25/9/10

De cercos e impunidad

Los de Abajo

Gloria Muñoz Ramírez /La Jornada 25/09/2010

Los cercos y la impunidad están de moda. Está la dramática situación de los triquis de San Juan Copala, Oaxaca. La noticia buena es que las 50 familias que quedaron bajo el fuego de los paramilitares de la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui y del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui pudieron escapar. La mala es que se quedaron sin casa y sin pertenencias. Y a ver qué sigue.

En el norte del país se vive una situación similar. En Ciudad Juárez, Chihuahua, desde hace más de seis años los habitantes de la colonia Granjas Lomas de Poleo viven en algo muy parecido a un campo de concentración. Les cortaron el agua, los dejaron sin luz y les han quemado o tumbado sus casas. Los empresarios Zaragoza quieren arrebatarles el terreno que habitan desde hace más de 30 años y para eso les tendieron alrededor de sus casas un cerco de púas y una caseta de vigilancia, como las que se usan en las prisiones. Nadie entra ni sale sin el consentimiento de guardias armados pagados por los Zaragoza.

En 2008, Refugio Tagle Valdez, colono desde hace más de tres décadas de Lomas del Poleo, recordaba que los primeros indicios del conflicto se dieron dos décadas atrás, cuando el proyecto industrial binacional de San Jerónimo-Santa Teresa adquirió tal relevancia que los hermanos Pedro y Jorge Zaragoza decidieron también iniciar su campaña de acoso contra Lomas del Poleo. Sus habitantes estorbaban los deseos inmobiliarios y decidieron sacarlos como diera lugar.

En 2004 comenzó el acoso por un lado y la resistencia por el otro. Desde entonces un sinfín de atropellos y triquiñuelas jurídicas han sido utilizadas por la familia Zaragoza. La más reciente tuvo lugar el pasado 21 de septiembre, cuando fue desalojado del predio precisamente Refugio Tagle Valdez. La orden de desaolojo fue emitida por el juzgado cuarto de lo civil, en una acción que, acusan los pobladores, consituyó un despojo al destruir todas las fincas que se encontraban en su tereno.

Días antes, denuncian los pocos vecinos que aún resisten en Lomas de Poleo, el juez tomó cómo válida una notificación que personal de ese juzgado asegura haber entregado a una trabajadora del despacho de la representante legal de Refugio Tagle, la abogada Juana Quintero. El nombre de la supuesta trabajadora es Claudia Tapia Olivares, lo que es falso, pues esa persona no trabaja en el despacho de la abogada Quintero.

Esta orden ilegal se llevó a cabo un día antes de que se librara un amparo en favor de Refugio Tagle, en contra de la resolución del juzgado cuarto de lo civil,. Y ahora, al igual que en Copala, ¿qué sigue?

Carta de las Abejas de Acteal en apoyo a San Juan Copala

Organización de la Sociedad Civil las Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Chenalhó, Chiapas, México.



24 de Septiembre, 2010.

A Lic. Felipe de Jesús Calderón Hinojosa
Presidente Constitucional de la República Mexicana

A Lic. José Francisco Blake Mora
Secretario de Gobernación

A Lic. Ulises Ruiz Ortiz
Gobernador del Estado de Oaxaca

A Lic. Arturo Chávez Chávez
Procurador General de la República

A Dr. Raúl Plascencia Villanueva
Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos

A Dr. José Antonio Guevara Bermúdez
Titular de la Unidad para la Promoción y Defensa de los Humanos

En el año de 1997, el municipio de Chenalhó fue cubierto de nube gris de una mezcla de materias venenosas, y pronto cayó la noche. Porque con la muerte de los 45 inocentes en la masacre de Acteal, mas 4 que aun no nacían, muchas personas quedaron en oscuridad. Y este crimen de estado de lesa humanidad se pudo haber impedido si las autoridades estatales y federales hubieran hecho caso a nuestras voces y a nuestras denuncias que habíamos enviado a los medios masivos de información, antes de la masacre.

Y desde ese entonces la bandera de México quedó manchada de sangre de niños y niñas inocentes, y en las páginas del libro de la historia mexicana se escribieron los llantos y los gritos de auxilio de los niños y niñas sobrevivientes de la masacre de Acteal.

Pero ahora no sólo en los altos de Chiapas le tocó y no sólo en Chenalhó en particular en la comunidad de Acteal, en donde se realizó la matanza más cruel en los últimos 30 años de la historia de México, sino que también en el estado de Oaxaca; en la geografía Triqui les cayó la nube gris, pero no queremos que les caiga también la oscuridad y la noche como nos pasó hace ya casi 13 años con nosotros y nosotras.

Por eso como sobrevivientes de la masacre de Acteal miembros de la Organización pacifista Sociedad Civil “Las Abejas” manifestamos nuestra preocupación por la situación que se da en el Municipio Autónomo de San Juan Copala. Porque vemos que está en camino a repetirse lo que sucedió con la masacre de Acteal. Una y otra vez ha sido denunciado por los grupos de los Derecho Humanos y por algunos medios de información, la amenaza y la violación a los Derechos Humanos del Municipio Autónomo San Juan Cópala.

Ha habido numerosos asesinatos e incluso de un observador Internacional Jyri Jaakkola y la compañera Betty Cariño, ni las autoridades estatales ni federales hacen nada al respecto.
Después van a decir que como pasó en Acteal que no se les avisó o que no sabían nada. Por eso estamos uniendo nuestras voces a otras que ya se han manifestado para exigir a las autoridades competentes su inmediata intervención para garantizar la vida, la integridad de los miembros del Municipio Autónomo San Juan Cópala y la presentación con vida de las personas desaparecidas. También, que se tomen acciones efectivas para solucionar el desplazamiento, hostigamiento y demás violaciones a los derechos humanos encabezados por el grupo armado UBISORT apoyado por el MULT.

Hacemos responsables a las autoridades estatales y federales por cualquier nueva escalada de violencia porque no pueden alegar que no se les avisó.

¡NO QUEREMOS QUE SE REPITA OTRO ACTEAL!
¡NO MAS MUERTOS NI MÁS HERIDOS!
¡ALTO A LA REPRESION CONTRA LOS PUEBLOS ORGANIZADOS!
¡ALTO A LA GUERRA CONTRA LOS PUEBLOS ORIGINARIOS!.

Atentamente
La voz de la Organización de la Sociedad Civil “Las Abejas”

Fuente: Chiapas Denuncia Pública

México-Europa: tensión por los derechos humanos

Marco Appel / Proceso

BRUSELAS, 24 de septiembre (apro).- La Comisión Europea, el organismo responsable de gestionar el acuerdo bilateral con México y vigilar el cumplimiento de su cláusula democrática, reconoció que la deficiente situación de los derechos humanos en territorio mexicano ya es un factor de "tensión" en las relaciones diplomáticas entre ambos socios.

El pasado 23 de septiembre, María Gotsi, funcionaria de la Unidad para México de esa institución, dijo ante activistas mexicanos que, aunque la relación de la Unión Europea (UE) con México es "buena" en términos comerciales, la interlocución con los oficiales del gobierno de Felipe Calderón se vuelve "tensa" en cuanto se toca el capítulo de derechos humanos.

Gotsi es una experimentada funcionaria en asuntos relativos a las políticas europeas de cooperación y derechos humanos. Hasta hace poco trabajó en la representación de la UE en Colombia, y también en la unidad de la Comisión Europea encargada de las relaciones con Guatemala, ambos países latinoamericanos con fuertes problemas de inseguridad. Recientemente, Gotsi fue llamada a reforzar el personal de la unidad para México en Bruselas.

En sus oficinas de la Comisión Europea, la diplomática europea se reunió con Luis Arriaga, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez; Cristina Hardaga, coordinadora del área internacional del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan (Guerrero), y Verónica Corchado, representante de la organización Pacto por la Cultura de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Con el apoyo logístico y financiero de la Coordinación alemana por los derechos humanos en México --una agrupación ligada a la Oficina Ecuménica para la Paz y Justicia, con sede en Munich-- dichos defensores de derechos humanos viajaron a Bruselas para denunciar la militarización del país, los graves abusos de autoridad contra la ciudadanía, específicamente contra defensores de derechos humanos, así como la impunidad que gozan los infractores.

En el gobierno de Calderón esta es la primera ocasión que organizaciones mexicanas de derechos humanos, provenientes de distintos estados del país, logran concertarse para hacer frente común a la hora de exponer sus preocupaciones y demandas a los diplomáticos de la Comisión Europea.

Cristina Hardaga dijo a este corresponsal: "Les dijimos: 'ustedes tienen ciertas competencias (en la defensa de los derechos humanos en México). Necesitamos que se pronuncien sobre los recientes casos en los que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha fallado contra México".

Señaló que, por lo pronto, los funcionarios europeos planean actualmente la forma en que aplicarán en México las llamadas Directrices de la UE para la protección de los defensores de derechos humanos.

Ese mecanismo, que incluso contempla la salida del país de un activista en peligro de muerte, forma parte de la política exterior de ese bloque comercial en todos los países con los que sostiene relaciones. Esas modalidades de aplicación están en proceso de discusión en Bruselas.

En los próximos días, el Grupo de Derechos Humanos del Consejo de Ministros --el órgano de representación de los 27 gobiernos que conforman la UE-- determinará si tales modalidades se harán públicas o se guardarán en secreto, si ello permite salvaguardar la vida de los defensores de derechos humanos, informó a Apro Susana Daag, integrante de la Iniciativa de Copenhague para México y América Central (Cifca), un conocido grupo de cabildeo de la sociedad civil europea.

El cabildeo

Los activistas mexicanos también se entrevistaron con los portavoces de eurodiputados que conocen la problemática mexicana: la alemana Franziska Keller, la finlandesa Satu Hassi, y el español Ramón Jáuregui, presidente además de la delegación del Parlamento Europeo para las relaciones con México.

En esa reunión conjunta, el representante del eurodiputado Jáuregui, Antonio Roldán Mones, advirtió a los mexicanos sobre la fuerte presión que ejerce en el Parlamento Europeo el cabildeo de la embajada mexicana en Bruselas.

Refirió que cualquier tipo de mención a los problemas que atraviesa el país es de inmediato contrarrestada por la diplomacia mexicana, que, por ejemplo, envía a los europarlamentarios documentos atiborrados de cifras y datos con lo que pretenden engrandecer los avances en el caso concerniente.

Los oficiales mexicanos, les comentó, "están muy bien preparados" para neutralizar o aminorar las críticas que provengan de algún miembro o grupo político del Parlamento Europeo.

Por ejemplo, a fines de 2007, la embajadora Sandra Fuentes Beráin consiguió eliminar y suavizar algunos párrafos incómodos para el gobierno contenidos en un informe relativo a los feminicidios (Proceso 1615).

En marzo pasado también logró desaparecer duros cuestionamientos contra el Ejército en una resolución relacionada con la escalada de la violencia que atraviesa el país.

En ambos casos obtuvo el completo respaldo del grupo del Partido Popular Europeo, en el que tiene una fuerte influencia el eurodiputado español José Ignacio Salafranca.

Pero también los socialistas europeos han colaborado con el lobby calderonista en la UE, a tal grado que la anterior presidenta de la delegación para México del Parlamento Europeo, la alemana Erika Mann, llegó a proponer las mismas enmiendas que Salafranca a los informes críticos contra el gobierno mexicano, incluso con idéntica redacción.

De hecho, el 14 de octubre de 2009, el propio Jáuregui fue objeto de tales presiones diplomáticas. Ese día, el socialista español declaró al diario Reforma que la decisión de Calderón de desaparecer Luz y Fuerza del Centro y echar a la calle a más de 40 mil trabajadores había sido "brutal" (Proceso 1721).

Apenas horas después de que sus cuestionamientos aparecieran en la página de internet de ese diario, recibió el regaño telefónico de la subsecretaria de Relaciones Exteriores de México, Lourdes Aranda, que le reclamó el "impacto negativo" que tendrían en México sus críticas.

Al día siguiente por la mañana, Fuentes Beráin lo acusó de desconocer el origen del conflicto sindical, pero se negó a exponer su postura al respecto en la sesión de la delegación para México, que tendría lugar una hora más tarde.

Otro caso simbólico es el Cuarto Foro de Diálogo Sociedad Civil México-UE, que se llevará a cabo el 25 y 26 de octubre próximo en México.

El primero de tales foros, realizado en 2002 en Bruselas, despertó grandes expectativas de las organizaciones civiles mexicanas y europeas, que veían posible la creación de instancias a través de las cuales pudieran participar en las decisiones del acuerdo global.

El próximo foro de México se presenta como una reunión que ya no entusiasma igual a los activistas.

Desde un principio, el gobierno del expresidente Vicente Fox evitó asumir cualquier compromiso con las organizaciones de la sociedad civil, y luego también la Comisión Europea siguió esa estrategia, a pesar de que ella fue la que empujó la realización de estos encuentros.

Luis Arriaga lamentó que el gobierno de Calderón "no ha hecho ni una consulta a la sociedad civil" para acordar los contenidos del cuarto foro, cuando ese diálogo ha sido uno de los pilares de ese evento desde 2002.

Cifca, la organización que más animó los primeros foros, con la presencia activa de sus integrantes y con la elaboración por escrito de las propuestas más concretas y precisas, no acudirá a la cita con las autoridades europeas y calderonistas.

Patrocinan autoridades a muchos grupos armados al margen de la ley: Monreal

· Demanda el Senado al Ejecutivo un informe detallado sobre escuadrones de la muerte

Víctor Ballinas y Andrea Becerril / La Jornada

El Senado demandó al Ejecutivo que por conducto de la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría General de la República (PGR) y el Centro de Investigaciones y Seguridad Nacional (Cisen) presente un informe detallado sobre la existencia en el país de grupos armados de los denominados escuadrones de la muerte.

Ricardo Monreal, coordinador de los senadores del Partido del Trabajo, destacó que ante la incapacidad del gobierno, la espiral de violencia irrefrenable, el avance de la ocupación territorial por bandas del crimen organizado, el secuestro, la extorsión, las amenazas cumplidas y la trata de personas, han surgido en el país grupos armados al margen de la ley, muchos de ellos auspiciados por las autoridades.

Insistió: ¿Qué es lo que está pasando frente a la desesperación de la población, sobre todo en aquellos sectores que tienen recursos económicos? Están contratando prácticamente grupos de exterminio al margen de la ley. Están operando en el territorio nacional, en distintos estados donde la delincuencia organizada ha generado un problema de ingobernabilidad.

Semejanza con Colombia

Aseveró que “en nuestro país los escuadrones tienen características similares a aquéllos que operaron en Colombia; se rigen con estructuras y disciplinas castrenses. El grupo más notorio son precisamente ex militares que se han retirado de las filas del Ejército o simplemente son desertores”.

Durante la sesión se aprobaron sin discusión 12 dictámenes relacionados con la inseguridad, entre ellos uno por el cual el Senado exhortó a los consejos estatales de Seguridad Pública a que, junto con las autoridades federales, proporcionen protección a los alcaldes que han recibido amenazas del crimen organizado.

En ese mismo dictamen se solicitó que el secretario de Gobernación, Francisco Blake, disponga lo necesario para que los municipios con población menor a 50 mil habitantes y altos índices de criminalidad reciban recursos del Subsidio para la Seguridad Pública de los Municipios y Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal.

El Senado expresó su repudio al clima de inseguridad en territorio nacional y exhortó a las autoridades federales a fortalecer y agilizar los programas de modernización de los centros de reclusión, la profesionalización de los custodios, así como la dotación de infraestructura y tecnología de punta para un mayor control de los presos.

Ese dictamen se aprobó teniendo como referencias la fuga de 41 internos del Centro de Ejecuciones y Sanciones del municipio de Matamoros, Tamaulipas, ocurrido el 24 de marzo de este año, y la fuga de otros 13 presos del Centro de Ejecución y Sanciones de Reynosa, en el mismo estado, el 2 de abril pasado.

Noticia relacionada:

Alerta Diego Valadés frente al creciente neocaciquismo de los gobernadores

En México y el mundo, abierta y calumniosa campaña contra las FARC, ETA y contra todo movimiento armado

Pedro Echeverría / Kaos en la Red

1. Los movimientos armados en todos los países son la viva nuestra de que no hay condiciones para dialogar con los gobiernos, y que cuantas veces ha habido “diálogo” el gobierno ha impuesto sus intereses y jamás se han resuelto por esta vía los problemas a favor de los trabajadores. Hay mil y un ejemplos al respecto y ninguno que pruebe que el diálogo ha beneficiado a los oprimidos. En 1968 el grito del movimiento estudiantil en México fue “Diálogo público” y les dieron asesinato público. Los electricistas llevan casi un año limosneando diálogo y siguen 44 mil obreros en la calle; los mineros llevan cinco años pidiendo diálogo y han recibido a cambio represión brutal; el EPR –también cayó en la trampa del diálogo- y los tienen arrinconados esperando. El diálogo es sometimiento, por lo menos es lo que hacen los de la clase política que les encanta. ¿Qué hace hoy ETA si no defender una tregua y un diálogo sin que les hagan caso?

2. Los funestos (para no decir hijos de puta) medios de información de México y del mundo –desde que existen, siempre al servicio de sus dueños empresarios- han sido enemigos jurados de las luchas del pueblo. Basta con revisar en esos medios oficiales y comerciales, gubernamentales y empresariales, el papel que han jugado durante las luchas de independencia y revolucionarias de los pueblos. En México los medios asesinaron, junto al gobierno español, a Hidalgo, Morelos, Mina y a cientos de líderes de la independencia nacional. Esos mismos medios defendieron al dictador Porfirio Díaz desprestigiando al jefe revolucionario Madero y más tarde defendieron al Carrancismo y calumniando a Zapata, Villa y otros revolucionarios acusándolos de guerrilleros, bandoleros y robavacas. La misma campaña calumniosa ha desatado en México contra las FARC colombianas y la ETA del pueblo vasco.

3. Por lo menos desde los años sesenta, después del maravilloso triunfo de la revolución cubana en 1959, los EEUU y todos sus gobiernos títeres intensificaron en el mundo una multimillonaria batalla contra todos los movimientos de oposición en lucha, condenados por “comunistas e izquierdistas”. Estos funestos gobiernos en vez de resolver los problemas de miseria y hambre, en lugar de encarcelar a todos aquellos empresarios y políticos enriquecidos mediante la explotación y opresión se han dedicado a contratar a policías y militares para hacer más grandes a los aparatos de represión. ¿Cuándo el pueblo abrirá los ojos, empezará a distinguir entre las personas que los explotan hasta hacerlos miserables y las personas que arriesgan sus vidas, muchas veces las entregan, luchando por la justicia y la igualdad? Es realmente difícil para los trabajadores darse cuenta de esa realidad porque la propaganda de los medios idiotiza a la gente.

4. ¿Que por qué no entregan sus armas las FARC, la ETA, el EZLN, el EPR? Simple respuesta: porque sería un error garrafal, un absoluto suicidio, así como el final de las luchas del pueblo. En los países europeos, en EEUU, en Canadá, no hay guerrillas porque son países con niveles de vida no tan miserables, con salarios no tan de hambre y por tanto existe menos desesperación entre el pueblo; pero de pronto surgen poderosas huelgas y grandes manifestaciones en esos países que llegan a la confrontación para obligar a los gobiernos a atender los problemas. Una guerrilla armada, aunque no actúe como el EZLN, está presente y representa una posibilidad de rebelión ante un gobierno opresor; una guerrilla desarmada –como la de El Salvador, puede incluso llegar al gobierno pero seguirá estando al servicio de los EEUU y de los explotadores de su país. Desafortunadamente esa ha sido una innegable realidad.

5. Lo que me extraña es que los guerrilleros de las FARC, después de 45 años de luchar por el pueblo, no tengan armas para bajar helicópteros y aviones del gobierno, ni tampoco armas para bombardear palacios, jefaturas del ejército y casas presidenciales. Porque ya basta que los gobiernos bombardeen campamentos y asesinen a luchadores sociales del pueblo y éstos sólo se pasen los años escondiéndose. ¿Cuánto tiempo van a soportar en el gobierno al mílico presidente Santos, después que él mismo dirigió el bombardeo del campamento en los límites de Ecuador hace algunos años? Deseo, espero, que las FARC no estén a la defensiva como todo el movimiento de izquierda mundial; en Colombia estaría peor el asunto porque los EEUU poseen bases militares en ese país que han puesto al servicio de sus gobiernos. ¿Puede aconsejársele a las FARC y a la ETA que se desarmen cuando objetivamente los están asesinando?

6. Nunca he sido guerrillero porque he sido un convencido de las luchas en las calles, fábricas y sindicatos; sin embargo apoyo todas las formas de lucha de los trabajadores por un país justo e igualitario coincidiendo en esto con las FARC, ETA, EZLN, EPR, etcétera. ¿Cómo coincidir con algún gobierno impuesto por la clase explotadora y opresora? ¿Cómo esperanzarse de un diálogo que siempre ha servido para envolver y engañar a los que no tienen poder? Nunca debe olvidarse que en el sistema capitalista todo se resuelva con la fuerza porque las leyes y constituciones han valido siempre un carajo. Las leyes se interpretan de acuerdo a los intereses de quienes poseen la fuerza, de quienes cuentan con el dinero, el ejército, la policía y las cárceles. El pueblo debe tener siempre una fuerza organizada para que le hagan caso, de lo contrario al gobierno le vale un comino y seguirá robando y enriqueciéndose a costa del pueblo.

7. Los trabajadores del mundo deben sacudirse de la intensa propaganda mentirosa e ideológica de los medios de información, en especial de la TV y la radio. No deben olvidar que todas las noticias que ven y escuchan están tergiversadas, cambiadas, “editadas” –como dicen- para beneficiar a los empresarios y gobierno. Todos los movimientos guerrilleros, las movilizaciones de masas, las huelgas y protestas surgen porque la gente al fin empieza a abrir los ojos y a protestar. Apoyemos todos los movimientos de trabajadores, obreros, campesinos e indígenas, pero también otros tipos o formas de lucha que buscan liberar a los pueblos de la opresión. ¿Por qué los gobiernos y los empresarios poseen toda la liberta y los apoyos para seguir sometiendo al pueblo y éste es condenado y perseguido cuando busca defenderse? Basta ya que nos sigan viendo la cara de tontos, por eso yo apoyo a las FARC, a ETA y toda lucha social.

http://pedroecheverriav.wordpress.com


Noticias relacionadas:

¿Cómo combinar democracia e identidad?

Chiapas: México 1994. Resurgimiento del “México profundo”. Los insurgentes habían dejado de ser indígenas arcaicos, aplastados por la dependencia. Son indígenas modernos que han marcado sus distancias respecto de sus antiguas comunidades, buscando construir su propia historia y exigiendo ser reconocidos y respetados.

No sólo podemos referirnos a Chiapas, pues también ha habido otros movimientos de liberación indígena latinoamericanos en las últimas tres décadas, tales como el levantamiento de los indígenas de la sierra en Ecuador (1990) o el Katarismo boliviano. Además ha habido intentos de incorporarse, como el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), en Colombia o las gestiones de integración desarrolladas por Rigoberta Menchú en Guatemala.

Todos estos movimientos generan una nueva modernidad al vincular en la tensión de la identidad e integración, cultura y economía, utopía y pragmatismo, razón y corazón, particularidad y universalidad. Si la insurrección zapatista tuvo desde un principio tanto eco en todo el mundo, se debe sin duda a que rehusó ser tratada como un problema solamente local, regional o minoritario, al lanzar de golpe, y de manera espectacular, los cuestionamientos políticos e intelectuales que hoy son fundamentales en todas las sociedades.

La lucha de Chiapas exige reformas económicas, sociales, políticas y culturales que ponen en peligro los intereses creados, las inercias y los programas de modernización excluyentes.

La naturaleza y el sentido del zapatismo provienen de un actor social y étnico que se lanza a un levantamiento armado proyectándose en la escena política. Agotada otra vía para hacer escuchar sus aspiraciones y sus demandas, forma un movimiento armado y busca construir un movimiento político civil cuyo propósito no es la toma del poder.

El zapatismo no supone un repliegue comunitario ni un nacionalismo cerrado. Articula experiencias de comunidades heterogéneas; la democracia nacional y el proyecto de una sociedad de sujetos, individuales y colectivos, que se reconozcan y puedan respetarse en su diversidad; lucha por un mundo donde quepan muchos mundos, un mundo que sea uno y diverso.

El actor zapatista es étnico, nacional y universal. Se quiere mexicano pero sin dejar de ser indígena, quiere un México donde pueda ser reconocido y escuchado. Es universal, no a pesar de su propia identidad indígena, sino a causa de esta.

El Subcomandante Marcos afirma que lo que le da su dimensión universal al zapatismo es precisamente el contenido indígena que lo lleva a elaborar un lenguaje simbólico particular para proyectarlo en la escena internacional. Esa universalidad debe entenderse de dos maneras. Desde una perspectiva ética clásica, en que el indígena, discriminado, siempre en minoría, es portador de la reivindicación igualitaria de todo ser humano. Pero también debe entenderse en la perspectiva de un sujeto que combina en su afirmación el sentido ético y étnico, que encuentra lo universal en lo particular.

Los pueblos indios de México están librando una lucha pacífica que encabeza el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. En ella plantean una alternativa al mundo actual y el esbozo de una nueva “civilización”. En sus contingentes no sólo se encuentran los herederos de una lucha de resistencia que dura más de quinientos años, es decir, los herederos de los mayas, sino también quienes vienen de los movimientos más recientes del pensamiento revolucionario y de la teología de la liberación.

La transformación del proyecto militar en un proyecto de luchas políticas, más que deberse a la iniciativa del gobierno obedeció a la enorme movilización de la sociedad civil en contra de la guerra. Los dirigentes del EZLN fueron impulsados por las propias masas indígenas y su cultura de la resistencia a defender y construir un proyecto centrado en los derechos de los pueblos indios, respecto a su autonomía y dignidad, a sus tierras, su cultura y representación en el Estado. El proyecto se inscribió en la transición a la democracia con un gran apoyo de los mexicanos y que incluyó a los pueblos indios como actores políticos con plenos derechos. En los Diálogos para la paz las organizaciones de los pueblos indios reiteraron constantemente su oposición a cualquier intento separatista. En sus discursos junto a los valores propios defendieron los valores universales. Lo indígena se transformó en lo nacional y lo universal.

La solidaridad internacional fue en aumento y se apropió de muchos de los valores zapatistas. A las formas tradicionales de comunicación, los zapatistas sumaron las más avanzadas técnicas electrónicas y nuevas formas de narrar y convencer.

Los Diálogos de San Andrés se desarrollaron bajo la protección de una Ley especial de Paz y Conciliación que dio garantías a los rebeldes para organizar encuentros políticos. Los Diálogos fueron firmados por el Poder Ejecutivo, el poder Legislativo (representado por miembros de todos los partidos políticos), y el EZLN. Estos acuerdos fueron una de las declaraciones políticas más importantes a nivel mundial, pues no sólo precisaban los derechos de los pueblos indios a la autonomía de sus gobiernos y a la preservación de su cultura, sino que apuntaban también a construir un Estado pluriétnico que fortaleciera la unidad en la diversidad y la articulación de las comunidades, con inclusión de lo particular y universal. Este pacto incluiría por lo tanto el derecho a la igualdad y a la diferencia.

A poco tiempo de los acuerdos de San Andrés, el Ejecutivo los desconoció, llegando incluso a organizar fuerzas paramilitares (entrenadas por el propio ejército), y comenzó la expulsión de los pueblos de sus tierras. Sin embargo, a pesar de lo anterior, no se logró acabar con la dirigencia zapatista, ni evitar la reorganización de la resistencia indígena. Por otra parte, se sumaría un renovado apoyo de la sociedad civil a la búsqueda de una solución pacífica.

Tras un proceso de marcada violencia y racismo, triunfó la conciliación y la paz, retomando en varias ocasiones la iniciativa política, aunque a ratos bastante empantanada.

Con la alternancia política que se desarrolló en México a partir del año 2000, el Poder Ejecutivo hizo suyo el Proyecto de Derechos y Cultura Indígena y otorgó las garantías para que el EZLN hiciera multitudinarias marchas por trece Estados en apoyo del proyecto. El despliegue de los líderes indígenas fue de tal calidad y cercanía que la opinión pública se maravilló.

Aunque el éxito fue evidente, faltaban tres aspectos fundamentales para renovar el diálogo entre rebeldes y gobierno: la aprobación del Proyecto de Derechos y Cultura de los Pueblos Indios, la desocupación de siete bases militares instaladas en el territorio de los pueblos rebeldes, y la liberación de los presos políticos indígenas. Los dos últimos aspectos empezaron a cumplirse, pero el primero sería constantemente rechazado por el Legislativo. Respecto a esto último, el Congreso se dedicaría a aprobar reformas contrarias a las del Acuerdo de San Andrés, con lo cual quedaría deslegitimado como institución, no por culpa del EZLN, sino por las prácticas viciadas de la clase política, más preocupada de cubrir sus propios intereses.

El EZLN es simultáneamente un ejército y una organización política. Como ejército lucha por derrotar la guerra, por crear las condiciones que le permitan desaparecer diluyéndose en la construcción de una ciudadanía posible: “Por eso nos hicimos soldados, para que un día no sean necesarios los soldados”. EZLN, 1994, Documentos y comunicados. Como organización política lucha por desdibujar las fronteras que hacen de lo político un espacio restringido, por conseguir una democracia que reconozca la inevitabilidad de la diferencia y encuentre un modo digno de convivir con ella.

Sin embargo, y a pesar de lo anterior, el sistema político se mostró incapaz de acoger las demandas de los zapatistas: “¿Y si nos vuelven a cerrar las puertas? ¿Y si la palabra no logra saltar los muros de la soberbia y de la incomprensión? ¿Y si la paz no es digna y verdadera, quién -preguntamos- nos negará el sagrado derecho de vivir y morir como hombres y mujeres dignos y verdaderos? ¿Quién nos impedirá entonces vestirnos otra vez de guerra y muerte para caminar la historia?”. EZLN, 1994.

El zapatismo puede considerarse como un movimiento postmoderno, en la medida que es un movimiento histórico que ocurre y aprovecha las experiencias históricas de los proyectos anteriores socialdemócratas, nacionalista-revolucionarios y comunistas, para no cometer los errores que aquellos cometieron; que hace suya en lo que vale y en lo que le es útil la revolución tecnológica de nuestro tiempo, con todas las implicaciones que tiene en los conceptos, en la comunicación y el diálogo; que relee el proyecto universal desde el proyecto local y nacional y que, sin caer en las generalizaciones del saber único, tampoco se queda en los particularismos. El movimiento zapatista del siglo XXI combina el conjunto en un proyecto universal que incluye lo uno y lo diverso.

“Es la hora de la palabra.

Guarda entonces el machete. Sigue afilando la esperanza. Camina, camina y habla. Baja de la montaña y busca el color de la tierra que en este mundo anda. Sé pequeño frente al débil y junto con él hazte grande. Sé grande frente al poderoso y no consientas en silencio para el nosotros que a tu paso se ensancha. Haz lugar para todos los colores que con el color de la tierra andan. En el séptimo día entonces llega, llega y busca del color de la tierra la dignidad común levantada”. Subcomandante Marcos.

Los hombres y mujeres del maíz, sin voz y sin rostro, que tuvieron que empuñar las armas para hacerse oír y cubrirse el rostro para ser vistos reclaman su lugar en la patria: “Lo que pedimos y lo que necesitamos los pueblos indígenas no es un lugar grande ni un lugar chico, sino un lugar digno dentro de nuestra nación; un trato justo, un trato de iguales, ser parte fundamental de esta gran nación; ser ciudadanos con todos los derechos que merecemos como todos; que nos tomen en cuenta y nos traten con respeto…”. Comandante David.

Fuente: movimiento indigenista

¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra? Esa es para nosotros una idea extraña. Si nadie puede poseer la frescura del viento ni el fulgor del agua, ¿cómo es posible que usted se proponga comprarlos? Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo

El ejemplo zapatista

Protesta Y Propuesta

...en el jardín de nadie creceré mejor
(Ariel Minimal)

Debate entre Chomsky & Foucault parte 1


Debate entre Chomsky & Foucault parte 2


Ha llegado el momento de elegir: Chomsky o Focault. Yo ya elegí, claramente. No porque venga del campo de la linguística ni porque sea libertario (término que le cabe mejor que el de anarquista) sino porque, según mi parecer, no se opone a lo que dice Focault (estamos condicionados social e históricamente) sino que lo amplía (debemos buscar una sociedad más justa. Debemos desarrollar las cualidades humanas, sobre todo la más importante, el trabajo creativo, y generar las condiciones para que eso suceda, es decir, formar una confederación de asociaciones anarco-sindicalistas).

Es decir, le dice lo que muchos le dicen a Focault: está muy lindo que encontremos los mecanismos de poder que se esconden en cada una de las instituciones que forman directa o indirectamente parte del Estado, ¿y? ¿Qué hacemos con eso? Se pierde la parte creativa, justamente, de ese conocimiento.

Chomsky, en cambio, dice: che, vamos a proponer algo, un lugar, otra forma de organización, aunque no sepamos bien hacia donde nos dirigimos, aunque no tengamos idea cómo puede ser, aunque estemos condicionados social e históricamente para pensarla; lo que sí sabemos en todos los casos, es que puede ser, es que es. Por otro lado, esa nueva sociedad no sería definitiva. Por eso, muchachos de esa parte de la izquierda que no se banca la incertidumbre, que quiere controlar la manera en que debemos hacer la "revolución" ¿Qué mierda importa, qué mierda saben? ¿Porqué no hablar, mejor, de rebelión? O, como dice Chomsky, de desobediencia civil.

La propia esencia humana, tal como la define Chomsky, justifica esto: nuestra propia creatividad, no reprimida por ninguna institución, libre, propiciada y fomentada por los demás hombres y mujeres, darían como resultado una superación y permanente cambio de la sociedad.

Parece una utopía. Y de hecho, lo es. Y ahí está la cuestión: o protestamos, y somos unos materialistas geniales, pero anclados en el presente y, lo que es peor, en el pasado, en una Historia que no es otra cosa que una narración; o protestamos, pero también pensamos y proponemos, e intentamos, mediante la práctica, que esas ideas hechas propuestas de incierta validez, se vuelvan materia; quiero decir, vida.

Funte: Las otras puertas

Asesinan en un hospital a patriarca de la comunidad gitana en México

Luvinoff recibió un balazo en la cabeza durante el cambio de guardia en el nosocomio donde se encontraba.

La Jornada 24/09/2010

México, DF. - El patriarca de la comunidad gitana en México, Pablo Luvinoff, que en los últimos años había sido víctima de varios atentados, fue asesinado hoy en un hospital de Ciudad de México, donde estaba ingresado por una cardiopatía.

Fuentes de la Procuraduría de Justicia de Ciudad de México dijeron que el ataque se produjo la madrugada de hoy, cuando los policías que lo custodiaban realizaron el cambio de guardia.

Luvinoff, de 55 años, recibió un disparo en la cabeza. El miércoles había sido hospitalizado por problemas del corazón.

Desde hace años venía denunciando la existencia de mafias gitanas dedicadas a la extorsión y el robo, que amedrentaban a su comunidad, en particular la banda de los Julupesty o de la familia Yankovich, originaria de Honduras.

"Siembran terrorismo entre la comunidad y exigen dinero. Yo traté de evitar muchas veces esto, quizá por eso estoy en donde estoy. Son gitanos que han salido de su propio país y han venido para hacer de las suyas", dijo en un ocasión.

"Ellos quieren hacerme desaparecer para hacer con la demás comunidad lo que les plazca".

En 2005 el líder gitano sobrevivió a un atentado cuando iba a la iglesia de la comunidad gitana en la Colonia Del Valle, en el sur de la ciudad de México, pero murió su hija de 13 años. Unos años antes había sido asesinado otro hijo suyo.

En junio de 2008 hubo un nuevo intento de matarlo. En esa ocasión murió un hombre de la comunidad gitana al ser confundido con Luvinoff. En noviembre hubo un ataque con explosivos contra el departamento de su familia.

Los policías que estaban encargados de su escolta fueron llevados ante el ministerio público para rendir declaración.

Información relacionada:

Asesinan a líder de la comunidad gitana en hospital del DF

Desalojo a un compañero en Lomas de Poleo

Compañer@s:

Hoy martes 21 de septiembre de 2010 ,a las 12:00 del día, fué desalojado el compañero Refugio Tagle Valdéz, de la colonia Granjas Lomas del Poleo.

Mediante una ilegal “orden de desalojo” emitida por el Juzgado 4o de lo Civil, la acción consituyó un despojo al destruir todas las fincas que se encontraban en el terreno de Tagle Valdéz.

Días antes, el juez tomó cómo válida una notificación que personal de ese juzgado asegura haber hecho a una trabajadora del despacho de la representante legal de Refugio Tagle, la abogada Juana Quintero.

El nombre de la supuesta trabajadora ” que se encontraba barriendo el frente del despacho” es Claudia Tapia Olivarez, lo cual es completamente falso, pues, esa persona no trabaja en el despacho de la abogada Quintero.

Esta acción, a todas luces ilegal ,se llevó a cabo a un día antes de que se librara un amparo a favor de Refugio Tagle, en contra de la resolución del Juzgado 4o de lo cilvil.

10 patrullas de la policía de “´Seguridad” Pública del estado, un helicóptero, decenas de hombres y mujeres armados, hombres a caballo y otros con perros de pelea, impidieron el paso a las y los habitantes de Lomas del Poleo que trataron de acercarse a la vivienda del compañero Tagle.

Este hecho constituye un acto ilegal que revela la impunidad con que ha actuado el empresario Pedro Zaragoza Fuentes en Lomas del Poleo desde hace más de siete años, tiempo en que ha despojado de su tierra a la mayor parte de posesionarios de ese lugar.

A todos y todas las compañeras les pedimos estar atentos a la situación en Lomas del Poleo, ya que la desocupación de la tierra de Cuco Tagle puede ser el reinicio de hostilidades, por parte del empresario juarense, en contra de las últimas familias que viven en Lomas del Poleo.

¡ Tierra, Justicia y Libertad !

Fuente: Enlace Zapatista

24/9/10

La vanguardia de las mujeres coraje

Por: Laura Castellanos
Periodista

Tomado de www.periodicomadera.com

Hoy, como sucedió hace 35 años durante la guerra sucia, son las mujeres las primeras que logran embestir con efectividad el cerco del Estado para ocultar su política represiva. Me refiero a las madres de víctimas de la llamada “guerra contra el narcotráfico”, y a otras que no dudaron en culpar al aparato del poder por las atrocidades en su contra.

En el primer caso estas mujeres, la mayoría obreras o amas de casa, desquebrajaron las versiones oficiales de que todos los ejecutados y detenidos en el combate contra el narco son criminales, y que en dicha acometida el ejército y las corporaciones policiacas respetaban los derechos humanos.

Quizá la figura más significativa es Luz María Dávila, madre de dos de los 15 adolescentes asesinados por un comando armado en la colonia Villas de Salvarcar de Ciudad Juárez, Chihuahua. Ella increpó sorpresivamente a Felipe Calderón, durante un acto público, para desmentir su dicho de que la matanza se dio entre jóvenes de pandillas narcotraficantes rivales. Con furia y aflicción la señora le dijo que él no era bienvenido, y le aclaró que su hijos Marcos y José Luis no fueron pandilleros, si no estudiantes y deportistas ejemplares.

Un ejemplo más es el de la señora Cinthia Salazar, que rechazó la versión oficial de que la camioneta en la que ella viajaba con su familia fue baleada por narcos en un reten de la carretera de Matamoros, razón por la cual murieron su niña y su niño. La madre culpó al ejército. “Los militares mataron a mis hijos”, dijo sin sombra de duda a la prensa.

¿Qué movió y mueve a estas mujeres en su determinación por justicia? ¿Se trata de casos aislados o muestran un cambio en la conciencia colectiva? La explicación la enuncia Sergio Rodríguez Lascano en su artículo Lo nuevo, lo verdaderamente nuevo, publicado en la revista Rebeldía.

Lascano refiere que ahora emerge una nueva conciencia en mujeres y hombres víctimas de injusticias terribles e impunes, originadas, por ejemplo, por la citada “guerra” contra el narcotráfico, o por la pérdida de 49 infantes en el incendio de la Guardería ABC de Sonora en el que las autoridades locales y federales responsables fueron eximidas.

Se trata de un cambio de conciencia que no es de clase, ni producto del ejercicio intelectual, si no de un dolor e indignación tan profundo, que altera para siempre la vida cotidiana, e infunde una fuerza inusitada para enfrentar al poder sin miedo alguno.

Esa conciencia, por ejemplo, “se expresa cuando se es capaz de mostrar el cuerpo frente al Estado y sus instituciones para decirle, sin temor a las represalias, al jefe del Estado y de las fuerzas armadas: ‘usted no es bienvenido, usted es un asesino’”, escribió Lascano en alusión a la interpelación de la madre de Salvarcar.

Las notas de las madres de Salvarcar y Matamoros pudieron perderse en el caudal informativo sobre la violencia que desgarra la nación, más no fue así. El dolor y valentía de estas mujeres cimbró a la opinión pública con más impacto que cualquier marcha o desplegado realizados con el mismo fin. La indignación se manifestó en redes sociales del Internet, espacios ciudadanos en los medios de comunicación y charlas de sobremesa.

Estas mujeres están cambiando la percepción masiva de que la mayoría de los 28 mil muertos reconocidos por el gobierno de Felipe Calderón, como saldo de la “guerra” realizada en tres años y medio de su administración, son narcos que se mataron entre sí, y el resto cayó en enfrentamientos con fuerzas del Estado.

Otras madres, esposas, hermanas, quién sabe cuántas más, no vacilan en denunciar la tortura, desaparición o captura ilegal de los suyos por acusaciones falsas de ser criminales. Así aconteció con Guadalupe Meléndez, madre de Israel Arzate, uno de los dos jóvenes presentados como culpables por los hechos de Salvarcar, que asegura que su hijo, vendedor de discos piratas, es inocente y fue torturado para que aceptara los cargos.

¿Cuántos de los 28 mil muertos eran inocentes? ¿Cuántas personas más serán ejecutadas, torturadas, desaparecidas o encarceladas ilegalmente en los dos años de gobierno que le restan a Calderón? Ahora, en medio del tornado, pocos ven la dimensión del capítulo ensangrentado que vivimos en México. En el futuro serán cuantificados los daños con horror.

Sin embargo el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, una de las voces más lúcidas y respetadas en la defensa de los derechos humanos, ya se anticipó. En declaraciones a La Jornada considera que atestiguamos la destrucción del país, y que tal estrategia de seguridad “es una guerra de exterminio”.

En el segundo caso, mujeres víctimas de atrocidades de otra índole, han exhibido internacionalmente la ausencia de Estado de derecho en México.

Así lo hizo Tita Radillo, quien después de treinta años no claudicó en su empeño de que se hiciera justicia por la desaparición forzada de su padre Rosendo Radilla, en Guerrero, durante la estrategia contrainsurgente de los setenta. Ella logró que su caso fuera admitido en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), por el que México fue juzgado por primera vez por uno de los más de mil 200 casos de desaparición forzada durante la llamada guerra sucia.

La sentencia de la CoIDH fue contundente, y pidió que se eliminara el fuero militar. Al momento en que escribo estas líneas la Suprema Corte analiza si dicha sentencia sienta bases para declarar la inconstitucionalidad del fuero citado, lo que sería un hito en la lucha por los derechos humanos del país.

En la primavera del 2010 otros dos expedientes de mexicanas fueron admitidos por la CoIDH, los de las indígenas me´phaa Inés Fernández Ortega y Valentina Rosendo, quienes, por separado, denunciaron que en 2001 y 2002, respectivamente, fueron violadas por militares en la serranía de Guerrero.

Hace 35 años mujeres coraje como éstas también desafiaron al Estado. A mediados de los setenta un puñado de ellas, amas de casa y estudiantes, como la universitaria Blanca Hernández, rompieron el cerco mediático y policiaco militar de la guerra sucia. Se trató de las madres, esposas y novias de guerrilleros, media docena acaso, que se conocieron en las filas de ingreso los días de visita en el penal de Lecumberri de la capital mexicana.

Recordemos que entonces una veintena de grupos guerrilleros puso en jaque al gobierno de Luis Echeverría. Para 1974 y 1975, más de trescientos jóvenes ya estaban encarcelados por actos subversivos, a un número indeterminado se recluyó en cárceles clandestinas, y la estrategia de la desaparición forzada se aplicó en diversos estados.

Los presos guerrilleros de Lecumberri eran torturados y acosados, y a pesar de que algunos llevaban años de prisión, no recibían sentencia. Quedaban a su suerte sin que ningún periodista o abogado se atreviera a darles voz, pues se vivía la Guerra fría y eran calificados de “extremistas”. Estas mujeres nada sabían de revolución y lucha de clases. Sin embargo, como lo narro en México armado, su dolor e indignación las hizo vencer el miedo y enfrentarse al Estado.

Ellas obtuvieron la asesoría de los célebres abogados Carlos Fernández del Real y Guillermo Andrade Gressler, y fueron las precursoras en conectar a otras familias de jóvenes acusados de subversión en más cárceles del país.

Así se les unió Rosario Ibarra de Piedra, madre del guerrillero Jesús Piedra Ibarra, desaparecido en 1975. La madre interceptó a Echeverría por la suerte de su hijo en 38 ocasiones. Ella, y otras madres de desaparecidos, como algunas campesinas analfabetas de Guerrero, conformaron el Frente Nacional contra la Represión, por las Libertades Democráticas y la Solidaridad. Su búsqueda inquebrantable sacudió conciencias, aglutinó en su torno, de forma inédita, a 54 organizaciones de izquierda, lo que devino en el primer movimiento en defensa de los derechos humanos en la historia de México.

No sólo eso. La movilización de estas mujeres, que exigieron la presentación de desaparecidos, la apertura de cárceles clandestinas, y la amnistía para los cientos de muchachas y muchachos presos, fue el detonante de la Reforma Política de 1978. Esta Reforma es quizá la que más impacto político tuvo en México durante el Siglo XX, pues no sólo aprobó la amnistía para cientos de guerrilleros y campesinos invasores de tierras, sino que permitió finalmente a la izquierda participar en comicios electorales.

El primer registro electoral de izquierda fue para el Partido Comunista de México (PCM), que hasta 1978 fue perseguido. El PCM devino en posteriores transformaciones, y fue fundador en 1989, junto otros partidos de centro y de izquierdas, y una escisión del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido de la Revolución Democrática (PRD). A fines de los ochenta, y principios de los noventa, el costo del surgimiento del PRD fue de cerca de 700 militantes asesinados.

El partido se conformó con una mixtura de ex guerrilleros y luchadores sindicalistas, campesinos, feministas, muchos de ellos participantes, años atrás, del Frente mencionado. Conocemos el resto de la historia. El PRD olvidó a sus muertos, y nunca le dio justa representatividad a la voz y derechos de las mujeres. Ahora se alía con el Partido Acción Nacional (PAN), que llevó a Calderón a la presidencia, y elige a ex priistas como candidatos con tal de mantener sus cuotas de poder.

El naufragio en México del sistema de partidos, producto de la crisis global del capitalismo, deja a la ciudadanía más vulnerable que nunca, particularmente a las mujeres, jóvenes e infantes. Pero la lección que antes como ahora ellas nos dejan, es que no se necesita tener conciencia de clase ni ideológica para enfrentar las injusticias.

Su determinación ha rebasado movilizaciones y otras formas de lucha. Es una muestra de que el poder nunca es absoluto, y que siempre habrá maneras nuevas y diferentes de combatirlo para poner al descubierto la verdad oculta.

Lascano considera que esa conciencia emergente ahora está dispersa, pero se extiende y se hará más radical en el territorio nacional por el cúmulo de otros agravios, que también fracturan la indiferencia y sumisión generalizada, como el desempleo, golpes a los sindicatos, y la rabia de una juventud sin posibilidades de crecimiento e injerencia política, entre otros.

El reto, dice bien, será volcar la cólera en un movimiento combativo, diverso, incluyente, popular y organizado. Y en ese movimiento las mujeres deberán tener el espacio y voz que por derecho se ganaron.

La última trampa del Banco Mundial

Raúl Zibechi / La Jornada 24/09/2010

La difusión del reciente informe del Banco Mundial, Los recursos naturales en América Latina y el Caribe: ¿más allá de bonanzas y crisis? (13 de septiembre), podría contribuir al necesario y urgente debate sobre las estrategias más adecuadas para salir de la pobreza y la dependencia, afrontar los problemas sociales y ambientales que genera el extractivismo, y aprovechar una coyuntura favorable para conducir al continente hacia una ruptura con el neoliberalismo. No es que el informe del BM no aporte nada interesante, más bien parece una broma de mal gusto. Sin embargo, muchos gobiernos de la región, incluyendo a los llamados progresistas, parecen coincidir con algunas de sus conclusiones más nefastas.

La vicepresidenta para América Latina y el Caribe del BM, Pamela Cox, prologa el informe diciendo que los países de la región llegaron a ser de los más prósperos del mundo gracias a la producción de metales preciosos, azúcar, caucho, granos, café, cobre y petróleo. Rechaza que la explotación de los recursos naturales haya sido una maldición para la región y cree que las perspectivas a corto plazo son halagadoras por los altos precios del mercado. El propio informe asegura que las exportaciones de bienes primarios siempre han activado las economías de la región, llenando las arcas de los gobiernos, y que América Latina puede derivar beneficios significativos por ser la mina y el granero de las economías centrales. Por supuesto, no considera que los principales beneficiarios han sido las grandes multinacionales y los países del norte, nunca los exportadores de materias primas.

El enfoque monetarista del BM lo lleva a proponer que las ganancias extraordinarias que se obtienen por las exportaciones de minerales, hidrocarburos y productos agrícolas, cuyos precios se mantienen muy altos en los mercados globales, sean usadas para realizar ahorros que podrían luego utilizarse para estabilizar el gasto en los tiempos de crisis de esos bienes, como sostiene el informe firmado entre otros por Augusto de la Torre, economista en jefe del banco para América Latina y el Caribe. Censura las nacionalizaciones de las empresas que explotan recursos naturales y dedica parte sustancial de sus conclusiones a indicar los caminos más adecuados para evitar o minimizar los impactos sociales y los conflictos asociados con las industrias de extracción.

De este modo, el principal think tank neoliberal evalúa que es precisamente el alto precio internacional de las commodities lo que permite que la región esté atravesando exitosamente la crisis mundial, y no su creciente distanciamiento de las recetas del propio BM y del FMI. La fuerte dependencia de las exportaciones de materias primas, que suponen 24 por ciento de los ingresos fiscales promedio en la región, con casos que alcanzan hasta 49 por ciento, es causa de honda preocupación. Ya no se discute sobre el deterioro de los términos de intercambio, ni sobre la diversificación de las exportaciones, la industrialización y la soberanía alimentaria, cuestiones estratégicas que están siendo tapadas por la oleada de exportaciones de productos primarios que sobrexplotan los bienes comunes como el agua.

No es la primera vez que el BM hace pronósticos falsos y luego se desentiende cuando llegan resultados desastrosos. A mediados de la década de 1990 el BM promovía la privatización de las pensiones con el argumento de que el envejecimiento de la población llevaría al sistema público a la quiebra. Un reciente informe del diario El País asegura que el Círculo de Empresarios de España, con base en los análisis del BM, aseguraba en 1996 que el sistema público de pensiones tendría un déficit de 10 por ciento del PIB para el año 2000, cuando en realidad acumula ahorros equivalentes a 6 por ciento del PIB; en tanto, las pensiones privadas están al borde del colapso (El País, 19/9/10). En efecto, en Estados Unidos hay 31 estados que pueden quedarse sin dinero para pagar las pensiones privadas, mientras en el Reino Unido perdieron 37 por ciento de su valor.

En América Latina las voces que promueven un debate en profundidad sobre la intensificación de la explotación de la naturaleza siguen siendo minoritarias y, lo que es peor, no suelen ser escuchadas en las esferas oficiales. Ni siquiera en los gobiernos que se proclaman opuestos al capitalismo. En la campaña electoral venezolana, donde el domingo 26 se renueva la Asamblea Nacional, la derecha consiguió polarizar el debate instalando la cuestión de la seguridad ciudadana. Sin embargo, las diversas izquierdas no consiguen poner en cuestión un modelo de desarrollo que sigue siendo dependiente de la exportación de petróleo. Algo que no se modificó desde que en 1999 Hugo Chávez asumió la presidencia.

Es en este punto donde la inercia acerca los hechos concretos a las posiciones tramposas del BM. Mientras el capital mundial elabora propuestas para profundizar el modelo, las propuestas alternativas siguen sin ser escuchadas. Abarcan, empero, un amplio abanico: desde un neodesarrollismo hasta el sumak kawsay o buen vivir estampado en las constituciones de Ecuador y Bolivia. El economista Jorge Katz, inscrito en la primera tendencia, acaba de denunciar en el congreso anual de la Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina que el decil más rico en su país tiene un ingreso per cápita mayor que ese mismo sector en los países anglosajones, en tanto la población con menores ingresos es 20 veces más pobre que los estratos más bajos de los países desarrollados.

La fase actual del modelo neoliberal, aunque algunos prefieren hablar de posneoliberalismo cuando se trata de gobiernos progresistas, no puede sino generar polarización económica y social. En este caso, el progresismo interpone políticas sociales que no pueden modificar la distribución de la renta, pero son funcionales a la explotación de la naturaleza. No será sencillo salir del extractivismo. Pero nunca se conseguirá sin un profundo debate que anticipe la imprescindible confrontación con un modelo depredador.
-.-

Ashoka por sí misma. La intrusión del gran capital filantrópico en los movimientos sociales

Paco Puche /Ecoportal 24-09-10

Paco Puche analiza en profundidad en este artículo a la Fundación Ashoka, para consolidar su tesis de que, al igual que sucede con una institución homóloga, Avina, es una organización que bajo una apariencia benéfica está al servicio de las grandes empresas capitalistas y está especializada en recopilar información sobre reformadores sociales “con vistas a hacer, a la vez, más negocios y de camino eliminar las resistencias. Están intentando la cuadratura del círculo: ser, simultáneamente, saqueadoras y benefactores de sus damnificados”.

Pero en este creciente auge del simulacro sobre lo real, fundamental para las nuevas formas de ejercer y legitimar el poder, juega un papel clave la industria de la comunicación, ‘Public Relations’… Una actividad que se especializa en la “ingeniería del consenso” como forma de ampliar mercados y crear un clima político-social propicio a la expansión de las grandes empresas, al tiempo que se ayuda también a desactivar y vencer las resistencias. Una actividad de promover el ‘Bussines as Usual’ muy amplia que va desde el fomento del patrocinio, la filantropía corporativa, la promoción de grandes eventos y la proyección de marcas hasta la llamada responsabilidad social y ambiental corporativa. - Ramón Fernández Durán [i]

El texto de Fernández Durán, que abre este artículo, nos da las claves para situar el cómo opera el poder de las grandes empresas en la actualidad con vistas a hacer, a la vez, más negocios y de camino eliminar las resistencias. Están intentando la cuadratura del círculo: ser, simultáneamente, saqueadoras y benefactores de sus damnificados.

En la actualidad, el capitalismo que se precie necesita de muchas “relaciones públicas”, de abrir nuevos mercados de la mano de asociaciones locales que le hagan propicia su entrada, desactivar las resistencias de los damnificados y activistas anticapitalistas, desprestigiar al Estado (no anularlo pues ha de salvarlo de las crisis y mantener “la chusma a raya” como diría Chomsky), legitimar a las grandes empresas y a los ricos con sus obras filantrópicas… y seguir con los negocios como es habitual, es decir intentando las máximas ganancias y convirtiendo todo en economía de mercado, incluidos los bienes públicos y los comunes. Privatizar a marchas forzadas.

El caso de la Fundación Ashoka (como el de su homóloga Avina [ii]) nos servirá de ejemplo para ratificar la tesis de Ramón Fernández Durán.

Y vamos a seguir un procedimiento que, principalmente, va a consistir a dejar “hablar” a la propia entidad filantrópica de sí misma.

Qué pretende Ashoka

Se define como una fundación sin ánimo de lucro, fundada en 1981, cuya misión consiste en “dar a conocer la profesión de empresario social (…) que es la de aquella persona que utiliza todas sus habilidades para producir un cambio social (ver).

Su visión y estrategia se sostiene sobre tres columnas, según podemos leer en el hipervínculo anterior: “1) Ashoka invierte en sus empresarios sociales o “fellows”, financiera y profesionalmente, para ayudarles a que sus ideas cristalicen en un cambio social tangible y alcanzable en campos como la educación, el medio ambiente, la salud, los derechos humanos, el desarrollo económico y la participación ciudadana. 2) Ashoka promueve el empresariado grupal, o agrupaciones de empresarios que trabajan en áreas similares y que se enfrentan a retos parecidos. 3) Ashoka trabaja para desarrollar, en las diferentes regiones donde actúa, programas innovadores capaces de crear y mejorar la arquitectura global del sector social”.

O de forma más sencilla, Ashoka trabaja en tres niveles. En primer lugar en el apoyo financiero y profesional al emprendedor social en todo su ciclo de vida. En segundo lugar para reunir a las comunidades de emprendedores sociales y difundir y potenciar sus efectos. Por último, ayudar a construir la infraestructura y los sistemas financieros necesarios para apoyar el crecimiento del sector ciudadano y facilitar la difusión de la innovación social a nivel mundial (ver).

El punto de partida es el de los individuos a los que selecciona y con los que establece un contrato de colaboración remunerado (“Ashoka no apoya proyectos sino a personas”). Aunque dice que no pacta con las organizaciones, sí que vincula a sus asociados a los proyectos organizativos por los que han sido seleccionados (ver). Posteriormente establecen reuniones y redes entre los emprendedores (lo que llaman programa E2, de emprendedor a emprendedor) y trata de hacer “franquicias” con sus ideas por todo el mundo, en un ambiente y lenguaje empresarial. Para ello cuenta también con una red de emprendedores de negocios por todo el orbe que apoyan a la de emprendedores sociales.

Según Bill Drayton, fundador y director ejecutivo de Ashoka, “la colaboración entre las empresas y los emprendedores sociales pueden crear y ampliar los mercados a una escala no vista desde la Revolución Industrial. Estos mercados alcanzarán a todos, pero especialmente a los 4 mil millones de personas que todavía no forman parte de la economía formal del mundo. (…) La colaboración entre empresas y organizaciones de la sociedad civil ha llegado a un punto de inflexión: se está convirtiendo en un procedimiento operativo estándar. De hecho, creemos que si usted no está pensando en esa colaboración pronto será culpable de una conducta estratégica incorrecta” (ver). (Harvard Bussines Review, 2010)

En la misma línea, María Calvo directora de la entidad en España, dice que “Ashoka conecta a emprendedores sociales y empresarios para construir un ecosistema de iniciativas que respondan a las crecientes demandas sociales” [iii].

Bases ideológicas

Toda esta nueva retórica de emparentar a empresarios con activistas sociales está bien recogida en dos documentos ideológicos, de otras entidades, que perfilan este nuevo rol que se quiere asignar, desde el capitalismo, a ONGs y movimientos sociales.

Uno es el titulado “Las ONG del siglo XXI. En el mercado por el cambio” (ver), aparecido en 2005, realizado entre otros por el Glogal Compat de NNUU, patrocinado por multinacionales y difundida en castellano por la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) con la financiación de Avina. En él se concluye que las ONG “deben darse cuenta que los mercados son fundamentales para su futuro. Los mercados se están convirtiéndose en canales legítimos para el cambio social”.

Es el modelo en el que la economía monetaria rige la vida social y política y en el que la continuación del modelo empresarial, tal como es usual, es la única perspectiva de cambio. Implica que el capitalismo no tiene alternativa y que los negocios capitalistas (en la búsqueda del máximo beneficio) son la clave de la vida social. Es el paso de las sociedades con mercado a las sociedades de mercado.

El otro es el documento elaborado en 2007 por el World Resources Institute (WRI), con la colaboración del Banco Mundial, que se titula “Los siguientes 4 mil millones. Tamaño de mercado y estrategia de negocios en la base de la pirámide” (ver). Un documento con este nombre no podía dejar de ser patrocinado por las grandes transnacionales. En efecto, entre otras empresas, aparecen la Shell, Microsoft, Intel y Visa.

Sus descubrimientos ya nos empiezan a sonar. Dicen: “Cuatro mil millones de personas de bajos ingresos, la mayor parte de la población del mundo, constituyen la base de la pirámide. Nuevas mediciones empíricas de su poder de compra agregado y su comportamiento como consumidores sugiere oportunidades significativas para satisfacer sus necesidades a través de estrategias de mercado, aumentar su productividad e ingresos y facilitar su entrada en la economía formal”.

Esta es la cantinela que se repite por doquier: “hacer negocio con los pobres; “los pobres son el negocio de los negocios” (ver) y por tanto “los ricos tienen el legítimo derecho a hacerse más ricos” de resultas de esta pretendida subida de la marea que va a elevar a todos, chicos y grandes.

Estos documentos salieron antes de la gran crisis global en la que estamos y en la que lo único que se ha corroborado es que los ricos se están haciendo más ricos y los pobres más pobres.

Así pues, la retórica de Ashoka coincide a la perfección con la de los think tank del gran capital y, en general, de la economía neoliberal.

La retórica del cambio

Todo se encubre (función mistificadora y de lavado verde-social) en una retórica que bien vista está vacía de contenido.

El pasado enero y febrero (ver), coincidiendo con el Foro Social Mundial en Madrid, aparecieron en algunas ciudades grandes carteles propagandísticos de la Fundación Ashoka. En él se podía leer como lema de la entidad aquello de que “todos podemos cambiar el mundo”. Es una retahíla que repiten continuamente en sus escritos. El libro “oficial” de la Fundación, escrito por David Bornstein (que forma parte de la directiva de una curiosa entidad derivada de Ashoka llamada “Atlas Service Corps”), tiene por título “Cómo cambiar el mundo” [iv]

Esa retórica prometéica está vacía de contenido ¿Hacia dónde el cambio? ¿En qué dirección y en qué sentido?

Si uno recuerda unas coordenadas cartesianas sabe que hay una dirección horizontal (abcisas) y otra vertical (ordenadas), y que a la derecha de las primeras es positivo y a la izquierda negativo, igual ocurre con las ordenadas, hacia arriba es positivo y negativo hacia abajo, todo relativo al punto de cruce u origen de coordenadas. Y entre esas cuatro direcciones y sentidos hay cuatro espacios intermedios en los que pueden discurrir las los puntos, las líneas o las superficies. Igual en el espacio tridimensional.

Y es que podemos cambiar a peor, a mucho peor. Como dice Wolin [v]: “El progreso representaba un cambio constructivo... pero a partir de la segunda mitad del siglo XIX el cambio se convirtió en una empresa privada, imposible separar de la explotación y el oportunismo; éste implicaba una búsqueda incesante de todo cuanto pudiese explotarse, todo, desde la religión y la política hasta el bienestar humano... el cambio se convirtió rápidamente en estrategias premeditadas de maximizar beneficios”. Este parece el caso de Ashoka

Podemos cambiar ‘lampedusianamente’: “es necesario que algo cambie para que todo siga igual”. Este tipo de cambio también se le puede aplicar a Ashoka: retórica biensonante y negocio inclusivo al canto. No hay alternativas.

Y se puede cambiar hacia otro mundo posible, anticapitalista y verdaderamente sustentable, lejos de la retórica empresarial y de mercado total. En dirección distinta a la de las filantrópicas del gran capital y con otro sentido.

Desde la geometría del cambio, Ashoka apuntaría al favorecimiento del Norte rico mientras los movimientos sociales lo harían hacía el Sur empobrecido. E igualmente Ashoka se situaría en el eje vertical (socios-líderes carismáticos que mueven a las masas) y los movimientos antisistémicos se colocarían en el eje horizontal (de democracia asamblearia).

Ashoka, ¿filantrópica del gran capital?

Nacida en 1981, cuenta en la actualidad con unos dos mil quinientos socios emprendedores en cerca de 70 países, a los que ha financiado, al menos durante tres años, con un sueldo o estipendio mensual que puede alcanzar los 1.500 euros/mes. Por este renglón ha tenido que desembolsar alrededor de 135 millones de euros, en sus 29 años, a lo que habría que añadir el staff permanente y el asesoramiento que tienen por todo el mundo. Cantidades importantes para quién no tiene fuentes de financiación propias como Avina. Por eso se alían con grandes empresas para su financiación.

Una alianza estratégica esencial: con la Fundación (ver) Avina

Desde que 1993 hacen esta alianza, comparten ideología - “Ashoka no tiene un coemprendedor o aliado más cercano y duradero que Avina” (ver), comenta su fundador Drayton-; comparten socios líderes; comparten personas en las direcciones internacionales, por ejemplo Anamaría Schindler ocupa a la vez la co-presidencia de Ashoka y es miembro de la Junta directiva de Avina; han acordado “múltiples formas de colaboración local y global”, agendas compartidas y están juntas también en los llamados “negocios inclusivos”, en los que “las organizaciones de la sociedad civil colaboran con empresas para generar nuevos negocios rentables y con impacto social”.

Avina ha financiado, hasta 2007, “a más de 400 emprendedores sociales que se han convertido en parte integral de la red de Ashoka”.

La Fundación Avina obtiene su fuente de financiación del patrimonio de Stephan Schmidheiny, un magnate suizo que ha hecho gran parte de su fortuna (una de las 354 más grandes del mundo) del negocio del amianto (ver). En 1985 la familia suiza Schmidheiny, aliada con la belga Emsens, dominaban el 25% de todo el amianto-cemento producido en el mundo Un cálculo fiable cifra en 10 millones [vi] de personas las que habrán muerto a causa del amianto, contando desde el principio del siglo XX hasta 2030. Por eso su responsabilidad respecto a muchas de esas muertes es más que moral. En estos momentos se celebra en Turín el macrojuicio denominado del “genocidio del amianto” en la que el citado magnate es demandado por cerca de 3000 personas, dos mil de ellas ya fallecidas, y en donde se les piden indemnizaciones multimillonarias y, además, el fiscal ha solicitado cerca de 13 años de cárcel para el máximo responsable, algo a lo que los grandes poderosos no están acostumbrados dada su habitual impunidad. Por eso, ahora, Avina está en semiletargo en España y Latinoamérica, pero no así Ashoka.

En un trabajo reciente, se ha denominado la “triple A” (ver) al consorcio Amianto-Avina-Ashoka, en el que se analizan sus concatenaciones y corresponsabilidades. Va a resultar difícil para las organizaciones que han cedido su imagen, a través de sus socios cooptados y financiados por estas filantrópicas, desprenderse en alguna medida del polvo mortal del amianto.

Alianzas con grandes empresas multinacionales

Son significativas las que tiene Ashoka con tres grandes empresas (ver) que le sirven de apoyo: Mc Kinsey, la empresa líder mundial de consultoría de gestión, Hill&Knowlton, una de las principales empresas de relaciones públicas del mundo y Latham y Watkins, con más de 2.000 abogados en 26 oficinas de todo el mundo. Como se ve por todo lo alto, lo que por si solo justifica ese denominación de “filantrópica del gran capital”.

Para buscar financiación y proyectos comunes, se alía con las grandes empresas y fundaciones del mundo: por ejemplo con la UBS (Unión de Bancos Suizos) (ver) para buscar y conceder premios a los visionarios, como les llama, y que está dirigida básicamente a los miembros de su propia red de emprendedores sociales, y que trata, como dicen, de despegar hacia una senda de crecimiento de alto impacto. Se adivina, además, un intento de repescar a los emprendedores sociales becados que han terminado su contrato.

Se alía a la multinacional petrolera (ver) ExxonMobile para conceder premios en concursos de ideas innovadoras. Esta es la empresa que ha causado el mayor derrame de petróleo en la historia en Alaska que según Greenpeace aún continúa contaminando seres vivos.

Con Coca-Cola (ver) para buscar ideas innovadoras en las crisis del agua.

Con la banca Goldman Sachs, uno de las entidades financieras más importantes del mundo, de la que obtienen financiación.

Dicen de sí mismos: “Entre nuestros aliados estratégicos se encuentran, Bill& Melinda Gates Foundation, Robert Wood Johnson Foundation, Habitat for Humanity, Knight Foundation, National Geographic, Hewlett Foundation, Nike, Citi, y Rockefeller Foundation”

Esta alianza tiene especial importancia pues se obtiene financiación para proyectos de desarrollo rural sostenible en África la India.

El AGRA es la alianza entre la FAO y las Fundaciones Bill y Melinda Gates (ver) y Rockefeller para una nueva “revolución verde en África”. En ella no se habla de transgénicos pero sí de introducir semillas de alta tecnología [vii] con sus patentes incorporadas que sustituirán a las tradicionales. Monsanto, la multinacional que domina el 90% del mercado de las semillas transgénicas del mundo, y una parte importante de las otras semillas, presume de que se ha unido a la fundación Gates para desarrollar semillas tolerantes a las sequías. Las relaciones de ambas transnacionales son muy buenas, no en vano, en 2006, el vicepresidente de la multinacional (ver) Monsanto se unió a la fundación Gates, y el pasado mes de agosto la citada fundación ha invertido 20 millones de dólares en la compra de 500.000 acciones (ver) de Monsanto.

La alianza de 2009 entre Ashoka y la fundación Gates para África e India esta destinada a “elegir a más de 90 emprendedores sociales que difundirán prometedoras innovaciones para ayudar a salir de la pobreza a pequeños agricultores” (ver).

La Vía Campesina (ver) y la “filantropía” realmente existente

El pasado 10 de septiembre, la Vía Campesina (ver), entidad que coordina a más de 150 organizaciones miembros en 70 países de todo el mundo, emitió un comunicado de prensa en el que denuncia la compra de acciones de Monsanto por parte de la Fundación Bill y Melinda Gates.

El comunicado afirma que “desde 2006 esta Fundación ha colaborado con la Fundación Rockefeller, entusiasta promotora de cultivos transgénicos para los pobres del mundo, para implementar la Alianza de una Revolución Verde en África (AGRA), la cual está abriendo el continente a la semilla transgénica y a sustancias químicas vendidas por Monsanto, Dupont y Syngenta (…) En Kenya alrededor del 70% de los recipientes de fondos de AGRA trabajan directamente con Monsanto y sobre 100 millones de dólares en donaciones se han dado a organizaciones kenyanas conectadas a Monsanto”.

Como resultado “la Fundación Gates continúa empujando los productos de Monsanto los pobres, a pesar de la creciente evidencia de los peligros ecológicos, económicos y físicos de los cultivos transgénicos”. Concluye el comunicado diciendo, en palabras de su coordinador general en Jakarta, Henry Saragih, que “la Vía Campesina condena este desvío de la ayuda humanitaria con fines comerciales y esta privatización de las políticas alimentarias”.

Una mirada hacia dentro de la Fundación Ashoka

Su estructura de dirección se compone de un equipo de liderazgo y una junta directiva, en ambas domina la presencia del fundador Bill Drayton, que como otros directivos, procede de la consultora McKinsey & Co, una de las empresas aliadas de Ashoka. El fundador también es presidente de otra organización llamada Youth Venture, uno de cuyos miembros, Scout Beale, fundó en 2006 una ONG llamada Atlas Service Corps, dedicada a conceder becas a jóvenes para una estancia de tres años en EEUU y recibir formación en sectores no lucrativos.

Pues bien en sus órganos directivos (ver) junta de gobierno y consejo (ver) asesor compuesto de 18 personas, cuatro pertenecen a Ashoka (incluido su fundador Drayton), tres trabajan, o lo han hecho, en el Departamento de Estado de EEUU, una en el Departamento de Defensa, una para las compañías de defensa, una para la banca J.P. Morgan, una en la OEA, una para la Dupont y otra ha trabajado en el Banco Mundial.

Como se ve unos currículos muy ligados a las grandes empresas y al gobierno de los Estado Unidos, país de origen de Ashoka.

Un superlíder de Ashoka: Hernando de Soto

Al igual que en Avina, que cuenta entre sus filas como socio-líder a Gustavo Grobocopatel, llamado en Argentina “el rey de la soja transgénica”, Ashoka cuenta en las suyas con este famoso economista neoliberal, desde 2007.

Ha sido asesor del ex presidente peruano Fujimori, ha representado al Perú en las negociaciones del Tratado Libre Comercio (TCL) con EEUU y ha intervenido en los recientes acontecimientos Bagua (Perú), en la línea del presidente Alan García, recomendando la privatización de los bienes comunes de los indígenas. Su Fundación ha recibido de los gobiernos canarios y español, en los últimos años, una subvención de 700.000 euros para hacer un prediagnóstico de la situación de la economía (ver) informal de Senegal, Mali, Níger y Cabo Verde.

Su filosofía es que los problemas del capitalismo se resuelven con más capitalismo y que hay que dividir los bienes comunes y colectivos y dar títulos de propiedad que puedan servir para entrar en la economía bancarizada. Es lo que llama “integrar a los parias en el capitalismo” y explica que “los pobres son pobres porque no tienen registro de propiedad”.

Los movimientos alternativos rechazan su presencia. En 2005, la Vía Campesina pidió la sustitución de De Soto en la Comisión sobre potenciación legal de los pobres que se iba a presentar en NNUU. Decían también que “nos oponemos a que las políticas e ideología de Hernando de Soto sean la base de la comisión”.

Ashoka ha cooptado a de Soto para su Academia Global, que es esa alta instancia de la fundación formada por unos cuantos líderes mundiales que proporcionan orientación conceptual y de representación para sus emprendedores sociales (esta institución incluye también al célebre banquero de los microcréditos Yunus y al fundador de Transparencia Internacional, Peter Eigen).

La importancia de la información y la imagen

En la entrevista realizada al periodista Gabriel Sánchez, aparecida recientemente en “redes cristianas”[viii], el entrevistado argumenta a favor de la unión de todos los damnificados de la siguiente manera:

“-En la Unión de Asambleas Ciudadanas (de Argentina) desarrollamos una actividad de relación lo más amplia posible. Con reservas, por supuesto. Hay ciertas ONGs transnacionales con las que no aceptamos compartir, ni siquiera en eventos masivos, y que nos merecen el mayor de los cuidados.

- ¿Por ejemplo?

- Por ejemplo Avina.

- ¿Y por qué razones?

- Porque Avina viene desarrollando una actividad de concentración de la información que generan las personas más destacadas en estas luchas. Se preocupa por obtener contacto y lograr influencia sobre los líderes principales en este campo, a los que tratan de atraer de mil maneras, con una finalidad que no compartimos. Reúnen masas de información detallada y preciosa, de áreas, de sitios, de organizaciones, nombres de personas, en una tarea que se parece mucho a la de un servicio de inteligencia”.

Y disponen de esa información de una manera que escapa completamente a nuestro control y sin que quienes brindan la información tengan participación alguna en cuanto a decidir quién tiene acceso a ella o para qué es usada. Teniendo en cuenta que se trata de una organización transnacional, esto es doblemente inquietante. Por otro lado, lo que no es menos grave, la última versión de Avina viene adornada con la pertenencia a la misma de Grobocopatel, que es uno de sus flamantes socios. Entonces, ¿cómo vamos a poder pelear contra el glifosato, por ejemplo -que es un veneno reconocido- si pertenece a la organización el rey del glifosato y uno de sus mayores defensores?"

Claramente, es el mismo planteamiento que puede trasladarse al comportamiento de su fundación hermana Ashoka.

Como cuenta Bornstein en su libro sobre Ashoka (Ver nota 2) “una de las primeras preocupaciones (de Drayton y su equipo) era que una organización especializada en recopilar información sobre reformadores sociales despertaría sospechas de tener que ver con la CIA o el KGB (p.39)”. Sin comentarios.

Riguroso proceso de selección de “emprendedores”

Todo lo anterior tiene sentido porque la cooptación de emprendedores pasa por un riguroso filtro (ver) de selección que consta de cinco fases:

1. nominación, a través de una red extensa de “nominadores” que son como antenas de Ashoka

2. presentación preliminar en donde se pide un resumen de su idea, que rellene un cuestionario y formalice su pretensión, y después se le hace una primera entrevista;

3. la evaluación de una segunda opinión en la que el candidato es sometido a una entrevista entre 3 y 7 horas;

4. panel de selección que es un equipo dirigido por un miembro de la junta directiva internacional, y que somete al candidato a una entrevista de al menos una hora

5. aprobación de la Junta Directiva Internacional que revisa cuidadosamente el perfil de cada candidato.

Al menos en algunos casos en el proceso de selección, nos consta que los meramente presentados han de autorizar formalmente “a utilizar mi nombre, fotos y contenido de mi presentación en materiales Ashoka y Changemakers, comunidad online de innovaciones sociales (… con ello) acuerdo que no voy a recibir una compensación monetaria (…) Fotos impresas y digitales no serán devueltas”, como cuentan ellos mismos.

Ashoka en España

En 2005 la organización mundial Ashoka lanza en España su programa de apoyo a emprendedores (ver) sociales.

Según su fundador, por el perfil de las personas que cooptan, su experiencia les dice que la posibilidad de encontrar a una persona de estas características es de una por cada 10 millones. Por eso cada año en España han seleccionado una media de cinco personas, y por tanto en la actualidad han pasado o están en ello, treinta emprendedores sociales, que han recibido un sueldo mensual de unos 1.500 euros durante tres años, para que puedan liberarse de sus ocupaciones habituales y dedicar todo su tiempo a desarrollar su proyecto. Con este procedimiento no hay más de unas quince personas que simultáneamente reciban el estipendio. Como cada año los emprendedores sociales, en su calidad de “nominadores” proponen, al menos, tres personas potenciales socios de Ashoka, como mínimo examinan a más de 50 líderes sociales, con ese perfil exigente que tienen establecido. Una fuente de información de primera calidad para una fundación extranjera que por sí sola no tendría nada que hacer a este respecto.

Operan a la manera del sistema endocrino cuando una hormona auténtica ha sido sustituida por una intrusa y sigue necesitando un receptor particular con el que acoplarse para ejercer su función. Como “hormona social” impostora, busca receptores locales en los movimientos sociales, a los que llama líderes-socios o emprendedores sociales y que sigilosa e inevitablemente, produce los consabidos trastornos de confusión, división y anestesiamiento de los mismos.

Se registró en España el 25 de octubre de 2003, como se puede ver el BOE (ver) correspondiente. Se inscribe como fundación cívica. Los patronos son: Carlos Muñana que es un especialista en inversiones internacionales y que ha pasado la mayor parte de su carrera como director-gerente de la banca J.P. Morgan, en América Latina; Oliver Kayser, es Vicepresidente de Ashoka y ha trabajado mucho tiempo como director de la McKinsey&Co; la tercera es Valeria Budinich, vicepresidenta de Ashoka. María Zapata, la secretaria de la fundación, ha trabajado para la General Electric unos ocho años. Se repite la pauta de que los personajes con más poder dentro de la fundación que están, o han estado, vinculados a grandes empresas trasnacionales. Es el caso de Avina que, por ejemplo, el segundo de Schmidheiny, Brizio Biondi-Morra, fue gerente de la Du Pont para Europa. Es el gran capital claramente el que organiza y suministra las ideas a estas fundaciones.

En España han penetrado en diversos sectores de la sociedad, pero lo preocupante para los movimientos alternativos (como asociaciones en defensa del agua, plataformas para el desarrollo rural, banca ética, etc.) es que han penetrado también en ellos, bien Ashoka o bien Avina, que viene a ser lo mismo.

Aviso a los movimientos sociales

La cuestión que se plantea a los movimientos sociales alternativos es que algunos de sus líderes se están dejando cooptar con cierta facilidad. En poco tiempo, menos de diez años, Avina y Ashoka han penetrado en movimientos alternativos de agua, rurales, ecologistas, de derechos humanos, banca ética, etc. Y, aunque, unos y otros sostengan el carácter individual de sus compromisos, el hecho es que las organizaciones por las que les han financiado han quedado afectadas por estas fundaciones. No en vano siempre que aparece un socio-líder o un emprendedor social aliado a estas fundaciones, aparece el nombre de la organización de la cual es líder.

Hasta ahora ninguna de las asociaciones concernidas ha hecho, que sepamos, reclamación alguna al uso que Ashoka hace de sus siglas, sin su permiso en muchos casos. Las asociaciones que conozco en las que alguno de sus socios han pasado por Avina o Ashoka no han recibido permiso alguno, ni decisión de la asamblea correspondiente, para que estas fundaciones usen su nombre. Alguien debería pedir responsabilidades.

(Una reflexión: No habría estos problemas si no hubiese líderes carismáticos, sólo direcciones comunes y democracia asamblearia. Pero así, sostienen los empresarios capitalistas no se puede llevar una empresa. Y estamos tratando con fundaciones del gran capital que tratan convertir a cualquier clase de organización en una empresa).

Cuando los contratos de tres años con Ashoka terminan la gente se queda como los políticos profesionales, que han perdido parte de sus vinculaciones profesionales. Por eso Ashoka sigue ofreciendo la red a sus ex contratados e inventa otros medios para dar continuidad a aquellos líderes que siguen siendo de su interés. La experiencia nos dice que los líderes pasados por Avina o Ashoka, al final de su contrato, terminan sin la menor crítica a estas fundaciones e incluso dando las gracias por los servicios prestados y haciendo votos de seguir en las redes, descubiertas en ese tiempo de estancia en las filantrópicas.

Sería pertinente por parte de los movimientos sociales alternativos una resistencia [ix] o defensa propia para que no se introduzcan entre nuestras filas. Es necesario que nos planteemos con seriedad qué está pasando que ni siquiera lo hemos advertido y, partir de estas experiencias, reflexionar con quién nos aliamos y cómo nos financiamos.

Como muchos analistas están ya viendo, se está produciendo una alianza entre algunas ONGs y multinacionales para salvar el capitalismo, lo que ha sido denominado “las incestuosas relaciones de las ONG y las transnacionales” (ver).

Con un mundo en quiebra ecológica y moral a causa del capitalismo, no debe estar permitido a los movimientos sociales la menor alianza con el mismo. www.ecoportal.net

Paco Puche - Librero y ecologista - España - Colaborador de la Revista El Observador - www.revistaelobservador.com - Setiembre de 2010

Para más información, puede consultar el Informe Avina (ver) realizado por Paco Puche

Referencias:

[i] Fernández, R. (2009). La tercera piel. Sociedad de la imagen y conquista del ama, Rebelión 15.07.2009

[ii] Puche, P (2009). “El caso de Avina , Ashoka y otras entidades filantrópicas (Aviso para los movimientos sociales)”, El Observador marzo 2009

[iii] En, http://www.slideshare.net...

[iv] Bornstein, D. (2005), Cómo cambiar el mundo. Los emprendedores sociales y el poder de las nuevas ideas., Debate.

[v] ”Sheldon S. Wolin, Democracia S.A., 2008, Katz Editores.

[vi] En, http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/81610

[vii] Shand, H. (2008). “ Privatizar la asistencia como estrategia de mercado” Grupo ETC

[viii] http://www.redescristianas.net...

[ix] Puche, P. (2010). “Amianto, una fibra mortal e invisible”, Ecologista, nº 66, otoño 2010