27/11/10

Tornan a Cancún en fortaleza por cumbre climática

Unos 5 mil a 6 mil efectivos policiales y militares se encargarán de mantener la seguridad a partir del lunes y hasta el 10 de diciembre durante la Conferencia de los Pueblos sobre el Cambio Climático

Notimex / La Jornada 27/11/2010

En menos de dos días este destino turístico se convirtió en una especie de gran fortaleza resguardada por personal del Ejército mexicano y la Marina, así como de las policías Federal Preventiva, de Caminos, Estatal y Municipal.

No hay calle, glorieta o carretera donde no se les vea, andan en grupo, nunca en solitario, a pie, en camionetas y vehículos blindados, y participan en rondines permanentes o se mantienen en los retenes o puestos de revisión mixtos.

Vestidos completamente de negro, algunos con el rostro cubierto o con uniformes militares, cargan con todo el armamento posible en sus cuerpos y en sus manos, siempre listas.

Su presencia obliga al temor. Solidaridad, Isla Mujeres, Tulum y, sobre todo, Benito Juárez son un búnker policíaco-militar.

Se trata de cinco mil a seis mil efectivos policiales y militares que se encargarán de mantener la seguridad antes y los 11 días que se realizará en varios foros la Conferencia de los Pueblos sobre el Cambio Climático (COP-16), según datos que proporcionó el secretario estatal de Seguridad Pública, Miguel Ángel Ramos Real.

A partir del próximo lunes y hasta el 10 de diciembre se llevará la asamblea convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en la que se prevé la participación de 25 mil a 40 mil personas de 192 países, tanto en los eventos oficiales como en los foros alternos.

Desde el fin de semana pasado arribaron decenas de agentes federales preventivos a esta ciudad, cuyas calles recorren en convoyes compuestos en algunos casos por vehículos blindados y algunas con sistemas lanza chorros de agua.

Fuerzas militares y policiales de los tres niveles de gobierno mantienen seis puestos de revisión en el bulevar Kukulkán de la zona hotelera y en la carretera que comunica a Cancún y Tulum, además de que el Aeropuerto Internacional ya está bajo control del Estado Mayor Presidencial.

En un prolongado tramo del carril de baja velocidad que va de Cancún a Playa del Carmen fueron colocados conos naranjas y tanques que se usan para transportar combustible.

Hay unidades y retenes en la delegación Bonfil, en la entrada de la desviación a la terminal aérea, en el campamento de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en el puente recién terminado del Moon Palace, que ya ha sido protegido con malla y vallas metálicas.

Los conductores de automóviles con placas foráneas, con vidrios polarizados o que parezcan sospechosos son detenidos y sujetos a revisión mediante un detector de metales y se les pide su identificación.

Lo mismo ocurre en las entradas a Cancún por la carretera federal a Mérida y en varios tramos de la zona hotelera, como el kilómetro cero, Playa Las perlas, el asta bandera, plaza La Isla, el Mirador y Punta Nizuc.

Ninguna persona sin acreditación oficial o documento sellado podrá superar el estricto control en los recintos de la COP-16, y hay que hacerse a un lado ante la velocidad y amplitud de los convoyes que recorren prácticamente todo Cancún y las delegaciones Bonfil y Leona Vicario.

El vicealmirante de la Quinta Zona Naval, Conrado Aparicio Blanco, anunció que 700 marinos realizarán la vigilancia en las costas de Cancún, y que 300 más apoyarán en Puerto Morelos, Puerto Aventuras, Playa del Carmen y el municipio de Tulum, y se contará con 15 barcos, uno de ellos un hospital para atención de primero y segundo nivel.

En tanto, el secretario de Seguridad Pública municipal, Alejandro Cardona Benítez, informó además de la instalación de cuatro torres con cámaras y de la disposición de un avión no tripulado para vigilar a los grupos de altermundistas.

Cardona Benítez mencionó que por este motivo fueron compradas cinco patrullas, equipos antimotines y uniformes para 200 elementos que participarán en el dispositivo de seguridad.

El despliegue sólo es en torno a las sedes oficiales, en las que concurrirán por lo menos 20 presidentes de igual número de países y primeros ministros, sino también muy cerca de los lugares donde se asentarán los llamados globalifóbicos.

El director de la Cruz Roja, Ricardo Portugal, adelantó que esa instancia participará con 25 ambulancias de Yucatán y Quintana Roo, las cuales están disponibles en varios puntos de la ciudad para atender cualquier emergencia.

El secretario estatal de Salud, Juan Carlos Azueta Cárdenas, dijo que en caso de ser necesario se dispondrá de los servicios del Hospital General, las clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y nosocomios privados, con disponibilidad en su conjunto de 380 a 400 camas.

Más información:

Pronunciamiento de Vícam en defensa del agua, la tierra y la autonomía de los pueblos originarios

Reunidos en la casa del yaqui los pueblos, tribus y naciones purépecha, nahua, wixárika, coca, odham, yaqui, mayo-yoreme, mixteco, triqui, tzotzil y otomí, junto con integrantes de la sociedad civil mexicana y de diversos países de América, asia y Europa para celebrar el Primer Foro Nacional e Internacional en Defensa del Agua, y reconociendo que:

1. El agua, nuestra madre y nuestro padre, es el fundamento, junto con la tierra, el calor y el aire, de nuestras vidas y de la existencia de todo lo que se nace y lo que se vive; y por lo tanto no es una cosa que se pueda comprar y vender como lo pretende el brutal capitalismo que asesina a la madre tierra;

2 .La tierra, el agua y todo lo que en ellas se nace integran los territorios inmemoriales de nuestros pueblos, siendo inseparables entre sí, aún cuando el neoliberalismo, en su afán de ganancias, busca romper la tierra para facilitar la apropiación privada de cada uno de sus elementos convirtiéndolos en simples mercancías;

3. Las grandes empresas nacionales y extranjeras, con el concurso del estado mexicano, buscan la apropiación de los territorios de nuestros pueblos y de los bienes de la nación, generando leyes, políticas y acciones para la privatización capitalista de las aguas, ríos, playas, mares, lagunas, manantiales, tierras, bosques, minerales, plantas y saberes tradicionales.

4. En el encuentro de pueblos indígenas de américa, realizado los días 11, 12, 13 y 14 de octubre de 2007 en este territorio de la tribu yaqui, acordamos rechazar la guerra de conquista y exterminio capitalista impuesta por las empresas trasnacionales y los organismos financieros internacionales en complicidad con las grandes potencias y los estados nacionales.

Asimismo acordamos rechazar la destrucción y el saqueo de la madre tierra a través de la ocupación de nuestros territorios para la realización de actividades industriales, mineras, agroempresariales, turísticas, de urbanización salvaje e infraestructura, así como la privatización del agua, la tierra, los bosques, los mares y las costas, la diversidad biológica, el aire, la lluvia, los saberes tradicionales y todo aquello que se nace en la madre tierra, oponiéndonos a la certificación de las tierras, costas, aguas, semillas, plantas, animales y saberes tradicionales de nuestros pueblos con el propósito de privatizarlos.

Hacemos el siguiente pronunciamiento:

Primero.- Nos oponemos a la construcción del acueducto de la presa del novillo por parte del gobierno federal, el gobierno del estado y el empresario carlos slim, mismo que pretende llevar casi la totalidad de las aguas del río yaqui al municipio de hermosillo para favorecer los intereses inmobiliarios, turísticos y agroindustriales del gran capital; toda vez que la ejecución de dicho proyecto despojará de sus aguas, sin consulta previa, a la tribu yaqui, anulando su autonomía y su derecho histórico sobre la cuenca del río yaqui, provocando la destrucción de su territorio y el exterminio definitivo de la tribu, así como la afectación profunda del equilibrio ecológico en el sur de sonora y la ruina de los agricultores del valle del yaqui.

Segundo.- Rechazamos el despojo y la apropiación privada del agua, los ríos, aroyos, manantiales, aguas profundas, escurrideros, lagunas, esteros, costas, mares, playas y de todo lo que integra los territorios de nuestros pueblos, así como la construcción de acueductos y represas para el acaparamiento del agua y su uso comercial. Nos oponemos rotundamente a que el agua, fundamento de la vida, pueda ser acaparada por intereses privados y que sea considerada como una mercancia susceptible de venta y compra. Asimismo nos oponemos a las leyes, reglamentos y políticas gubernamentales tendientes a la privatización del agua.

Tercero.- Manifestamos nuestro derecho histórico a la libre determinación como pueblos, naciones y tribus originarios, respetando las diferentes formas que para el ejercicio de esta decidan nuestros pueblos, según su origen, historia y aspiraciones.

Cuarto.- De frente al centenario de la revolución mexicana decimos que esta lucha histórica, así como las anteriores gestas, costaron mucha sangre a nuestros pueblos y poco o nada obtuvimos a cambio del sacrificio que hicieron nuestros más viejos abuelos para construir y liberar la patria de todos los mexicanos, pues las sucesivas constituciones de 1824, 1857 y 1917 ni tan siquiera reconocen nuestra existencia.

Quinto.- Llamamos a fortalecer la autonomía de nuestros pueblos defendiendo la tierra, el territorio, los montes, las aguas, los seres espirituales y naturales, así como la cultura propias y fortaleciendo nuestros gobiernos, nuestras asambleas y nuestras autoridades tradicionales y agrarias bajo el principio de mandar obedeciendo.

Sexto.- Rechazamos la represión gubernamental y paramilitar desatada en contra de nuestros pueblos y especificamente en contra del pueblo triqui de oaxaca, las comunidades, caracoles y juntas de buen gobierno zapatistas de chiapas, la comunidad nahua de santa maría ostula, michoacán, y la comunidad tzotzil de mitzitón, chiapas; asimismo nos oponemos al desplazamiento forzado de quienes integran el municipio autónomo de San Juan Copala y a la militarización de la región triqui, exhortando a las mujeres, hombres, niños, niñas, ancianas y ancianos que integran el pueblo triqui a reconstruir su unidad como pueblo, sin distingo de organizaciones y sin la intromisión de los intereses externos que provocan la confrontación del pueblo triqui.

Septimo.- Exigimos la inmediata liberación de todos nuestros compañeros de lucha que hoy el mal gobierno mantiene dentro de las prisiones para intentar callar su voz.

Octavo.- Saludamos la heroica lucha de la comunidad nahua de san salvador atenco y manifestamos nuestro apoyo irrestricto a su resistencia en contra de los continuados proyecto que buscan el despojo de su territorio.

Noveno.- Llamamos a todos los pueblos indígenas a seguir construyendo y fortaleciendo al congreso nacional indígena como la casa de nuestros pueblos.

Vícam, territorio de la tribu yaqui, a 21 de noviembre de 2010.

Atentamente

Pueblos, tribus y naciones participantes en el Primer Foro Nacional e Internacional en Defensa del Agua

Cancún y la resistencia a la barbarie ambiental

Luis Hernández Navarro / La Jornada 27/11/2010

México será anfitrión de la 16 Conferencia de las Partes (COP16) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CCNUCC) en Cancún del 29 de noviembre al 10 de diciembre. Curiosa ironía: la más importante reunión internacional sobre medio ambiente se efectuará en un país ambientalmente devastado, y en una ciudad que ejemplifica todo lo que no hay que hacer para cuidar la ecología.

En el mapa de los modernos enclaves urbanísticos de la globalización Cancún ocupa un lugar privilegiado. Sol y sombra del desarrollo desbocado, la ciudad es, simultáneamente un emblema de la modernidad y del atraso. Cancún, nido de serpientes en lengua prehispánica, nació por decisión gubernamental hace casi cuatro décadas. Una isla desierta, separada de tierra firme por estrechos canales que unían la mar con varias lagunas, y una ribera rodeada de selva virgen y playas poco exploradas –todos de enorme belleza natural– fueron convertidas en el polo de atracción turístico más importante del país.

Toneladas de concreto, varillas y vidrio hicieron nacer el sueño de los banqueros. Un impresionante negocio de constructores, políticos y cadenas hoteleras trasnacionales que han financiado la construcción de más de 27 mil cuartos de hotel y precipitado la formación de un núcleo urbano de más de 700 mil habitantes. Un proyecto que ha provocado un ecocidio y en el que miles de personas viven sin drenaje, y con pocos servicios de agua y electricidad.

Cancún es fuente captadora de divisas e imán que atrae a casi la mitad del turismo que llega a México, pero es, también, un ejemplo de pobreza. Población en crecimiento en una nación sin empleos, es punto de llegada de todo tipo de buscadores de oportunidades. Territorio para lavar dinero, para la trata de blancas y el narcotráfico, florecen allí fortunas e inseguridad.

Se trata en realidad de dos ciudades distintas, unidas por una ancha avenida, que comparten un mismo nombre. En un lado se encuentra la polis del esparcimiento y los paisajes privilegiados, en el otro la de la escasez. Pocos lugares más inadecuados para realizar una gran cumbre mundial sobre cambio climático.

Pero no sólo en Cancún hay muy poco cuidado con el medio ambiente. Sin exageración, puede decirse que México está ambientalmente devastado. Se ha convertido en un inmenso basurero. Sus acuíferos están contaminados, muchas de sus mejores sus tierras erosionadas y sulfatadas, y sus bosques destruidos. Granjas industriales y minas a cielo abierto descargan sus deshechos sin mayores precauciones. Grandes polos de desarrollo urbano emponzoñan los mantos freáticos y devoran las tierras de cultivo. Megaproyectos turísticos devoran playas y selvas vírgenes.

Por doquier se apilan toneladas de basuras tóxicas y no biodegradables: plásticos, baterías eléctricas, llantas, sustancias químicas nocivas y deshechos industriales. Aunque hoy están prohibidos, subsisten cementerios clandestinos de askareles, sustancias altamente tóxicas y peligrosas que en el pasado se utilizaron como aislantes y refrigerantes en transformadores y equipos eléctricos.

Sus efectos son crónicos, persistentes y bioacumulables. Pueden ocasionar cáncer y afectar el sistema hormonal.

De la mano de esta crisis ambiental camina una crisis sanitaria de grandes proporciones. El surgimiento de la gripe A/H1N1, el año pasado, de los chiqueros industriales porcinos de Perote, Veracruz, fue apenas una señal de alerta. Los centenares de basureros urbanos son enormes incubadoras de graves enfermedades. Los polos de desarrollo industrial desregulado son caldo de cultivo para el surgimiento de mutaciones genéticas, leucemia y anencefalia. La descargas residuales tóxicas en el río Atoyac, en el estado de Tlaxcala, mataron ya a la fauna y ahora enferman de cáncer a la población, según un estudio realizados por expertos mexicanos y publicado en la edición de septiembre de la revista Mutagénesis de la Universidad de Oxford, Inglaterra.

Con regulaciones ambientales débiles y autoridades gubernamentales corruptas, con tratados comerciales –que como parte de las ventajas comparativas ofrecen la destrucción impune del ambiente–, los grandes consorcios multinacionales tienen licencia para devastar. La entrada de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2004 dejó a México sin su principal ventaja comparativa para atraer capitales: la oferta de mano de obra barata. En los hechos, y sin declararlo públicamente, el gobierno ha ofrecido a las grandes trasnacionales una desregulación ambiental absoluta, un cerrar los ojos ante las violación de las leyes ecológicas existentes. Ha profundizado así una tendencia ya presente en el territorio nacional desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) en 1994.

Es México, la ley federal de manejo integral de residuos sólidos es, en los hechos, letra muerta; prácticamente ningún municipio en el país cumple con los procesos de separación, reciclaje y reuso al que obliga. Simultáneamente, se ha intensificado la privatización de los servicios públicos de recolección, transferencia y disposición final de basura.

Se trata de una degradación ambiental invisible que ha provocado numerosas protestas de quienes la viven cotidianamente. Defender el medio ambiente puede ser una actividad peligrosa. En ello le va la vida a quien lo hace, sobre todo si no es conocido o famoso. Rubén Flores Hernández, guardián de los bosques de Morelos, fue ultimado el pasado 28 de abril, por los saqueadores del sitio. No es el único. En los últimos años más de 30 ambientalistas han sido asesinados.

Para hacer visible esta invisible destrucción del medio ambiente Vía Campesina, la Asamblea de Afectados Ambientales y el Sindicato Mexicano de Electricistas han organizado seis caravanas que partirán desde distintos puntos del país rumbo a Cancún. A su paso harán evidente cómo el país se ha convertido en un enorme basurero tóxico. La COP 16 será así una vitrina privilegiada para hacer visibles las resistencias contra la devastación ambiental que existen en México, un escaparate en el que el mundo podrá observar la gravedad de la situación que se vive y desnudar a un gobierno que habla de defender el medio ambiente mientras favorece su destrucción.

Cuantifican mil 603 muertes por cólera en Haití

Funte: Argenpress.info

El Ministerio de Salud y Población de Haití informó hoy que la cifra total de muertes por cólera en este país caribeño aumentó a mil 603.

El reporte, que corresponde a datos del pasado 23 de noviembre, confirmó que otras 80 personas fallecieron víctimas del brote, detectado el 20 de octubre en la región norteña de Artibonite.

La cifra de contagiados es de 29 mil 871, mil 938 más que los registrados el 22 de noviembre último.

Según el nuevo estudio, en 24 horas fueron atendidos 1,34 personas por minuto en todo el territorio nacional.

Los niños representan un sector muy vulnerable a la epidemia pues se deshidratan más rápido que los adultos, y de acuerdo con estimados oficiales, seis de cada 10 infectados son menores de edad.

Muchos voluntarios y expertos en sanidad estiman que el total real de fallecidos es superior, pues hay comunidades bien intrincadas, propensas al mal, a las que no se accedido.

La situación se agrava y de la misma forma continúan los llamados a aumentar la ayuda internacional para combatir el mal, debido a que la asistencia ha sido constante, pero insuficiente.

Para controlar la epidemia se requiere mayor presencia de médicos, enfermeras y técnicos, medicamentos, equipamiento y productos de higienización.

Mientras el cólera avanza, favorecido por las precarias condiciones sanitarias existentes en toda la nación, 18 candidatos a la presidencia realizan caravanas por todo Haití en busca de votos en las elecciones generales del domingo próximo.

Los sufragios se celebrarán en medio de una gran tensión dadas las víctimas fatales por el cólera y los enfrentamientos ocurridos entre simpatizantes del gobierno y la oposición.


Ángel Guerra Cabrera (especial para ARGENPRESS.info)

La mafia mediática vuelve a conceder espacio a Haití desde hace unas semanas luego de saturar con el desfile inescrupuloso de imágenes dantescas, sólo para el rating, a raíz del terremoto de enero. Ahora es por la epidemia de cólera, debida, dicen, a las precarias condiciones de higiene y al hacinamiento de la población desplazada después del sismo. ¿Y antes? ¿Se debe a un desastre “natural” que no quede apenas un edificio ileso y mueran en minutos un cuarto de millón de personas? ¿Es natural que no existan hábitos de higiene ni agua potable, causa principal de la aparición y rápida propagación del cólera?

Los “medios”, los libros y manuales de historia “políticamente correctos” y el sentido común dominante siempre ocultan las causas sociales de de la pobreza. En el caso de Haití esconden su gran revolución social, pionera de la independencia latinoamericana y primera verdaderamente popular triunfante del mundo colonial, donde los esclavos negros arrollaron a sus amos europeos y molieron a sus ejércitos, incluyendo el enviado por Napoleón(1804). Fue una estrategia común de las viejas potencias coloniales y la nueva república esclavista de América del norte hacer a los negros pagar muy cara su osadía y por mucho tiempo. No en balde el patricio Thomas Jefferson advertía que de Haití provenía el mal ejemplo y que había que “confinar la peste en esa isla”. Se lo han cumplido con creces, lo que sobresale mucho más este año con el discurso servil y entreguista de la derecha sobre el bicentenario de la independencia latinoamericana, que ha tratado de entregarnos una caricatura de nuestros próceres y hecho caso omiso de la revolución haitiana como la primigenia y fundadora, que tendió su mano generosa a Bolívar para que pudiera reiniciar la contienda en el continente.

Haití fue aislado, como un siglo y medio más tarde intentarían hacer con Cuba, y luego empobrecido con saña y exprimido, primero por Francia y más tarde por Estados Unidos, que, aunque enfrentó una tenaz resistencia armada, lo ocupó entre 1915 y 1934, para dejar allí instalada una hacienda particular con su guardia pretoriana, el mismo modelo aplicado en otras tierras del Caribe. La tiranía instaurada a partir de entonces tuvo su apogeo con la dinastía duvalierista y tras una nueva intervención yanqui se implantó el libre comercio, que acabó con la tradicional agricultura campesina de subsistencia y expulsó al mar, la muerte o el exilio económico a cientos de miles. De producir casi todo el arroz que consumía pasó a comprarlo en Estados Unidos.

Lo que hace que un terremoto mate 1000 veces más personas allí que en Japón o en Italia y que reaparezca en el siglo XXI una enfermedad perfectamente evitable y curable como el cólera es el saqueo colonial e imperialista, la dependencia y la consecuente degradación económica y ambiental. ¿Y alguien ha leído u oído en algún medio dominante sobre la batalla que libra en Haití contra esa epidemia la Brigada Médica Cubana? He perdido la cuenta de las decenas de notas informativas y entrevistas a representantes de no sé cuantas organizaciones humanitarias, dentro y fuera de Haití, y la colaboración cubana no forman parte del relato. Este silencio, como el existente sobre la historia de Haití, es absolutamente deliberado. No es posible que ni un reportero de la prensa corporativa se haya dado cuenta de la actividad incansable de casi 900 integrantes de la brigada cubana dispersos a lo largo del país en labor profiláctica o dislocados, desde que estalló la epidemia e independientemente de su especialidad, en todos los centros de atención a pacientes de cólera en ese país. No es posible, además, porque a solicitud del gobierno haitiano en sus hombros descansa la reconstrucción y fortalecimiento del sistema de salud, labor que realizan en estrecha cooperación con las autoridades y la sociedad civil. Una prueba incontrovertible de lo que afirmo es el silencio sobre las declaraciones de Niguel Fisher, alto funcionario de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití(Minustah), en las que afirmaba en teleconferencia ante los corresponsales acreditados en la sede neoyorkina del organismo internacional que la Brigada Médica Cubana tiene a su cargo la “mayoría” de los centros de atención contra el cólera en Haití. Veinticuatro horas después los pulpos mediáticos no se han enterado.

“Esos ignorantes que hacemos la guerra”


Juan Gaudenzi (Desde México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Comentarios a la correspondencia entre Villa y Zapata, reunida y publicada por el documentalista Armando Ruiz.

Terminé de escribir estas líneas, en la ciudad de México, precisamente el 20 de noviembre del 2010. Ese día, exactamente cien años atrás, en diferente partes de este enorme país, pequeños grupos de demócratas, liberales, anarquistas, en su mayoría de la clase media, respondieron al llamado de Francisco Madero, un acaudalado empresario formado en Estados Unidos y Europa, para poner fin, por medio de las armas, a la dictadura de Porfirio Díaz, quien se perpetuó en el poder aproximadamente treinta años.

Lo que comenzó siendo un levantamiento de carácter esencialmente democrático burgués –Madero fue una especie de Kerensky latinoamericano– en poco tiempo se transformó en un movimiento popular y militar sin precedentes en la historia moderna. Anterior a la Revolución Rusa y superior, en el tiempo y el espacio a la Comuna de París, aunque de alguna manera haya compartido con ella su destino trágico.

Pero no todos los ecos históricos que vinieron amplificándose a lo largo de este año a medida que se acercaba el centenario del inicio de la Revolución correspondieron al choque frontal de las armas, las cargas de caballería y los gritos de agonía de más de un millón de muertos.

En medio de tanto estrépito, un tanto estéril en la medida en que la actual política oficial se encargó de opacar el extraordinario cristal a través del cual México y América Latina toda podrían haberse visto y comprendido mejor a sí mismos, se abrió un pequeño pero significativo espacio para la reconstrucción, a través de su correspondencia, de la cordial relación, casi fraterna, entre los dos protagonistas indiscutibles (aunque sí discutidos hasta nuestros días por la reacción) del fenómeno: Francisco Villa y Emiliano Zapata.
Una relación entre dos líderes guerreros, aliados de principio a fin, que impresiona por un nivel de delicadeza, respeto y admiraciones mutuas, fair play, sin precedentes en la guerra; poco frecuente en tiempos de paz.
Y no sólo para intercambiar elogios o relatos de sus respectivas campañas, sino también para analizar algunos de los aspectos mas complejos de la Revolución: la estrategia para consumarla; las amenazas que se cernían sobre ella; la cuestión agraria; la institucionalización del país; las relaciones externas.
Con una sinceridad apabullante; sin cartas ocultas bajo la mesa. Pero con una salvedad: tal vez para no desmoralizar a su principal aliado, mientras en marzo de 1915 Villa lo hizo partícipe de una serie de victorias logradas por su Ejército, un mes más tarde no reflejó –para no decir que minimizó– la magnitud de los reveses sufridos; derrotas que, finalmente, desviarían el proyecto estratégico del “Centauro del Norte” en una dirección insospechada: nada menos que hacia el enfrentamiento bélico contra los Estados Unidos de Norteamérica.
De todas maneras, si uno conoce la relación entre Churchill y Roosevelt, por ejemplo, después de leer la correspondencia Zapata-Villa llega a la conclusión de que la diplomacia entre los líderes anglo-sajones fue mucho menos transparente que la de los rústicos y feroces comandantes mestizos.
Pese a discurrir ésta en un contexto en el que las traiciones, la falta de principios y escrúpulos, estuvieron a la orden del día.

Una historia de traiciones

-Pascual Orozco, uno de los mas destacados jefes revolucionarios de la primera hora (a comienzos del siglo XX se interesó por las ideas anarquistas de los hermanos Flores Magón y en 1909 contrabandeó armas desde los Estados Unidos con destino al inminente levantamiento maderista contra Porfirio Díaz), después de una serie de sangrientas victorias militares que le valieron el grado de general, con Villa como uno de sus subalternos, terminó levantándose en armas contra Francisco Madero y apoyando a su asesino, el dictador Victoriano Huerta.

-Victoriano Huerta fue ministro de Guerra de Madero, pero cuando este pretendió recortar los privilegios de que gozaron las empresas estadounidenses –especialmente en los sectores ferroviario y petrolero– durante el porfiriato (no pagaban ningún tipo de impuestos), el embajador estadounidense Henry Lane Wilson se reunió con él y un grupo de golpistas para firmar el llamado “Pacto de la Embajada”. Su aplicación consistió en el derrocamiento de Madero y su asesinato, el de su hermano y el del vicepresidente Pino Suárez, (esta historia se reprodujo, casi calcada, 60 años después, en Chile). Justo es recordar que inmediatamente después de asumir el nuevo presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, destituyó a Lane.

-Venustiano Carranza, empresario, político y militar, Inició su carrera política en su estado natal, Coahuila, durante el régimen de Porfirio Díaz, pero contribuyó decisivamente al derrocamiento de Huerta, siendo nombrado Primer Jefe del Ejercito Constitucionalista. Como tal, organizó las tropas en tres grandes unidades: El Cuerpo de Ejército del Noroeste, comandado por el general Álvaro Obregón; El Cuerpo de Ejército del Noreste, comandado por Pablo González Garza y la División del Norte, comandada por Francisco Villa. Al poco tiempo ordenó a Obregón la captura de Villa, pero el primero terminó en manos del segundo. Villa ordenó el fusilamiento de Obregón pero –algo absolutamente inusual en él– cedió ante el pedido de clemencia de algunos moderados o reformistas, como un hermano de Madero. En las guerras revolucionarias este tipo de contemplaciones o indultos podían tener un costo muy alto: el destino de la Revolución Mexicana se jugó en batalla de Celaya, en 1915. Villa perdió esa y las sucesivas contiendas. El vencedor resultó ser Álvaro Obregón, “el indultado”, quien, presuntamente, fue el autor intelectual de la emboscada que termino con la vida del “Centauro del Norte”, el 20 de julio de 1923. Previamente, desde una Presidencia ilegítima, Carranza había ideado y supervisado la trampa que le tendieron a Zapata en la hacienda de Chinameca, donde lo asesinaron el 10 de abril de 1919.

-Álvaro Obregón, combatió y derroto a Villa por órdenes de Carranza y fue nombrado por éste ministro de Guerra y Marina. Pero en 1920, a raíz de la lucha por la sucesión presidencial, se opuso al candidato de Carranza, el ingeniero Ignacio Bonillas, y después de 15 días de haber escapado de la ciudad de México donde era buscado por la policía, anunció que abandonaba la campaña política para empuñar las armas en contra del gobierno de Carranza. Jaqueado en múltiples frentes, el mandatario decidió trasladar su gobierno a Veracruz, llevándose consigo todas las monedas, billetes y barras de oro y plata existentes en la Tesorería de la Nación. En su huída se internó en la Sierra Norte del Estado de Puebla donde fue asesinado en la madrugada del 21 de mayo de 1920, en el marco de la insurrección obregonista. Obregón, por su parte, fue asesinado el 17 de julio de 1928.

-Hasta una organización de izquierda como “La Casa del Obrero Mundial” fundada durante la presidencia de Madero, renegó de sus orígenes. Aliada con el carrancismo, formó los llamados “Batallones rojos”, grupos para-militares dispuestos a sumarse al combate contra la División del Norte y al Ejército Libertador del Sur.

-El propio Eulalio Gutiérrez, nombrado presidente interino de la República por la Convención de Aguascalientes, en 1914, en reconocimiento a su brillante trayectoria revolucionaria, terminó representando un ignominioso papel. Apoyado por Villa y Zapata, fue desconocido por Venustiano Carranza. Sin embargo, ante el ingreso a la ciudad de México de los Ejércitos de Norte y del Sur en vista del vacío de poder y la amenaza al proceso de institucionalización que ese desconocimiento representaba, declaró a ambos caudillos “traidores al espíritu revolucionario”, renunció a su cargo y se sumó a los verdaderos contrarrevolucionarios, los mismos que poco antes lo habían repudiado.

Y así podríamos continuar hasta la actualidad.

Anticuerpos revolucionarios

Con antecedentes como el de Pascual Orozco y Gutiérrez se entiende perfectamente la preocupación que la correspondencia refleja sobre las amenazas de intriga, engaño y traición, a las que estuvieron expuestos.

“…aunque como Ud. dice que nuestros enemigos intrigan, como en efecto sucede, para hacer fracasar a la causa justa y noble que se defiende. Eso no lo lograrán nunca, jamás, mientras haya un ser viviente en estas regiones de nuestro país, y esté Ud. seguro que nosotros los revolucionarios surianos no nos dejaremos engañar, pues la guerra de tres largos años nos ha dejado duras lecciones. Y lo mismo espero de Ud. que no se deje engañar de los traidores y falsos partidarios de la causa revolucionaria. Ya ve usted a Pascual Orozco hijo. Que después de distinguirse por su patriotismo y buenas intenciones a favor de la patria hasta llegar a ocupar un lugar preferente en la historia de nuestro país, volteó sus armas contra la patria e hizo causa común con los traidores de ella. Y ahí lo tiene usted maldecido por todos los que se creen con derecho de llevar el nombre de los mexicanos. ¿Y por qué?, por haberse dejado engañar de los falsos partidarios de la causa del pueblo.

Por eso mismo digo a usted y como usted me indica igualmente, que no debemos dejarnos engañar de nuestros enemigos. Tengamos cuidado de aquellos falsos idealistas que a la postre se convierten en furibundos personalistas. Tengamos cuidado de aquellas personalidades que con su careta de idealistas hacen la ruina de la patria. Ya ve usted y por experiencia, que las causas personalistas jamás han hecho la felicidad de la Nación, pues al contrario siempre fueron, son y serán las causas de las desgracias de la República.

Ahí está la historia si los tristes acontecimientos de tres largos años de guerra no fueron bastantes para demostrarlo. Por eso vuelvo a repetir a usted que debemos fijarnos bien en todos nuestros compañeros y falsos partidarios para no dejarnos sorprender, a fin de que la causa no sea traicionada y el pueblo burlado de sus esperanzas”. Zapata: 19 de enero de 1914, desde Campamento Revolucionario en Morelos; a Villa; Ciudad Juárez, Chihuahua.

“… En cuanto a trabajos que dice Ud. han estado haciendo enemigos para dividirnos y provocar fricciones entre el Sur y el Norte, ya tenía yo conocimiento de ellos, pero eso no debe de preocuparnos porque las fuerzas de Ud. y las mías se ha unido en fraternal abrazo y ellas tienen que volver al país la tranquilidad y la calma castigando a los políticos intrigantes que a ellos se opongan. Precisamente muchos hombres intrigantes y pérfidos han tratado de acercarse á mí para inculcarme desconfianzas y recelos respecto á Ud.; pero yo le aseguro con toda ingenuidad de mi corazón que nunca les he dado crédito, que castigare con mano dura á los que pretendan dividirnos, que conservare para Ud. los mismos sentimientos de amistad y cariño y que sigo siendo el mismo amigo que Ud. tuvo la oportunidad de conocer en México”. Villa: 27 de diciembre de 1914; único dato de origen; Cuerpo del Ejército del Norte; a Zapata, en Puebla o donde se encuentre”.

“Nosotros, los ignorantes que hacemos la guerra”

Las cartas o notas intercambiadas por el “Centauro del Norte” y el jefe del “Ejercito Libertador del Sur y Centro”, fueron reunidas a lo largo un exhaustivo trabajo de investigación por el documentalista mexicano Armando Ruiz en una obra titulada “Nosotros, los ignorantes que hacemos la guerra”.
El nombre corresponde a la cita textual de un párrafo contenido en una de las misivas.
¿Fue Villa o Zapata quien lo escribió o dictó a uno de sus secretarios?
Lo mismo da porque, pese a tratarse de personalidades muy diferentes, uno de los rasgos compartidos mas sobresalientes fue su convencimiento de que intelectualmente no estaban preparados para otra cosa que no fuese la guerra.
Hay en esto una buena dosis de mal entendida modestia, porque para librar una guerra revolucionaria como ellos lo hicieron hace falta bastante más que una educación académica. Pero, por sobre todo, lo subrayable (o censurable) es su absoluta falta de ambición de poder.

Estaban convencidos de que su papel estaba en el campo de batalla. Que de capitalizar sus victorias militares en el terreno de la política se encargaran otros “no ignorantes”: militares de carrera, intelectuales, pequeño-burgueses, profesionales o políticos a tiempo completo.

Prueba de ello es que cuando sus fuerzas ocuparon la capital del país y ellos se instalaron en la máxima sede del poder político –el Palacio Nacional– teniendo todo a su favor para dirigir desde allí el destino de la Revolución y de la República, se marcharon a los pocos días.

Tal vez esa fue su gran equivocación.

El Plan de Ayala

La correspondencia demuestra que la autovaloración de los caudillos era errónea. Zapata estuvo entre los primeros en reivindicar la Reforma Agraria, no solo en su estado natal, Morelos, sino en todo México. Villa, por su parte, aunque nunca recibió una educación formal, construyó su ideario revolucionario con las enseñanzas de personajes como el acaudalado terrateniente liberal Abraham González (en Chihuahua) y el General Gildardo Magaña Cerda, tal vez uno de los jefes zapatistas menos nombrados y más interesantes. Formado en Estados Unidos (como González), adhirió al anarcosindicalismo, primero, para incorporarse, después, al Ejercito Libertador del Sur. Se afirma que en 1912, estando preso en la penitenciaría del Distrito Federal, coincidió con Villa, a quien enseño a leer y escribir, inculcándole las ideas del agrarismo contenidas en el Plan de Ayala. Por otra parte, Villa, convertido ya en el “Centauro del Norte” nunca perdió de vista la importancia de las relaciones internacionales. Ya fuese para lidiar con el poderoso vecino de su principal zona de operaciones: los Estados Unidos de Norteamérica –por medio de la diplomacia o las armas–, como para analizar las relaciones de Japón y Alemania con sus enemigos.

Una de las preocupaciones centrales que se desprenden de las primeras cartas de Zapata – enfrentado a Madero por la falta de contenido agrario de su acción de gobierno - es la necesidad de que Villa defienda y luche “siempre por el exacto cumplimiento del Plan de Ayala”, proclama política de 1911 en la que el jefe sureño, además de desconocer al gobierno de Francisco Madero, llama a tomar las armas para recuperar las tierras expropiadas a los pequeños campesinos (“la tierra para quien la trabaja”).

El Plan de Ayala sostuvo que las tierras le fueron arrebatas al pueblo por caciques, hacendados y terratenientes y que, por lo tanto, debían ser devueltas a sus dueños originales. Para ello exhortó a estos a presentar sus títulos de propiedad –la mayoría de carácter comunal y originados en el virreinato–, los cuales habían sido declarados sin valor por las Leyes de Reforma, de Benito Juárez.

Con el ajusticiamiento de Madero (a quien Villa siempre apoyó y por quien sintió un especial afecto al punto de llorar sobre su tumba), a principios de 1913, desapareció el principal obstáculo para la unificación de las fuerzas del Sur y del Norte. Ambos caudillos repudiaron al usurpador del poder y asesino de Madero, Victoriano Huerta, y, por lo tanto, en carta del 31 de octubre de ese año Zapata nombra a Villa “Jefe de la Revolución” en el estado de Chihuahua y le anuncia el envío de una comisión para tratar, la unificación de sus fuerzas, la coordinación de operaciones y la adquisición de pertrechos de guerra.

Lo curioso de ese “nombramiento” es que se produjo antes de la formación oficial del Ejercito del Norte, en el ínterin del regreso de Villa a Chihuahua con una fuerza de apenas nueve hombres y sus primeras victorias militares (Casas Grandes y Ciudad Juárez) que, en poco tiempo, lo llevarían a alcanzar el cargo de gobernador provisional de ese Estado.

En enero de 1914 Zapata insiste en recordarle que “los ideales de la revolución del Sur y Centro han sido, son y seguirán siendo de “Tierra y Libertad”, que son las esperanzas y los anhelos del pueblo mexicano.”

Y el 21 de agosto de ese año, desde su cuartel de Yautepec, el comandante del Ejercito Libertador del Sur y Centro vuelve a escribirle al “Centauro del Norte” para manifestarle que”…siempre le he creído hombre patriota y honrado, que sabrá sostener la causa del pueblo bien definida en el Plan de Ayala, porque del cumplimiento de todas las cláusulas del expresado Plan de Ayala, depende la paz de la nación”.

Contra los usurpadores

De su correspondencia y accionar se desprende que ambos caudillos siempre tuvieron claro un principio político fundamental: las instituciones de la Republica, incluida la Presidencia, solo podían surgir de un proceso que debía comenzar con una junta de los principales jefes revolucionarios de los distintos estados, para que nombraran a un presidente interino. Este sería el encargado de convocar a elecciones para la formación de un nuevo Congreso de la Unión que, a su vez, llamaría a comicios para la integración de los demás poderes.

Ese procedimiento estaba contemplado expresamente en el artículo doce del Plan de Ayala. Cualquier otro mecanismo o subterfugio utilizado por militares o políticos espurios, oportunistas y personalistas, sería rechazada, como de hecho lo fue, por Zapata y Villa.

En el curso de una Revolución, el poder no podía provenir de otra cosa que no fuera de la boca de los fusiles victoriosos, representados “por los principales jefes revolucionarios de los distintos estados”.

Por eso, no dudaron un instante en desconocer y enfrentar al traidor Huerta:

“…para que con las fuerzas que ya existen lo mismo que con las que en lo sucesivo reúna y organice, active la campaña que se emprende contra los defensores del mal Gobierno ilegal de Huerta, hasta llegar a atacar a la Capital de la República en unión de las tropas insurgentes del Sur y Centro…”. Zapata: 23 de octubre de 1913; desde el “Campamento Revolucionario de Morelos”; a Villa, en “su campamento”.

En cuanto a Carranza, quien tras la derrota de Huerta había ingresado con el Ejercito Constitucionalista en la capital para tomar el poder:

“…pues tengo conocimiento de que el señor Carranza, pretende burlar los principios del referido Plan (de Ayala) al intentar sentarse en la silla presidencial, sin la votación de los jefes revolucionarios de la república, lo cual es muy peligroso porque por ese procedimiento la guerra seguirá hasta su fin, pues los revolucionarios que sostenemos el citado Plan, de ninguna manera permitiremos que sea burlado en lo más insignificante. Espero que en usted seguiré viendo al hombre patriota y honrado, que sabrá adherirse a nuestra bandera y defenderla con desinterés como hasta hoy viene luchando y esté usted seguro que de esa manera haremos la paz y prosperidad de la república, pues crea usted que la formación del gobierno provisional, es la base fundamental de la gran obra popular que mejorará la condición social de nuestro pueblo y le salvará de la terrible miseria que le envuelve hace tiempo. Así es que, mi buen amigo, espero que me ayudará a llevar a cabo la implantación de nuestro programa en bien del pueblo mexicano.

Sin otro asunto de momento, lo saludo y le deseo todo género de felicidades.

Soy de usted afmo. atto. amigo y seguro servidor”. Zapata; 21 de agosto de 1914; desde el “Cuartel general en Yautepec”; a Villa, en Torreón, Coahuila.

“Muy estimado general y buen amigo:

Confirmo mis cartas anteriores de fechas recientes y nuevamente manifiesto a usted que ha llegado el momento solemne de que el gobierno provisional de la república se establezca y ahora más que nunca debemos tomar empeño para que los ideales del pueblo mexicano, que están bien definidos en el Plan de Ayala, no sean burlados, pues que el gobierno provisional debe ser netamente revolucionario para garantía de la causas del pueblo que es el Plan de Ayala, pues nada más justo que el presidente provisional sea electo por votación directa de todos los jefes revolucionarios del país, tal y como lo dispone el artículo doce del Plan de Ayala, porque de no ser así esté usted seguro que la guerra continuará según dije a usted antes en otra correspondencia, si mal no recuerdo fue el día 19 de enero del presente año, lo mismo que por la carta que dirigí al señor general Lucio Blanco, de la cual adjunto copia, verá usted que los sostenedores del Plan de Ayala, estamos dispuestos a que la guerra siga hasta su fin si alguien
pretende pisotear los intereses del pueblo, burlando el programa revolucionario definido en el Plan de Ayala.

Yo confío en su patriotismo, pues siempre le he considerado buen patriota, que se preocupa por el bienestar del pueblo y nunca jamás por que una o dos personas se aprovechen y lucren a la sombra de la revolución.

Nuestro mutuo amigo el señor general Magaña, hablará a usted extensamente sobre los adelantos de esta gran revolución popular, que hace varios años estalló con un puñado de hombres y ahora cuenta con más de sesenta mil máuseres en manos de soldados patriotas, que están prontos a sacrificarse en aras de la bandera que defienden antes que permitir que sea burlada.

Sin otro particular de momento y deseando que usted se conserve bien, me repito su afmo. atto. amigo y seguro servidor”.Zapata; 25 de agosto de 1914; desde el “Cuartel General en Yautepec”; a Villa; en Chihuahua.

“Muy estimado compañero y fino amigo:

No pudiendo ya esta División del Norte que es a mi mando tolerar por más tiempo la conducta antipatriótica de Venustiano Carranza que tiende por todos conceptos a desunirnos, a sembrar la ruina en el país y a inspirar la desconfianza en el extranjero y viendo fundadamente que sus miras son personalistas y que para él la felicidad del país es un mito y le interesa poco o nada; todos mis generales y yo comprendiendo que es absolutamente indispensable y necesario salvar cuanto antes a nuestra patria del precipicio a que quiere lanzarla con sus inconsecuencias y caprichos el llamado Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, con esta fecha lo hemos desconocido como jefe de la nación, y desde luego nos aprestamos a hacerlo que entregue el poder a los verdaderos representantes del pueblo.

Como Venustiano Carranza es obstinado y en él no existe ni el más pequeño átomo de patriotismo, antes de abandonar el poder tendrá que luchar, por cuyo motivo ya me preparo para marchar inmediatamente a la capital de la República y si no se rinde atacarlo y darle el castigo que merece.

Usted cuyos sentimientos patrióticos y buenas intenciones en favor del pueblo son bien conocidos, habiéndolo demostrado con la actitud que ha asumido desde el año de 1910 en que ha luchado con constancia por el bienestar del pueblo mexicano, se servirá esta vez como en las anteriores poner sus servicios tan valiosos a la disposición de la causa del pueblo. Por consiguiente espero con todo fundamento que usted, inspirándose en el mismo sentimiento que yo, desconocerá también a Venustiano Carranza y equipará y preparará convenientemente sus fuerzas para que tan luego como yo me aproxime a la capital de la República, en combinación con mis fuerzas la ataquemos e implantemos las autoridades que han de preocuparse por el verdadero engrandecimiento de nuestra patria.

El portador de la presente, enviado de usted, a quien he tenido el gusto de recibir y atender con las consideraciones que se merece, dará a usted más detalles y explicaciones sobre el particular, no dándoselas yo en esta carta por el poco tiempo de que dispongo para ello, en virtud de tener que preparar inmediatamente y con toda urgencia nuestra marcha hacia el Sur a fin de que el movimiento tenga más éxito y el golpe sea más certero.

Esperando tener el gusto de estrechar pronto su mano me es grato ofrecerme como su afmo. compañero, amigo y S. S”. Villa: 22 de setiembre de 1914: desde Chihuahua, Chihuahua; a Zapata “Donde se encuentre”.

Finalmente, tras superar todo tipo de maniobras y trampas, ambos jefes lograron, mediante la superioridad de sus fuerzas y la firmeza de sus principios, imponerle a Carranza su objetivo de reunir a todos los jefes revolucionarios (zapatistas, villistas y carrancistas) en la “Soberana Convención Revolucionaria” de Aguascalientes, en la que Eulalio Gutiérrez fue electo como presidente interino de la República., en medio de la ovación de todos los presentes.

Carranza desconoció ese nombramiento.

“En vista de que el señor don Venustiano Carranza, y algunos otros jefes militares y gobernadores de la República, han desconocido las decisiones de la Gran Convención Militar Revolucionaria que tuvo lugar en esta población, y de manera expresa y terminante se ha declarado rebelde, desconociendo el nombramiento hecho por la asamblea en favor del general Eulalio Gutiérrez como Presidente provisional de la República, de acuerdo también con los delegados que usted mandó, y negándose a entregarle el poder el día de hoy, que expiró el plazo que le puso la Convención; ha llegado el momento que se rompan las hostilidades de manera decisiva y vigorosa en contra de aquel mal ciudadano, y mañana mismo empezaré mi avance rumbo a la capital de la República, cuya plaza espero tomar dentro de poco tiempo, pues cuento con suficientes elementos para ello.

Como según parece, el núcleo más poderoso de fuerzas enemigas se encontrará en el Estado de Puebla, le recomiendo que al recibo de la presente se sirva usted disponer que el mayor número posible de las fuerzas de su mando se sitúen entre México y Puebla, a fin de interceptar el paso de fuerzas que Carranza tratará de enviar a la capital de la República.

Confío en que pondrá usted toda su actividad y empeño en realizar este movimiento de tropas a la mayor brevedad posible, pues es muy importante su ayuda y cooperación para el mejor resultado de las operaciones militares que yo emprenderé sobre la capital.

Saludándolo con el afecto de siempre, y esperando tener el gusto de abrazarlo muy pronto, quedo de usted afmo. amigo, compañero y seguro servidor”. Villa; 10 de noviembre de 1914, desde Aguascalientes; a Zapata, en el Estado de Morelos.

Como, tras el desconocimiento de Gutiérrez, Carranza había ordenado la salida de todas sus fuerzas de la capital, para establecer un gobierno de facto en Veracruz, el camino para que los verdaderos revolucionarios tomaran el poder estaba expedito….

La ocupación de la capital

“Creo oportuno participarle, que no entraré a la Capital de la República con las fuerzas de mi mando, hasta que no tenga el gusto de hacerlo en compañía de usted; pues deseo que todo el mundo se dé cuenta de que estamos unidos fraternalmente y dispuestos a hacer toda clase de esfuerzos y sacrificios, por el bienestar y tranquilidad de nuestra patria por la que tanto hemos luchado, usted en las montañas del Sur y yo en las estepas del Norte.

Reitero a usted las seguridades de mi consideración y aprecio”. Villa; 1 de diciembre de 1914; desde el “Campamento de Tacuba, Distrito Federal”, a Zapata “donde se encuentre”.

En realidad, Zapata se le había adelantado. Prácticamente el mismo día de la salida de las tropas de Carranza, el Caudillo del Sur y sus hombres ingresaron sigilosamente en la capital y se apoderaron del Palacio Nacional.

Si este “corrido” (canción popular), anónimo, tiene algún apego a la verdad, el hecho ocurrió, mas o menos, así:

Voy a cantarles señores,
lo que ayer nos ocurrió,
que el general Emiliano
por San Lázaro llegó.
Llegó a la Escuela de Tiro
y luego se fue al hotel
que queda muy inmediato
y pasó la noche en él.
Dijo que muy poco tiempo
aquí va a permanecer,
pues se ausenta para Puebla
a cumplir con su deber.
Fue noviembre veintisiete
cuando esto se anunció,
y el veintiocho en la mañana
hasta Palacio llegó.
Todos los exfederales
con uniforme de gala
en correcta formación
lo esperaron a su entrada.
Las campanas repicaron,
las salvas se sucedieron
y las armas descargaron
las guardias que lo supieron.
El pueblo sin ser llamado,
muy luego se presentó
a darle la bienvenida
por su entereza y valor.

Viva Zapata, señores,
digan todos a una voz,
¡Viva Zapata! que a México
la paz nos viene a traer.
Los soldados de Zapata
son humildes y sinceros,
no son cual los carrancistas
orgullosos y altaneros.
Con traje de labradores
van por la ciudad pasando,
y sin causar mal a nadie
de honradez ejemplo dando.

Sin embargo, Zapata y sus hombres permanecieron poco tiempo en la ciudad y se retiraron a las afueras en espera de la llegada de Villa.
El histórico encuentro entre los máximos jefes revolucionarios se produjo en Xochimilco el 4 de diciembre de 1914 y dos días después, al frente de unos 50 mil hombres, hicieron su famoso ingreso en la capital y el Palacio Nacional.
La explicación de porque decidieron abandonarlos al cabo de unos días no puede deducirse de ninguna de las cartas, aunque las fechadas con posterioridad a ese hecho confirman la historia conocida:

Mientras Carranza preparaba su contraataque desde Veracruz, Obregón se desplazó hacia el Norte en una operación de “pinzas” para cercar al enemigo en el centro del país. Por lo tanto, los dos caudillos no pudieron concretar su propósito de unificar sus ejércitos y debieron volver al antiguo esquema; Zapata se dirigió a combatir a los carrancistas en Puebla con el objetivo estratégico de llegar a Veracruz, mientras Villa regresó al Norte con un doble propósito: consolidar su autoridad político-militar y combatir a Obregón.

Pero, mientras el primero consiguió “limpiar” de carrancista el estado de Puebla y no fue mas lejos por falta de armamento y municiones, el segundo sufrió las ya mencionadas derrotas y, persuadido de que el enemigo principal eran los Estados Unidos de Norteamérica, cuyo gobierno había reconocido a Carranza como presidente, facilitando sus operaciones bélicas a través de la frontera y abasteciéndolo de pertrechos bélicos, decidió enfrentar al vecino del Norte.
“Actualmente podemos felicitarnos de haber alcanzado una nueva victoria, pues con la toma de esta plaza que tuvo lugar ayer, ha quedado limpio de carrancistas el estado de Puebla. La ocupación de esta ciudad vino a ser el término de una serie de combates desarrollados durante los días 12, 13, 14, 15 y hoy al amanecer, habiéndose tomado las plazas de San Martín Texmelucan, Frailes, San Jerónimo y Cholula, y otras de menor importancia que no obstante su insignificancia como poblaciones, contenían crecido número de enemigos por sus condiciones estratégicas.

Cuando nos veamos tendré el gusto de referir a usted con detalle todas y cada una de las operaciones llevadas a cabo, las que dieron por resultado la ausencia del carrancismo. Espero tendrá usted la bondad de informarme del resultado de sus trabajos, en la creencia de que ya irán muy adelantados también”. Zapata; 16 de diciembre de 1914; desde Puebla; a Villa; en “su campamento”

“Como Ud. sabrá tenemos sitiado al enemigo carrancista tanto en la Ciudad de México como en Puebla y las fuerzas de mi mando, constantemente lo hostilizan haciéndole numerosas bajas; solamente a la escasez de parque se debe que no hayamos tomado la Ciudad de México, pues mis tropas están bastante bien dispuestas; en este concepto, he de merecer a Ud. se sirva mandarme la mayor cantidad que pueda, de parque mausser siete milímetros, treinta treinta y de cañón, pues estas municiones son indispensables para violentar la toma de las plazas de México y Puebla y continuar el ataque al Puerto de Vera-Cruz”. Zapata; 20 de febrero de 1915; desde Cuautla, Morelos: a Villa; en “su cuartel general”. (Villa nunca pudo satisfacer esa demanda).

“En estos días he estado sosteniendo rudos combates con la columna de Álvaro Obregón, que en número de diez y seis a diez y ocho mil hombres pretende avanzar hacia el Norte y creo que si fuerzas de usted atacan al enemigo por la retaguardia y avanzan rápidamente hasta Querétaro o sus cercanías, se obtendrá el éxito apetecido y el enemigo tendrá que fijar su atención en dos partes y dividir su columna. No dudo que, convencido usted de lo importante que es aniquilar a Obregón, me ayudará a derrotarlo y efectuará los movimientos que indico”. Villa; 17 de abril de 1915; desde Irapuato; a Zapata; “su Cuartel General, donde se encuentre”,

Contra los Estados Unidos

Ese ex bandolero y cuatrero “ignorante” –según su propia valoración– y “asesino implacable” –según sus enemigos de siempre– llamado José Doroteo Arango Arámbula, quien paso a la historia de México y el mundo como Francisco “Pancho” Villa, fue uno de los precursores del antiimperialismo latinoamericano.

Junto al cubano José Martí estuvo entre los primeros en comprender que una auténtica Independencia y una transformación revolucionaria en las relaciones de producción y condiciones de vida de las naciones y pueblos oprimidos de América Latina eran – y son – impensables sin un cambio en la correlación de fuerzas con los Estados Unidos de Norteamérica.

No es que haya teorizado al respecto. Su vida y sus luchas – probablemente contra su voluntad de hombre de acción – lo proyectaron a la categoría de un estadista capaz de analizar y valorar la importancia de las Relaciones Internacionales, especialmente con Washington, para la marcha y el destino de un proceso revolucionario tan próximo y tan dependiente, en términos económicos, políticos y militares, a la Nación llamada, según un supuesto “destino manifiesto” a reemplazar a España, primero, y a Gran Bretaña, después, en el dominio de todo el continente.

Como estadista y conciente de las debilidades y limitaciones del proceso revolucionario que dirige junto con Zapata, primero priorizó la vía político- diplomática:

“Pasando a otro asunto, debo manifestarle que de algunos días a esa parte, es muy sospechosa e inquietante la actitud del Gobierno de los Estados Unidos para nosotros. Por mucho tiempo nos han dejado más o menos tranquilos para que dilucidemos nuestras cuestiones y las decidamos como mejor nos plazca, pero últimamente, ya sea por la necesidad de garantizar los intereses y vidas de sus nacionales, por la presión que sobre el Gobierno americano ejerzan las potencias extranjeras, deseosos de que la paz se haga para poder beneficiar a sus nacionales o ya, más bien, para impresionar al pueblo americano en favor del partido democrático o para preparar la reelección de Wilson en los próximos comicios, lo cierto es que, aquella actitud prudente y mesurada se ha tornado en agresiva y violenta. Claro está que, por nuestra parte y como hombres de honor y de vergüenza, rechazaríamos la injuria con la injuria y jamás permitiremos que nuestro suelo fuera hollado; pero con temeridad y heroísmo no salvaríamos de los peligros que pudieran envolverla, a nuestra Patria. Necesitamos buen criterio, unidad, talento y no poco desinterés. En mi concepto y salvo la mejor opinión de usted, es indispensable trabajar eficazmente porque se unan de hecho, no solamente los elementos dispersos del Gobierno sino hasta nuestros propios Ejércitos.

Ustedes naturalmente, desearan conservar la zona que controlan, puesto que conocen perfectamente el terreno y pueden disponer de sus elementos naturales; pero aunque nosotros quisiéramos marchar a esa zona con el fin de unirnos con usted, tropezaríamos con graves inconvenientes fracasarían en absoluto nuestros esfuerzos, por las siguientes razones: Una vez internados en el centro de la República y dejando enemigos poderosos a la retaguardia, quedaríamos cortados de nuestra base de operaciones y aprovisionamiento; nos faltaría en absoluto la comunicación con los Estadios Unidos del Norte; perderíamos la región carbonífera y quedaríamos en la imposibilidad de mover nuestros trenes por falta de combustible, Serían insuficientes los recursos naturales de la región que ustedes dominan, para abastecer y aprovisionar convenientemente a todas las fuerzas de mi mando. Colocados en tan difíciles circunstancias, no nos podríamos pertrechare ni municionar nunca y acabaría nuestro Ejército por inanición. En dilema tan desagradable y tan crítico, no me queda otra cosa más, que proponerle: o bien que salga todo el Ejército suriano hacia el Norte a ponerse en contacto con las fuerzas de mi mando, o en último caso, si el Ejercito no quiere usted movilizarlo, darle facilidades a la Honorable Convención para que traslade su residencia a alguna de las ciudades más importantes que estamos dominando en esta zona; naturalmente, dándole las facilidades posibles y permitiendo que vengan los apreciables representantes de usted.

Esta maniobra tiene una trascendencia más alta y favorable que pueda usted imaginarse; pues una vez llevándolo a cabo, obtendríamos indudablemente el reconocimiento de nuestro Gobierno por el de los Estados Unidos, y esto significaría el triunfo completo y definitivo de nuestro partido.

En vista de todo lo manifestado, apelo a su patriotismo, talento y honradez de usted, para que autorice el traslado de la Honorable Convención, ordenando al mismo tiempo que, algunas de las fuerzas de usted escolten a tan respetable Cuerpo y se le faciliten los medios de transporte que usted pueda dispone”r. Villa; 12 de junio de 1915; desde Aguascalientes; a Zapata; “donde se encuentre”.

Después, como guerrero revolucionario, ante el fracaso de la primera vía, optó por la acción bélica, por desatinada o descabellada que pudiera parecer. ¿Cuántas veces en el curso de la historia, un golpe de mano, una operación “imposible”, una táctica novedosa o sorprendente, cambio el curso de los acontecimientos? ¿Cuántos hombres sobrevivieron en el desembarco del “Granma” para permitirle exclamar a Fidel Castro “¡Ya triunfamos!” ¿Ocho, nueve?

Por eso se lanzó sobre Columbus y después de burlar la “operación punitiva” comandada por Pershing, pensó en una guerra en mayor escala. Pasar a la ofensiva, porque el poder norteamericano –como lo haría hasta nuestros días en toda América Latina– estaba decidido a acabar con la Revolución.

“Supongo que ha de estar bien informado acerca de la situación general de nuestro país; pero si por cualquier circunstancia no estuviese al corriente de los acontecimientos que últimamente se han desarrollado en la parte Norte de la República, me voy a permitir hacérselos saber a continuación

Como anuncié a Ud., en varias cartas que tuve el gusto de dirigirle de Aguascalientes, Torreón y otros puntos, el nuevo plan de campaña que en aquella época decidimos desarrollar los Generales del Ejército del Norte, consistía en reconcentrar todas las fuerzas de mi mando al Estado de Chihuahua para invadir inmediatamente el de Sonora,
terminar allí la campaña que en contra del enemigo tenía iniciadas las fuerzas convencionistas que operan en dicha entidad y llevármelas juntamente con mi columna por Sinaloa, Tepic, Jalisco y Michoacán, hasta tener el placer de llegar a donde Ud. se encontrara. Naturalmente que este movimiento me ofrecía facilidades y ventajas en virtud de encontrarse el principal núcleo de carrancistas al mando de Obregón ente San Luis Potosí, Zacatecas, Saltillo y Monterrey, en donde había logrado dejado embotellado, por medio de intrépidos y atrevidos movimientos de mis tropas que destruyeron las vías de comunicación, impidiendo al enemigo todo movimiento rápido de avance y retroceso.

Desgraciadamente mis proyectos se vieron frustrados porque el enemigo contó con el apoyo indebido y descarado del Gobierno Americano. Excuso decir a Ud. las innumerables fatigas y penalidades que sufrieron mis fuerzas en una jornada de 25 días a través de la árida y abrupta Sierra Madre, trasportando 42 cañones de grueso calibre por lugares donde no hay caminos carreteros y hasta se dificulta el paso de los jinetes. Pero todas esas vicisitudes fueron vencidas por mis tropas con el estoicismo propio del soldado que lucha por convicciones, y encontrándonos a inmediaciones de Agua Prieta y en vísperas de atacarla llegó al enemigo por territorio Americano y en trenes, un refuerzo de cinco mil carrancistas que el gobierno de los Estados Unidos permitió pasar.

¿Puede registrarse mayor acto de ofensa para el pueblo mexicano y ataque a su Soberanía Nacional?

Por un rasgo excesivo de delicadeza y dignidad por parte mía y deseando evitar un conflicto armado con los Estadios Unidos, impedí a mis fuerzas que se lanzaran desde luego sobre territorio americano como querían hacerlo con toda justificación, para castigar a los que impunemente se burlaban de nuestros sacrificios sin más derecho que el de la fuerza.

A medida que continué mi avance hacia las plazas situadas a lo largo de la frontera en el estado de Sonora, los carrancistas se movilizaban en trenes por territorio americano con el objeto de atacarme y ocuparlas antes que yo. En Nogales, con un cinismo y descaro que avergüenza y hace estallar en cólera el decoro y dignidad de mi raza, los soldados americanos, al acercarse los carrancistas y aprovechándose de la confusión que reinaba en esos momentos, hicieron fuego sobre nuestras tropas.

Encontrándome ya frente a Hermosillo supe que el enemigo, contando con la ayuda de los americanos, pensaba movilizarme en trenes por Estados Unidos para toma Ciudad Juárez. Como al lograrlo me privaba de mi base de aprovisionamiento y me perjudicaba con ello enormemente, traté de impedirlo dirigiéndome violentamente al Estado de Chihuahua a través de la Sierra Madre.

Por muchos motivos no pude llegar a tiempo y mis presentimientos desgraciadamente se habían realizado, encontrándome Ciudad Juárez en poder del enemigo. Aunque contaba con fuerzas aguerridas y en buen número para emprender una enérgica embestida contra el enemigo y arrojarlo fuera del Estado que ha sabido se heroico cuantas y cada vez que lo reclama el bienestar del país, quise tratar ese asunto en Junta de Generales para estudiarlo detenidamente.

En dicha reunión, todos los Generales y Jefes del Ejército que es a mi mando, quedamos convencidos plenamente de que el enemigo común para México es actualmente Estados Unidos y de que la integridad e independencia de nuestro país está a punto d perderse si antes todos los mexicanos no nos unimos y con las armas en la mano impedimos que la Venta de la Patria sea un hecho. Porque ya ha de conocer Ud. los tratados que Carranza celebró con el Gobierno de Washington. En ellos se compromete a ceder a los Estados Unidos la Bahía Magdalena por el término de 99 años, así como los ferrocarriles del Istmo de Tehuantepec y Nacionales y las concesiones solicitadas en la zona petrolífera. Además, los Ministros de Hacienda, Gobernación y Relaciones Exteriores del Gobierno Mexicano deben ser nombrados a gusto de la Casa Blanca. A cambio, se les hará un préstamo a Carranza de quinientos millones de dólares que cubrirá con los impuestos que recauden en las aduanas terrestres y marítimas y con las fuentes de ingresos públicos, para lo cual deberán ser nombrados interventores por el Gobierno Americano.

Por lo anterior, verá Ud. que la Venta de la Patria es un hecho, y en tales circunstancias y por las razones expuestas anteriormente, decidimos no quemar un cartucho más con los mexicanos nuestros hermanos y prepararnos y organizarnos debidamente para atacar a los americanos en sus propias madrigueras y hacerles saber que México es tierra de libres y tumba de tronos, coronas y traidores.

Con el objeto de poner al pueblo al tanto de la situación y para organizar y reclutar el mayor número posible de gente con el fin indicado, he dividido mi Ejército en guerrillas y cada jefe recorrerá las distintas regiones del país que estime convenientes, mientras se cumple el término de seis meses, que es el señalado para reunirnos todos en Chihuahua con las fuerzas que se haya logrado reclutar y hacer el movimiento que habrá de acarrear la unión de todos los mexicanos.

Como usted es mexicano honrado y patriota, ejemplo y orgullo de nuestro pueblo y corre por sus venas sangre india como la nuestra, estoy seguro de que jamás permitirá que nuestro suelo sea vendido y también se aprestará a l defensa de la Patria.

Como el movimiento que nosotros tenemos que hacer a los Estados Unidos sólo se puede llevar a cabo por El Norte en vista de no tener barcos, le suplico me diga si está de acuerdo de ir personalmente a encontrarlo y juntos emprender la obra de reconstrucción y engrandecimiento de México, desafiando y castigando a nuestro eterno enemigo, al que siempre ha de estar fomentando los odios y provocando dificultades y rencillas ente nuestra raza”.Villa; 8 de enero de 1916; desde la Hacienda San Jerónimo, en Chihuahua; a Zapata, en “su campamento, donde se encuentre”.

En este texto solo se comentan y reproducen párrafos de algunas de las 27 cartas contenidas en el libro de Ruiz. Un análisis aparte ameritaría, por ejemplo, la negociación entre los dos caudillos para consensuar un candidato a la Presidencia interina; un verdadero modelo de cómo llegar a un acuerdo político desde posiciones divergentes, en aras de intereses superiores.

La tierra ni se compra ni se vende. El Sol...


El Sol tiene dueña y podría cobrar su uso

Habitante de España acudió al notario para obtener el acta que la acredite como propietaria del astro rey

Redacción | El Universal

Ángeles Duran, ciudadana española, decidió convertirse en la dueña de la estrella que se encuentra en el centro del sistema solar. Para ello acudió al notario, quien en un inicio le dio risa, y después tuvo que consultarlo para verificar que el procedimiento pudiera efectuarse.

La habitante de Salvatierra en Miño, aseguró que "existe un convenio internacional por el cual ningún país puede hacerse dueño de los planetas" pero tal acuerdo no contempla a las personas, por lo cual vio la oportunidad de apropiarse del Sol y lo hizo.

El notario levantó el acta. Ahora la dueña y señora del astro afirma que podría cobrar a quien utilice la energía solar, aclarando que las ganancias obtenidas las podría distribuir así: 50% de los ingresos a los presupuestos generales de Estado, 20% para las pensiones mínimas, 10% para investigación y sanidad, 10% para erradicar el hambre y el 10% restante para su bolsillo.

Según información del sitio lavozdegalicia.es, la nueva propietaria del Sol indica que los planetas y la Luna también tienen propietario y es de origen americano.

Información relacionada:

Una viguesa se proclama dueña del Sol
La «dueña» del Sol también capturó en un pentagrama el grito de Tarzán

Desalojan a manifestantes frente a la ONU en San Cristóbal. Chiapas

San Cristóbal de las Casas, Chiapas a 26 de noviembre de 2010

A la opinión publica
A las organizaciones sociales revolucionarias
A los medios de comunicación
A las organizaciones de Derechos Humanos

La Central de Organizaciones Campesinas y Populares de Chiapas (COCyP) manifestamos nuestra mas energía protesta en contra del gobierno del estado y federal por las agresiones a nuestros militantes de Pueblo Nuevo Solistahuacan, ya que la policía de gobierno federal esta realizando cateos sin orden judicial en contra de nuestros militantes creando el terror ya que hay mujeres niños que tiene huir y dormir en las montañas convirtiendo en una zona de guerra a la región presencia del ejercito la AFI y policías sectoriales del gobierno del estado violando leyes constitucionales el articulo 30 y 115.

El gobierno nos detuvo a varios compañeros que los tienen arraigados en le pitiquito de Chiapas de corzo violando las garantías individuales porque ya pasaron las 72 horas de arraigo y si no les comprueban las acusaciones deben salir en libertad.

El gobierno del estado en respuesta a solicitud de apoyo sin ninguna cesibilidad política aplicando la acostumbrada política de garrote desalojo violentamente a los familiares de los detenidos difundían la injusticia frente a la ONU en san Cristóbal de las casas Chiapas esta agresión despiadada se llevo a cabo el 26 de nov. Alas 0:30am que con lujo de violencia dispersaron a los manifestantes robándose dos camionetas celulares cobijas y otras propiedades de nuestros compañeros la mayoría tzotziles.

Por tal razón condenamos esta agresión al pueblo de pueblo nuevo. Chiapas y responsabilizamos a Noé Castañón secretario de gobierno del estado y al Lic. Nemesio Ponce, subsecretario general de gobierno de todas las personas golpeadas y en su mayoría fueron mujeres tzotziles.

Alto la REPRESIÓN en Pueblo Nuevo exigimos respeto a las garantías exigimos la libertad inmediata de todos presos de COCYP zapata vive la lucha sigue.


Coordinadora Estatal de la COCYP

&&&&&&&&&&&
Contexto y antecedentes:

San Cristóbal de Las Casas. Noviembre 26 de 2010. Las represiones continúan para muchas organizaciones, municipios, como también en algunos ejidos como esta pasando en el municipio de Pueblo Nuevo Solistahuacan Chiapas.

Desde el pasado 30 de octubre del presente año alrededor de las 2 am. en el municipio de Pueblo Nuevo Solistahuacan sin presentar órdenes de cateo ingresaron violentamente a los domicilios de varios habitantes violando los derechos de los ciudadanos de ese municipio. En esta acción hubieron dos detenidos: Froilán Días Díaz y Luis Bautista Gómez militantes de la COCYP. También hubo pérdidas de cosas materiales, y económicas, como también torturas y daños psicológicos hacia la población afectada directamente.

La represión se ha dado principalmente contra la militancia del la Central de Organizaciones Campesinas y Populares, (COCYP.A.C) debido por muchas razones. En entrevista Hugo Hernández, enlace nacional de la COCYP, refirió que tiene que ver con el buen posicionamiento de la organización en el estado. Muchos medios se han basado por la información que manejaron aparatos del estado el pasado 30 de octubre, por ello muchos medios se han prestado sin fundamentación y argumentan que nuestra organización tiene vínculo con grupos delictivos, cosa incierta señalo.

Por la insistencia de la COCYP de resolver sus demandas rezagadas, el estado y federal encamino una segunda acción de represión este 18 de noviembre hacia los dirigentes regionales y militantes de la organización, como también esta siendo reprimido y perseguido el actual ayuntamiento municipal perredista, (ha dejada de funcionar el ayuntamiento municipal por las operaciones del ejercito nacional y algunos cuerpos policiacos que están posesionados del bien inmueble, violentándose el articulo 115 constitucional al estilo Michoacán, también están detenidos varios funcionarios municipales por el simple hecho que la actual administración esta trabajando por el bien del pueblo). Por estar gobernando bien con su pueblo por eso es perseguido y reprimido por el estado y la federación. En esta acción se dieron los mismos daños como se dio en la primera represión del 30 de Octubre.

La represión que dio inicio el 30 de octubre hasta la fecha continúan, según el líder regional José Luis Gómez las represiones no ha sido únicamente en la cabecera municipal, los limites han sido rebasados, porque existen muchas comunidades donde no pueden transitar libremente, los cuerpos policiacos, como son la AFI, policía estatal y federal, y el ejercito nacional, se han posesionado en algunas comunidades y están reprimiendo en las comunidades Los Lotes, Arrollo Grande, Soconusco, Chapayal, Lázaro Cárdenas, La Sidra, Cabecera Municipal y Rincón Chamula. El municipio de Pueblo Nuevo es acordonado por estos cuerpos policiacos. La actual administración del H. ayuntamiento de Pueblo Nuevo, ha dejado de operar porque el ejercito nacional se a apoderado de la infraestructura del ayuntamiento. El presidente municipal Ciro Díaz Sánchez, se entero del barrido que harían en la actual administración y la probabilidad que seria posible su aprehensión, decidió abandonar el H. Ayuntamiento.

En entrevista que le hicieron algunos medios al secretario de gobierno, Noé Castañón León, expreso que por tiempo limitado, el C. Ciro Díaz Sánchez, por haber abandona esa responsabilidad, según la constitución del estado, la responsabilidad del ayuntamiento pasaría en manos del primer regidor del municipio de Pueblo Nuevo.

Este argumento deja entrever las contradicciones que existe en el aparato de estado, es incongruente. Si bien recordamos, muchos meses fue territorio de nadie el municipio Frontera Comalapa, fue escenario de ingobernabilidad, el presidente de Frontera Comalapa estuvo mucho tiempo sin operar y cumplir con sus funciones ,¿ quien no recuerda la desestabilización, el autoritarismo y la prepotencia de esa persona?. Según recuerdo hasta golpeo una de las regidoras. Este mismo caso pasó y sigue pasando en el municipio de Ixtapa y muchos otros municipios. ¿Por qué para estos municipios el secretario de gobierno no opinó lo mismo al respecto, acaso opina de esa manera solo donde y cuando el estado le conviene?.

Este lunes 22 de noviembre, la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (COCYP A.C), inicio una marcha caravana de Pueblo Nuevo Solistahuacan con destino a la ciudad colonial de San Cristóbal de Las Casas, en particular a tomar las instalaciones de la Organización de las Naciones Unidas, (PNUD-ONU).

La intención de la toma fue para que este organismo presionara y fungiera el papel de mediador con el poder ejecutivo, mismo que también para que priorizara las demandas de los inconformes porque el municipio de Pueblo Nuevo Solistahuacan señalan es parte de los municipios con menor Índice de Desarrollo Humano, y el Programa de las Naciones Unidades para el Desarrollo, esta la cede en San Cristóbal de las Casas con el único objetivo de hacer cumplir estos compromisos y acuerdos en el estado.

En un principio las demandas sociales de la COCYP, eran las siguientes, solución a los problemas de carreteras hacia sus comunidades, introducción de agua potable y alcantarillado, electrificación, vivienda digna, salud, educación, pisos firmes, sistema de financiamiento para la producción y comercialización de sus productos del campo.

Los problemas se agudizaron, ahora están pidiendo las demandas anteriores mas la libertad de otros presos aprehendidos y alto a la persecución, retiro inmediato del ejercito nacional, policía federal y estatal en el municipio y del bien inmueble del H. ayuntamiento municipal de Pueblo Nuevo Solistahuacan, cumplimiento a todas las minutas de trabajo de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares del estado, COCYP A.C convenido con las diferentes instituciones tanto estatal y federal, exigimos el pago de todos los daños materiales y psicológicos ejercidos por los cuerpos policiacos y el ejército nacional y la Instalación de una mesa única de dialogo con presencia de este organismo internacional (PNUD), mas los que convoque la COCYP, organismo de derechos humanos no gubernamentales, y la intervención directa del Poder Ejecutivo Estatal.

Del 22 al 25 de noviembre, realizaron diversas actividades, el martes y miércoles actuaron con la crucifixión de varios militantes de la organización, y el miércoles militantes del sexo femenino entraron en relevo, también participaron en la crucifixión, porque muchas de las participantes en las instalaciones de la ONU, tienen detenidos que aseguran no han cometido delitos o faltas, sino que solo han sido fabricadas todas las acusaciones.

La madrugada de este viernes 26 de noviembre, alrededor de las 00:10 horas, elementos de la policía estatal preventiva, los demandantes posesionados de las instalaciones de la Organización de las Naciones Unidas fueron golpeados y reprimidos los cientos que se encontraban en estas instalaciones. También les fueron decomisadas dos camionetas.

Líderes afirman que existen desaparecidos, entre ellos niños, mujeres, y personas de la tercera edad. Castigan rotundamente el papa el que desempeño el responsable de la Organización de las Naciones Unidas en Chiapas, por que actuó con prepotencia con los demandantes, les arrebato pancartas donde expresaban sus demandas sociales.

Fuente: Chiapas Denuncia Pública

Río de Janeiro/Ciudad Juárez: matar a los narcos (pobres), sin matar la pobreza

Photograph: Felipe Dana/AP

Judith Torrea
del bolg: Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico

Hace unas horas que no tengo noticias de ellas. Y estoy un tantito preocupada. Les escribí estos días para saber si era cierto que los favelados, las personas que viven en las favelas, estaban aplaudiendo los tanques del Ejército y los agentes de las BOPE en su entrada de matar y desplazar a los narcotraficantes (pobres), en descripciones que me recuerdan a la de los niños iraquíes aplaudiendo a los soldados estadounidenses.

Eso es lo que estoy viendo en los medios brasileños, en los internacionales (la mayoría, un refrito de los brasileños), que cuentan cómo se mata a los narcotraficantes más pobres, sin cuestionar por qué no matan a los ricos, a las cabezas intelectuales y corruptas de un negocio llamado narcotráfico.

Retransmisión en vivo y en directo. Como en una película para legitimizar la masacre, para no pensar qué hay detrás de las personas que viven en las favelas, para verlos a todos como unos indeseables que hay que matar. Sin llegar más al fondo, sin llegar a la raíz de todo, sin pensar que el narcotráfico es la opción de trabajo que surge del olvido de las autoridades. En todos los sentidos.

Ellas son dos faveladas (no unas narcotraficantes). Y les voy a llamar así, porque están orgullosas de serlo. Ellas son Tatiana Lima y Gizele Martins, estudiantes de periodismo en una de las universidades más exclusivas de Río de Janeiro, donde sus compañeros llegan con chófer y helicóptero. Son producto del milagro de las becas y de las noches de esfuerzo y varios trabajos para ayudar a sus familias: a lo que queda de ellas. Estudian periodismo porque dicen que los medios de información no están contando su realidad, que sólo dan la voz a una parte.

Ellas son dos lectoras de este blog, al que tuve el enorme placer de conocer (y aprender de ellas) en su favela, la Favela da Maré, controlada por los narcotraficantes, separada del resto de Río por un muro que las autoridades construyeron para que los turistas que llegan al aeropuerto no vean la pobreza en la que viven.

Pero ahora su tierra, sus favelas, como las del norte de Río -donde habían sido desplazados los narcotraficantes de las favelas más céntricas de la ciudad que surgen de las montañas de las playas de Copacabana, Ipanema y Botafogo- están dentro de los planes urbanísticos del Mundial de Fútbol del 2014 y las Olímpiadas del 2016.

Al llegar a la Favela da Maré -una de las más peligrosas de Río de Janeiro donde los editores no dejan entrar a sus reporteros desde que unos narcos mataron en otra cercana al periodista de TV Globo Tim Lopes, en el 2002- sentí la vida que no encontré en las llamadas pacificadas, las tomadas por la policía desde hace dos años.

Los niños jugaban en las calles, los negocios estaban abiertos y los pequeños restaurantes también, incluso hasta la medianoche o más. Por un momento, hubiera deseado que la realidad fuera peor, peor que en mi querida Juaritos. Pero no. Todo lo que me había encontrado de Río de Janeiro estaba muchísimo mejor que en Ciudad Juárez, menos los atardeceres que en Juaritos son insuperables.

Lo que me sorprendió en la Favela da Maré fue ver a adolescentes con armas que cubrían parte de su cuerpo y que actuaban como policías, hacían rondines en carros particulares con las armas fuera de los cristales. La primera vez que los ví pregunté a Gizele si no la estaba poniendo en peligro, si prefería que me fuera. Ella me dijo, no te preocupes, yo quise que vinieras, todo está bien con ellos.

Cuando llegue con Gizele a su casita, que se caía a pedazos, insistí en cerrar la puerta de todas las maneras posibles. En Juárez vivo siempre en casas con rejas, con alarmas y ni eso te salva de un robo, como de los cadáveres una media de 6 a 27 al día. La cerraja estaba rota. Me dijo que no me preocupara, que en la Favela nadie robaba, y que si alguien lo hacía sabía que los narcos lo matarían.

Pronto comprendí que esa era su ley, su justicia, que habían creado sus reglas para sobrevivir en el olvido de las autoridades.

La situación en las favelas pacificadas, controladas por la policía, era distinta. Existía un poquito del terror que se siente en mi querida Ciudad Juárez, donde se vive una masacre cotidiana sin precedentes en nombre de la llamada guerra contra el narcotráfico del presidente de México Felipe Calderón.

Estaban controladas por la policía, con retenes a la entrada, a la salida, en todas las calles.

En las pacificadas tuve un acompañante de excepción, que comencé a descubrirlo en su apartamento, en una de las zonas más lujosas de Río rodeada de montañas de las que surgían las casitas de las favelas, que miraban al mar. Como los ricos.

El me preguntaba de Ciudad Juárez y se extrañaba cuando yo le contaba la estadística de los muertos y él veía que era seis mayor que la de Río, o el que no hubiera ninguna zona de la ciudad que estuviera a salvo del peligro de ser asesinado.

El comenzó a contarme cómo torturaban en Río, cómo entraban en los días lluviosos a las favelas para matar a los nacotraficantes. Lo hacía con tanto detalle y devorando como un niño unos chocolates con almendras que pensé que lo que me relataba era una broma. Y yo le dije riéndome:

-"¿Y tú, a cuántos has matado?"

El rostro del hombre alto y fuerte con rostro dulce cambió su rostro, me miró fijamente a mis ojos y levantó su voz:

- "¿Crees que por no haber matado tú eres mejor persona que yo? El hombre es el hombre y sus circustancias".

Y ahí, pensé qué hacía yo ahí, quién era él. Parecía bien enfadado con mi preguntita. No podía ser que acabara mis días en Brasil, lejos de mi querida Ciudad Juárez. Y si ya me tocaba, (le decía que yo era donante de órganos y que acabara conmigo cerca de un hospital para que al menos otros pudieran seguir viviendo) Pensé mil cosas en mi cabeza en un segundo. Pero a la vez sentía que podía confiar en él, que todo estaba bien.

Mi instinto no me falló. Como cuando lo conocí. Me tomó del brazo y me dijo, ahora vas a ver:

Al llegar a las favelas pacificadas, tras subir por una montaña donde al comienzo había casas de lujo, comprendí que estaba con una estrella de Brasil al que los policías le pedían autógrafos y saludaban con mucha admiración.

Ahí supe quién era Ricardo Pimentel: un ex capitán de policía del cuerpo de las BOPE (Batallón de Operaciones Policiales Especiales), que escribió un libro Tropa Elite sobre su experiencia, se convirtió en película, la más taquillera de Brasil, y cuando lo conocí (de casualidad) estaba preparando la segunda parte, que se acaba de estrenar con un éxito sin precedentes.

Otro día podemos hablar más de él, de las favelas pacificadas. Ahora me llegan noticias de Gizele y Tatiana. Me piden que cuente lo que realmente está pasando. Que les devuelva su voz. Voy a hacerlo, aunque sólo he estado por un mes en Brasil, y no me gusta escribir de las realidades de las que no soy experta. Por eso, nunca escribí ni una línea de Brasil, pero ahora que comencé a ver las informaciones en los medios de comunicación (al lado de los buenos) y que poco tienen que ver con la realidad que conocí brevemente en las favelas siento que debo de contar lo que sentí. Y que intuyo que tiene que ver mucho con la realidad que se vive en Ciudad Juárez.

Aquí están sus voces que nos invitan a viajar por el camino fantástico de la reflexión:

La Favela da Maré (en el norte de Río) está en silencio, con miedo. Pero en el centro de la ciudad y la zona sur hay tranquilidad. Estamos rodeados por la policía. Aquí las cosas no son fáciles. La gente teme al sensacionalismo de la televisión que legitima nuestras muertes, la presencia del Ejército, la BOPE, la policía civil y la marina militar. Muchas familias no han podido entrar a sus casas desde hace 6 días. No se puede salir ni entrar a la Favela.

Creo que están creando pánico para justificar la matanza que se hará en los barrios bajos. La idea aquí es de la limpieza social, y utilizarán todas las armas, toda la fuerza para terminar con los barrios pobres, marginales, donde la gente sufre y sufrirá más por ser pobre. Recuerdo como si fuera hoy, en el 2007, cuando entraron a la favela Morro do Alemao, donde fueron asesinadas por la policía 20 personas, varios civiles, debido a los juegos Panamericanos. Sus asesinatos siguen impunes.

Sabíamos que esto iba a pasar desde que supimos de estos dos grandes eventos deportivos. Lo que la gente debe de entender es que con una bala no se resuelven las brechas sociales. Matar a un bandido, a un narcotraficante o a un policía no es un derecho. Una bala que mata no es la verdadera bala. La desigualdad es la bala real. Y a ésta nadie la quiere matar.

*Por ahora, 30 personas (según las autoridades, todas narcotraficantes) han sido asesinadas en estos últimos 6 días en las favelas de Río.

Más información:

Repúdio ao revide violento das forças de segurança pública no Rio de Janeiro, e às violações aos direitos humanos que vêm sendo cometidas

(Rede de Comunidades e Movimentos contra a Violência.)
http://redecontraviolencia.org

Rede Contra a Violência critica reação policial e cobertura da mídia
(
Policías dan ultimátum a narcos en favela de Río

El Universal
Hasta ahora 35 muertos, decenas de heridos y 212 detenidos.