad de asociación. El analista legal Steve Charnovitz lo llama el tratado intocable en la política estadunidense y observa que nunca ha habido un debate sobre este asunto.

La indiferencia de Washington respecto de algunas convenciones apoyadas por la Organización Internacional del Trabajo (ILO, en sus siglas en inglés) contrasta marcadamente con su dedicación a hacer respetar los derechos de precios monopólicos de las corporaciones, ocultos bajo el manto de libre comercio en uno de los orwellismos contemporáneos.

En 2004, la ILO informó que inseguridades económicas y sociales se multiplican con la globalización y las políticas asociadas con ella, a medida que el sistema global económico se ha tornado más inestable y los trabajadores soportan cada vez más la carga, por ejemplo, mediante reformas a las pensiones y a la atención de la salud.

Este era lo que los economistas llaman el periodo de la Gran Moderación, proclamado como una de las grandes transformaciones de la historia moderna, encabezada por Estados Unidos y basada en la liberación de los mercados y particularmente en la desregulación de los mercados financieros.

Este elogio al estilo estadunidense de mercados libres fue pronunciado por el editor del Wall Street Journal, Gerard Baker, en enero de 2007, apenas meses antes de que el sistema se desplomara –y con él el edificio entero de la teología económica sobre el que estaba basado– llevando a la economía mundial al borde del desastre.

El desplome dejó a Estados Unidos con niveles de desempleo real comparables con los de la Gran Depresión, y en muchas formas peores, porque bajo las políticas actuales de los amos esos empleos no regresarán, como lo hicieron mediante estímulos gubernamentales masivos durante la Segunda Guerra Mundial y en las décadas siguientes de la era dorada del capitalismo estatal.

Durante la Gran Moderación, los trabajadores estadunidenses se habían acostumbrado a una existencia precaria. El incremento en el precariado estadunidense fue orgullosamente proclamado como un factor primario en la Gran Moderación que produjo un crecimiento más lento, estancamiento virtual del ingreso real para la mayoría de la población y riqueza más allá de los sueños de la avaricia para un sector diminuto, una fracción de uno por ciento, en su mayor parte de directores ejecutivos, gerentes de fondos de cobertura y otros en esa categoría.

El sacerdote supremo de esta magnífica economía fue Alan Greenspan, descrito en la prensa empresarial como santo por su brillante conducción. Enorgulleciéndose de sus logros, testificó ante el Congreso que dependían en parte de una moderación atípica en los aumentos de compensaciones (que) parece ser principalmente una consecuencia de una mayor inseguridad de los trabajadores.

El desastre de la Gran Moderación fue rescatado por esfuerzos heroicos del gobierno para recompensar a los autores del mismo. Neil Barosky, al renunciar el 30 de marzo como inspector general del programa de rescate, escribió un revelador artículo en la sección de Op-Ed del New York Times acerca de cómo funcionaba el rescate.

En teoría, el acto legislativo que autorizó el rescate fue una ganga: las instituciones financieras serían salvadas por los contribuyentes, y las víctimas de sus malos actos serían compensadas en cierta forma por medidas que protegerían los valores de los hogares y preservarían la propiedad de las mismas. Parte de la ganga fue cumplida: las instituciones financieras fueron recompensadas con enorme generosidad por haber causado la crisis económica, y perdonadas por crímenes descarados. Pero el resto del programa se vino a pique.

Cono escribe Barofsky: las ejecuciones hipotecarias siguen aumentando, con entre 8 millones y 13 millones de juicios previstos durante la existencia del programa en tanto que los mayores bancos son 20 por ciento más grandes de lo que eran antes de la crisis y controlan una parte mayor de nuestra economía que nunca antes. Asumen, razonablemente, que el gobierno los rescatará nuevamente, de ser necesario. De hecho, las agencias de clasificación de crédito incorporan rescates futuros del gobierno en sus evaluaciones de los bancos más grandes, exagerando las distorsiones del mercado que les proporcionan una ventaja injusta sobre instituciones más pequeñas, que continúan luchando por sobrevivir.

En pocas palabras, el programa del presidente Obama fue un regalo para los ejecutivos de Wall Street y un golpe al plexus solar para sus indefensas víctimas.

El resultado debe sorprender sólo a aquellos que insisten con ingenuidad inalterable en el diseño e implementación de la política, particularmente cuando el poder económico está altamente concentrado y el capitalismo de Estado ha entrado en una etapa nueva de destrucción creativa, para pedir prestada la famosa frase de Joseph Schumpeter, pero con un giro: creativa en cuanto a formas de enriquecer y dar más poder a los ricos y poderosos, mientras que el resto queda libre para sobrevivir como pueda, mientras celebra el Día de la Lealtad y de la Ley.

DIF Veracruz violó derechos de menores chiapanecos: CDHDF

Retiro forzado y encierro fomentan criminalización y discriminación
Faltan programas contra la explotación laboral de niñas y niños
Retiro debe ser gradual, voluntario y con participación de ellas y ellos
Exhorto a respetar convenios internacionales en la materia

Javier Hernández Alpízar.– Zapateando2

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) expresó “su preocupación por operativos realizados por autoridades estatales en Xalapa, Veracruz, para retirar poblaciones callejeras, en particular a niñas, niños y adolescentes.”
En comunicado público (http://www.cdhdf.org.mx/index.php/boletines/1350-boletin-1682011), dado a conocer el viernes 13 de mayo, la CDHDF mostró su desacuerdo con la forma en que los operativos del DIF estatal veracruzano retiraron el 6 de mayo a niñas y niños chiapanecos de las calles, pues, expresó:

“El retiro forzado y encierro posterior de niños y niñas de la calle son acciones que no resuelven el problema de fondo e impiden el restablecimiento de la cohesión social, fomentado la marginación, criminalización y la discriminación social, sin que se combata la pobreza de los niños y niñas que viven o trabajan en la calle.”

Durante el operativo en las calles de Xalapa, expresó la CDHDF, “fueron llevados 40 indígenas chiapanecos, 16 de ellos menores de edad.”

La comisión dijo coincidir con las autoridades de Veracruz en “su interés por atender a niños y niñas de la calle, así como en sus acciones para combatir la explotación de personas en cualquiera de sus formas.” Lo que criticó es la forma en que pretende hacerlo.

La CDHDF consideró que “la desincorporación de la calle debe ser gradual y se deben ofrecer alternativas de acceso voluntario a otros espacios, como parte de un proceso de inclusión, interlocución y de formación para la infancia.”

En cambio, el retiro forzado mediante esto tipo de operativos, expresó la CDHDF, viola “los convenios internacionales sobre la materia firmados por el Estado mexicano.”

Argumentó que el Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos de la Infancia “ha sido enfático en señalar que el Estado mexicano y sus entidades deben promover programas de vinculación a la escuela y de desvinculación progresiva de la calle, así como programas contra la explotación laboral de niños y niñas.”

Además, la Ley de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para el Estado de Veracruz establece en su Artículo 94 que los programas públicos instrumentados por el gobierno del estado o por la sociedad organizada, a través de instituciones de asistencia, dirigidos a beneficiar a quienes se encuentran en situación de calle, “tendrán entre sus objetivos el alejamiento voluntario, gradual y efectivo de la vida en calle.”

Por ello la CDHDF, dijeron, “espera que las acciones de las autoridades garanticen el cumplimiento de los derechos de niñas y niños de la calle, con base en el principio del interés superior de las niñas y los niños, señalado en el Artículo 3 de la Convención de los Derechos de la Infancia.”

Exhortó a que “toda acción pública se base en la aplicación de los principios rectores de la Convención, como el de la no discriminación y la participación de niños y niñas en los temas que les afectan.”

Vá Campesina Bali: Declaración sobre semilla

Las semillas campesinas son dignidad, cultura y vida: campesinos en resistencia, defendiendo sus derechos respecto de las semillas campesinas

Hoy en día somos víctimas de una guerra por el control de las semillas. Nuestras agriculturas están amenazadas por industrias que intentan controlar nuestras semillas por todos los medios posibles. El resultado de esta guerra será determinante para el futuro de la humanidad, porque de las semillas dependemos todos y todas para nuestra alimentación cotidiana.

Un actor en esta guerra es la industria de las semillas, de la ingeniería genética, de las tecnologías híbridas y de los productos agroquímicos, que quiere adueñarse de nuestras semillas para multiplicar sus ganancias, obligando a los campesinos a ser consumidores dependientes de sus semillas. Por el otro lado estamos los campesinos y campesinas, que conservamos y reproducimos nuestras semillas a través de nuestros sistemas vivos de semillas locales, campesinas e indígenas, semillas que son patrimonio de nuestros pueblos, custodiadas y reproducidas por mujeres y hombres del campo. Nuestras semillas son una riqueza que ponemos generosamente al servicio de la humanidad.

La industria ha inventado muchas maneras de saquear las semillas para manipularlas, con el fin de marcarlas con sus títulos de propiedad industrial, y entonces obligarnos, a los pueblos campesinos del mundo, a comprar cada año sus semillas privatizadas en lugar de guardar y seleccionar nuestras propias semillas para la siguiente siembra. Sus métodos incluyen las semillas híbridas que no pueden ser reproducidas por los campesinos, los transgénicos, y la propiedad industrial sobre las semillas, patentes o certificados de obtención vegetal que son impuestos a través de tratados internacionales y leyes nacionales. Todos son métodos de robo y despojo, porque todas las semillas de la industria son de hecho el producto de miles de años de selección y cruces realizados por nuestros pueblos. Gracias a nosotros los campesinos, la humanidad cuenta con la gran diversidad de cultivos que, junto con la crianza y la domesticación de animales, hoy alimentan al mundo.

En su afán por crear monopolios y robar la los bienes naturales de los pueblos, las corporaciones y los gobiernos comprados por ellas, ponen en riesgo toda la agricultura y la alimentación de la humanidad. Unas cuantas variedades uniformes reemplazan a miles de variedades locales, erosionando la diversidad genética que sustenta nuestra alimentación. Frente al cambio climático, la diversidad es fortaleza y la uniformidad es debilidad. Las semillas comerciales reducen drásticamente la capacidad de la humanidad para enfrentarse y adaptarse al cambio climático. Por eso hemos señalado que la agricultura campesina, con sus semillas campesinas, contribuye a enfriar el planeta.

Bien saben en nuestras comunidades que las semillas híbridas y las semillas transgénicas requieren grandes cantidades de productos agrotóxicos, fertilizantes químicos y agua, lo cual eleva los costos de producción y daña el medio ambiente. Además, son mucho más susceptibles a las sequías, enfermedades y plagas, generando centenares de miles de casos de cosechas destruidas y economías familiares echadas a perder. La industria ha "mejorado" las semillas para que no puedan ser cultivadas sin la ayuda de productos químicos dañinos, para que sean cosechadas con maquinaria pesada, y que soporten preservación artificial durante las largas distancias de transporte. Pero ha dejado de lado características importantes para nuestra salud. El resultado son semillas que han perdido su valor nutricional y están saturadas de venenos químicos. Estas semillas son la raíz de numerosas enfermedades crónicas y alergias generalizadas, así como de la contaminación de la tierra, el agua y el aire que respiramos.

En cambio, los sistemas campesinos de rescate, revalorización, conservación y adaptación local gracias a la selección y a la reproducción en los campos de los campesinos, así como los intercambios de semillas entre campesinos, mantienen y aumentan la biodiversidad genética del sistema alimentario mundial, y nos confieren también la capacidad y flexibilidad para afrontar ecosistemas diversificados, climas cambiantes y el hambre en el mundo.

Nuestras semillas están más adaptadas a las condiciones de siembra locales, producen alimentos de mejor calidad nutritiva, y funcionan con alta productividad en sistemas agroecológicos sin agrotóxicos ni otros insumos costosos. Pero los híbridos y los transgénicos contaminan nuestras semillas y las ponen en peligro de extinción. Los híbridos reemplazan a nuestras semillas en sus lugares de origen y llevan a su desaparición. La humanidad no puede sobrevivir sin las semillas campesinas, y sin embargo, las semillas de las corporaciones atentan directamente a su existencia.

No debemos equivocarnos. Estamos frente a una guerra por las semillas. Y del resultado depende el futuro de todos y todas. Es a través de esta óptica que se tiene que analizar el Tratado Internacional para Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación (TIRFAA), para entender qué está en juego y qué posiciones se deben fijar.

El Tratado Internacional para Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación

En primer lugar, es necesario ubicar el Tratado en su contexto histórico, en la historia de intentos de despojarnos de nuestras semillas. Nos queda claro que la industria y la mayoría de los gobiernos utilizan el Tratado para legitimar el acceso de la industria a las semillas campesinas guardadas en distintas colecciones mundiales. El Tratado reconoce y legitima la propiedad industrial sobre las semillas, justificando el despojo y el monopolio. En el Tratado, el lenguaje florido sobre los derechos de los agricultores deja en manos de los estados la responsabilidad de su aplicación, pero sin embargo los estados no la aplican. Vemos el hecho de mencionar estos derechos como un intento de protegerse contras nuestras posibles protestas y denuncias.

El resultado es un tratado que legitima las leyes de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en cuanto a los derechos de propiedad industrial; por ende, es legalmente vinculante en cuanto a los derechos de propiedad industrial y los derechos de los fitomejoradores, pero permite a los estados no respetar los derechos de los agricultores, aunque utilice un lenguaje bonito. Es un tratado contradictorio y ambiguo, un tratado que en la práctica toma el lado del despojo.

Sin embargo, esto no significa que todo esté perdido. El Tratado podría ser acogido, desde el punto de vista campesino, pero las correcciones deben ser mayores y son urgentes. Por ende, La Vía Campesina afirma que:

  • No podemos conservar la biodiversidad y alimentar al mundo y mientras que nuestros derechos de sembrar, guardar, intercambiar y vender nuestras semillas sean criminalizados a través de leyes que legalizan la privatización y comercialización de las semillas. El Tratado de la Semillas es el único tratado existente hasta la fecha que contempla los derechos campesinos, pero los estados no respetan estos derechos, mientras que sí respetan el derecho de propiedad industrial. Por eso, el Tratado debe dar prioridad a los derechos campesinos y éstos deben ser vinculantes. Deben ser aplicados en cada uno de los 127 países que ratificaron el Tratado.
  • El Tratado mismo va en contra de los derechos campesinos cuando promueve las patentes y otras formas de propiedad industrial sobre las semillas. El Tratado debe prohibir toda forma de patente; protección de variedades y sus regalías sobre semillas que se reproducen los campos; así como toda otra forma de propiedad industrial sobre los seres vivos.
  • La industria ha adquirido una inmensa deuda por apropiarse de nuestras semillas y por destruir la biodiversidad cultivada para reemplazarla por algunas variedades manipuladas. La industria debe pagar esta antigua deuda, pero esto no le da de ninguna forma el derecho de continuar apropiándose de las semillas. La industria debe pagar y también dejar de apropiarse de nuestras semillas y destruir la biodiversidad.
  • El Tratado propone el "reparto de los beneficios" de los derechos de propiedad industrial que reconoce. Estos "beneficios" son resultado del despojo de nuestras semillas campesinas. Nosotros no queremos participar del robo de nuestras semillas, rehusamos el reparto de beneficios porque no queremos derechos de propiedad industrial sobre las semillas.
  • Exigimos políticas públicas a favor de sistemas vivos de semillas campesinas, sistemas que estén en nuestras comunidades y bajo nuestro control. Estas políticas no deben promover las semillas no reproducibles, como los híbridos, sino que deben promover semillas reproducibles y locales. Estas políticas deben prohibir los monopolios, favorecer la agroecología y el acceso a la tierra y cuidado de los suelos. Estas políticas públicas también deben favorecer la investigación participativa en los campos de los campesinos bajo control de sus organizaciones y no de la industria. Hacemos un llamamiento a nuestras comunidades para seguir conservando con cuidado, proteger, desarrollar y compartir nuestras semillas campesinas: esta es la mejor forma de resistir contra el despojo y la mejor forma de preservar la biodiversidad.
  • Los bancos centralizados de semillas no responden a las necesidades campesinas. Son museos de semillas para el beneficio de corporaciones biopiratas. Además en esos bancos nuestras semillas están amenazadas por contaminaciones genéticas y por los derechos de propiedad industrial. No podemos confiar en los gobiernos y el tratado para conservarlas. Nos negamos a entregar nuestras semillas a los bancos de genes del sistema multilateral y de la industria mientras siga habiendo patentes sobre las plantas, sus genes o sus partes, u otro tipo de sistemas de derecho de propiedad industrial como la protección de obtenciones vegetales que exigen regalías sobre semillas reproducidas en los campos, mientras los transgénicos continúen existiendo.
  • La privatización de semillas es una amenaza seria para nuestras semillas campesinas en África, Asia y América Latina. Pero en algunos de nuestros países, sobre todo en Europa y América del Norte, el monopolio comercial de las semillas de la industria ya ha hecho desaparecer a la mayoría de nuestras variedades locales. En estos países ya no podemos llevar a cabo nuestra selección campesina utilizando las variedades disponibles comercialmente, porque fueron manipuladas para no crecer bien sin muchos insumos químicos o procesos industriales. Han perdido mucho de su valor nutricional y con más y más frecuencia semillas transgénicas. No podemos seleccionar nuestras nuevas variedades campesinas en base a las semillas de nuestros padres que se encuentran encerradas en bancos de genes. Exigimos acceso sin condiciones a las colecciones de semillas del sistema multilateral porque son nuestras semillas las que están guardadas en él.
  • Nosotros campesinos y campesinas guardamos nuestras semillas en primer lugar en nuestros campos pero también en graneros y casas de semillas campesinas y en sistemas campesinos locales que constituyen también pequeñas colecciones "ex situ". Ponemos estas colecciones "ex situ" lo más cerca posible a nuestros campos para que los campesinos mantengan control, responsabilidad y acceso a ellas. Para tomar el lenguaje del Tratado, nosotros los campesinos construimos nuestro propio "sistema multilateral". Esta es la base en la que podemos colaborar con el Tratado, recordándole que él no es el único que organiza la conservación de semillas. Si el Tratado quiere colaborar con nosotros, debe respetar nuestras condiciones y nuestros derechos y prohibir los derechos de propiedad industrial y los transgénicos.
  • Ya que el proceso del Tratado se lleva a cabo dentro de las Naciones Unidas, son los estados quienes adquieren responsabilidades frente a los sistemas de semillas campesinas. Sin embargo, la Organización Mundial del Comercio hace que los derechos de los fitomejoradores sean vinculantes, mientras que los derechos de los campesinos no son respetados. Exigimos que los derechos de los agricultores sean vinculantes y los derechos de los fitomejoradores sean subordinados a ellos. Esto necesariamente significa derogar las leyes actuales que comercializan las semillas y niegan los derechos de los campesinos. Exigimos la ratificación de leyes nacionales que reconozcan los derechos de los agricultores. La Vía Campesina hace un llamado para la pronta aprobación y ratificación de una convención de derechos campesinos dentro de las Naciones Unidas. Agricultura y semillas fuera de la OMC y los tratados de libre comercio.
  • El Tratado es parte de una serie de desafíos a los pueblos campesinos e indígenas a los que nos estamos enfrentando hoy en día. El Proceso Río+20 lleva a un enfrentamiento claro entre un capitalismo disfrazado de verde y la agricultura campesina, la agroecología y nuestras semillas campesinas. La Vía Campesina actuará para defender la agroecología y las semillas campesinas que representan la esperanza para el futuro de la humanidad. Como hemos demostrado, la agricultura campesina sostenible contribuye a enfriar el planeta y puede alimentar al mundo.
  • Si los estados se comprometen a reformar el Tratado, defendiendo activa y efectivamente los derechos de los agricultores, estamos dispuestos a colaborar en el Tratado, incluso dentro de mecanismos de un comité paralelo basado en el modelo del del Comité de Seguridad Alimentaria que acompaña al proceso de la FAO en Roma. Pero no vamos a abrir la puerta a una colaboración con el Tratado que nos va a enfrascar en interminables discusiones mientras que los transgénicos, los híbridos y los derechos de propiedad industrial nos despojan de nuestros campos. Cualquiera que sea la decisión del Tratado de reconocer o no a aquellos que somos los guardianes de la biodiversidad, continuaremos trabajando dentro de nuestros propios sistemas campesinos de semillas, los cuales han en el pasado y continuarán en el futuro asegurado la biodiversidad y alimentado a la humanidad . De esta forma, estamos guardando las semillas no solo para nosotros sino también para nuestros hijos: Las semillas campesinas son patrimonio de las comunidades campesinas y de los pueblos indígenas al servicio de la humanidad.


La Via Campesina
Via Campesina is an international movement of peasants, small- and medium-sized producers, landless, rural women, indigenous people, rural youth and agricultural workers. We are an autonomous, pluralist and multicultural movement, independent of any political, economic, or other type of affiliation. Born in 1993, La Via Campesina now gathers about 150 organisations in 70 countries in Asia, Africa, Europe, and the Americas.

International Operational Secretariat:
Jln. Mampang Prapatan XIV no 5 Jakarta Selatan, Jakarta 12790 Indonesia
Tel/fax: +62-21-7991890/+62-21-7993426
Email: viacampesina@viacampesina.org

Posts relacionados:
Fuente: Red Llatina Sin Fronteras

Niña salvadoreña

Los de Abajo

Gloria Muñoz Ramírez / La Jornada 14/05/2011

Una acción urgente circula en las redes sociales. Se trata de impedir la deportación de una niña migrante salvadoreña que fue violada en territorio mexicano por el "coyote" que la trasladaría a Estados Unidos, donde se reuniría con sus padres. Después de que se realizó la denuncia, la niña fue llevada al Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), alejada de su abuela, quien se trasladó a Chihuahua, donde ocurrieron los hechos, para, con todo derecho, solicitar su custodia.

En estos momentos la vida de la menor, de apenas ocho años de edad, corre peligro, pues, denunció Luz Estela Castro, integrante del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, es muy probable que miembros de la banda criminal Mara Salvatrucha la vuelvan a dañar si la repatrian a El Salvador.

La vida de la pequeña está en manos del Instituto Nacional de Migración (INM) en México, pues, si persisten en deportarla, quedará a la merced de los integrantes de la Mara Salvatrucha.

Los padres de la menor actualmente viven en Los Ángeles, California, a donde llegaron huyendo de la miseria en El Salvador y en busca de una mejor vida. Cuando emprendieron el viaje dejaron a su hija en manos de sus abuelos paternos. Sin embargo, como oportunamente informaron los reporteros Miroslava Breach Velducea y Fernando Camacho Servín, “poco después un grupo de la organización criminal Mara Salvatrucha comenzó a extorsionarlos para no secuestrar a la niña”.

Ante esta situación, los abuelos avisaron a los padres y éstos contrataron a un "coyote" por 7 mil dólares para que trasladara a la niña a la frontera de México con Estados Unidos, "pero esa persona, acompañada de tres hombres, abusó sexualmente de la menor", explicó el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, desde Chihuahua.

Los familiares realizaron la denuncia y posteriormente se detuvo a cuatro de los presuntos agresores, de los cuales liberaron a tres y sólo uno se mantiene bajo proceso; mientras la niña fue internada en el DIF, donde actualmente permanece sin poder ver a su abuela y en espera de que se defina su situación. Cabe señalar que los tres liberados regresaron a El Salvador, por lo que se teme que cobren venganza.

El llamado que circula a través de la Red Nacional de Organismos de Derechos Humanos "Todos los derechos para todas y todos" es a impedir que la niña sea deportada, que se garantice su vida y derechos humanos, que se conceda la custodia a su abuela y que el gobierno de México facilite que la niña se reúna con sus padres. Para firmar la petición se puede visitar el sitio: www.thepetitionsite.com/1/help-a-girl-go-back-to-her-family-after-being-abused-in-mexico

13/5/11

De Nobel a Nobel - Carta abierta a Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica

Estimado Barack

Al dirigirte esta carta lo hago fraternalmente y a la vez para expresarte la preocupación e indignación por la destrucción y muerte sembrada en varios países, en nombre de la "libertad y la democracia", dos palabras prostituidas y vaciadas de contenido. Termina justificando el asesinato y es festejada como si se tratase de un acontecimiento deportivo.

Indignación por la actitud de sectores de la población de los EEUU, de jefes de Estado europeos y de otros países que salieron a apoyar el asesinato de Bin Laden, y tu complacencia en nombre de una supuesta justicia. No buscaron detenerlo y juzgarlo por los crímenes supuestamente cometidos, lo que genera mayor duda. El objetivo fue asesinarlo.

Los muertos no hablan y el miedo al ajusticiado que podría decir cosas no convenientes para los EEUU., se convirtió en asesinato para asegurar que "muerto el perro se terminó la rabia", sin tener en cuenta que no hacen otra cosa que incrementarla.

Cuando te otorgaron el Premio Nóbel de la Paz, del cual somos depositarios, te envié una carta que decía:"Barack me sorprendió mucho que te hayan otorgado el Nóbel de la Paz, pero ahora que lo tienes debes ponerlo al servicio de la Paz entre los pueblos, tienes toda la posibilidad de hacerlo, de terminar las guerras y comenzar a revertir la grave situación que vive tu país y el mundo".

Sin embargo has incrementado el odio y traicionado los principios asumidos en la campaña electoral ante tu pueblo, como poner fin a las guerras en Afganistán e Irak y cerrar las cárceles en Guantánamo y Abu Graib en Irak. Por el contrario, decides comenzar otra guerra contra Libia, apoyada por la OTAN y la vergonzosa resolución de las Naciones Unidas de apoyarla, cuando ese alto organismo, empequeñecido y sin pensamiento propio, ha perdido el rumbo y está sometido a las veleidades e intereses de las potencias dominantes.

La base fundacional de la ONU es la defensa y promoción de la Paz y dignidad entre los pueblos. Su preámbulo dice "Nosotros los pueblos del mundo…"hoy ausentes de ese alto organismo.

Quiero recordar a un místico y maestro que tiene en mi vida una gran influencia, el monje trapense de la Abadía de Getsemaní en Kentucky, Tomás Merton que dice" La mayor necesidad de nuestro tiempo es limpiar la enorme masa de basura mental y emocional que atasca nuestras mentes y convierte toda vida política y social en una enfermedad de masas. Sin esa limpieza doméstica no podemos comenzar a ver. Si no vemos no podemos pensar"-

Eras muy joven Barack durante la guerra de Vietnam, tal vez no recuerdes la lucha del pueblo norteamericano por oponerse a la guerra. He compartido y acompañado a los veteranos de guerra de Vietnam, en particular a Brian Wilson y sus compañeros quienes fueron víctimas de esa guerra y de todas las guerras.

Tomás Merton, frente a un matasellos del correo que acababa de llegar "The U.S. Army, key to peace (El ejercito U.S., clave de la paz)"decía: "Ningún ejército es clave de la paz. Ninguna nación tiene la clave de nada que no sea la guerra. El poder no tiene nada que ver con la paz. Cuando más aumentan los hombres el poder militar, más violan la paz y la destruyen".

Debemos proteger la VIDA para dejar a las generaciones futuras una sociedad más justa y fraterna, restableciendo el equilibrio con la Madre Tierra. Si no reaccionamos para cambiar la situación actual de la soberbia suicida a que están arrastrando a los pueblos, será difícil salir y ver la luz. La humanidad merece un destino mejor.

Sabes? la esperanza es como el loto que crece en el fango y florece en todo su esplendor mostrando su belleza. Leopoldo Marechal, un gran escritor argentino, decía que: "del laberinto se sale por arriba".

Y pienso, Barack, que después de seguir tu ruta equivocando caminos, te encuentras en un laberinto sin poder encontrar la salida y te entierras más y más en la violencia, devorado por el poder dominación, y crees tener el poder que todo lo puede y que el mundo está a los píes de los EEUU. Son tan largas las atrocidades cometidas por los diferentes gobiernos de EEUU en el mundo… Es una realidad dolorosa, pero también existe la resistencia de los pueblos que no claudican frente a los poderosos.

A Bin Laden, supuesto autor ideológico del ataque a las torres gemelas, lo identifican como el Satán encarnado que aterrorizaba al mundo, lo señalaban como el "eje del mal", y eso les ha servido para declarar las guerras que el complejo industrial militar necesita para colocar su productos de muerte.

No debes ignorar que investigadores del trágico 11 de septiembre, señalan que el atentado tiene mucho de "autogolpe", como el avión contra el Pentágono y el vaciamiento anterior de las oficinas de las torres; atentado que dio motivo para desatar la guerra contra Irak y Afganistán y ahora contra Libia; argumentando en la mentira que todo lo hacen para salvar al pueblo, en nombre de "la libertad y defensa de la democracia". Y con total cinismo dicen que la muerte de mujeres y niños son "daños colaterales".

La palabra está vaciada de valores y contenido. Al asesinato, lo llamas muerte y por fin EEUU ha "muerto" a Bin Laden. No trato de justificarlo bajo ningún concepto, estoy en contra de todo terrorismo tanto de esos grupos armados, como del terrorismo de Estado que tu país ejerce en diversas partes del mundo apoyando a dictadores, imponiendo bases militares e intervención armada, ejerciendo la violencia para mantenerse por el terror en el eje del poder mundial. ¿Hay un solo "eje del mal"?

La Paz, es una dinámica de vida en las relaciones entre las personas y los pueblos; es un desafío a la conciencia de la humanidad, su camino es trabajoso, cotidiano y esperanzador, donde los pueblos son constructores de su propia vida y de su propia historia. La Paz no se regala, se construye y eso es lo que te falta muchacho, coraje para asumir la responsabilidad histórica con tu pueblo y la humanidad.

No puedes vivir en el laberinto del miedo y la dominación, desconociendo los Tratados Internacionales, los Pactos y Protocolos, que firman y a la par transgreden una y otra vez.

¿Cómo puedes hablar de la Paz si no quieres cumplir con nada, salvo con los intereses de tu país?

¿Cómo puedes hablar de la libertad cuando tienes en las cárceles a prisioneros inocentes en Guantánamo, en los EEUU, en Irak y en Afganistán?

¿Cómo puedes hablar de los derechos humanos y la dignidad de los pueblos cuando los violas permanentemente y bloqueas a quienes no comparten tu ideología y deben soportar tus abusos?

¿Cómo puedes envías fuerzas militares a Haití después del devastador terremoto y no ayuda humanitaria a ese sufrido pueblo?

¿Cómo puedes hablar de libertad si masacras a los pueblos del Oriente Medio y propagas conflictos interminables que desangra a los palestinos e israelitas?

Barack. mira para arriba de tu laberinto, puedes encontrar la estrella que te guíe, aunque sepas que nunca podrás alcanzarla, como bien lo dice Eduardo Galeano. Busca ser coherente entre lo que dices y haces, es la única forma de no perder el rumbo. Es un desafío de la vida. El Nobel de la Paz es un instrumento al servicio de los pueblos, nunca para la vanidad personal.

Te deseo mucha fuerza y esperanza y esperamos que tengas el coraje de corregir el camino y encontrar la sabiduría de la Paz.

Adolfo Pérez Esquivel

II Seminario Internacional: Crisis Global y Movimientos Sociales ‘Otros’

II Seminario Internacional
(Tanzania, Turquía, India, México, Nueva Zelandia, Canadá, EUA)
12 mayo 2011 / CIDECI-Unitierra Chiapas

Crisis Global y Movimientos Sociales “Otros”

In Memoriam:
Don Samuel Ruiz García
Felipe de J. Toussaint Loera

Primera Parte

In Memoriam: Semblanzas

Estela Barco / Jorge Santiago / Guillermo Villaseñor

descarga

Introducción General: Gustavo Esteva

Moderador: Oliver Fröhling (México)

Derek Shaw (Canadá)

descarga

Sonal Mehta (India) – English

descarga

Sonal Mehta (India) – Traducción al español

descarga

Peter Horsley (Nueva Zelandia) – English

descarga

Peter Horsley (Nueva Zelandia) – Traducción al español

descarga

Alice Brooks Wilson (EUA) – Español

descarga

Segunda Parte

Moderador: Gustavo Esteva (México)

Jennifer Jones (EUA) – English

descarga

Jennifer Jones (EUA) – Traducción al español

descarga

Fatma Alloo (Tanzania) – English

descarga

Fatma Alloo (Tanzania) – Traducción al español

descarga

Sibel Ozbudun (Turquía) – English

descarga

Sibel Ozbudun (Turquía) – Traducción al español

descarga

Palabras finales: Gustavo Esteva

descarga


Fatma Alloo
Formada en periodismo en la Escuela de Periodismo de Tanzania, Fatma Alloo radica en Zanzibar, Tanzania. Logró un grado de maestría en periodismo en Inglaterra, tiene experiencia trabajando en comunicación del desarrollo a través de medios escritos y electrónicos en Uganda, Gran Bretaña, Holanda, Suiza y Tanzania. Es fundadora de la Asociación de Medios de Mujeres de Uganda y Tanzania (TAMWA) que utiliza los medios de información como fuerza de movilización. Es fundadora-directorade la ONG Centro de Recursos de Zanzibar (NGORC) que trabaja para fortalecer la sociedad civil a través de capacitación en construcción, entrenamiento e investigación. Como fundadora y ahora Viceconsejera del Festival de Zanzibar del Dhow (ZIFF), se ha involucrado en cultura y filmación como medios para repensar la globalización y facilitar el cambio social. También es editora asociada del Journal del desarrollo de Roma.

Oliver Fröling
Es geógrafo por formación académica. Vive en Oaxaca, México, donde es cofundador de la Universidad de la Tierra, un centro para la educación autónoma. Sus intereses en investigación, que se integran con sus actividades prácticas en la Unitierra incluyen ONGs y políticas neoliberales, geopolítica crítica y alternativas a la economía. La iniciativa más importante en la que actualmente trabaja es la creación de una red para la soberanía alimenticia y agricultura urbana en Oaxaca.

Peter Horsley
Es un activista medioambiental, abogado y académico por 25 años. Peter Horsley enseña Leyes medioambientales y administración de recursos en la Escuela de Planeamiento Medioambiental y de Recursos en la Universdad de Massey en Nueva Zelanda. Trabaja de cerca con Maoris y grupos comunitarios y tiene intereses particulares de investigación en explorar ligas entre leyes ambientales, conceptos de ecosistemas, ética medioambiental, derechos y valores Maoris y la participación comunitaria en planeación. Sus proyectos actuales incluyen administración colaborativa de modelos de desarrollo para Maoris y comunidades occidentales y agencias gubernamentales para proteger y restaurar el medioambiente local.

Jennifer Jones
Es ecologista política que usa un acercamiento transdisciplinario para explorar las relaciones entre las personas y otros elementos de la naturaleza, enfocándose en la política y economía de la conservación y la biodiversidad. Fue Profesora asistente visitante de Política Internacional Medioambiental en el Willimams College, MA, en la primavera de 2009. La Dra. Jones pasó seis años en África y es miembro de la Unión Internacional de Conservación (IUCN), La Comisión en Política Medioambiental, Económica y Social y la Comisión Mundial de la IUCN sobre áreas protegidas. Recibió su doctorado de la Universidad de Pretoria, Sudáfrica.

Sibel Ozbudun
Es antropóloga social de Ankara, Turquía. Enseñó esa materia en la Universidad de Ankara por más de diez años, pero renunció como forma de resistencia ante los procesos de neoliberalización en las universidades turcas. Es una activista en derechos humanos, amiga de kurdos y armenios y defensores de los derechos de la mujer. Ha publicado muchos libros. Uno de sus temas principales es la relación entre clase e identidad, entre la economía política y la cultura.

Sonal Metha
Adiestrada como científico y tecnólogo especial, obtuvo una maestría en física y un doctorado en ciencias del espacio. Trabajó algunos años en ese campo y se desplazó al de la educación, en donde se concentró en actividades de aprendizaje basadas en la práctica y la comunidad. Ha sido una activista de los derechos humanos y de la mujer por más de 25 años y ha particiapdo en diversos movimientos sociales y políticos por los derechos económicos de la población marginada. Ha participado en el Foro Social Mundial y coordinó una de sus reuniones. Trabaja actualmente para una comunidad indígena de habitantes de los bosques y trabajadores del bambú en Gujarat, India.

Alice Brooke Wilson
Alice es candidata al doctorado en antropología cultural en la Universidad de Carolina del Norte – Chapel Hill y una cofundadora y miembro del grupo central de las granjas Maverick, en las montañas Apalaches de Carolina Noroccidental. Ella se especializa en los estudios críticos sobre alimentos, particularmente en las alternativas a la agricultura industrial que están emergiendo dentro de los movimientos y construcciones sociales de la sostenibilidad en el sistema alimentario en EU-México. Su investigación se focaliza en cómo las concepciones o imaginarios del futuro afectan y dan significado a las prácticas sociales contemporáneas.

Derek Shaw
Es filósofo independiente y consultor ambiental. Las áreas de interés del Dr. Shaw incluyen filosofía política y social, política económica internacional y ética medioambiental. Ha sido profesor en varias disciplinas en la Univesidad de Columbia Británica, Universidad Simon Frazer y la Universidad de Victoria. El Dr. Shaw ha trabajado como consultor para gurpos de abogados ambientales, naciones originarias, agencias de administración de gosques y la Reserva de la Biósfera Clayoquot de la UNESCO. Ha servido como consejero municipal electo en dos ocasiones de su pueblo Tofino, B.C. El Dr. Shaw también opera su bote de vela para hacer investibgación sobre aves en la costa oeste de Canadá por los últimos 9 años. Esta investigación es financiada actualmente por el Servicio de Vida Salvaje Canadiense. El Dr. Shaw recibió su doctorado de la Universidad de Colorado en Boulder, en 1996.

Gustavo Esteva
Activista social e intelectual público, fundador y colaborador del Centro de Encuentros y Diálogos Interculturales, la Universidad de la Tierra en Oaxaca y diversas redes nacionales e internacionales. Autor de numerosos libros y ensayos, como Celebración del Zapatismo y la Comuna de Oaxaca. Columnista de La Jornada.

Fuente: Radio Zapatista

12/5/11

"Prisioneros políticos" de la Voz del Amate y "presos solidarios" exigen ser excarcelados

· No se vale encarcelar a gente sin delito en Chiapas, afirman


Los presos políticos de la Voz del Amate, adherentes a la otra campaña del EZLN, y el grupo de presos solidarios con ellos, cautivos todos en el penal número cinco de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, exigieron ser liberados inmediatamente, pues su encarcelamiento es injustificado.

Alberto Patishtán Gómez y Rosario Díaz Gómez expresaron además que la solución de los múltiples problemas que aquejan a México no es aumentando el salario del personal del Ejército federal y luego mandar militarizar todo el país, mucho menos desaparecer y asesinar a gentes civiles inocentes y oprimir a la gente pobre.

Tampoco se vale encarcelar a gentes sin delito. Con estos hechos, el presidente Felipe Calderón lo que quiere justificar de un país estable y de paz hace lo contrario. Aquí sólo se ve la vulnerabilidad de los derechos humanos y la impunidad de muchos casos.

Informaron haberse unido como la Voz del Amate a la marcha en silencio convocada por el EZLN el 7 de mayo, con un acto de ayuno y oración durante 12 horas, en solidaridad con la Marcha Nacional por la Justicia y contra la Impunidad, por los asesinatos de los jóvenes y de la familia del compañero Javier Sicilia, que son Juan Sicilia Ortega, Luis Antonio Romero Jaime, Julio César Romero Jaime y Gabriel Alejo Escalera.

Demandaron ya no más guerra de Calderón, ya no más sangre, y sostuvieron: Estamos hasta la madre de las injusticias y encarcelamientos por delitos prefabricados. Pedimos a todo México detener esta guerra de muertes y odios, y exigir la libertad de todos los presos políticos del país.

El profesor tzotzil Alberto Patishtán, en prisión desde hace más de una década, no ha cejado en demandar su libertad. El gobierno de Juan Sabines Guerrero ha prometido interceder por él ante las autoridades judiciales de la Federación, pero a tres años de la huelga de hambre que logró la liberación de decenas de presos políticos, su caso sigue sin resolverse.

Ahora, además, hay un nuevo preso político zapatista, Patricio Domínguez Vázquez, campesino base de apoyo del EZLN del municipio autónomo Tierra y Libertad, originario de la comunidad Monte Redondo, quien se encuentra injustificadamente en prisión desde el 12 de abril en Motozintla, luego de que su casa fue quemada por grupos oficialistas respaldados por el presidente municipal de Frontera Comalapa, David Escobar.

Otros presos de la otra campaña, los llamados 5 de Bachajón, permanecen tras las rejas desde el 3 de febrero sin que las autoridades chiapanecas den muestras de que serán liberados. Se trata de Jerónimo Guzmán Méndez, Domingo Pérez Álvaro, Juan Aguilar Guzmán y Domingo García Gómez, en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados número 17, en Playas de Catazajá, así como Mariano Demeza Silvano en el Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes Villa Crisol, municipio de Berriozábal.

Su defensa ha alegado y demostrado que se les mantiene encarcelados como rehenes políticos, a pesar de no ser responsables de los delitos que les imputan.

-:-

11/5/11

Campesinos y ecologistas contra la industria de la celulosa

· Organizaciones ambientalistas y campesinas brasileñas e internacionales vuelven a la carga contra la industria forestal.

· Acusan a la corporación Stora Enso de obtener ganancias ilegítimas en la producción de celulosa en el sur del estado de Bahía.

IPS · Fabiana Frayssinet · (Río de Janeiro) / periodismohumano 11.05.2011
Planta de celulosa (AP)

Las acusaciones están dirigidas a Veracel Celulosa, una empresa de riesgo compartido entre dos “líderes internacionales” en celulosa y papel –la brasileña Fibria y la sueco-finlandesa Stora Enso– que inició en 2005 operaciones industriales en el municipio de Eunápolis, en el sur del oriental estado de Bahía, según su sitio web. La empresa posee plantaciones en 10 municipios del sur de Bahía, una fábrica de celulosa y un puerto propio.

Las organizaciones –el Centro de Estudios para el Desarrollo del Extremo Sur de Bahía (Cepedes, por sus siglas en portugués), Amigos de la Tierra Internacional y el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), entre otros– argumentan que la empresa tiene deudas con la justicia brasileña por delitos comunes, ambientales y laborales. “Desde que se estableció en la región, la empresa está cometiendo” desde “delitos ambientales hasta evasión de impuestos, falsificación de documentos y corrupción de servidores públicos, entre otros”, denuncia el activista Marcelo Durão Fernandes, del MST.

Campesinas del MST realizan frecuentes manifestaciones y ocupaciones de predios de la empresa. El ministerio público (fiscalía) y el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales, autoridad ambiental nacional, impusieron multas a Veracel por la contaminación de nacientes de arroyos y ríos, a raíz del uso de agrotóxicos, principalmente herbicidas, dijo Fernandes. El dirigente del MST atribuyó a la “intensa plantación de eucaliptos” la sequía de fuentes de agua, la erosión y la deforestación acelerada de la Mata Atlântica, el gran bioma boscoso que se extendía por todo el litoral atlántico y que hoy ocupa siete por ciento de su superficie original, tras siglos de explotación agropecuaria y urbanización. Las denuncias se refieren también a plantaciones en áreas de riesgo ambiental, como cerros y márgenes de ríos y lagunas y en zonas de conservación o indígenas. Además, la empresa es acusada de no respetar los derechos de los trabajadores. En los últimos años, un tribunal laboral de Eunápolis contó más de 850 demandas contra Veracel y sus subcontratistas, afirma un comunicado de las organizaciones no gubernamentales emitido el 21 de abril, un día después de la asamblea de accionistas de Stora Enso para el reparto de dividendos, celebrada en Helsinki.

Las plantaciones forestales han tomado gran impulso en Bahía y Espírito Santo, en el este, y en el sureño Rio Grande do Sul. Según datos de 2009, había en el país dos millones de hectáreas plantadas para producir celulosa y papel y las exportaciones sumaban 5.000 millones de dólares. En 2008, la fiscalía estatal de Bahía pidió a la justicia anular licencias ambientales para plantar eucaliptos, obtenidas por Veracel. La firma empleó “medios ilícitos, desde corrupción de funcionarios de órganos licenciadores a sobornos de alcaldes y concejales”, dijo entonces João da Silva Neto, coordinador de la fiscalía en Eunápolis. La empresa fue entonces multada y condenada a retirar plantaciones distribuidas en cuatro municipios bahianos y a reforestar con especies nativas de la Mata Atlântica. Los procedimientos han continuado desde entonces.

Según Ivonete Gonçalves, de Cepedes, grandes extensiones de monocultivos operan sin licencias ambientales, lo que produjo pérdida de biodiversidad y la expulsión de miles de campesinos de la región. Estos factores contribuyeron a agravar la inseguridad alimentaria local, según Fernandes. Ya se percibe claramente en Brasil que cada vez que aumentan las plantaciones de monocultivos como soja, caña de azúcar y eucalipto, disminuye la producción y el área plantada de alimentos básicos, como el arroz, el fríjol y la mandioca, destacó.

Gonçalves, integrante de Cepedes, citó censos oficiales y del Sindicato de Trabajadores Rurales de Eunápolis, según los cuales en 2002, ocho cultivos regionales generaban cerca de 30.000 empleos. Hoy, Veracel, “que se apropió de casi todas las tierras cultivables, tiene unos 400 empleos directos y 2.500 indirectos, tercerizados”, destacó. En los 10 municipios en los que actúa, Veracel ocupa 6,1 por ciento del área total de tierras, replicó la empresa. En 2007 en esos municipios “apenas 5,3 por ciento de las tierras se empleaban para producir alimentos”. El uso más común del suelo en la zona es la ganadería, que cubre 46,6 por ciento.

“De todas las tierras compradas por Veracel, alrededor de 97 por ciento eran ganaderas”, dijo en una respuesta por correo electrónico la coordinadora de comunicación de Veracel, Débora Jorge. Veracel asegura que “por cada hectárea plantada con eucalipto mantenemos una hectárea protegida, lo que representa casi 105.000 hectáreas en esa condición”. La empresa “no deforesta, y respeta inclusive el compromiso de no plantar en áreas donde se identificó vegetación nativa en bosques primarios o en estadio medio o avanzado de regeneración”, agregó Jorge. El Programa Mata Atlântica, creado por la firma en 1994, se puso en 2004 la meta de restaurar 400 hectáreas por año. A fines de 2010 ya se habían recuperado 4.000 hectáreas, según Jorge.

La firma asevera que sólo utiliza productos químicos debidamente autorizados y mediante “un moderno manejo integrado de plagas y enfermedades” logra aplicar productos de baja toxicidad y en “dosis locales y específicas”. Respecto del efecto del eucalipto en la disponibilidad hídrica, “análisis del Instituto de Investigaciones y Estudios Forestales y de la Sociedad Brasileña de Silvicultura revelan que las plantaciones de eucalipto, manejadas adecuadamente, consumen la misma cantidad de agua que las florestas nativas”, dijo Jorge. Aunque las actividades de Veracel pueden haber causado algún movimiento de personas, las cifras oficiales del censo “no muestran una mudanza real de población del campo a las ciudades”, dijo la portavoz de la empresa. En el capítulo de infracciones laborales, Jorge sostuvo que hasta septiembre de 2010 había 175 reclamos laborales de empleados de Veracel, mientras otros 766 correspondían a trabajadores de firmas que prestan servicios a la compañía, que fue citada como corresponsable sólo en los casos en que el empleador condenado a pagar no cumplió su obligación, puntualizó.

Gonçalves se preguntó para quién es importante la presencia de Veracel en Brasil. “¿Para esos pocos trabajadores y los políticos? ¿Quiénes realmente son los beneficiarios? Con seguridad, los suecos y finlandeses”, se respondió la representante de Cepedes.

La producción de celulosa y 60 por ciento de las ganancias se envían al exterior, y “nosotros nos quedamos con el pasivo ambiental del monocultivo de plantaciones industriales y con la pobreza en el sur de Bahía”, reflexionó para Tierramérica el integrante de la coordinación nacional del MST, João Pedro Stédile.

Acción Urgente: Gobierno colombiano pretende rematar casa de desaparecido político este 12 de mayo

El colectivo HIJOS-Colombia-México nos envía esta acción urgente con el objetivo de detener el remate de la casa de un desaparecido político este 12 de mayo. La apropiación por los estados de las propiedades de los desaparecidos políticos, es una táctica represiva más que en toda latinoamérica atentó contra el patrimonio de la gente de lucha, víctima de crímenes de lesa humanidad.

Ni una injusticia mas. No permitiremos el remate de la casa de las Díaz Mansilla.

DENUNCIA PÚBLICA
ATROPELLOS CONTRA FAMILIARES DE DETENIDOS DESAPARECIDOS

Señor
JUEZ VEINTISEIS DEL CIRCUITO DE BOGOTÁ
Ciudad

REFERENCIA: Proceso No. 96-17849 -Ejecutivo Hipotecario de Fondo Nacional del Ahorro contra GLORIA MANSILLA DE DIAZ y MIGUEL ANGEL DIAZ MARTINEZ.

El movimiento Hijos e Hijas por la Memoria y Contra la Impunidad en Colombia y los abajo firmantes, de manera respetuosa solicitamos a usted que suspenda la diligencia de remate programada para el 12 de mayo de 2011 a partir de las 8:00 a.m., teniendo en cuenta que el demandado Miguel Ángel Díaz Martínez, sindicalista y miembro del Partido Comunista y de la Unión Patriótica, fue detenido y posteriormente desaparecido junto con Faustino López,por agentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) en la ciudad de Puerto Boyacá el 5 de septiembre de 1984.

Su esposa y sus tres hijas no han cesado en su intento de dar con el paradero de su padre y esposo. Debido a las amenazas y constantes persecuciones la señora Gloria Mansilla, esposa del demandado y sus hijas se encuentran en el exilio viéndose obligadas a no poder atender directamente este tipo de asuntos. El arriendo de esta casa, permite en parte el sostenimiento de la familia en el exilio y su remate es un ataque más del Estado Colombiano contra una víctima de la desaparición forzada.

La demanda contra el Estado Colombiano por la desaparición de Miguel Ángel se encuentra en la Corte Interamericana de Derecho Humanos y ha sido denunciada ante instancias internacionales como el Grupo de Trabajo contra la Desaparición Forzada de Personas de Naciones Unidas.

Por tal injusticia e impunidad del caso:

Exigimos al JUEZ VEINTISEIS DEL CIRCUITO DE BOGOTÁ suspender la diligencia de remate programada para el 12 de mayo de 2011 a partir de las 8:00 a.m. en la Carrera 10 No. 14-33. Piso 4, para evitar una injusticia más contra esta familia y la posible inseguridad jurídica de este remate que seguramente será anulado por la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Exigimos VERDAD, JUSTICIA Y REPARACION INTEGRAL para la esposa e hijas de Miguel Ángel Díaz y el reconocimiento del impacto de la desaparición forzada como un delito de carácter continuado y permanente que se perpetúa en este tipo de acciones injustas. Éstas constatan las lamentables consecuencias de la desaparición forzada en el reconocimiento y respeto pleno de los derechos humanos del desaparecido y su familia.

Exigimos al Estado colombiano no perpetuar la impunidad mediante normas que reproducen la desigualdad jurídica en la que se encuentran las víctimas de crímenes de Estado y sus familias.

Exigimos que la sociedad Colombiana deje de ser cómplice de las acciones inhumanas adelantadas por agentes del Estado.

Pedimos a todas las personas y organizaciones que se pronuncien enviando una comunicación al JUEZ VEINTISEIS DEL CIRCUITO DE BOGOTÁ, Proceso No. 96-17849 -Ejecutivo Hipotecario de Fondo Nacional del Ahorro contra GLORIA MANSILLA DE DIAZ y MIGUEL ANGEL DIAZ MARTINEZ, solicitando que suspenda la diligencia de remate programada para el 12 de mayo de 2011 a partir de las 8:00 a.m.

Los(as) esperamos a todos(as) de forma solidaria a hacer presencia en el lugar de la diligencia de remate, el día 12 de mayo de 2011, a partir de las 8:00 a.m. la Carrera 10 No. 14-33. Piso 4.

Sin otro particular y esperando que obre según principios éticos y morales,

Cordialmente,

(Anexo hoja de firmas)

Favor dirigir el derecho de petición adjunto a:
Sr. JUEZ VEINTISEIS DEL CIRCUITO DE BOGOTÁ
Carrera 10 No. 14-33. Piso 4.

Sr. Juan Manuel Santos,
Presidente de la República,
Carrera 8 # 7-26, Palacio de Nariño, Santa Fe de Bogotá. Fax: + 57 1 566 20 71

Sr. Angelino Garzón,
Vicepresidente de la República,
Tels.: +57 1 334 45 07, +573772 01 30.
E-mail: buzon1@presidencia.gov.co ; ppdh@presidencia.gov.co

Sr. Germán Vargas Lleras,
Ministerio del Interior y de Justicia,
Carrera 8 No. 13-31 piso 4to. Tels.: 57.1.4443100 Ext. 2410 Fax: +57 1 2827440
E-mail: atencionalciudadano@mij.gov.co

Sr. Rodrigo Rivera,
Ministro de la Defensa,
Avenida El Dorado con Carrera 52 CAN,! Bogotá.
Fax: +57.1.222.18.74;
E-mail: mdn@cable.net.co

Sr. Wolmar Antonio Pérez Ortiz,
Defensor del Pueblo,
Calle 55 # 10-32, Bogotá.
Fax: + 571 640 0491 E-mail: secretaria_privada@hotmail.com; agenda@agenda.gov.co.

Dr. Alejandro Ordóñez Maldonado,
Procurador General de la Nación,
Cra. 5 #. 15-80, Bogotá. Fax: +57 1 342 97 23; + 571 284 79 49 Fax: +571 342 9723;
E-mail: cap@procuraduria.gov.co quejas@procuraduria.gov.co

Dra. , Fiscal General de la Nación,
Diagonal l 22-B # 52-01, Bogotá.
Fax: +571 570 2000; +571 414 90 00 Extensión 1113,
E-mail: contacto@fiscalia.gov.co

Fuente: CML-DF

Con el mercado hemos topado, amigo Sancho. Ocho mitos sobre la crisis alimentaria actual

Por Vicent Boix / Ecoportal 11/05/11

A nivel general, la liberalización del mercado agrícola alejó a los estados de su función tradicional de legislar según los intereses de sus poblaciones, lo que ha provocado que la cadena alimentaria sea controlada por grandes empresas que exprimen al agricultor hasta su desaparición. Sin éste no hay cultivos y crece la dependencia hacia unas pocas transnacionales que manejan y especulan con el comercio agrícola. La crisis actual no se trata de un fenómeno coyuntural, sino que el escenario para la tragedia actual, durante décadas se fue preparando en muchos países a través de políticas liberales ortodoxas impuestas en algunos casos a través de chantajes y conflictos armados.

Antecedentes

Un accidente nuclear, unos bombardeos de la OTAN y un Bin Laden después, y sigue subiendo el número de hambrientos. De hecho, desde el verano pasado los precios de los alimentos no han dejado de crecer hasta alcanzar valores récord en 2011. El punto de ignición se originó con la disminución de las cosechas de cereales en algunos países exportadores, que se transformó en una reducción de la oferta que espoleó el incremento de los precios. Para garantizar su propio abastecimiento y poder defenderse del aumento, estas naciones limitaron sus exportaciones lo que constriñó más aún la oferta generando más tensión y alzas en el mercado, a la vez que el caos se iba expandiendo a otros alimentos.

Los primeros balances sociales consecuencia del terremoto de precios de los alimentos los dio a conocer el Banco Mundial a mediados de febrero, anunciando que durante este año el número de hambrientos podría crecer en 75 millones hasta oscilar los 1000 millones, a la vez que aumentaría en 44 millones el número de pobres extremos.(1)

De esta forma se arriesga gravemente el primero de los Objetivos del Milenio, que se compromete a reducir a la mitad el porcentaje de personas hambrientas. El presente y el futuro no invitan al optimismo. Datos del “Índice para los Precios de los Alimentos”, que calcula la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), muestran que durante el mes de febrero se alcanzó el record en los precios, aparte de constituir el octavo mes seguido con una tendencia claramente alcista.(2) Los últimos índices de marzo y abril mantienen la dinámica y perpetúan esta agónica situación, porque a pesar de la ligera reducción en los precios, éstos siguen un 36% más inflados respecto a los valores de hace un año.(3)

Dos lógicas opuestas para diagnosticar un mismo problema

A efectos de este artículo, la cadena comercial alimentaria se podría dividir en tres eslabones. El primero lo componen los países exportadores; que comercian sus cosechas en el mercado internacional que es el segundo eslabón; para que puedan ser adquiridos por las naciones importadoras que conformarían el tercero.

Una vez hecho este matiz decir que la primera de las lógicas se denominará “humana”, porque antepone el estómago de las personas que debería prevalecer a cualquier otra premisa. La segunda es la “lógica del mercado” y es la que imponen con calzador los poderosos y sus políticos. Para ésta el centro del universo es el mercado, que debe ser totalmente libre de ataduras y obstáculos porque se basa en el principio metafísico de que el mercado es capaz de autorregularse, o como se dice metafóricamente, existe una especie de mano invisible que repartirá el pastel de forma justa y equitativa.

Para la “lógica humana” -defendida por el que escribe- el problema de la crisis de los precios tiene su origen en “manos visibles” del mercado cuyas operaciones bursátiles, sin ser armadas, son socialmente más criminales que las bombas del cadáver Bin Laden; por tanto, las soluciones deben encaminarse a frenar los abusos de este mortífero segundo eslabón de la cadena. Para la otra lógica, el mercado es un ente intocable que por dogma de fe debe ser libre a cualquier precio. Los idealistas creen las propiedades sobrenaturales de su autorregulación filantrópica, mientras que para los pragmáticos el mercado es una manera de forrarse y por eso no quieren regulación, salvo cuando les interesa para lucrarse más si cabe. Bajo la “lógica del mercado”, que es la que se ha impuesto, la causa del incremento de precios tiene su origen en los países exportadores e importadores (eslabones primero y tercero), es decir, en la humanidad misma.

Mito 1: Existe un desequilibro entre la oferta y la demanda de alimentos

O dicho de otra manera, el problema es que el primer eslabón de la cadena produce menos alimentos y el tercero consume más. Por el contrario, el papel del segundo eslabón (mercado) se ciñe a fijar inocente, salomónica y mecánicamente unos precios que en este caso son elevados porque la oferta de cereales es menor a la demanda.

Con datos de la FAO de este mes de mayo, para este ciclo 2010-2011 se prevé que el balance mundial entre la producción y el consumo de cereales arroje un déficit de 43,1 millones de toneladas. Pero las reservas, que oscilan los 483 millones, permiten hacer frente 11 veces al déficit estimado.(4) Durante varios años en la última década fue peor la relación entre producción, consumo y reservas, pero nunca los precios ascendieron tanto como ahora o 2008. En 2003-2004 las reservas sólo cubrían 6 veces el déficit existente en aquel momento y los precios eran la mitad que ahora.(5)

La propia FAO, en septiembre de 2010 repartía optimismo a través de un comunicado de prensa en el que afirmaba que “no hay indicios de una crisis alimentaria mundial” y que “el suministro y la demanda mundial de cereales se presentan suficientemente equilibrados (…) La previsión para la producción mundial de cereales en 2010 se sitúa en 2239 millones de toneladas, tan sólo un uno por ciento menor que el pasado año y la tercera mayor registrada hasta hoy.(6)”

El discurso sereno, paradójicamente se tornó en dramático dos meses después coincidiendo con la edición del informe “Perspectivas Alimentarias”, en el que se informaba de los cereales que “unos déficit imprevistos de producción debidos a fenómenos meteorológicos influyeron negativamente en las perspectivas para el suministro mundial de cereales…”.(7) Se cuantificaba la nueva cantidad de cereales en 2216 millones de toneladas, frente a los 2239 de septiembre.

Y es que de no haber indicios de crisis y de un equilibrio del suministro y la demanda, en unas pocas semanas se pasa al alarmismo por 23 millones de toneladas menos (el 1% de la producción mundial) pero ¿realmente puede este 1% provocar tal desbarajuste?

Porque en una resolución de febrero el Parlamente Europeo mantenía que “…en la actualidad el suministro total mundial de alimentos no es insuficiente (…) son más bien la inaccesibilidad de los mismos y sus elevados precios los factores que privan a muchas personas de la seguridad alimentaria.”(8) Entonces, si la crisis no es de escasez sino que se origina por el alza de los precios que impide la accesibilidad a los alimentos, pero este ascenso no surge de un desequilibrio real por una menor oferta y una mayor demanda, y si además se suma que durante años la situación fue peor pero los precios se mantuvieron equilibrados, entonces, indudablemente, hay un factor independiente al primer y tercer eslabón que está distorsionando gravemente los precios, que se llama especulación, que está incrustado en el segundo eslabón (mercado) y que según la Eurocámara es el causante del 50% de los incrementos en los precios.

Para más información decir que hay dos tipos de especuladores. Los fondos de inversión, de pensiones, de cobertura, etc. que según el Observatori del Deute en la Globalització “…compran y venden contratos de futuros esperando sacar beneficios en cualquiera de las transacciones, independientemente de que estos contratos se materialicen.(9)” Después están los intermediarios (destacando las transnacionales agroexportadoras como Cargill, Monsanto, etc.) que manejan grandes cantidades de productos como el cacao, cereales, etc. lo que les confiere influencia en la oferta de alimentos, no dudando en almacenar grandes cantidades para desabastecer el mercado y forzar una subida de precios. Estos intermediarios también especulan con contratos de futuros.

Bajo la “lógica humana” habría que actuar sobre estos elementos transgresores para evitar más hambrientos, pero bajo la todopoderosa e imperante “lógica del mercado” debe ser el mundo quién se amolde a sus reglas y concretamente los países del primer eslabón que deben disponer más alimentos en el mercado en busca de su bendita autorregulación, aunque esté infestado de especuladores, aunque caigan más famélicos y aunque en realidad hay alimentos suficientes.

Mito 2: Los chinos y los indios comen más y mejor

En este supuesto son dos países del tercer eslabón quienes han desquilibrado la balanza, aunque con cifras de la FAO de noviembre, el consumo humano de cereales estimado para este año crecerá un 7,10% respecto a 2005 y el consumo de cereales para piensos lo hará un 2,24%. En cuanto a la oferta, la producción mundial de cereales prevista para 2011 será un 8,10% superior a la de 2005. Por tanto, los incrementos en los consumos de cereales para humanos y piensos, porcentualmente serán armónicos y proporcionales al crecimiento de la producción, tomando como referencia datos de 2005 y 2011.

Para el ciclo 2010-2011, el volumen de cereales para consumo humano y para piensos rondará los 1820 millones de toneladas (demanda) cuando se prevé una producción global de 2216 millones de toneladas (oferta). Alimentando estómagos y animales de granja sobrarían 396 millones de toneladas. El verdadero desequilibrio en la demanda de cereales es producido por otros consumos alejados de los esófagos, fundamentalmente agrocombustibles. Para 2011 se estima que se desviarán 433 millones de toneladas para estos usos, que respecto a 2005 supone un aumento del 44%. Los 396 millones de toneladas sobrantes, no sólo desaparecen sino que se genera un déficit de 37 millones.(10)

Señalar los menús chinos e indios como posible causa de la crisis, aparte de ser tendencioso porque difícilmente pueda justificar el tenue desequilibrio en la demanda, tiene implícito dos mensajes subliminales hábilmente calibrados para confundir a la ciudadanía. Primero, mientras se acuse a los estómagos chinos e indios se librarán los especuladores y los coches europeos y norteamericanos. Segundo, con esta premisa, el sistema económico global basado en el libre mercado no sólo se deshace de cualquier responsabilidad por la crisis alimentaria, sino que se apunta el tanto de haber generado riqueza y progreso en países emergentes como China e India… que ahora comen mejor.

Mito 3: Los países exportadores e importadores han actuado irracionalmente

Se dice esto porque durante los primeros meses de la crisis, los primeros limitaron sus exportaciones y los segundos compraron grandes partidas de alimentos, ambos con el objetivo común y legítimo de poder garantizar el suministro de alimentos para sus poblaciones. Pues bien, para algunos organismos y expertos este comportamiento en el primer y tercer eslabón ha sido irracional, porque ha estrangulado más la ecuación entre la oferta y la demanda.

Es curioso que en la sociedad del supuesto comercio libre, los inversionistas -aprovechando esa “libertad”- especulen en el mercado con total impunidad sin que nadie diga o haga algo, mientras a ciertos estados se les critica y se les presiona cuando libremente compran y venden en el mismo mercado. Por ejemplo la FAO, en enero publicaba una nota de prensa en la que explicaba algunas de las actuaciones que realizó para frenar la escalada de precios durante los meses iniciales de la crisis en 2010. Se menciona en dicha nota que “La FAO entró en ese momento en contacto con los diferentes países exportadores, con la intención de evitar un fenómeno de contagio tras las restricciones a la exportación de trigo anunciadas por Rusia. Y lo consiguió, excepto en el caso de Ucrania, país en el que al menos logró retrasar la decisión durante varios meses.(11)”

A los países importadores la FAO ha sugerido, a través del documento Guide for policy and programmatic actions at country level to address high food prices, que apliquen medidas económicas y comerciales regresivas para reducir el precio de los alimentos en sus territorios, como por ejemplo subvenciones directas, incentivos fiscales, reducción de impuestos como el IVA, reducción de los aranceles, etc. La FAO, además, ha organizado seminarios para dar a conocer estas sugerencias y considera esencial que los estados revisen sus opciones legislativas, supuestamente para incorporar estas medidas que, van encaminadas a que las opulentas ganancias de los inversores financieros sean costeadas por los estados soberanos, que verán reducidos sus ingresos arriesgando la financiación de sus programas sociales mientras incrementan su endeudamiento.(12)

No ha sido posible localizar documento alguno en el que la FAO u otro organismo internacional hayan cabildeado a instituciones financieras para que frenaran la sangría especuladora.

Mito 4: Se trata de una crisis alimentaria mundial

Llegado este momento hay que indicar que la especulación en los mercados de futuros, por si misma no es la causa de la crisis. Dicho de otra manera, los países que se cultivan sus propios alimentos no tienen porque adquirirlos en el mercado. El problema lo tienen los países que han instaurado el modelo agroexportador que fomenta la siembra de cultivos para la exportación al supermercado global (sobre todo los exóticos y las materias primas) en detrimento de la producción nacional de unos alimentos que ahora obligadamente tienen que adquirir en el segundo eslabón.

Olivier De Schutter, relator de la ONU para el derecho a la alimentación, lo dejaba entrever en una reciente entrevista: “Los países africanos se han beneficiado de unas cosechas en 2010 relativamente buenas y no afrontan un riesgo inmediato (…) Los países que importan la mayor parte de la comida que necesitan son más vulnerables. Los menos desarrollados compran el 20% de sus alimentos, y su factura se ha multiplicado por cinco o seis desde los años 90. Esta dependencia de los mercados internacionales es muy peligrosa.(13)”

Ameritaría otro artículo explicar los mecanismos que han propiciado el abandono de la soberanía alimentaria, pero destacar que muchos organismos como el Banco Mundial presionaron y espolearon a naciones pobres para que apostaran por la agroexportación ahogando su propia agricultura campesina. También la desaparición de los aranceles bajo la “lógica del mercado”, facilitó que excedentes alimentarios subsidiados de Estados Unidos penetraran en países pobres, aniquilando la producción local lo que derivó en una dependencia de las importaciones. O casos como el de España, que en 2006 aprobó una reforma en la que reducía considerablemente su producción de azúcar (500.000 toneladas de cuota con un consumo de 1,3 millones de toneladas). El acatar la disminución en lugar de legislar en favor de una agricultura sostenible que garantice dicho suministro interno generando a la vez empleo y desarrollo rural, ha propiciado que España dependa de las importaciones y de los precios internaciones.(14)

A nivel general, la liberalización del mercado agrícola alejó a los estados de su función tradicional de legislar según los intereses de sus poblaciones, lo que ha provocado que la cadena alimentaria sea controlada por grandes empresas que exprimen al agricultor hasta su desaparición. Sin éste no hay cultivos y crece la dependencia hacia unas pocas transnacionales que manejan y especulan con el comercio agrícola.

Por tanto la crisis actual no se trata de un fenómeno coyuntural, sino que el escenario para la tragedia actual, durante décadas se fue preparando en muchos países a través de políticas liberales ortodoxas impuestas en algunos casos a través de chantajes y conflictos armados (recuerden si no, el paquete de medidas económicas que instauró el gobierno “amigo” de Irak tras la defenestración de Sadam Hussein).

Mito 5: Los agricultores salen ganando por el alza de los precios

Se cree que los elevados precios de los alimentos repercuten positivamente en los agricultores de países del primer eslabón, que se benefician de la situación y reciben mejores precios por sus cosechas. Pero esto no suele ser así, porque el principal problema que enfrenta la agricultura para la exportación es que las diferentes fases de la cadena agroalimentaria (semillas, insumos, intermediación, distribución, transformación, etc.) se concentran cada vez en menos manos. Esta situación de oligopolio da fuerza a estas “manos” que determinan las condiciones y en el caso de la intermediación y la distribución, son éstas las que establecen los precios de compra sin que la política ponga límite al abuso.

En España el saqueo se visualiza en el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos, que calculan la coordinadora agraria COAG y las organizaciones de consumidores UCE y CEACCU. En el estudio último de abril de 2011, los cultivos, de media, multiplicaban un 505% su valor desde el agricultor al consumidor y en algún caso concreto se llegaba al 761%. Para COAG “Una vez más, los datos evidencian que la distribución mueve los hilos de la cadena agroalimentaria a su antojo, independientemente de la evolución de los precios en el campo, e impone condiciones desde arriba para salvaguardar sus márgenes, manteniendo o incluso elevando los precios en épocas de mayor consumo…”.(15) La situación es tan decimonónica que los agricultores en muchos casos no negocian un precio de venta, sino que entregan su producción y al final les abonan una pequeña migaja que a veces no cubre ni los costos de producción.

La propia Comisión Europea reconocía en un informe la detección de “…una serie de graves problemas en la cadena de abastecimiento, como el abuso de poder de compra dominante…”. Mientras el Parlamento Europeo dejaba claro en una Resolución de febrero pasado “Que el alza de precios de los productos alimenticios no se traduce automáticamente en un incremento de las rentas de los agricultores, debido sobre todo a la velocidad con que aumentan los costes de los insumos agrícolas (…) el porcentaje de la renta de los agricultores procedente de la cadena alimentaria ha disminuido considerablemente, mientras que los beneficios de los transformadores y los minoristas han experimentado un aumento constante…”.(16)

Mito 6: Hay que liberalizar más los mercados agrícolas

En un artículo publicado en enero y firmado por el ex director de la FAO, Jacques Diouf, decía que “Las medidas sanitarias y fitosanitarias unilaterales, así como los obstáculos técnicos al comercio, suponen un freno para las exportaciones y, en particular, para los países en desarrollo.” y “Se debe llegar a un consenso en las negociaciones ya demasiado largas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para poner fin a la distorsión de los mercados y a las medidas comerciales restrictivas para el comercio que agravan los desequilibrios entre la oferta y la demanda.(17)”

Una vez más, se parte de un desequilibrio que realmente no existe entre el primer y el tercer eslabón, como aclara Olivier De Schutter: “Hay escasez localizada en regiones donde las cosechas han sido bajas o que han sufrido desastres naturales o conflictos o donde las rutas de comunicación son muy pobres. Pero producimos suficiente para alimentar al mundo. Si los mercados funcionasen bien y la gente tuviera la capacidad adquisitiva para comprar la comida disponible no habría hambre. El hambre es un problema político.(18)”

Las afirmaciones de Jacques Diouf son más graves por cuanto se apuesta, bajo la aplastante “lógica del mercado”, por incidir en un modelo agrario basado en el comercio libre y en la exportación (el de los tres eslabones), en detrimento de uno que garantice la seguridad y la soberanía alimentaria de los pueblos. Con él se fomenta entre las naciones, el abandono de su auto abastecimiento de alimentos y la dependencia hacia el segundo eslabón (mercado) con su voracidad y perversidad incluidas. Para los agricultores una mayor liberalización no es provechosa, porque como se decía antes, la distribución y la intermediación imponen los precios de compra y venta. Por tanto, por mucho que se desregule y por muchas fronteras que se abran, al final es el intermediario quién acaba repartiendo el pastel. De Schutter indicaba al respecto que “…ni los pequeños agricultores se benefician siempre de los altos precios, porque están en el eslabón de la cadena más débil, ni los consumidores de la bajada de precios porque las empresas importadoras o los pequeños comercios no los trasladan al mercado.(19)”

Mito 7: Hay que aumentar la inversión y la producción

No hay una escasez pero se busca acrecentar la producción (oferta) en el primer eslabón para calmar el alza de precios que acaece en el segundo. Dicho gráficamente, el lobo asaltó el gallinero y por las ventanas se echan más gallinas para saciar su voracidad.

Pero, el problema no es de cantidad sino de accesibilidad. No se requieren cirugías financieras y técnicas con aparatosos postoperatorios, sino una ración de justicia social y coherencia. Según el Parlamento Europeo “…al menos el 30% de todos los alimentos producidos en el mundo se despilfarra en varios puntos de la cadena alimentaria.(20)” Se refiere a la cadena controlada por unos pocos, en donde los alimentos recorren largas distancias para transformarse en productos envasados que se exponen luego en un supermercado. Y es cierto que de cara al futuro se tiene que plantear un aumento en la producción teniendo en cuenta el incremento de la población, aunque más temprano que tarde habrá que cuestionarse medidas controvertidas como el control de la natalidad, si no quiere la raza humana convertirse en una plaga que arrase con el planeta.

La producción y la inversión, per se, no son la panacea. Un incremento de ambas puede ser positivo si el protagonista activo es el pequeño agricultor y campesino, que genera alimentos dignamente para las comunidades locales de una forma sostenible y accesible. Pero conforme está montado el cotarro agroexportador bajo el libertinaje comercial, de nada sirve aumentar la inversión y la producción si después: A- La tierra está en manos de terratenientes e inversores que no siembran comida sino cultivos exóticos (café plátanos, etc.) y materias primas para la exportación (algodón, soja para biodiesel, etc.). B- No se legisla para eliminar, sino que se mantienen los engranajes que permiten los atropellos ejercidos por los especuladores y las transnacionales que controlan las semillas, insumos, comercialización, transformación, precios de compra y venta, etc.

De hecho, en una nueva vuelta de tuerca, en algunos países del sur, desde hace años ha crecido vertiginosamente la cantidad de hectáreas acaparadas por extranjeros. Algunos son estados soberanos que buscan su abastecimiento, pero otros son inversores que una vez dominados los mercados, la venta de semillas e insumos, la distribución, la comercialización, etc. ahora van a por la tierra que es lo único que no tienen bajo sus zarpas. Y es que después del batacazo de las “subprimes”, el negocio agrícola es una garantía como explicaba un financiero al diario Público: “No hay prácticamente otro producto en el que invertir en estos momentos cuya demanda real sea tan clara…”( ) Porque puede bajar la demanda de coches o móviles, pero comer es preciso.

En esta coyuntura los “agrinversores” no irán con pequeñeces. Sus tierras dispondrán de regadíos modernos, tractores, transporte, buenas carreteras y no dudarán en contaminar el medio ambiente (ajeno) con agroquímicos y cultivos transgénicos. Abandonarán la tierra cuando acaben con su fertilidad y buscarán otras para arrasar, como hizo con sus bananeras la United Fruit. Y nunca, absolutamente nunca sembrarán para los pobres frijoles a diez pesos la libra, pudiendo vender en dólares maíz para bioetanol. Sin duda más inversión y producción pero ¿quién come?

Mito 8: Hace falta una nueva revolución verde

A mediados del siglo pasado la agricultura se mecanizó y se incorporaron semillas mejoradas y productos químicos. Este proceso que facilitó un aumento de la producción se denominó “revolución verde”, aunque no logró acabar con el hambre porque no solucionaba el problema de la accesibilidad a los alimentos. Esta evidente contradicción no es óbice para que algunas voces clamen ahora por una segunda “revolución verde” que sería encabezada por las semillas transgénicas. La justificación la de siempre: aumentar la producción para paliar el desequilibrio de la oferta y la demanda entre el primer y tercer eslabón.

Sin embargo, apostar por una segunda “revolución verde” sería incidir en un modelo ecológicamente insostenible que ha contaminado al medio ambiente y las personas. Los efectos negativos y los fracasos de los cultivos transgénicos han sido documentados ampliamente. Actualmente sólo tienen cabida en una agricultura industrial, mecanizada, con vocación exportadora y fuertemente dependiente del agonizante y caro petróleo. Sin olvidar que los agroquímicos y las semillas transgénicas forman parte del mismo “paquete tecnológico” que se tiene que comprar, lo que amarra al agricultor a unas pocas transnacionales que se lucran con este negocio.

En diciembre, De Schutter publicó un informe en el que apostaba por la agroecología como un modelo ambientalmente más sostenible y socialmente más justo. Se detallaban experiencias de agricultores ecológicos que lograron mejores producciones que los convencionales y se afirmaba que “…la propagación de las prácticas agroecológicas puede aumentar al mismo tiempo la productividad agrícola y la seguridad alimentaria, mejorar los ingresos y los medios de sustento de la población rural y contener e invertir la tendencia a la pérdida de especies y la erosión genética.(22)”

Son precisamente estas bondades sociales y ambientales las que dificultarán su propagación, ya que el modelo agroecológico cuestiona la “lógica del mercado” a la vez que desmonta el chiringuito de los que se enriquecen con las penurias de la mayoría. Por tanto, a seguir comiendo moscas y salvando bancos que Bin Laden murió y estamos de fiesta. www.ecoportal.net

Vicent Boix - Escritor, autor del libro El parque de las hamacas y responsable de Ecología Social de Belianís. Artículo de la serie “Crisis Agroalimentaria”, ver más aquí: http://www.elparquedelashamacas.org/html/biografia.html

Referencias:

(1) http://www.europapress.es/epsocial/noticia-numero-personas...

(2) FAO: “Dificultades en los mercados de cereales con una nueva subida de los precios” Roma, 3 de marzo de 2011

(3) FAO: “El último Índice de precios de la FAO muestra su primer descenso en ocho meses” Roma, 7 de abril de 2011.

(4) http://www.fao.org/worldfoodsituation/wfs-home/csdb/es/

(5) http://www.elparquedelashamacas.org/html/verbo.html

http://www.elparquedelashamacas.org/html/diosmercado.html

(6) FAO: “Los mercados de futuros necesitan algún tipo de regulación” Roma, 23 de junio de 2010.

(7) http://www.fao.org/docrep/013/al969s/al969s00.pdf

(8) http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do...

(9) Observatori del Deute en la Globalització, Càtedra UNESCO de Sostenibilitat de la Universitat Politècnica de Catalunya y Revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas: “Navegando por los meandros de la especulación alimentaria”, marzo de 2011. http://www.derechoshumanosdelcampesinado.org/es/descargas.html?func=fileinfo&id=102

(10) ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/010/ah864s/ah864s00.pdf http://www.fao.org/docrep/013/al969s/al969s00.pdf

(11) http://www.fao.org/news/story/ar/item/50269/icode/

(12) http://www.fao.org/fileadmin/user_upload/ISFP/revisedISFP_guide_web.pdf y FAO: “La FAO organiza seminarios para altos funcionarios a fin de ayudar a los gobiernos a tomar decisiones normativas informadas” Roma, 8 de marzo de 2011.

(13) http://www.elpais.com/articulo/sociedad/hambre/problema....

(14) http://www.uniondeconsumidores.com/index.php?op...

(15) http://www.coag.org/?s=2&id=739cefa62ec8005d8b474e984a24df10

(16) http://www.europarl.europa.eu/RegData/seance_pleniere/textes...

(17) http://www.jornada.unam.mx/2011/01/30/index.php?section=opinion&article=028a1eco

(18) http://www.elpais.com/articulo/sociedad/hambre/problema/politic...

(19) http://www.elpais.com/articulo/sociedad/hambre/probl...

(20) http://www.europarl.europa.eu/RegData/seance_pleniere/textes...

(21) http://www.publico.es/dinero/364865/el-hambre-de-ganancias-infla-el-precio-de-la-comida

(22) http://www.rap-al.org/index.php?seccion=&f=news_view.php&id=425