1/1/11

Las comunidades indígenas “zapatistas” construyen autonomías a 17 años

Por Ángeles Mariscal

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS — El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) declaró la guerra al gobierno de México hace 17 años. Hoy, las comunidades indígenas donde tiene presencia el grupo insurgente continúan pacífica y silenciosamente abocadas a la construcción de gobiernos y sistemas autónomos.

La estructura político militar que se alzó en armas el 1 de enero de 1994 permanece en un segundo nivel de participación, sostuvo Gerardo González Figueroa, especialista del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) y fundador de la Coordinación de Organismos no Gubernamentales por la Paz (Conpaz).

En enero de 1994 miles de indígenas y algunos mestizos de diversas regiones de Chiapas se alzaron en armas para exigir el gobierno de Mexico “libertad, democracia, justicia y paz”, demandas planteadas en la llamada Declaración de la Selva Lacandona.

Después de un breve periodo de enfrentamientos armados con el Ejército mexicano, vino -con la intermediación de la sociedad civil, entre ellos Conpaz- un proceso de diálogo que duró una década, y quedó roto en abril de 2001, por la negativa del gobierno de México a cumplir los Acuerdos de San Andrés, firmados por ambas partes en febrero de 1996.

La autonomía indígena y su reconocimiento constitucional eran la pieza fundamental de los Acuerdos de San Andrés, a partir del rompimiento del diálogo, las comunidades habitadas por milicianos y bases de apoyo del EZLN empezaron la construcción de autonomías de facto en las regiones donde tiene presencia.

Primero, a través de la creación de los “municipios autónomo rebeldes”, y posteriormente sustituidos por circunscripciones territoriales llamadas Caracoles zapatistas, regidos a sus vez por las Juntas de Buen Gobierno, explicó en 2003 el Comité Clandestino Revolucionario Indígena, comandancia general del EZLN.

Gerardo Gónzález explicó que actualmente que no hay estadísticas ni un censo que permita saber con certeza cuántos son y dónde están las comunidades zapatistas que trabajan en este proceso de construcción de las autonomías, porque ellas no permiten el acceso a la información.Su construcción es dinámica y se da a través de adhesiones y deserciones continuas.

El especialista que ha trabajado proyectos de salud en las regiones con presencia del EZLN, detalló que hay poblados donde las familias zapatistas son sólo 7 en un universo de 50, en tanto que en regiones no indígenas como la Costa de Chiapas se extiende su presencia.

Lo único tangible es que las sedes de los Caracoles zapatistas están en la comunidad Morelia, del municipio constitucional Altamirano; en La Garrucha, de Ocosingo; La Realidad, en Las Margaritas; Roberto Barrios, en Palenque; y Oventic, en San Andrés Larraizar.

En estos lugares rigen las Juntas de Buen Gobierno, conformadas por autoridades zapatistas civiles; y es ahí donde se puede observar con mayor detalle los procesos autónomos que estos grupos han desarrollado en materia de educación, salud y productivo.

En los Caracoles se capacitan a los y los promotores en sistemas de salud, comunicación, producción, conservación; ahí se ubican algunas de las llamadas Escuelas Rebeldes Zapatistas, y son el centro de reunión de los grupos y organizaciones externas solidarios con la causa zapatista, provenientes de México y otras regiones del mundo, quienes participan con trabajo físico y aportaciones materiales, seguna explican en los informes y convocatorias de los adherentes a La Otra Campaña y la Zezta Internacional, instancias a través de los cuales se organizan.

Para accesar a los Caracoles zapatistas, ya sea como ciudadano adherente, organización o periodista, se requiere de una autorización expresa de las Juntas de Buen Gobierno. La solicitud se hace a la entrada, flanqueda por indígenas, a veces encapuchados y a veces vestidos de civil. La respuesta puede tardar horas, días, o meses.

En el resto del territorio donde tiene presencia el EZLN se pueden observar estructuras sociales y de convivencia complejas. Por ejemplo en el municipio constitucional de Chenalhó, ubicado a unos 100 kilómetros de la ciudad de San Cristóbal de las Casas.

La carretera principal pasa por el lugar donde despachan las autoridades constitucionales que dependen del gobierno estatal; kilómetros adelante se encuentra el acceso al llamado “municipio autónomo de Polhó”, resguardado por zapatistas.

En seguida se ubica la comunidad Acteal Centro -habitada por indígenas que rechazan al movimiento zapatista- y metros adelante hay otro grupo de viviendas en un lugar también denominado Acteal, poblado por el grupo Sociedad Civil Las Abejas, simpatizantes del grupo insurgente, pero que no pertenecen a la estructura político militar del mismo.

El especialista del Ecosur, Gerardo González, explica que la presencia real física de las comunidades zapatistas no está en la expansión sino en la consolidación de sus estructuras internas autonómicas. La lectura sobre el proceso interno que se vive en la construcción de las autonomías zapatistas se pueden encontrar en la Revista Rebeldía, un medio de comunicación que utilizan para dar a conocer sus puntos de vista y análisis.

En el número 75 de la púbicación, de fecha 16 de diciembre pasado, se dan a conocer los testimonios de varios militantes del grupo insurgente, a propósito del 17 aniversario del aniversario de alzamiento del EZLN, a celebrarse el 1 de enero de 2011.

Dentro de una serie de entrevistas tituladas “El calendario según las comunidades zapatistas”, Mario, del ejido Arbolito, ubicado en el Caracol La Garrucha, detalla que con las Juntas de Buen Gobierno y de los Caracoles zapatistas, han construido “no sólo una nueva relación social, sino un punto de apoyo (...) se ha demostrado que se puede vivir con dignidad sin los presupuestos millonarios que año con año se aprueban en la Cámara de Diputados, destinados supuestamente para los pueblos indios sin que llegue a sus destinatarios un solo centavo”.

Gerardo González concluye que esta etapa de consolidación de la autonomía por parte de las comunidades civiles zapatistas, es dificil y desafiante porque es parte de un proceso civil independiente a la estructura militar del EZLN. “La estructura político militar del EZLN no se ha modificado, sólo han tenidos cambios y relevos de mandos”.

En analista también refiere que se ha preguntado mucho la ausencia del subcomandante Insurgente Marcos, quien hizo su última aparición pública en enero de 2008, durante el encuentro llamado Festival de la Digna Rabia, que se llevó a cabo en la ciudad de San Cristóbal de las Casas: “Desde mi óptica el subcomandante se ha supeditado menos protagonismo y más trabajo político militar, independiente a los rumores de si está enfermo, y otras especulaciones derivadas de que no se tiene acceso a información real”.

Refirió que para los estudiosos, se considera que el subcomandante Marcos sigue escribiendo y mandando mensajes a través de la revista Rebeldía, donde salen publicadas narraciones de sus personajes, como Don Durito de la Lacandonia, Elías Contreras y el Viejo Antonio.

Gerardo González concluye que a 17 años del alzamiento armado “lo importante es qué hoy el protagonismo lo tienen las comunidades autónomas y no la estructura político militar del EZLN. Y que bueno porque hoy la dinámica del propio país no está en lo político militar, sino en la construcción de un país por la vía civil”.

Don Andrés (1910-2011)

En las primeras horas del año nuevo, falleció el miembro más anciano del Congreso Nacional Indígena mexicano y profesor de la Escuela de Periodismo Auténtico

Por Al Giordano
Especial para The Narco News Bulletin
1 de enero 2011

Su corresponsal tenía solamente cuatro días de haberse bajado del avión en julio de 1997, un gringo de 37 años navegando en la Ciudad de México con un diccionario español-ingles en una mano y en la otra un mapa, cuando arribó al Zócalo de la ciudad a las 6 de la tarde. De ahí partiría la caravana Para Todos Todo hasta algún lugar de las montañas del sureste mexicano, y me había inscrito para asistir con ellos al territorio zapatista en Chiapas.

Los chilangos (habitantes de la Ciudad de México) a cargo de la caravana, como muchas personas urbanas de todo el mundo, hablaban muy muy rápido, y estoy seguro que comunicarme en mi apenas existente español mientras debía consultar mi diccionario era tan mortificante para ellos como lo era para mí. Rápidamente fui reasignado del autobús principal que lleva a la mayoría de las personas en la caravana—en rumbo al pueblo rebelde de Oventik, para llevar a cabo proyectos en solidaridad con la entonces revolución de tres años—a una camioneta pick-up cubierta. El conductor, un hombre mayor a mí llamado don Miguel, me dio la bienvenida a mí y a mi cigarrillo con dos palabras dichas en inglés: “No fumar.”

Los compañeros de la camioneta no eran chilangos, sino personas del campo, de las provincias mexicanas, y por tanto hablaban más lento y comprensible para este gringo y su diccionario. Ellos no parecían tan preocupados como los citadinos por la dificultad de su nuevo compañero con el lenguaje y sus maneras foráneas, y al menos parecían verme como una fuente de entretenimiento y de quien reírse durante el entonces viaje de 22 horas de la ciudad por los estados de México, Puebla, Veracruz, Oaxaca y su istmo de Tehuantepec para finalmente serpentear por las montañas de Chiapas para llegar a San Cristóbal de las Casas, donde recibiríamos entrenamiento e instrucciones sobre cómo comportarnos en territorio zapatista. Hoy en día existen nuevas carreteras, y ese mismo viaje solo dura 14 horas, pero la vieja ruta ofrecía una visión de los pueblos, la flora, la fauna y la humanidad mucho mejor que cualquier carretera pudiera revelar.

Mis esfuerzos por tener un pequeña fumada en cada parada hacían que mis compañeros de viaje murieran de la risa. Cuando nos deteníamos en estaciones de gasolina PEMEX, don Miguel me hacía gestos con las manos y sonidos de una gran explosión para retratar lo que pasaría si yo fumara cerca de las bombas de gasolina, así que tenía que caminar al borde de la carretera para poder encender mi cigarrillo. Fue un viaje que duró toda la noche, y apenas recordaba que también había un hombre de edad avanzada que dormía en la parte trasera de la camioneta mientras yo hacía mi mejor esfuerzo por comunicarme, y no ser una molestia para don Miguel y don Tacho y otros voluntarios solidarios en las primeras dos filas de asientos de la camioneta.

En las montañas de Oaxaca, el camino sinuoso siguió por varios túneles y en un punto la tormenta hacía muy difícil ver más allá que unos cuantos metros delante. Don Miguel detuvo el vehículo dentro de uno de esos túneles y yo rápidamente salté del auto en necesidad de nicotina. Mientras buscaba a tientas en una cajetilla de cigarros Faros, que entonces costaba cinco pesos, la camioneta de pronto comenzó a avanzar, y tuve que correr atrás de ella y gritarles, primero en inglés y después en un muy mal español. Miguel rápidamente se dio cuenta que había dejado al gringo, así que frenó y me dejo subir. Cuando me subí, Miguel, Tacho y los demás reían fuertemente. Cuando salimos del túnel—la lluvia había parado—Miguel sonrió y me dijo, “¡Acabas de pasar por el túnel del tiempo!” Y se rieron un poco más.

El sol salió en algún punto del Istmo de Tehuantepec, y en una parada el curioso hombre pequeño—de un metro y medio aproximadamente—salió de la parte trasera de la camioneta. Inspeccionó algunos árboles de plátano de un lado del camino y los miró con grandes ojos, me hizo un gesto y dijo algo que no entendí mientras tocaba las verdes hojas. Ese fue mi primer encuentro con don Andrés, quien después me invitó a la parte de atrás de la camioneta, donde podía fumar cigarro tras cigarro con su amable permiso.

Al tratar de hablar con el hombre anciano, me la pasé disculpando por mi pésimo español. Puso su dedo en la boca y me dijo que no me preocupara, que para él, el español también era su segunda lengua. La empatía no era algo que había experimentado como un nuevo gringo en México. Creí que era inspirador que un campesino de ochenta y tantos de algún lugar al norte de la Ciudad de México quisiera hacer este largo viaje hasta Chiapas para encontrarse con los rebeldes zapatistas, pero no sabía por qué.

Por las siguientes tres semanas seguí a don Andrés por todas partes como un perrito faldero mientras todo mundo a nuestro alrededor—unas 50 personas que vinieron en la caravana, y un pueblo de algunos cientos de hombres, mujeres, niños y ancianos tzotziles—hacían comentarios sobre el hombre anciano y su “hijo gringo”, por lo general entre risas, que nunca supe si eran de mí o conmigo.

Un día, don Miguel se acercó y me dijo que él y don Andrés bajarían de las montañas hacia San Cristóbal para reunirse con el obispo Samuel Ruiz y que si quería ir con ellos. El obispo—uno de los pioneros, desde la década de los cuarenta, de la Teología de la Liberación, y de quien los historiadores escribieron que había inventado la rama de la “Teología indigenista”, fue uno de los personajes principales de la saga entre los rebeldes zapatistas y el “mal gobierno” de México, como le llamaban, a menudo mediador y una gran parte de lo que había sido firmado dos años antes, los Acuerdos de Paz de San Andrés por la autonomía indígena.

El Obispo Samuel recibió con gusto a mis nuevos amigos, y trató a don Andrés con gran respeto, como si fuera un jefe de Estado visitante. Cuando salimos de la reunión le pregunté a don Miguel, señalando a don Andrés, “¿quién ese ese tipo? El Obispo parecía intimidado por él.” Miguel sólo sonrió. Al regresar a la camioneta, Miguel sacó un sobre que contenía una serie de recortes de prensa, con fotos de la fundación del Congreso Nacional Indígena, las cuales mostraban a don Andrés a un lado de la comandanta zapatista Ramona y otros líderes indígenas con los colores del arcoiris incluidos en la distintiva ropa tradicional de sus pueblos.

Y así, finalmente me di cuenta que el hombre anciano con el que había estado las últimas tres semanas, el que fué el más amable conmigo y a quien no le molestó la forma en que yo era diferente y extranjero, al parecer era alguien muy cabrón en la historia moderna de México. Y sin embargo, para mí ya era alguien más: mi primer amigo verdadero en un país nuevo y desconocido.

Un mes después, cuando era momento para que Miguel, Andrés y compañia regresaran a casa, yo me quedé en Chiapas, y tuve que aguantarme las lágrimas al despedirme, pensando que no volvería a ver a este hombre especial, y tomamos rumbos distintos. Después de todo tenía 87 años, ¿cuánto más podría vivir? Dos horas después, caminando entre las calles de San Cristóbal, di la vuelta a una esquina y ¡ahí estaba otra vez! Don Andrés, con Miguel, reuniendo lo necesario para su largo viaje, y entonces me di cuenta de que la idea del “adiós” no era algo que tenía que decirle a él. Consideré un buen presagio el que nos encontraramos otra vez.

En los años siguientes, don Andrés y yo viajamos juntos—por lo general con don Miguel y su camioneta—a través de una decena de estados en México, parando para visitar a los ancianos de los grupos indígenas que como él eran parte del Congreso: Otomi – Nañu, mazahuas, purépechas, zapotecas, mixtecos, huicholes, amuzgos, mayas y por supuesto los tzotziles, tzeltales, tojolabales y choles en Chiapas. Alrededor de 1999, don Andrés me llevó a Jalisco a una ceremonia de peyote conducida por Emerson Jackson de los pueblos Dineh (navajos) del suroeste de los EEUU, en donde se me asignó como traductor entre el líder indígena angloparlante y los asistentes hispanohablantes; una tarea que con los efectos físicos y mentales del cactus ceremonial y alucinógeno parecía ser más fácil, e interesantemente no más difícil, y por tanto, mi español—que con tanta paciencia don Andrés había guiado desde los primeros días—era más fluído entonces.

El cumpleaños número noventa de don Andrés fue celebrado en noviembre del 2000 en mi casa, la cual se encontraba entonces en un pueblo indígena del centro de México. Fue en esa misma casa en que nació Narco News. Algunos líderes del Congreso Nacional Indígena caminaron muchas horas para asistir y reconocer la buena salud del miembro de mayor edad. Ahí, leí mi primer poema en español, “Mi General”, el término en que me dirigí hacia él miles de veces en estos años.

En 2003, don Andŕes fue profesor de la primer Escuela de Periodismo Auténtico en Mérida, Yucatán y en Isla Mujeres. Ahí, don Andŕes conoció y mascó la hoja de coca con el líder indígena boliviano Felipe Quispe—El Mallku, o Gran Cóndor—así como con Álvaro García Linera, actual vicepresidente de Bolivia, y con estudiantes y profesores de muchas otras tierras. Él invitó a una de sus estudiantes, Eva Salazar, a su pueblo natal, San Bartolomé, Guanajuato, quien después se casaría con su nieto, Juan, y tuvieran dos de los bisnietos de don Andrés en los EEUU.

Cuando don Andŕes y yo viajábamos juntos, en las calles o en los mercados la gente se detenía y miraba fijamente al pequeño hombre, y cuando los transeúntes eran de las tendencias “hippies” o “New Age” por lo general decían algo cómo: “Oh, ¡mira cómo brillan sus ojos! ¡Debe ser un chamán!” Y si bien es cierto que don Andrés conocía lo equivalente a enciclopedias de muchas cuestiones sobre las plantas medicinales y antiguas prácticas curativas, y satisfacía las preguntas filosóficas extrañas y hasta de autoayuda que los extraños le hacían, Andrés nunca afirmó ser un “chamán” o “curandero” ni ninguna otra cosa parecida. Al contrario, no le gustaban tales términos, casi revelando un temor a ellos, como si trajeran la connotación de ser “brujo” y cualquier persona definida así debiera ser perseguida por una turba iracunda y ser quemado en una estaca. Yo siempre pensé que él había vivido lo suficiente como para conocer ese tipo de cosas. A partir de eso, y por mi experiencia de ver a muchos charlatanes y farsantes venderse a los turistas ingenuos así, por lo general con una tarifa o una transacción financiera involucrada, concluí: Cualquier persona que dice ser un “chamán”, por definición no puede serlo. Gracias también don Andrés por esa lección.

En muchas partes de su país, al final de tantos días, don Andrés adoraba más que nada hablar de política y estrategia. Bebíamos mezcal y hablábamos hasta altas horas de la noche sobre los movimientos sociales del país, sus estrategias, tácticas, a menudo con otros ancianos de otros pueblos que parecían disfrutar de lo mismo. Creo que esa fue su más grande pasión, formada por una vida de experiencias, algunas de las cuales pueden ser leídas en el perfil de don Andrés que Erin Rosa y Fernando León escribieron en su cumpleaños número cien hace tan sólo un mes.

Un estudiante mexicano de antropología que alguna vez fue testigo de una de esas aventuras me dijo: “¿Entiendes el acceso que tienes? Cualquiera en mi escuela mataría por tener ese tipo de acceso.” Encontré su pregunta divertida y triste a la vez. “A lo que tú llamas ‘acceso’”, contesté, “yo lo llamo amistad.” Y recordé una tarde en 1988 en la casa en los suburbios de Boston del botánico de Harvard, Richard Evans Shultes, quien me había concedido una entrevista sobre etnobotánica que duró ocho horas. Para el mundo académico, Schultes había “descubierto” varias plantas alucinógenas y había vivido con tribus amazónicas en Sudamérica, una de las cuales lo había admitido oficialmente como uno de los suyos a través de una ceremonia que involucró picarse el dedo y “compartir” su sangre con la del dedo del líder de la tribu.

Ese día, Schultes me dijo, “Un botánico o zoólogo tiene una gran ventaja sobre los antropólogos entre los pueblos indígenas. El antropólogo siempre está haciendo preguntas tontas cómo ¿por qué se trenza el pelo de esa manera?’ Y la gente normalmente le responde: ‘porque siempre nos hemos trenzado el pelo así.’ El antropólogo siempre está viendo a estas personas como ‘el otro.’ Pero el botánico o zoólogo comparte un interés—plantas y animales—con la gente de la selva. Y en el curso de estudiar estas cosas junto con estas personas que también están interesados en ellas, eventualmente es el botánico—y no el antropólogo—quien casualmente encuentra también porque los nativos trenzan su cabello de cierta manera, junto con otras muchas cosas importantes por aprender.”

Entre don Andrés y yo, su “compañero gringo”, como algunos amigos en común solían decir, nunca lo vi como un objeto de estudio. En verdad lo quería a él, y el estar con él en esas largas noches hablando de política, organización y estrategia. Esa era nuestra “botánica”, en términos de Schultes, nuestro interés compartido, de donde creció nuestra amistad.

Ver a don Andrés el pasado 30 de noviembre, en su cumpleaños número cien, no fue fácil para mí. Este gran hombre—¡el gigante más pequeño!—ya no podía ver o escuchar. Uno tenía que gritarle en su oído izquierdo y solo a veces entendía lo que se le decía. En ese momento sabía que tenía a unos jóvenes a su alrededor, así que se sentó en lo que este primer día del 2011 sería su lecho de muerte, y comenzó a hacer un discurso para los jóvenes, quienes pensó eran mexicanos y buscaban su consejo para migrar a los Estados Unidos. Contó historias sobre cuando tuvo que recoger algodón en Pecos, Texas y sobre el maltrato a los trabajadores migrantes que él había experimentado, y emitió fuertes advertencias y como se debe y no se debe comportar “del otro lado” del Río Bravo.

En un punto, don Andrés le preguntó al grupo que lo rodeaba, “¿Conocen a mi amigo Alberto? ¿Tienen noticias de él?” Su hijo Pepe, su hija Carolina, su nieta Lupe, y don Miguel se turnaban para gritarle al oído: “¡Él está aquí! ¡Aquí está Alberto!” Pero don Andrés no podía escuchar y seguía preguntando por mí, mientras me sentía impotente por establecer mi presencia. Pronto se cansó y cayó dormido, y salimos con su familia para celebrar su cumpleaños mientras él tomaba una siesta.

Horas después se despertó, y entramos a su cuarto una vez maś. Esta vez podía escuchar un poco más cuando le grité al oído. Esta vez reconoció mi voz, dijo mi nombre, y sus ojos, ya ciegos, se llenaron de esa gran mirada infantil que vi por primera vez en 1997 cuando miraba los plátanos.

“Alberto” dijo, agarrando fuertemente mi mano, “creo que será difícil que nos volvamos a ver.” Lanzándose después en una letanía de preguntas sobre los zapatistas, y sobre otros amigos en otros movimientos de otras partes del país. Cuando le contesté no pudo escuchar mis respuestas. Me alegré que no pudiera ver mis lágrimas. Con la misma rapidez volvió a caer dormido.

Un rato después, don Miguel se me acercó para decirme que don Andrés había vuelto a despertar, preguntándome si quería tomarme una foto con Andrés. No, le contesté, no lo quiero recordar así, tan débil e indefenso: tenemos otros tantos recuerdos de cuando estaba fuerte y listo para enfrentarse y derrotar a todo el sistema establecido. Y entonces le confié a Miguel que Andrés, a su modo, se había despedido, y que no esperaba que sobreviviera el año. Y nos miramos sabiendo que no había nada que pudieramos hacer para impedirlo.

Bueno, una vez más don Andrés demostró que estoy equivocado. Si sobrevivió todo el 2010 y aguantó hasta las primeras horas del 2011, cuando entregó las llaves de este hotel llamado tierra. Eligió el decimoséptimo aniversario de la rebelión zapatista para ser su último momento entre nosotros. Me hubiera encantado poderle contar de la victoria ayer del pueblo de Bolivia, donde luego de que los movimientos sociales se movilizaran para derogar un incremento del 82 por ciento a la gasolina, el presidente Evo Morales (y el viejo amigo de Andrés, Álvaro) accedió a las demandas del pueblo organizado. Pero de alguna forma, estoy seguro que don Andrés estuvo ahí. Como Joe Hill, en donde la gente lucha y se organiza es donde encontraremos a don Andrés.

Adiós, mi general.

Alertan sobre ataques paramilitares en Chiapas

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo responsabilizó al gobierno estatal por los ataques de los que han sido blanco y anunció la posibilidad de nuevos conflictos

Redacción / El Universal

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) denunció que bandas paramilitares que operan en los poblados de Las Perlas, en el municipio de Altamirano y El Carrizal, muicipio de Ocosingo, podrían realizar ataques en contra de miempros de la Organización Campesina Emiliano Zapata.

Mediante un comunicado, el FNLS informó que los grupos paramilitares que actúan en la región están bajo el mando de Humberto Castellanos, y denunció que el 30 de diciembre miembros del grupo dividido del ejido de Las Perlas, municipio de Altamirano, quienes constituyen parte del grupo paramilitar Yachil´Atel (Nuevo Trabajo), se reunieron en la entrada del ejido desde el medio día con la intención de entrar al poblado para provocar otro enfrentamiento, por loque existe preocupación, tensión y zozobra en la zona.

Miembros del Frente realizaron denuncias los días19, 20 y 22 de diciembre por los ataque de los que han sido blanco y en los que seún sus cifras, han dejado 7 personas heridas, dos de ellas de gravedad.

Acusaron al gobierno de Juan Sabines Guerrero, por su "política contrainsurgente de militarización y paramilitarización en contra de las organizaciones independientes y contra toda disidencia", por lo que lanzaron un llamado a los organismos defensores de los derechos humanos para "estar atentos ante este hecho que puede desembocar en un enfrentamiento provocado por los grupos paramilitares, para la ejecución de sus buenos oficios y tomar cartas en el asunto".

Activan alerta continua órganos de inteligencia

Cisen, Sedena, Semar, AFI y SSP aplican monitoreo permanente ante amenazas de grupos criminales y subversivos

Aurora Vega

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de diciembre.- Los órganos de inteligencia del gobierno federal se mantendrán en estado de alerta durante este fin de año, ante la amenaza latente de diversas organizaciones del crimen organizado, subversivas o de inconformidad social o insurgencia, para iniciar acciones deliberadas que puedan afectar a la población civil, por ser el 1 de enero una fecha emblemática.

Los órganos de inteligencia como el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), y los de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar), la Agencia Federal de Investigación (AFI), y la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), mantendrán un monitoreo permanente ante las diversas advertencias y amenazas que han realizado las organizaciones criminales o grupos armados con presuntas exigencias sociales con la pretensión de llevar a cabo actos específicos para generar desestabilidad y temor.

Funcionarios del Cisen explicaron que esta alerta se da año con año, fijando como antecedente la aparición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que tomó como fecha el 1 de enero de 1994 para combatir al Ejército mexicano, con el argumento de una inconformidad de tipo social.

Los funcionarios detallaron que cuando el EZLN hizo públicamente su aparición, al bajar cientos de indígenas de las montañas de Chiapas, ya se habían dado a conocer varios hechos como antecedentes; por ejemplo, la muerte de dos militares en en San Isidro el Ocotal, y algunos enfrentamientos entre las poblaciones de Ocosingo y Altamirano.

De ahí que año con año no se desestima ningún tipo de alerta, amenaza o advertencia, por lo que todo el gobierno federal, principalmente aquellas dependencias de procuración de justicia y seguridad se encuentran en alerta permanente para atender cualquier tipo de violencia, ataque o insurgencia que pueda surgir de grupos inconformes.

Los funcionarios explican que en concreto durante este fin de año se consideran las amenazas que han realizado las organizaciones criminales de La Familia Michoacana, Los Zetas, y el cártel de Sinaloa en Chihuahua.

Asimismo, se mantiene una alerta sobre grupos como los ejércitos Popular Revolucionario (EPR), Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), así como el Comité Clandestino Revolucionario de los Pobres (CCRP), Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP), Comando Justiciero 28 de Junio, Ejército Villista Revolucionario del Pueblo (EVRP) y Comando José María Morelos.

Se agregan también a la lista grupos como Alianza Subversiva por la Liberación de la Tierra, Animal y Humana, y la reciente organización denominada Red por la Transformación Global.

La información del Cisen indica que los órganos de inteligencia se encuentran listos para responder ante cualquier acto de provocación al gobierno federal, y se precisa que las instalaciones estratégicas del Estado mexicano se encuentran resguardadas para evitar que puedan ser atacadas.

El órgano de inteligencia perteneciente a la Secretaría de Gobernación indica que durante este fin de año tendrán especial cuidado ante aquellas organizaciones radicales y de corte subversivo que llevan acciones de alto impacto y que le han declarado la guerra al Estado.

Notas relacionadas

La Sedena desconfía de la Policía del país: WikiLeaks

31/12/10

Tras 17 años de la aparición del EZLN, el gobierno mantiene una guerra encubierta

· Las demandas no han sido cumplidas, señalan las comunidades en resistencia desde 1994

· Pese a la estrategia contrainsurgente, los indígenas han desarrollado una autonomía pacífica

Tropas indígenas avanzaron desde la noche del 31 de diciembre de 1993 hacia varios municipios de la entidad · Foto Raúl Ortega

Hermann Bellinghausen /La Jornada 31/12/2010

San Cristóbal de las Casas, Chis. 30 de diciembre. El levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) cumple 17 años sin que, a juicio de las comunidades indígenas en resistencia desde enero de 1994, sus demandas hayan sido cumplidas por cuatro sucesivos gobiernos federales y seis administraciones estatales. No obstante eso, y una prolongada estrategia contrainsurgente en su contra, las comunidades y regiones en rebeldía desarrollan una significativa experiencia de autonomía pacífica, claramente nacional, que ha resultado además eficaz defensa de la soberanía territorial mexicana en tiempos en que ésta luce muy averiada.

Llegaron a los barrios periféricos de esta ciudad la noche del 31 de diciembre de 1993. Quienes los vieron aparecer multiplicando la sombra contaron primero cientos. Hacia la medianoche ya eran miles, armados y uniformados. Se concentraron en el anillo periférico, cerca del bulevar Juan Sabines Gutiérrez, tras ocupar la plaza de San Ramón y el Puente Blanco, acceso de la ciudad viniendo de los Altos.

Por el otro extremo, por la salida a Comitán, el barrio de San Diego y la avenida Insurgentes, más tropas indígenas avanzaban hacia el centro. En el transcurso de la madrugada, los nuevos insurgentes tomaron el palacio municipal, la plaza central y de hecho, la ciudad. Lo mismo ocurría en Ocosingo, Las Margaritas, Altamirano y Huixtán.

Para entonces ya estaba subvertido de manera trascendente todo el territorio indígena de Chiapas, aún ignoto para la mayoría de los mexicanos, incluyendo el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari y de los gobernadores Patrocinio González Blanco Garrido y Elmar Setzer, siendo el primero, a la sazón, secretario de Gobernación. Los pueblos mayas de Chiapas iniciaron una guerra de liberación que sigue en pie. El “¡ya basta!” que la mañana siguiente dio la vuelta al mundo es un hito en la historia moderna de México.

Desde entonces, el movimiento indígena zapatista es un actor clave en la lucha política del país. Si bien los rebeldes decretaron una tregua, después de 12 días de combate en enero de 1994, la guerra no ha terminado. No se han cumplido las demandas que dieron origen al levantamiento, reconocidas como legítimas por los gobiernos de Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Vicente Fox. Además, los gobiernos sucesivos han desarrollado una incesante guerra irregular, “de baja intensidad”, contra las comunidades organizadas con el EZLN, sus simpatizantes, y hoy también las adherentes a la otra campaña.

En un contexto nacional de amplia militarización y combates irregulares, con frecuencia oscuros, tiende a olvidarse que las montañas de Chiapas siguen siendo la región más militarizada del país, y lo que parece “paz relativa” es en realidad una guerra encubierta. Con las armas como respaldo (numerosas tropas federales ocupan decenas de comunidades en el suelo indígena), el gobierno libra una sofisticada guerra económica, social (a veces disfrazada de “religiosa”) y sicológica.

A lo largo de este periodo, la comunidades rebeldes no sólo han resistido y sobrevivido, sino que se transformaron perceptiblemente. En diciembre de 1994 establecieron unos 40 municipios autónomos, dando inicio a la rebeldía autonómica más prolongada y efectiva de la era moderna en el mundo. Tres lustros después, el zapatismo tiene cinco juntas de buen gobierno que, en medio de una guerra contrainsurgente en su contra, representan un factor ineludible de gobernabilidad y legalidad, literalmente pese a las políticas gubernamentales.

Los zapatistas no sólo aplicaron una reforma agraria sumamente igualitaria que elevó los niveles de vida, dignidad y libertad de millares de campesinos indígenas, sino que mediante auténticas “escuelas” de gobierno (entendido como servicio), las juntas de los cinco Caracoles donde operan desde 2003 han construido sistemas alternativos de educación, salud, justicia, producción y comercialización de productos agrícolas. Además, son ya tres lustros de relaciones solidarias y políticas con luchas y organizaciones del resto el país, América y Europa.

Durante 2010, activos y en lucha en las montañas el sureste, los zapatistas mantuvieron un pertinaz silencio, ocasionalmente roto para denunciar agresiones paramilitares, policiacas y militares cuando éstas alcanzan niveles intolerables, lo cual no quita que sucedan permanentemente.


Info relacionada:

30/12/10

Vida Diaria en Kabul

Fuente: periodismohumano.com

Vida Diaria en Kabul

Alberto Arce

Afganistán sobrevive desde hace décadas entre la guerra civil y la intervención extranjera. Se trata de un conflicto tan complejo que tan solo los propios afganos parecen comprenderlo en su totalidad. La guerra afgana se parece cada vez más a una guerra que nadie puede ganar. Desplaza población al mismo tiempo que la somete a una pobreza difícil de superar y la sumirá, en caso de que la solución exista, en el dolor fantasma y la emergencia permanente, un dolor que no podrá superarse con drogas, que no podrá superarse soñando. Aún así, como en todas las guerras, la vida diaria continúa en Afganistán.

Fruto de la producción con el Institut Catalá Internacional per la Pau, el proyecto vida diaria en Kabul trata de acercar la realidad afgana al público a través de nueve reportajes grabados y redactados durante el mes de junio de 2010.

Vida Diaria en Kabul es un proyecto de periodismo documental en vídeo, foto y texto pensado para su divulgación a través de Internet y producido por el Institut Catalá Internacional per la Pau.


Alberto Arce, periodista y realizador de documentales viajó a Kabul en junio de 2010. Allí se sumó el fotógrafo Ricardo García Vilanova y gracias a la colaboración de su guía y traductor local, Sayed Zafar Hashimi, pudieron conversar con las personas que aparecen en los textos y los vídeos.

Stefano Casella se encargó de la edición y realización de los vídeos en Barcelona, Cristian Bettini del diseño y programación web del proyecto y Simona Marchesi a los gráficos.

Este trabajo no habría sido posible sin la producción, el apoyo y la confianza de largo plazo del Institut Catalá Internacional per la Pau y todo su personal para aportar una imagen honesta de los habitantes de Afganistán.

Hannah McCurdy, a cargo de la versión inglesa, Marta López Carabí con la versión catalana y Sarah Youx y Céline Pimentel con la francesa han colaborado en la traducción.

IndependentDocs y Unai Aranzadi colaboraron con su apoyo y patrocinio en materia de seguridad así como Reporteros Sin Fronteras España.

AfganistanDemain, el guesthouse más acogedor y con la mejor cocinera de Kabul nos brindó su hospitalidad.

Sarah, que siempre está. Y Selma, que acaba de llegar.

índice de los vídeos:

  1. Cinema Park
  2. Empotrados
  3. El Mito de la Caverna
  4. El Cooperante y el General
  5. Checkpoint Kabul
  6. Hel(l)mand Camp
  7. Dolor fantasma. Emergencia permanente
  8. Kabul addiction
  9. Tormenta de polvo en Kabul

29/12/10

La Red por la Transformación Global aclara dudas y "malas interpretaciones"

Ninguna fuerza extraña nos dirige y no somos improvisados: plagiarios del Jefe
  • La Red por la Transformación Global tiene experiencia en lucha y combate, afirman
  • Niegan que el secuestro de Fernández de Cevallos sea una puesta en escena desde el poder
La Jornada / Redacción

En un nuevo comunicado, la Red por la Transformación Global que se atribuyó el secuestro de Diego Fernández de Cevallos y su liberación luego de más de siete meses, respondió a las dudas y malas interpretaciones que en los distintos sectores se hicieron del Epílogo que circuló el pasado 20 de diciembre, día en que reapareció en público el político panista.

“Somos reales. La Red por la Transformación Global es producto de la unidad en la acción de distintas fuerzas revolucionarias, rebeldes y libertarias con experiencia en lucha y combate. Si hoy sabemos dirigirnos a nuestro pueblo es porque nos hemos preparado por mucho tiempo, no somos unos improvisados. Ninguna fuerza extraña nos dirige. Somos una muestra más de que abajo se está construyendo –desde ya– el México de Nosotros, el que tanto ofende a los poderosos. Y algo nuevo vendrá”, advirtió.

La agrupación señaló que el secuestro no fue ninguna puesta en escena desde el poder o desde alguna facción de éste, sino una demostración de que el Otro México, ese que está por construirse abajo, es capaz también de organizarse y llamar a rendir cuentas ante la justicia del pueblo a cualquier poderoso, por más intocable que parezca.

Sobre la participación electoral

El grupo que anteriormente se hacía llamar Los misteriosos desaparecedores también rechazó que el secuestro del panista, ocurrido el 14 de mayo pasado, hubiera tenido como propósito obstaculizar, entorpecer o boicotear las legítimas aspiraciones de ningún proyecto político electoral de izquierda... pensamos que el pueblo debe valerse de todos los medios a su alcance para construir ese Otro México en el que hoy soñamos. La participación electoral es un paso más, previo y necesario en el desarrollo del Poder Popular en nuestra nación.

Malinterpretaciones

El día que se dio a conocer la liberación del Jefe Diego, la llamada Red por la Transformación Global circuló un Epílogo dividido en tres partes, en el cual expuso las razones que motivaron la captura del ex senador. Ayer la agrupación señaló que dicho texto fue malinterpretado debido a una perversa manera de actuar de quienes hoy son voceros de los poderosos de nuestra querida nación.

El nuevo comunicado que se hizo llegar a la redacción de este diario en el Día de los Inocentes concluye con la frase ¡Inocente palomita que te dejaste engañar! Sobre los comentarios que desde diversos sectores pretendieron explicar las razones del plagio, indicó que muy pocos se derivaron de una lectura atenta de los mensajes del grupo. Sin mencionar nombres, recriminó que “algunos columnistas de izquierda, que en otros momentos han estado al lado de las causas más justas, hoy no hayan sabido escuchar nuestra voz y hayan contribuido –esperamos que inconscientemente– a esta avalancha de especulaciones”.

Por ello y luego de que las unidades que participaron en la captura y entrega de Fernández de Cevallos han concluido la primera etapa de repliegue sin novedad y sin poner en riesgo a ninguna de nuestras estructuras restantes, la Red hizo algunas aclaraciones sobre su proceder.

Además de lo ya mencionado, se refirió a los diversos comentarios surgidos luego de la reaparición del ex senador, en particular a su aparente buen estado de salud luego de un cautiverio de más de siete meses. Su captura y entrega, indicó, se hizo en estricto apego a los principios éticos del pueblo. Por ello el trato que recibió fue humanitario dado que no se trataba de hacer ningún escarnio de su persona. Por ello... regresó a la vida pública en las condiciones de salud e integridad que hoy parecen molestar a quienes quisieran haberlo encontrado enfermo o muerto. Así demostramos que, contrario a Ellos, los poderosos, el pueblo tiene principios y sabe conducirse con honor.

Respecto de que en el Epílogo del 20 de diciembre la Red por la Transformación Global no se refirió mayormente “al señor Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa, no se debe a que nos estemos prestando a ningún oscuro juego tras bambalinas en las esferas del poder. Es simplemente porque de la tragedia que significa para el pueblo su gobierno, dan cuenta día con día los acontecimientos, en especial los reportes noticiosos sobre su estúpida ‘guerra’ contra el narco del cual es cómplice”.

Mas información:

“ex misteriosos desaparecedores"

El día que se dio a conocer la liberación del Jefe Diego, la llamada Red por la Transformación Global circuló un Epílogo dividido en tres partes.

En un nuevo comunicado, la Red por la Transformación Global que se atribuyó el secuestro de Diego Fernández de Cevallos y su liberación luego de más de siete meses, respondió a las dudas y malas interpretaciones

Información relacionada:

El día que Jefe Diego Fernández de Cevallos hizo su reaparición pública

Los misteriosos desaparecedores

Denuncian situación carcelaria en Motozintla, Chiapas

A la opinión pública

A los medios de comunicación Estatal, Nacional e Internacional

A los defensores de los derechos humanos “Fray Bartolomé” ONGs.


Solidarios de la voz del Amate

Hoy en día los gobernantes de nuestro estado y todas las autoridades y funcionarios públicos que dirigen al pueblo aquellos que tienen responsabilidades políticas y administrativas como los impartidores de justicia todos sin excepción trabajan en sentido contrario con el fin de oprimirnos abusando de nuestra ignorancia por no saber defender nuestros derechos, implementando todas sus artimañas contra los pobres, marginados y presos que en la mayoría somos presos injustamente con delitos prefabricados o con averiguaciones previas y expedientes mal argumentados lejos de la verdadera justicia.

Compañeros, la conspiración de este mal gobierno corrupto es la que nos ha hecho todo este mal sufriendo, esta tendencia de injusticia que hay dentro de este penal es la que nos está haciendo vivir totalmente olvidados ante las autoridades chiapanecas privado de todos nuestros derechos y de nuestra libertad, hoy en día los que estamos aquí recluidos en este penal No. 6 de Motozintla de Mendoza, aquí el Director del Centro José Miguel Alarcón Garcia nos esta haciendo sufrir aguantando hambre con poca comida y otras veces mal cocinada cosa que esta provocando enfermedades intestinales y lo peor que en el área médica no hay medicamentos.

Y tampoco nos permiten el paso de alimentos y cosas que con sacrificio lo adquieren nuestras familias, el abuso de las autoridades son demasiados, si reclamamos nuestros derechos nos amenazan, nos intimidan con el fin de quedarnos callados y así nos quieren tener siempre por eso el día de hoy nosotros sacamos a la luz lo que encaja en el marco de Juan Sabines Guerrero y con sus empleados públicos y por último no hay comunicación telefónica del interior al exterior.


Atte.

Juan Collazo Jimenez

Ramon de Jesús Ruiz Rodas

Solalinde: tras el escándalo de los secuestros masivos, delincuentes declararon una tregua

No quiero ser mártir, pero nadie me va a detener en el trabajo que hago, afirma

La atención mediática que han generado los secuestros masivos de migrantes en diversos puntos del país ha obligado a los grupos criminales a decretar una especie de tregua forzada de fin de año, aunque no se descarta que en cualquier momento puedan volver a atentar contra este sector vulnerable, advirtió Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino.

En entrevista telefónica desde Ixtepec, Oaxaca, el sacerdote festejó la suspensión temporal de las actividades de los grupos del crimen organizado, y adelantó que el Congreso de la Unión impulsará la creación de una fiscalía especializada para atender las demandas de los migrantes indocumentados.

–¿Cuál es la situación que prevalece actualmente en el albergue después de las amenazas contra usted?

–Hasta el 23 de diciembre estuve procesando mi miedo; fue una situación rarísima de premuerte. Pero a partir del 24 he tenido una gran paz interior, una gran alegría. Hemos visto muchas señales esperanzadoras, como las acciones que están comenzando a tomar los gobiernos federal y de Oaxaca.

Además, se ha multiplicado la solidaridad por todos lados. Me han impresionado los medios, que han estado aquí, muy al pendiente, y eso para nosotros es un parteaguas. Quizá ellos no se dan cuenta, pero al visibilizar la cuestión de los secuestros, han hecho que la delincuencia se calme. No fue una tregua navideña tal cual, pero se tuvieron que calmar.

–¿De qué forma se desarrolló su comparecencia ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO)?

–La SIEDO ha hecho su trabajo, y mandó mucha gente muy comprensiva y amable. En cuanto al más reciente secuestro, no hay una cifra definitiva, pero parece que sí hubo al menos unas 20 o 30 personas plagiadas.

“Es una buena noticia que los testigos centroamericanos estén protegidos, la información esté fluyendo y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) esté al pendiente, además de que hayan llegado los escoltas para protegerme. De todas formas, quiero negociar con ellos, porque no quiero estar como algunos políticos, sino andar con la mayor sencillez del mundo.

Otra buena noticia es que hace un par de horas la diputada Aleida Serrano Rosado me trajo el saludo de sus compañeros y me dijo que esta legislatura va a impulsar un punto de acuerdo para que se cree una fiscalía especializada en delitos contra migrantes, cuya sede estaría en Ixtepec, y que tendría oficinas en Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

–Ahora usted está bajo protección policiaca, ¿sigue percibiendo peligro hacia su trabajo y su persona?

–Desde luego. La Pastoral para la Movilidad Humana sabe que el servicio que tengo aquí es delicado y peligrosísimo, pero también entiende que uno como pastor no debe callarse ante las injusticias.

“Jesús nos dijo que un buen pastor da la vida por sus ovejas, camina frente a ellas y si ve al lobo, no huye, sino que las defiende. Pero el mal pastor corre para salvar el pellejo, porque es sólo un asalariado, y así el lobo las mata y las dispersa.

Tuve que aceptar la protección de la policía por muchas razones. Durante meses estuve renuente a aceptar ese acompañamiento personal, pero acepté porque fueron muchas voces las que me lo pidieron. Decir que no, me hubiera parecido una irresponsabilidad. De todas formas vamos a hacer un plan con ellos, porque quiero tener libertad de movimiento y poder relacionarme con quien yo quiera.

Muestras de apoyo

El obispo de la diócesis de Santo Domingo Tehuantepec, Óscar Campos Contreras, respaldó al sacerdote Alejandro Solalinde, y demandó a las autoridades federales y estatales investigar las denuncias de secuestro de centroamericanos.

En una carta, el jerarca católico manifestó su preocupación por las amenazas dirigidas hacia el presbítero, y destacó su trabajo acorde al compromiso de la Iglesia de servir a quienes por cualquier circunstancia de abandono experimentan la necesidad de solidaridad, como es el caso de los migrantes.

Al celebrar la Navidad, vemos como una sombra la situación de miles de migrantes, tanto los nuestros que están fuera de su hogar, como los que pasan entre nosotros provenientes de otros países que, con el fin de conseguir el sustento de la vida familiar, tienen que soportar el rechazo o someterse a humillaciones que rebajan su condición humana, señaló.

Instó a las autoridades a dar seguimiento a las denuncias presentadas por quienes han sufrido vejaciones y ofrezcan la seguridad que corresponde a quienes se ven amenazados.

Recurso de defensa

En cuanto al servicio de escoltas puesto a su disposición, Solalinde Guerra informó que decidió aceptar después de conversar con Margarita Zavala, presidenta del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), sobre las amenazas de muerte en su contra.

No quiero ser mártir, pero nadie me va a detener en el trabajo que hago, indicó en declaraciones a la prensa. Reconoció que se ha convertido en un recurso de defensa de los migrantes y como tal se debe cuidar ese recurso para seguirlos ayudando.

Explicó que ha dialogado con los escoltas y les ha pedido dar seguridad prioritariamente al albergue y posteriormente a su persona.

Los diputados oaxaqueños Hita Beatriz Ortiz Silva y Flavio Sosa Villavicencio, del Partido del Trabajo, exigieron seguridad para los centroamericanos en su paso por esa entidad.

Ortiz Silva resaltó la importancia de que los funcionarios que intervienen para atender el tema de los migrantes hagan su trabajo con responsabilidad y se sumen a esta lucha por el respeto a los derechos humanos, y no sean ellos mismos quienes satanicen a los centroamericanos, que tienen la necesidad de atravesar por Oaxaca.

Sosa Villavicencio señaló que la pobreza que padece México nos une más con Guatemala, El Salvador y demás países de Latinoamérica, por lo que no debemos permanecer impávidos ante el drama que sufren, menos si decimos que el país tiene gobiernos federal, estatal y municipales que respetan las leyes.

Información relacionada:
Sitios Relacionados:
Más información:
La válvula de escape de la frágil y dependiente economía del país ya no funciona. La migración de cientos de miles de mexicanos a Estados Unidos se enfrenta al riesgo de muerte, violencia, racismo y segregación, mientras las autoridades pretenden atenderla con programas mediocres. Leer más
La Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) integrará las declaraciones del sacerdote Alejandro Solalinde a la investigación que ya realiza por el secuestro de migrantes en Oaxaca. Leer más
Demanda al gobierno mexicano una investigación a fondo para castigar a plagiarios
El gobierno de Guatemala envió a México una nota diplomática en la que manifiesta su preocupación por los hechos ocurridos el 16 y 22 de diciembre pasados, cuando migrantes centroamericanos fueron secuestrados por bandas del crimen organizado en su paso por territorio mexicano rumbo a Estados Unidos. Leer más
La Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) integrará las declaraciones del sacerdote Alejandro Solalinde a la investigación que ya realiza por el secuestro de migrantes en Oaxaca. Leer más

El pueblo organizado de Mitzitón denuncia ataque de paramilitares

Denuncia comunidad tzotzil de Mitzitón nuevas agresiones del Ejército de Dios

Hermann Bellinghausen / La Jornada 29/12/2010

· “Hemos dado pruebas de la tala clandestina y delitos que cometen esos paramilitares”
· La asamblea exigió cumplir acuerdo de reubicación firmado con autoridades el 5 de julio

San Cristóbal de las Casas, Chis. 28 de diciembre. La comunidad tzotzil de Mitzitón, ubicada en la zona rural del municipio de San Cristóbal, denunció nuevas agresiones violentas de miembros identificados del Ejército de Dios (de la iglesia evangélica Alas de Águila), a quienes considera paramilitares:

“Al compañero Domingo de la Cruz Vicente se lo llevaron a la casa de Francisco Gómez Díaz y Gregorio Gómez Jiménez, donde los paramilitares ya hicieron una cárcel para irnos encerrando. Es como una reja de metro y medio donde lo metieron y ahí lo bañaron de gasolina, lo orinaron, lo desnudaron y lo siguieron golpeando como una hora. Este compañero se encuentra terriblemente golpeado, lo trataron como ni a un animal, y ya bien maltratado lo llevaron a una camioneta cerca de la casa ejidal y ahí lo dejaron”.

Otros tres pobladores de Mitzitón, adherentes de la otra campaña, igualmente agredidos por unos 20 miembros del Ejército de Dios, “quedaron bien golpeados y le rajaron su cabeza, con sus puños, palos y piedras”. A diferencia de Domingo de la Cruz, sí lograron escapar Manuel de la Cruz Vicente, Julio de la Cruz Vicente y Lucio de la Cruz Vicente.

Los hechos ocurrieron el día 23. Según denuncian los ejidatarios, cerca de las 18:30 horas sus compañeros fueron atacados mientras se dirigían a la casa ejidal. A pocos metros de llegar, los alcanzaron aproximadamente 20 individuos: “Como estaba oscuro no se pudo reconocer a todos, pero sí miró bien que ahí estaban Miguel Díaz Gómez, Luis Rey Pérez Heredia, Carmen Gómez Gómez, Feliciano Jiménez Heredia, Roberto Jiménez Heredia, Víctor Heredia Jiménez, Tomás Díaz Gómez y Julio Hernández Gómez”.

A las 20:30, los mencionados “se pusieron a hacer un tiroteo cerca de donde está nuestro letrero de adherentes a la otra campaña, se oyeron bastantes disparos, tal vez vaciaron dos cargadores”. Hacia las 23 horas “ya estaban los cuatro compañeros golpeados en su casa, ahí llegaron otra vez los paramilitares queriendo sacarlos para quererlos matar”. Y detallan que “llegaron en dos camionetas sin luz”. Toda la noche se sucedieron tiroteos, y desde entonces “casi todas las noches disparan cerca de casas de nuestros compañeros”.

Los ejidatarios sostienen: “Ya tenemos muchas denuncias públicas, suficientes para que los investiguen. Hemos dado pruebas ante las autoridades de las agresiones, la tala clandestina y toda clase de delitos que esos paramilitares cometen en contra de nosotros”.

No obstante, el gobierno “no hace nada ni cumple su palabra, porque para él su palabra no vale nada, por eso vienen aquí sus representantes y firman acuerdos y luego se hacen como si no pasó nada”.

Desmienten, una vez más, que el problema sea religioso: “Con lo que no estamos de acuerdo, y no vamos a permitir, es que se sigan cometiendo delitos en nuestra comunidad, y se siga utilizando al Ejército de Dios para atacarnos y detener nuestra lucha y nuestra organización y camino hacia la autonomía y los derechos que tenemos como pueblo indígena que somos”.

En asamblea general, la comunidad acordó exigir cumplimiento al acuerdo “firmado con los funcionarios del mal gobierno el 5 de julio y que hasta ahorita no ha cumplido: la reubicación de los paramilitares”.

Añaden que “si algo llega a suceder en nuestro pueblo, el responsable directo será Juan Sabines Guerrero (con) Felipe Calderón Hinojosa, por dar impunidad a delincuentes y no cumplir”.

Imágenes: Chiapas Indymedia

Denuncia íntegra:


A la Comisión Sexta
A las Juntas de Buen Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
A la Sexta Internacional
A tod@s l@s adherentes
A la Sexta Declaración de la Selva Lacandona
A los Centros Derechos Humanos No Gubernamentales
A los medios libres e independientes

Primero que nada reciban un saludo que mandamos hombres, mujeres, niñas, niños y personas mayores del pueblo organizado de Mitzitón adherente a La Otra Campaña. En estos días que son de fiesta en muchos lugares, nuestro corazón está fuerte pero a la vez no vivimos tranquilos por todas las cosas que nos hacen los paramilitares. Esta vez, como ante hemos hecho, escribimos para denunciar los ataques que recibimos de parte de los paramilitares del Ejército de Dios “Alas de Águila”.

El pasado día 23 de diciembre cerca de las 6:30 de la noche, fueron atacados cuatro de nuestros compañeros que se dirigían a la casa ejidal. A pocos metros de llegar los alcanzaron un grupo de aproximadamente 20 paramilitares, como estaba oscuro no se pudo reconocer a todos, pero si miró bien que ahí estaban Miguel Díaz Gómez, Luis Rey Pérez Heredia, Carmen Gómez Gómez, Feliciano Jiménez Heredia, Roberto Jiménez Heredia, Victor Heredia Jiménez, Tomás Díaz Gómez y Julio Hernández Gómez.

Estos paramilitares comenzaron a golpear a nuestros compañeros y 3 de ellos forcejeando y luchando se lograron escapar que son Manuel de la Cruz Vicente, Julio de la Cruz Vicente, Lucio de la Cruz Vicente, ellos quedaron bien golpeados y le rajaron su cabeza por que no solo los golpearon con sus puños sino también con palos y piedras. Pero el compañero Domingo de la Cruz Vicente no se logró escapar y a él se lo llevaron a donde está la casa de Francisco Gómez Díaz y Gregorio Gómez Jimémez donde los paramilitares ya hicieron una cárcel para irnos encerrando. Es como una reja de metro y medio donde lo metieron y ahí lo bañaron de gasolina, lo orinaron, lo desnudaron y lo siguieron golpeando como una hora. Este compañero se encuentra terriblemente golpeado, lo trataron como ni a un animal se debe tratar, y ya bien maltratado lo llevaron a una camioneta cerca de la casa ejidal y ahí lo dejaron.

A eso de las 8:30 de la noche se pusieron a hacer un tiroteo cerca de donde está nuestro letrero de Adherentes a La Otra Campaña, se oyeron bastantes disparos tal vez vaciaron unos dos cargadores. Como a eso de las 11 de la noche ya estaban los 4 compañeros golpeados en su casa, ahí llegaron otra vez los paramilitares queriendo sacarlos de sus domicilios para quererlos matar. Llegaron dos camionetas sin luz. Hay dos entradas para su casa y cuando lo vieron el carro sin luz, se escondieron y ahí lo alcanzaron a escuchar que dicen esos paramilitares. Y los vieron que los paramilitares Roberto y Feliciano se pusieron a echar bala como a 300 metros de la casa.

Después ya en la madrugada como a las dos hicieron otro tiroteo en la casa de Gregorio. Desde esa noche ya casi todas las noches está disparando y las balas han pasado cerca de casa de nuestros compañeros entre ellos del compañero Pedro Díaz Gómez.

Donde está la justicia, el castigo a los que violan los derechos que tanto presume el mal gobierno del Estado y Federal. Ya tenemos muchas denuncias públicas, con eso es suficiente para que ellos investiguen, ya hemos dado pruebas y levantando denuncias ante las autoridades de las agresiones, de la tala clandestina y toda clase de delitos que esos paramilitares cometen en contra de nosotros y no hace nada, ni cumple su palabra, por que para él su palabra no vale nada, por eso vienen aquí sus representantes y firman acuerdos y luego se hacen como si no pasó nada.

El mal gobierno anda diciendo que es problema religioso, una vez más queremos que quede bien claro que nosotros respetamos la creencia de cada quien, con lo que no estamos de acuerdo y no vamos a permitir es que se sigan cometiendo delitos en nuestra comunidad y se siga utilizando al Ejército de Dios “Alas de Águila” para atacarnos y detener nuestra lucha y nuestra organización y camino hacia la autonomía y los derechos que tenemos como pueblo indígena que somos.

Este domingo 26 de diciembre nos reunimos en asamblea general donde se acordó exigir el acuerdo firmado con los funcionarios del mal gobierno en la fecha del 05 de julio de este año y que hasta ahorita no ha cumplido la reubicación de los paramilitares, el gobierno en ese papel pidió un mes para que ellos negociaran con los del Ejército de Dios y hasta ahora no han hecho nada.

El pueblo ya tomó su decisión, ya está cansado de tanta tortura y amenazas. Vemos como esos paramilitares se sienten cada vez más fuertes y por eso andan golpeando y disparando, buscando provocarnos. Si algo llega a suceder en nuestro pueblo el responsable directo será Juan Sabines Guerrero y Felipe Calderón Hinojosa, por dar impunidad a delincuentes paramilitares y no cumplir su promesa lo que prometió y firmo al pueblo de Mitzitón.

ATENTAMENTE

Pueblo Organizado de Mitzitón, Adherente a La Otra Campaña.

28/12/10

Asesinan sicarios a periodista Henry Suazo en Honduras

Con Henry Suazo suman 10 los periodistas asesinados en este país el presente año.

Tegucigalpa. Sicarios asesinaron hoy a tiros al periodista Henry Suazo en la comunidad hondureña de La Masica, en el caribeño departamento de Atlántida.

Con Suazo suman 10 los periodistas asesinados en Honduras en el presente año, según recuentos realizados por la prensa nacional y organismos no gubernamentales.

El periodista era corresponsal de la cadena radial HRN, una de las principales del país, y también trabajaba en el canal de cable Cablevisión.

Jorge Abilio Díaz, propietario de Cablevisión, dijo que Suazo salía de su residencia cuando fue atacado por los sicarios, quienes no fueron identificados y se dieron a la fuga.

Organismos internacionales han criticado el estado de la prensa en Honduras y han señalado que es uno de los países donde más riesgo corren los periodistas para hacer su trabajo.

El presidente hondureño Porfirio Lobo Sosa ha criticado los asesinatos y ha desligado a su administración de cualquier persecusión a la prensa.

Lobo Sosa pidió ayuda a países como Estados Unidos y España para que presten colaboración policial a fin de dar con los responsables intelectuales y materiales de los asesinatos de los periodistas.

Más información:

Fallece en Edomex el virtuoso de la marimba Zeferino Nandayapa

Su deceso obedeció a las consecuencias del golpe que el maestro sufrió en la base del cráneo, que le provocó una inflamación en el cerebro.

La Jornada

México, DF. El virtuoso de la marimba Zeferino Nandayapa murió a las 18:35 horas de hoy en su domicilio de Santa Mónica, en Tlalnepantla, Estado de México, a consecuencia de la caída que sufrió el pasado 13 de diciembre, informó su hijo menor, Javier.

La familia está a la espera del médico que certifique el deceso, aunque el personal de enfermería profesional que atendió al maestro durante las 24 horas del día, desde el momento del accidente, ha corroborado que el músico nacido en Chiapa de Corzo, Chiapas, murió.

Entrevistado por Notimex minutos después del deceso, Javier Nandayapa explicó que la muerte obedeció a las consecuencias del golpe que el maestro sufrió en la base del cráneo, lo que le provocó una inflamación en el cerebro.

“Tuvo complicaciones posteriores porque se afectaron sus vías respiratorias, las cuales se le estaban infectando”, añadió el también músico Javier Nandayapa. Desde que sufrió el accidente, nunca recobró el conocimiento ni el habla, añadió.

Don Zeferino Nandayapa será velado en el panteón Jardines del Recuerdo, localizado en la carretera Santa Cecilia-Tenayuca en el mismo municipio mexiquense de Tlalnepantla, al norte de la Ciudad de México, a donde se espera la llegada de la familia.

De acuerdo con el menor de la dinastía Nandayapa, el cuerpo del maestro ejecutante de marimba nacido en 1931 será incinerado y las cenizas trasladadas a un sitio todavía por definir. El próximo 26 de agosto, Zeferino Nandayapa cumpliría 80 años de edad.

Marimba Nandayapa - Ave Lira


Marimba Nandayapa -Fantasia Profana


Marimba Nandayapa Huapango de Moncayo

Los misteriosos desaparecedores

Epílogo de una desaparición, el comunicado de la Red por la Transformación Global, el grupo que reivindica el secuestro de Diego Fernández de Cevallos, transmite un mensaje central: nadie en el poder está seguro. En la lucha contra la injusticia y la impunidad en México, no habrá ni perdón ni olvido.

En la parte final de su proclama, la red afirma: parecía intocable hasta aquella noche en que su pasado oscuro lo alcanzó (...) siempre que como pueblo nos atrevemos a luchar contra la injusticia, no habrá felonía que quede impune. Tomar prisionero a Fernández de Cevallos y obligarlo a devolver una parte de lo que se robó –aseguran– es una demostración de que nadie, por poderoso que sea, es intocable.

El Jefe Diego, sostiene la organización que se presenta como su captora, es uno de los individuos que encarrilaron el destino del país en la vía del proyecto neoliberal, de los delincuentes de cuello blanco que han saqueado al país. Simultánea y alternadamente funcionario de Estado, empresario y abogado del crimen organizado, Fernández de Cevallos resume en su biografía todo tipo de historias oscuras: defensa de MetMex Peñoles contra las madres de miles de niños envenenados por la contaminación de la empresa; encubrimiento de los crímenes de la guerra sucia; establecimiento de un nuevo pacto entre la Iglesia católica y el Estado; vínculos con el narcotráfico; orquestación del fraude electoral que impuso a Carlos Salinas en 1988 y a Felipe Calderón en 2006, y del desmantelamiento del Estado social.

Tanto Felipe Calderón como distintos analistas han puesto en duda la autenticidad de la Red por la Transformación Global. Según el mandatario, el único interés de sus captores fue económico y su manifiesto puro rollo e hipocresías; de acuerdo con varios articulistas y columnistas, la desaparición de Fernández de Cevallos fue una maniobra política para proyectarlo como candidato presidencial o fortalecer al Partido Acción Nacional (PAN). Otros han divulgado la versión de que detrás del secuestro se encuentra alguna organización político-militar extranjera, como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) o ETA.

La lectura seria de los comunicados cuestiona estas opiniones. ¿Por qué una banda criminal especializada en secuestros querría presentar a la opinión pública su actividad como motivada por aspiraciones políticas? Para operar con éxito, un grupo de esa naturaleza requiere pasar desapercibido, no tener sobre sí los reflectores de los medios de comunicación. De ser cierto el señalamiento de Felipe Calderón, los misteriosos desaparecedores serían la primera organización criminal en citar a Bertolt Brecht y en apoyarse en la argumentación elaborada por Franz Fanon en Los condenados de la tierra para reivindicar el uso de la violencia como parte de un proyecto revolucionario.

El retrato que sus captores hacen del Jefe Diego es demoledor. La radiografía de sus relaciones políticas es reveladora. Nadie a quien se le haya ventilado públicamente ese historial político puede razonablemente aspirar a la Presidencia de la República. Más allá de la operación mediática para reivindicar su figura, Fernández de Cevallos no es alguien que suscite simpatías y, por el contrario, provoca una gran animadversión. Para constatarlo, basta ver los comentarios sobre su persona divulgados en diversos blogs dependientes de periódicos nacionales.

Cada vez que en la historia reciente han irrumpido en la escena política nacional organizaciones armadas se ha dudado de su existencia real, y se les ha querido ver como agentes provocadores que actúan para distraer al país de sus verdaderos problemas. Así sucedió con el Comando Jaramillista Morelense 23 de Mayo. También con los atentados contra líneas de gas de Pemex en Salamanca y Querétaro del Ejército Popular Revolucionario, en demanda de la presentación con vida de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez. Sin embargo, esos grupos existen en la realidad. Ese podría ser el caso con la Red por la Transformación Global.

En la década de los 70 y 80 del siglo anterior se formaron en México multitud de organizaciones revolucionarias que reivindicaron la lucha armada. Con el paso de los años, varias desaparecieron, otras se disolvieron en partidos legales y algunas más perduran hasta nuestros días. Unas son conocidas, otras no. En el país hay más de las que se conocen públicamente. Varias han optado por mantener sus estructuras, adecuar su proyecto a los nuevos tiempos y actuar con sigilo. Esperan su momento. Son producto de nuestra fallida transición a la democracia, de la crisis de representación política y de una enorme desigualdad social.

En Epílogo de una desaparición hay una visión de la realidad política nacional muy estructurada. Están allí muchos de los debates que han atravesado la izquierda nacional en los años recientes, desde los fraudes electorales hasta el Fobaproa. El lenguaje que utiliza, la concepción política que expone, el análisis de la coyuntura que realiza, son producto de alguien (un colectivo o una persona) que ha seguido muy de cerca lo sucedido en México en los 22 años anteriores. No hay en su redacción nada que lo emparente con alguna organización político-militar extranjera.

Que el aparato de inteligencia de Colombia, siempre tan interesado en ofrecer sus servicios al gobierno mexicano, digan que las FARC están detrás del secuestro, no puede extrañar, aunque no sea serio y tengan que recurrir, por enésima vez, a lo que supuestamente dicen unas computadoras. Ganan ellos y ganan sus socios mexicanos. Tampoco que lo hagan quienes proclamaron el fin de la lucha armada en América Latina unos meses antes del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Como están tan ocupados hablando con sus amigos en Miami, en Washington y con las huestes de Elba Esther Gordillo no tienen idea de lo que pasa en el México de abajo.

Nada ayuda el sospechosismo para explicar lo que hay detrás del secuestro de Diego Fernández de Cevallos. Por el contrario, confunde. Ante una situación tan compleja, como decía el filósofo Baruch Spinoza, no hay que reír ni llorar sino comprender.

Más información:

Los desaparecedores desaparecidos
Información relacionada
Misteriosos desaparecedores

El día que se dio a conocer la liberación del Jefe Diego, la llamada Red por la Transformación Global circuló un Epílogo dividido en tres partes.

En un nuevo comunicado, la Red por la Transformación Global que se atribuyó el secuestro de Diego Fernández de Cevallos y su liberación luego de más de siete meses, respondió a las dudas y malas interpretaciones

Carta de apoyo al Padre Solalinde


A la opinión pública.

A las autoridades correspondientes.

A los medios de comunicación.

El día 16 de Diciembre un Grupo de Ciudadanos de diversos países fue secuestrado por un comando en la comunidad de Chahuites Oaxaca, desde ese mismo momento el Sacerdote Alejandro Solalinde Guerra denunció tales acontecimientos, encontrando como en múltiples ocasiones la apatía, negligencia y dilación de las autoridades de los distintos niveles de Gobierno.

Como en muchos otros casos de manera lamentable las autoridades reaccionaron de manera tardía sólo cuando la presión internacional encabezada por los Ministerios de Relaciones Exteriores de Honduras, El Salvador y Guatemala externaron su molestia y exigían una investigación exhaustiva de los hechos.

De manera local una escalada de intimidaciones y amenazas que ponen en riesgo la vida del Sacerdote y sus colaboradores se incrementaron.

Ante tales hechos que nos exhiben ante el mundo como un Estado retrograda e insensible los abajo firmantes expresamos nuestra solidaridad y admiración Al Sacerdote Alejandro Solalinde Guerra defensor de los Derechos de los migrantes principalmente los de América Central y del Sur.

Manifestamos nuestra solidaridad con los familiares de los migrantes agredidos.

Instamos el respeto al trabajo de las organizaciones y defensores de Derechos Humanos fundamental para alcanzar la paz y la Justicia Social.

Al mismo tiempo que levantamos la voz exigimos se otorguen todas las medidas de protección correspondientes que garanticen la seguridad y le permitan continuar su labor en defensa de los Derechos de los migrantes.

Exigimos también se castigue conforme a la ley a los grupos delictivos que durante años han trastocado el Estado de derecho y violentado la paz social en la zona.

Oaxaca de Juárez Oaxaca Diciembre del 2010.

Ver firmas

Información relacionada:
El sacerdote declara como testigo de oídas ante la delegación de la Procuraduría en Oaxaca, sobre el presunto secuestro de 50 indocumentados
Varias cartas circularon por Internet para exigir mayor protección al sacerdote


El coordinador Pastoral de la Movilidad Humana de la Diócesis de Oaxaca, Alejandro Solalinde, detalló que el secuestro de los 50 migrantes centroamericanos en Oaxaca ocurrió entre 25 y 30 minutos después del operativo de migración que se practicaba en Chahuites, Oaxaca. teleSUR
Integrantes de los Zetas y la Mara 13 amenazaron con ingresar al albergue de migrantes Hermanos en el Camino si no les entregan a los 15 migrantes que lograron escapar del secuestro el jueves pasado.
Luego de que fuera amenazado de muerte por revelar el secuestro de migrantes, el sacerdote de Oaxaca señaló que no tiene miedo y que recibió el apoyo de obispos
Se ha reportado el segundo secuestro de migrantes centroamericanos en territorio mexicano en lo que va del mes de diciembre. Según denuncia el sacerdote Heyman Vázquez Medina, del albergue Hogar de la Misericordia, el secuestro ocurrió el pasado 21 de diciembre mientras los migrantes viajaban en un tren de carga con destino a Veracruz desde la localidad de Oaxaca, al sur de México. Se ha reportado que durante el secuestro un salvadoreño resultó muerto.
Los migrantes son seres humanos y sus derechos viajan con ellos, tal como con ellos viaja su cultura, sus habilidades laborales demostradas, su energía vital y sus sueños.