18/6/10

Se fue Saramago… el único crítico serio de “dios”

Enrique Castillo González / Kaos en la Red 18/06/2010

Hoy los periódicos nos dicen que hace algunas horas murió José Saramago, a los 88 años el escritor antes poeta se separó del añoso cuerpo de arrugada piel y fluidos incontrolables para salir en fuga hacia el cielo, pero, ¡oh contrariedad!; seguramente que al estar frente a las rejas que custodia san Pedro, el tenedor de las llaves del paraíso apuntará con índice definitivo hacia el nadir y dirá, “tú lugar es allá abajo”, y como respuesta a san Pedro, el que escribiera “el evangelio según Jesucristo” no hará mas que dibujar media sonrisa y con las manos en las bolsillos caminará hasta los infiernos.

Además de ese Evangelio Saramago (apellido tomado del apodo familiar) a los 85 años escribió “Caín” con ese escrito se ganó algo más que la excomunión; permita que inserte un fragmento de la obra y después proponga una sentencia, ya con vuestra venia va entonces.- “Cuando el señor, también conocido como dios, se dio cuenta de que a adán y eva, perfectos en todo lo que se mostraba a la vista, no les salía ni una palabra de la boca ni emitían un simple sonido, por primario que fuera, no tuvo otro remedio que irritarse consigo mismo, ya que no había nadie más en el jardín del edén a quien responsabilizar de la gravísima falta, mientras que los otros animales, producto todos ellos, así como los dos humanos, del hágase divino, unos a través de mugidos y rugidos, otros con gruñidos, graznidos, silbos y cacareos, disfrutaban ya de voz propia. En un acceso de ira, sorprendente en quien todo lo podría solucionar con otro rápido fíat, corrió hacia la pareja y, a uno y luego al otro, sin contemplaciones, sin medias tintas, les metió la lengua garganta adentro”.

Es decir, el casi nonagenario escritor portugués llegó al extremo de debatir con dios (escribía con minúsculas el nombre de Dios) a cuestionarlo, lea usted lo que José dijo de Dios “dios es sanguinario-caprichoso-sádico”.

Fiel a su espíritu en 1969 se inscribió en el partido comunista Portugués, participó en la escandalosa –revolución de los claveles – pero aseguran que su estilo limpio y su prosa casi poética la adquirió cuando conoció a Pilar del Río, periodista con la que se casó en 1988, año en que, no por casualidad obtuvo, seguramente sin esperarlo, el premio Nóbel de literatura.

De Saramago me quedo solo con una frase, alguna vez explicó ante el embate de sus críticos, (que vaya que tiene mal querientes) “…son como perritos de Pavlov, responden inmediatamente al estímulo”

Acá, los surrealistas, estamos atorados tratando de entender a Saramago, algunos apuestan que fue el espíritu libre de los lusitanos, navegantes milenarios y por añadidura viajeros de alma y cuerpo los que pusieron la pluma y las ideas en José, otros juran y perjuran que desde el error mal sano del juez que lo registró quitándole el apellido paterno De Sousa para darle uno nuevo y propio “Saramago”, José tomó la libertad de escribir con letras más ligeras que plumas de paloma, pero, la verdad, y esa solo yo la se, es que el éxito del longevo escritor estriba en haber encontrado a una “Del Río” pues mujer que lleva ese apellido acarrea el título de “musa” ungido sobre la piel o guardado bajo las alas incompletas de sus estéticos brazos.

Así pues la mitad menos importante de José Saramago se murió, y no queda ni la posibilidad de rezar por el eterno descanso de su alma pues José se peleo con dios y seguramente el creador lo tiene ocupado en otras artes. Luego entonces…!NO¡ descanse en paz.

Ultimo patrullaje.- y es que tener la mirada frente a uno, de una señora Del Río, es recibir inspiración a manos llenas.

Balazo al aire.- todo libre pensador debe leer “Caín”

Hasta siempre Saramago

Adios a un hermano de los saharauis, nunca te olvidaremos

CARTA DE JOSÉ SARAMAGO A AMINETU HAIDAR

22 de Noviembre de 2009

Querida Aminatu Haidar,

Si estuviera en Lanzarote, estaría contigo.

Y no porque sea también un militante separatista, como te ha definido el embajador de Marruecos, sino precisamente por todo lo contrario: creo que el planeta es de todos y todos tenemos derecho a nuestro espacio para poder vivir en armonía. Creo que los separatistas son los que separan a las personas de su tierra, la expulsan, tratan de desarraigarla para que, siendo algo distinto a lo que son, unos alcancen más poder y los otros pierdan su propia estima y acaben siendo engullidos por la sinrazón.

Marruecos con El Sahara incumple todas las normas de buena conducta. Despreciar a los saharauis es la demostración de que la Carta de los Derechos Humanos no se ha instalado en la sociedad marroquí, que no protesta con lo que se le hace al vecino, y es, sobre todo, la evidencia de que Marruecos no se respeta a sí mismo: quien está seguro de su pasado no necesita expropiar al de al lado para expresar una grandeza que nadie nunca reconocerá. Porque si el poder de Marruecos acaba doblegando a los saharauis, ese país, admirable por otras cosas, habrá obtenido la más triste victoria, una victoria sin honor, sin brillo, levantada sobre la vida y los sueños de tanta gente que quería vivir en paz en su tierra y con sus vecinos para, todos juntos, hacer del continente un lugar más habitable.

Querida Aminatu Haidar,

Has dado un ejemplo valioso que en todo en mundo se reconoce. No pongas en riesgo tu vida porque te quedan por delante muchas batallas y eres necesaria. Tus amigos, los amigos de tu pueblo, tomaremos el relevo en los foros que sean necesarios.

Al Gobierno de España le pedimos sensibilidad. Contigo, con tu gente. Ya sabemos que las relaciones internacionales son muy complejas, pero hace muchos años que se abolió la esclavitud para las personas y para los pueblos. No se trata de humanitarismo: las resoluciones de Naciones Unidas, el Derecho Internacional y el sentido común están de un lado, y en Marruecos y en España se sabe.

Dejemos que Aminatu regrese a casa con el reconocimiento de su valor, a las claras, porque son personas como ella quienes dan personalidad a nuestro tiempo, y sin Aminatu todos seríamos más pobres.

Aminatu no tiene un problema, lo tiene Marruecos. Y puede resolverlo, tendrá que resolverlo y no solo para una mujer frágil, sino para todo un pueblo que no se rinde porque no puede entender ni la irracionalidad ni la voracidad expansionista, propia de otros tiempos y de otro grado de civilización.

Un abrazo muy fuerte, querida Aminatu Haidar.

José Saramago

--------------------


ENTREVISTA: JOSÉ SARAMAGO - Premio Nobel de Literatura

"Seremos moralmente más pobres si Aminetu Haidar se muere"

EL PAIS. JUAN CRUZ 04/12/2009 "Todos seremos moralmente más pobres si Haidar se muere", dijo José Saramago en esta entrevista en la que cuenta cómo vio a la militante saharaui cuando fue a encontrarse con ella el último martes en el aeropuerto de Lanzarote, donde esta mujer de 44 años hace huelga de hambre. Saramago reside en Lanzarote desde 1993, con su mujer, la periodista y traductora Pilar del Río.

"La reacción del Gobierno de Rabat es de una crueldad increíble"

Pregunta. Fue a solidarizarse.

Respuesta. Y a ayudar, como otros tantos, a algo que me parece fundamental, aparte de los factores de la historia política: para ayudar a que esta mujer no se muera. Eso me parece básico, y por eso fui.

P. ¿Qué hacer?

R. Para que no se muera se necesita encontrar una solución. Creo que el Gobierno español está tratando de veras de encontrar una salida, pero todas las gestiones se le han ido complicando, día a día. Sólo se puede confiar en que Zapatero tenga fuerza y con esa fuerza logre un buen fin. Y el buen fin es que esta agonía no se prolongue hasta que sea demasiado tarde. La salud de Haidar es cada vez más precaria, todos podemos verlo. Y cualquier cosa puede ocurrir en cualquier momento.

P. ¿Qué sintió usted cuando la encontró?

R. Fui para ayudarla a vivir, como otros, ya se lo dije. Y cuando he estado con ella, el martes, se hablaba de que podía haber una solución pronto. Lo creía ella misma, sonreía ante esa perspectiva. Había una atmósfera de satisfacción. Y no pasó nada, y han pasado los días y esto no mejora nada... Fíjese en las notas del cónsul marroquí y en las reacciones brutales, de una crueldad increíble, del Gobierno de Rabat...

P. ¿Usted espera que un arbitrio internacional zanje el problema?

R. Todas las esperanzas están puestas en eso, pero se desvanecen... Aunque intervenga la ONU, sus mecanismos son muy lentos, y esta mujer no puede esperar... Si Marruecos cumpliera, o hubiera cumplido, las resoluciones de la ONU, el conflicto que plantea el Sáhara se habría resuelto, porque el Sáhara Occidental ya sería independiente, probablemente... Pero hay en el mundo algunos países a los que las resoluciones de la ONU les importan un pepino, y entre ellos está Marruecos. Otro de esos países que no tienen en cuenta los dictados de la ONU es Israel, que con respecto a Palestina adopta la misma actitud de Rabat ante el Sáhara. No les importa lo que la ONU diga. Se permiten volver la espalda ante la presión internacional.

P. Estuvo con ella. Al volver a casa, ¿cómo valoró la naturaleza humana del drama que plantea la situación de Haidar?

R. Me parece que una mujer como ésta, que tiene unos hijos encantadores, y aquí tengo las fotos de su familia, haya decidido dar un paso tan arriesgado denota una firmeza fuera de lo común. Que la hayan conducido a esta situación lleva a pensar que la capacidad de desprecio por la naturaleza humana es infinita en la crueldad de algunos. No podemos permitir que esta mujer se muera. Vamos a ser moralmente más pobres si la dejamos morir.

P. Esto sucede en Lanzarote; Canarias es vecina muy próxima del Sáhara. ¿Alguna reflexión sobre lo que esto supone para las islas?

R. Cuando se me habla de los canarios pienso siempre que deberían preocuparse más de sus islas, donde se producen fenómenos de corrupción que avasallan y que no despiertan aquí, parece, demasiada preocupación. Si no se preocupan por lo que sucede en su casa, ¿cómo van a preocuparse de manera eficaz de lo que sucede en el Sáhara, por muy cerca que esté? Sin duda hay grupos que están haciendo mucho por solidarizarse con la situación, por ayudar a esta mujer y a su pueblo, pero chocan con la barrera infranqueable de Marruecos, que impide cualquier negociación. Estos colectivos hacen lo que pueden, claro. En cuanto a Canarias, repito que independientemente de esos colectivos lo que percibo es que los ciudadanos de las islas tienen que cambiar de mentalidad, preocuparse más por sus problemas, convertir su territorio en un verdadero archipiélago unido, y acabar con una situación en que cada isla va a lo suyo.

Fuente: Poemario por un Sahara Libre

Fallece el Nobel José Saramago

Alejandro Gutiérrez / Proceso 18/06/2010

Madrid, (apro).- El escritor portugués José Saramago, premio Nobel de Literatura, falleció hoy en su vivienda en Tías, Lanzarote, en las Islas Canarias, a los 87 años, a causa de neumonía crónica, informó la editorial Alfaguara, que publica sus libros en España.

“El escritor portugués y premio Nobel José Saramago ha muerto en torno a la una menos cuarto de la tarde hora de Canarias”, dice la comunicación de dicha editorial.

Saramago murió en compañía de su mujer y traductora, Pilar del Río, tras pasar una noche tranquila, desayunar con normalidad, y mantener una conversación con su pareja. Pero después comenzó a sentirse mal y al poco tiempo falleció, explicó a EFE una fuente de la familia.

Pese a la debilidad de su salud, Saramago publicó a fines del 2009, la novela Caín, que muestra una irónica mirada al viejo testamento que provocó una reacción crítica de la Iglesia Católica.

Con motivo de la salida de este libro, Saramago le dijo al periodista Francesc Relea de El País, “hay quien me niega el derecho de hablar de Dios, pero no creo. Y yo digo que tengo todo el derecho del mundo. Quiero hablar de Dios porque es un problema que afecta a toda la humanidad”

Asimismo, el premio Nobel fue uno de los intelectuales que mostró una mirada crítica hacia la justicia española ante el juicio abierto contra el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, y por impedirse el juicio por los crímenes del franquismo.

Su obra se compone de 17 novelas y numerosos ensayos, artículos y cuentos.

Nació en Azinhaga, Portugal, el 16 de noviembre de 1922 en el seno de una familia campesina. En Lisboa cursó sus estudios de primaria pero no pudo terminar su instrucción de secundaria debido a las dificultades económicas de la familia.

A sus 12 años, Saramago ingresó a una escuela de enseñanza profesional para aprender el oficio de cerrajero mecánico, actividad en la que se desempeñó durante un tiempo.

Desde esa época gracias a su interés por la literatura frecuentaba la biblioteca pública de Portugal.

El portal de su fundación, da a conocer sobre su biografía que, así, “sin ayudas ni consejos apenas guiado por la curiosidad y por la voluntad de aprender, que mi gusto por la lectura se desenvolvió y pulió”.

Vinculado con el medio literario, Saramago publicó su primer libro en 1947, titulado “A Viúva” (La Viuda, en castellano), pero que por razones editoriales se publicó con el nombre de Terra do Pecado (Tierra del pecado).

Después publicó su novela Clarabóia (Claraboya), que permanece inédita.

En la editorial “Estúdios Cor” inició también su labor como traductor de autores como León Tolstoi y Charles Baudelaire.

Después vino su etapa de mayor madurez productiva con títulos como Memorial del Convento (1982) y con Ensayo sobre la ceguera (1995), lo que le proyectó como uno de los mejores novelistas contemporáneos.

En 1971 también tuvo experiencia como periodista, al ingresar como responsable del suplemento cultural del Diário de Lisboa, y años después fungió como director adjunto del Diário de Noticias, el cual abandonó después por motivos políticos.

El escritor y semiólogo Humberto Eco dijo de él: “Saramago hace que el lector viaje en una niebla láctea”.

Saramago tomó distancia de Portugal dos años después de publicar El Evangelio según Jesucristo (1991), el cual fue censurado en su país por su crítica frontal a la religión católica.

Entonces, Saramago se fue a radicar a Lanzarote, porque el gobierno portugués vetó la presentación del libro al Premio literario europeo.

Ahí escribió su libro Ensayo sobre la ceguera (1995) y Todos los nombres (1997). Un año después le fue otorgado el premio Nobel de Literatura.

En las entrevistas que se le hicieron al darse a conocer el galardón, Saramago dijo, “he sentido una emoción muy fuerte y, como ocurre casi siempre con todas las emociones fuertes, uno no se entera:; lo sufre, lo siente, pero verdaderamente no se entera, y es con el paso del tiempo cuando uno se da cuenta de lo que ha ocurrido”.

En noviembre pasado, cuando presentó su libro Caín, Saramago anunció que ya trabajaba en su siguiente libro, que se refiere a la industria del armamento, sobre quién las fabrica y quién trafica con ellas, así como quién muere por esa razón.

“La vida no tiene importancia”, dijo el autor en esa oportunidad.

_______________________________________________________


La sangre en Chiapas

José Saramago

Toda sangre tiene su historia. Corre sin descanso en el interior laberíntico del cuerpo y no pierde el rumbo ni el sentido, enrojece de súbito el rostro y lo empalidece huyendo de él, irrumpe bruscamente de un rasguño de la piel, se convierte en capa protectora de una herida, encharca campos de batalla y lugares de tortura, se transforma en río sobre el asfalto de una carretera.

La sangre nos guía, la sangre nos levanta, con la sangre dormimos y con la sangre despertamos, con la sangre nos perdemos y salvamos, con la sangre vivimos, con la sangre morimos. Se convierte en leche y alimenta a los niños en brazos de las madres, se convierte en lágrima y llora sobre los asesinados, se convierte en revuelta y levanta un puño cerrado y un arma.

La sangre se sirve de los ojos para ver, entender y juzgar, se sirve de las manos para el trabajo y para la caricia, se sirve de los pies para ir hasta donde el deber la manda. La sangre es hombre y es mujer, se cubre de luto o de fiesta, pone una flor en la cintura, y cuando toma nombres que no son los suyos es porque esos nombres pertenecen a todos los que son de la misma sangre.

La sangre sabe mucho, la sangre sabe la sangre que tiene. A veces la sangre monta a caballo y fuma en pipa, a veces mira con ojos secos porque el dolor los ha secado, a veces sonríe con una boca de lejos y una sonrisa de cerca, a veces esconde la cara pero deja que el alma se muestre, a veces implora la misericordia de un muro mudo y ciego, a veces es un niño sangrando que va llevado en brazos, a veces diseña figuras vigilantes en las paredes de las casas, a veces es la mirada fija de esas figuras, a veces la atan, a veces se desata, a veces se hace gigante para subir las murallas, a veces hierve, a veces se calma, a veces es como un incendio que todo lo abrasa, a veces es una luz casi suave, un suspiro, un sueño, un descansar la cabeza en el hombro de la sangre que está al lado.

Hay sangres que hasta cuando están frías queman. Esas sangres son eternas como la esperanza.

Tomado de: el cuaderno de Saramago. 1 /09/ 2009

http://cuaderno.josesaramago.org



SOBRE CHIAPAS

José Saramago

Cada mañana, cuando nos despertamos, podemos preguntarnos qué nuevo horror nos habrá deparado, no el mundo, que ése, pobre de él, es sólo víctima paciente, sino nuestros semejantes, los hombres. Y cada día nuestro temor se ve cumplido, porque el ser humano, que inventó las leyes para organizarse la vida, inventó también, en el mismo momento o incluso antes, la perversidad para utilizar esas leyes en beneficio propio y sobre todo, en contra de los demás. El hombre, mi semejante, nuestro semejante, patentó la crueldad como fórmula de uso exclusivo en el Planeta y desde la perversión de la crueldad ha organizado una filosofía, un pensamiento, una ideología, en definitiva, un sistema de dominio y de control que ha abocado al mundo a esta situación enferma en que hoy se encuentra.

Fuimos a México, a Chiapas, al centro del dolor y al corazón de nuestro pasado, al único lugar donde el conocimiento podía producirse. Fuimos a Chiapas y nos vimos reflejados en las miradas de los niños sobrevivientes de las matanzas de la historia, en los ojos negros de los niños mutilados, en la paciencia incomprensible de los ancianos que nos observaban, quizá queriendo comprender también ellos. Viendo a los indios chiapanecos descubrimos nuevos rostros de la lógica del poder, tan igual siempre, tan inmutable a lo largo del tiempo, de las generaciones y de los usos políticos.

Estuvimos en Chiapas. Vimos las casas de los indios, los campamentos de desplazados, los asentamientos provisionales y los considerados definitivos. Conocimos sus propuestas para el futuro, que para ellos siempre será imperfecto, y que están reflejados en los Acuerdos de San Andrés que el gobierno suscribió y ahora no quiere respetar. Vimos al ejército mexicano con uniformes de campaña y equipado para iniciar una guerra. Vimos a los compañeros y compañeras internacionalistas asistiendo a niños desnutridos y a mujeres jóvenes que han perdido su dentadura y el cuerpo se les ha resquebrajado como se desquebraja el barro seco que sostiene sus pobres casas. Vimos la pobreza, la humillación, el dolor, pero también vimos la dignidad en las palabras del guerrillero que nos describía por qué decidió rebelarse y secundar el llamamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, último y quizás único recurso para frenar el lento genocidio que vienen padeciendo los indios de México y del resto de América.

Porque los indios de Chiapas no son los únicos humillados y vencidos del mundo: en los cinco continentes se repiten cada día situaciones de vejación y crimen contra grupos, etnias, pueblos, en definitiva, contra los pobres de los pobres, contra lo que el sisitema imperante, el capitalismo autoritario que rige el mundo, considera inútil para sus objetivos y por lo tanto, descartable, saldo, material de derribo susceptible de eliminación sin pagar por ello. Sin que los auténticos responsables paguen por ello, como una y otra vez estamos viendo.

Sin embargo, en Chiapas se ha dicho basta. Los indios se han organizado para combatir y negociar. En torno al subcomandante Marcos, han plantado cara al gobierno y han dado una lección de dignidad al mundo, y esto no es retórica. La decisión firme de vivir otra vida la percibimos en los hombres y las mujeres con las que hablamos, en la firmeza y en la rotundidad de gestos y palabras, en la nueva concepción que de ellos mismos tienen. Los indios han asumido para ellos el proyecto de Zapata, es decir la bandera de "Tierra y libertad" que Zapata esgrimió. Y seguirán combatiendo al gobierno, al latifundio, al capital, a la concepción de la historia que los considera superfluos, especie a extinguir.

Fuimos a Chiapas. Recogimos impresiones, conocimiento, emociones. Compartimos el dolor y las lágrimas. Como otros que fueron antes y los que irán en el futuro. Sabemos que tenemos la obligación de contar lo que vimos, decir los nombres de los niños, de los cooperantes, de las personas que se hicieron indias para poder sentir como los indios y así comprender mejor. Vinimos cargados de nombres, Jerónimo, Pedro, María, Ulises, Samuel, Maracos, Rafael, Ramona, Rosario, Carlos, nombres castellanos para una gente antigua y contemporánea.

Chiapas no es una noticia en un periódico, ni la ración cotidiana de horror. Chiapas es un lugar de dignidad, un foco de rebelión en un mundo patéticamente adormecido. Debemos seguir viajando a Chiapas y hablando de Chiapas. Ellos nos lo piden. Dicen en un cartel que se encuentra a la salida del campo de refugiados de Polhó: " Cuando el último os hayáis ido, ¿qué va a ser de nosotros?".

Ellos no saben que cuando se ha estado en Chiapas, ya no se sale jamás.

Por eso hoy estamos todos en Chiapas.

© José Saramago 1998

Las obras de José Saramago

El Vaticano descalifica a Saramago

Saberes en movimiento

Raúl Zibechi / la Jornada 19/06/2010

Entre finales de mayo y comienzos de junio un nutrido grupo de militantes sociales y pensadores comprometidos con los movimientos antisistémicos participaron en Lima en una semana de debates, unos abiertos y otros cerrados, bajo el lema Entre las crisis y los otros mundos posibles. Convocados por un conjunto de investigadores-militantes agrupados en el Programa Democracia y Transformación Global, vinculado a la Universidad de San Marcos, se juntaron feministas, campesinos, artistas, comunicadores, obreros y estudiantes de casi todos los países de la región para poner en común algunos temas de los desafíos que tiene por delante el combate por un mundo nuevo.

Junto a veteranos luchadores como Hugo Blanco destacó la presencia de la generación de activistas que ganó las calles de Perú bajo la dictadura de Alberto Fujimori, hacia finales de la década de 1990. Y aun la más joven generación de Bagua, la que se conmovió con la masacre del año pasado en la selva, cuando los pueblos amazónicas resistieron el atropello de las multinacionales que, con apoyo irrestricto del presidente Alan García, pretenden apropiarse de la biodiversidad y los bienes comunes. Como suele suceder en estos casos, lo más enriquecedor fueron los debates durante cuatro días a puertas cerradas en un espacio lejos de los medios de comunicación y de las prisas urbanas, allí donde la convivencia suele desvanecer algunas diferencias que, en otros espacios, se traducen en jerarquías de los que hablan hacia los que escuchan.

Aparecieron tanto los puntos en común, que son muchos, como las diferencias, que suelen quedar sepultadas por la impronta unitaria y las urgencias que imponen las campañas para desactivar operaciones estatales o de las multinacionales. Quedó demostrado que con tiempo y buena voluntad es posible clarificar esas diferencias, de modo que aunque no se resuelvan de un plumazo, cosa imposible, el solo hecho de ponerlas sobre la mesa crea un ambiente nuevo, fresco y despejado, capaz de abrir los necesarios tiempos para el intercambio. Algo así sucedió entre feministas y mujeres campesinas y de los sectores populares urbanos, que al principio tuvieron dificultades en reconocerse.

Una largo debate, sin varones, permitió a unas y otras hacer lo que las urgencias del día a día tornan imposible: comenzar a esculpir un lenguaje común con el que abrir los cerrojos de los tiempos largos, esos que hacen posible modelar proyectos colectivos. El lenguaje común es, en este punto, un lugar de encuentros, que sólo puede construirse con voluntad y afectos. Huelga decirlo, cimentados en la confianza que surge de la experiencia colectiva.

Las mujeres campesinas, como la quechua Lourdes Huanca, explicaron a los críticos las razones que las llevaron a abandonar las organizaciones mixtas para crear la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú (Femucarinap), nacida en 2006. Lourdes fue expulsada de su tierra, Moquegua, en el sur andino, por una trasnacional minera. Aprendió a estudiar siendo testigo de Jehová y cuando abandonó la religión se integró al club de madres de su barrio y luego a la Confederación Campesina del Perú, siendo la única mujer entre decenas de varones. Cuando conoció la Vía Campesina le contagió el impulso para crear Femucarinap. Recuerda que durante varios años los varones militantes nos decían que éramos traidoras y que estábamos dividiendo al movimiento.

Lourdes y sus compañeras volcaron en el encuentro la religiosidad andina y el poderoso vínculo con la tierra, con la vida, que cargan en cada acción y actividad que realizan. Los rituales andinos y afros fueron momentos muy especiales, tiempos lentos para la convivencia sin palabras, el intercambio místico que abona los compromisos y fidelidades que no pueden garantizar, solamente, programas y estrategias diseñados en la relación medios-fines, sujeto-objeto. Quiero decir que la presencia de las mujeres indígenas es mucho más que el complemento indispensable para prepararnos para la lucha. Portadoras de la cosmovisión y los secretos de la cultura, son como la gigantesca ceiba que me enseñaron a comprender un lejano día en La Realidad, en la selva Lacandona: argamasa de la comunidad, contenedora de los mundos otros.

Quizá el momento más significativo y creativo fue cuando nos dividimos en grupos, frente a grandes mapas de América Latina y de Perú, para dibujar en ellos las resistencias y las opresiones que sufren nuestros pueblos. Un largo y minucioso trabajo en el que cada quien aportó sus recuerdos, experiencias y saberes, arrancando del olvido colectivo multitud de resistencias, pero también las represiones y violencias sin límites de los de arriba. El mérito de la propuesta correspondió al artista argentino Pablo Ares, miembro del grupo Iconoclasistas, que consiguió que campesinas y artistas y un sinfín de diferentes, se sumergieran durante horas labrando los mapas de las dominaciones y las resistencias, que cada grupo luego explicaba a los otros. Y, de ese modo, mostró que los saberes se pueden construir entre todos, de modo horizontal y sin dependencias externas a los movimientos.

México y el zapatismo estuvieron presentes de varios modos, pero sobre todo a través de expresiones y convicciones de los movimientos indígenas del continente que enarbolan postulados muy similares. Los jóvenes indígenas, que dominan Internet, suelen completar sus estudios secundarios y en ocasiones asisten a la universidad, mostraron altos grados de conocimiento de las realidades de la región. No sólo están informados sino que, junto a las mujeres jóvenes de los sectores populares, encarnan nuevos modos de hacer que podrían sintetizarse en la capacidad de combinar el trabajo colectivo con una alta creatividad individual. La conocida frase entre todos lo sabemos todo toma forma de modo casi natural en sus prácticas, dejando atrás a quienes se formaron en otro ciclo de luchas. Una nueva generación de activistas que parece preparada para entrar en acción.

Presentación del Balance Anual del Frayba

El 27 de mayo del 2010 se presentó el "Balance Anual del Frayba sobre la situación de los Derechos Humanos en Chiapas"

Informe del balance, checar AQUÍ

Videos de la presentación del Balance Anual en la ciudad de México.



Caravana a Suljaa´Guerrero: Acompañamiento y trabajo con el pueblo amuzgo

Libres los dos pescadores cucapá


Por este conducto informamos a ustedes que los pescadores indígenas Cucapá EMILIO HURTADO VALENZUELA y JUAN ANTONIO GUERRA HURTADO, presos desde el pasado 19 de mayo tras haber pescado de manera involuntaria una Totoaba de 16 kg . en la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, resultaron exonerados, sin fianza y sin cargos, este martes a las 15:40 recuperaron su libertad.

La experiencia vivida en los últimos días en el campamento que instalamos fuera del Edificio de Gobierno en Mexicali, en demanda de la liberación de nuestros compañeros pescadores, ha sido invaluable y de gran enseñanza, porque nos dimos cuenta que un pueblo unido en sus demandas, puede lograr la anhelada justicia social.

Esto no hubiera sido posible sin el apoyo y la solidaridad de cientos de personas y organizaciones, así como de la asesoría prestada por especialistas en materia legal, derechos humanos y derechos indígenas, que de manera desinteresada prestaron sus servicios; otros, apoyaron económica, material y moralmente nuestra causa.

Agradecemos a las organizaciones civiles, políticas y sindicales, a los abogados, académicos y dirigentes sociales, a los legisladores locales y federales, a los periodistas y al pueblo, en general que se acercó con nosotros para conocer nuestras demandas.

Sin embargo, aclaramos que la liberación de nuestros compañeros pescadores no resuelve nuestros problemas. El fondo de todo este conflicto radica en la negativa y la insensibilidad de las autoridades de la SEMARNAT , la PROFEPA y la SAGARPA , que nos impiden la pesca en nuestra área natural milenaria, cuando se ha demostrado con estudios científicos que los volúmenes de captura que realizamos (3.2 % de la captura global de curvina golfina) no atentan contra la biodiversidad.

Las autoridades federales ambientales, así como el Agente del Ministerio Público de San Felipe, y el Juez del Juzgado Segundo de Distrito, José Ávalos Cota que encarcelaron a los indígenas pescadores, no tuvieron ni los conocimientos jurídicos en materia indígena y en derechos humanos, ni la sensibilidad para resolver el caso en plena justicia

Con todas esas muestras de solidaridad, seguiremos luchando hasta que se nos reconozcan nuestros derechos ancestrales, tal como lo hizo el Magistrado Joaquín Gallegos, del Séptimo Tribunal Unitario del Décimo Quinto Circuito.

Me Jan mam puat (En Cucapá, se acabó, se cierra esta etapa )

Pueblo Indígena Cucapá

Videos de Radio Zapote sobre la Segunda Caravana Humanitaria a San Juan Copala

El 7 de junio pasado partió la segunda caravana humanitaria hacia San Juan Copala, que no pudo entrar hasta la comunidad debido al cerco paramilitar y gubernamental. A contraflujo se generaron acciones de protesta nacionales e internacionales y una convergencia de medios libres que si rompieron el cerco mediático.



Acá van las ligas a 5 videos que realizaron Radio Zapote y la Limeddh:

1) Crónica de la Caravana - Limeddh / Radiozapote -
http://radiozapote.flujos.org/node/1269

2) Conferencia de prensa Huajuapan de León - La caravana regresa -
Parte 1 - http://radiozapote.flujos.org/node/1266
Parte 2 - http://radiozapote.flujos.org/node/1267

3) Conferencia de prensa Zócalo Capitalino - previo a la salida -
Parte 1 - http://radiozapote.flujos.org/node/1264
Parte 2 - http://radiozapote.flujos.org/node/1265

17/6/10

Juzgan a la compañera Lola Cubells del Colectivo Zapatista El Caragol tras una concentración de apoyo a San Juan Copala

Mañana viernes 18 de junio, Lola Cubells será juzgada por una falta contra el orden público, como consecuencia de la denuncia presentada por la Policía Nacional tras participar en una concentración frente al Consulado de México en Valencia.

17/06/2010

El pasado 20 de mayo se celebró una concentración civil y pacífica frente al Consulado Mexicano en Valencia, convocada por ACSUD Las Segovias, CGT, Col·lectiu Zapatista EL CARAGOL, SODEPAU, ENTREPOBLES, CEDSALA, Llibreria SAHIRI, Alternativa Antimilitarista-MOC.

Los objetivos de esta concentración eran difundir y denunciar públicamente el ataque armado contra la Caravana Humanitaria que el pasado 27 de abril pretendía romper el cerco paramilitar al que se encuentra sometido el municipio indígena de San Juan Copala en Oaxaca. En dicho ataque fueron asesinados la activista Bety Cariño, de Oaxaca y el observador internacional finlandés Jyri Jaakkola, quienes fueron homenajeados en dicho acto.

Las fuerzas de seguridad del Estado se hicieron presentes en el lugar desde el inicio mostrando actitud hostil hacia los allí concentrados.

Tras finalizar la concentración y una vez entregado el comunicado en el Consulado, la policía inició la identificación arbitraria de las personas que permanecían allí. Se persiguió a la compañera Lola Cubells del Col.lectiu Zapatista “El Caragol”, a quien se le solicitó la identificación sin explicación alguna, y responsabilizándola de las acciones realizadas.

Mañana viernes 18 de junio, Lola Cubells será juzgada por una falta contra el orden público, como consecuencia de la denuncia presentada por la Policía Nacional en la que se tergiversan los hechos, se miente en la narración de lo que sucedió, acusándola de insultar y desobedecer a la autoridad.

Este hecho corrobora la ola de criminalización que, en cualquier contexto, sufre la protesta social y cómo el sistema jurídico penal en lugar de cumplir con el deber de proteger nuestros bienes jurídicos más preciados, ejerce control contra las organizaciones sociales y colectivos que luchan por la defensa de los derechos humanos.

Aquí puedes consultar el reporte de la acción realizada el 20 de mayo

Artículos relacionados

Amenazas del Estado Mexicano a Luchadores Sociales en Sinaloa, México

A través de la amenaza y la explotación del miedo se persigue a los luchadores sociales en Sinaloa.

Malandro / Kaos en la Red 17/06/2010

El día de Ayer con una llamada:

“Usted es Francisco Morales, sabemos que usted puede ser enemigo de los “Z”, queremos que sepa que sabemos donde vive, sabemos cuantos hijos tiene y donde viven…., Sabemos que escriben en Kaosenlared… queremos que deje de opinar de las elecciones en Sinaloa y de andarse metiendo en líos”

De esta manera el estado mexicano usa a los supuestos sicarios para amenazar a los opositores políticos, en la sombra de la delincuencia amenazan a quienes denuncian las condiciones de desigualdad y pobreza del pueblo de México.

Solicitamos la solidaridad nacional e internacional para denunciar estos actos de hostigamiento. Dirijan su denuncia y apoyo a:

Josefina de Jesús García Ruíz

Secretaria de Seguridad Pública de Sinaloa

ssp@sinaloa.gob.mx

México: ¿Narcopolítica o NarcoEstado?

El balance es que la dichosa guerra está perdida. Porque solo hay miles de muertes en las calles, y los cárteles siguen igual. O peor. Ahora masacran a plena luz del sol. Y el negocio intocable

Salvador González Briceño / Agencia Lationoamericana de Información 17/06/2010

“Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá”:
Quinto Horacio Flaco (65 aC-8 aC).

¿Hasta cuándo? ¿Cuánto se oculta? ¿Qué tanto ha infiltrado el narcotráfico a las instituciones? ¿Hasta dónde ha permeado, o está pasando lista como parte del sistema electoral del país en estos momentos, previos a las elecciones del 5 de julio entrante? ¿Forma o no parte de la disputa entre candidatos y abanderando principios partidistas? ¿Se conoce el tamaño de la amenaza que representa para el Estado mexicano? ¿Acaso es una realidad, como se viene manejando desde hace algunos años, que México atraviesa por el peligro de la narcopolítica? ¿O que avanza hacia la edificación de un narcoEstado?

Mucho se dice que México sigue los pasos de Colombia. Pero solamente en el terreno de la penetración de los cárteles de la droga en el edificio del poder. Pero no en cuanto a la estrategia para combatirlos. Al menos hasta ahora. Porque lo que se hace resulta totalmente insuficiente. Por eso mismo el balance es que la dichosa guerra está perdida. Porque solo hay miles de muertes en las calles, y los cárteles siguen igual. O peor. Ahora masacran a plena luz del sol. Y el negocio intocable.

Mucho o poco, el caso es que la penetración en el sistema político ha permeado a partir de la corrupción. Ese es el trasfondo, cuando el narco reclama protección. Luego viene la ambición por el dinero fácil. Deviene la participación directa. Y de ahí toma todas las formas posibles después. Vienen los políticos metidos al narco y los narcos infiltrando la política. Anida la narcopolítica. El tráfico de intereses, o su cruzamiento. Crece el peligro: el narcotráfico instala sus redes en el citado edificio.

En las presentes campañas electorales mucho se habla de la presencia del narco en las elecciones. Presuntas narcocampañas. Amenazas y hasta asesinato de candidatos. Hay estados donde los problemas generados por el narcotráfico y el crimen organizado se agudizan. Ahí están Sinaloa, Sonora, Durango, Tamaulipas, Chihuahua, Guerrero, Quintana Roo, Michoacán, Hidalgo, Veracruz. Tantos más. Muchas sospechas, más que pruebas, porque las mismas no están a flor de piel. Sobran las evidencias en la prensa.

Ciertamente que el fenómeno de la narcopolítica en México no es nuevo. Desde los años 80 y 90 se habla de la infiltración del narcotráfico hasta las más elevadas esferas del poder. Incluso al grado de alcanzar derecho de picaporte. Sabidos los nexos de los Salinas, particularmente Raúl, con los cárteles de la droga. ¿Será que Carlos no sabía de los enjuagues de su hermano? Nunca nadie, por supuesto, se lo creyó.

Cuando Eduardo Valle, El Búho (asesor de Jorge Carpizo en la Procuraduría General de la República), publicó su libro El segundo disparo. La narcodemocracia mexicana en 1995, nadie lo desdijo (Benítez Treviño, entonces titular de la PGR, lo invalidó sin pruebas). Con todo y que destapó todo un entramado relativo al ejercicio del narcotráfico desde el poder, que tenía que ver, o tuvo, con el asesinato del candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio; las actividades del cártel del Golfo, comandado por el narcotraficante Juan García Ábrego y sus nexos con el cártel de Cali para la introducción de cocaína hacia Estados Unidos, y las relaciones del entonces titular de Comunicaciones y Transportes —hoy flamante titular de la CNOP del PRI—, Emilio Gamboa con García Ábrego a través de la modelo de televisa Marcela Bondestedt. La narcodemocracia al desnudo.

El encarcelamiento posterior de Raúl Salinas, luego de enjuiciarlo tan sólo por el tema del enriquecimiento ilícito, dejó en el ambiente un clima de descomposición política hacia finales del sexenio del hermano Carlos, luego del crimen de Colosio y del excuñado guerrerense José Francisco Ruiz Massieu. Y de desconfianza y descrédito total para su sexenio. El juicio de la historia sobre este periodo del país —y de toda la obra neoliberal de Salinas— todavía es un asunto pendiente en México. No obstante el repudio popular, porque Carlos Salinas se convirtió en el villano favorito durante muchos años después. Y hombre desconfiable, como lo es hasta la fecha (todavía gurú de una buena parte de integrantes del Partido Revolucionario Institucional), activo promotor del “bueno”, candidato presidencial de ese partido para el 2012, Enrique Peña Nieto.

Desde entonces las historias y evidencias han crecido. Los carteles se han fusionado o dividido, y ha crecido en potencial para el negocio de la droga y para confrontar al Estado en esta guerra declarada que les hizo Felipe Calderón. Una guerra fallida. Pero con un presidente que no cede a las recomendaciones de revisar la dichosa “estrategia”. Lo que incluiría atacar al corazón mismo de los cárteles. Lo mismo que se le sugiera a Calderón adentro y desde afuera del país, pero no quiere atender: tocar las finanzas de los cárteles para minarlos en su poderío. Como ese potencial para adquirir armamento sofisticado procedente de los Estados Unidos.
Escalofriante resulta la revelación de la revista Proceso de esta semana, cuya cabeza de portada no sería más atinada para comprender el momento que se vive en el país: “El Narco en el Congreso”. Y enlista a una serie de legisladores que estarían directa o indirectamente relacionados con los cárteles de la droga. Documenta 21 casos, con nombre y apellido. Legisladores de la LXI Legislatura, señalados como “benefactores o protectores de la delincuencia organizada”. Y se dice que son más. menciona a: “13 del PRI, 6 del PAN y 2 del PRD, que aparecen en documentos oficiales de México y Estados Unidos, unas veces como sospechosos de complicidad con la delincuencia, otras como testigos o víctimas de amenazas o ataques”.

En el proceso electoral en turno, ¿cuántos implicados habrá? Es tiempo de actuar, sobre los riesgos que representa el pasar de las narcocampañas a la narcopolítica. Brincar de ahí al narcoEstado solo hay un paso. ¿Quién o quiénes, cuántos o cuáles son los responsables de tamaño atropello en contra de México? ¡Castigo a los responsables!

Perdimos, pero vamos a regresar sin partidos políticos a San Juan Copala

1. VENCIENDO EL MIEDO

Una niña estaba muriendo de una enfermedad de la que su hermano, de dieciocho años, había logrado recuperarse tiempo atrás. El médico dijo al muchacho: “Sólo una transfusión de tu sangre puede salvar la vida de tu hermana. ¿Estás dispuesto a dársela?”. Los ojos del muchacho reflejaron verdadero pavor. Dudó por unos instantes, y finalmente dijo: “De acuerdo, doctor, lo haré”. Una hora después de realizada la transfusión, el muchacho preguntó indeciso: “Dígame, doctor, ¿cuándo voy a morir?”. Sólo entonces comprendió el doctor el momentáneo pavor que había detectado en los ojos del muchacho: creía que, al dar su sangre, iba también a dar la vida por su hermana. -Cfr. La “Oración de la rana”, Anthony de MELLO. Ed. Sal Terrae. Espana.

Así como en este sencillo y hermoso cuento, veníamos a ofrecer la vida si era necesario. La mayoría de los compañeros de la segunda Caravana Humanitaria a San Juan Copala, Oaxaca, traíamos esa disposición, a fin de romper el cerco de los paramilitares y auxiliar a la población con comida y medicinas, pues llevan alrededor de 6 meses sin poder entrar ni salir de la comunidad, con los alimentos agotados en una situación verdaderamente dramática. Treinta toneladas se juntaron en pocos días, y más de 300 participantes formamos una caravana con más de 30 vehículos extendidos a lo largo de un kilómetro aproximadamente: eran 7 autobuses completamente llenos, un trailer y un camión torton, una unidad médica móvil, y más de veinte vehículos vigilados por la policía a todas horas, desde los cerros y desde todos los ángulos, como si fuéramos los más peligrosos delincuentes. Yo venía en el camión número 4, junto a la ventanilla del último asiento, como los estudiantes rebeldes que en la escuela siempre nos sentamos mero atrás.

2. LA POLICÍA PROTEGE A SUS PARAMILITARES

Era el martes 8 de junio de este bicentenario. Partimos todos juntos de Huajuapan de León, y antes de llegar a Juxtlahuaca, comenzaron los continuos bloqueos por parte de la policía, incrementando las intimidaciones a fin de disuadir a los caravaneros en su propósito. No lo lograban. En ese primer bloqueo policíaco (de cuatro), nos dijeron que sólo podíamos seguir caminado, lo que significaba un recorrido de siete horas. Posteriormente, valientes compañeros cruzaron caminando, obligando a que se dejara pasar a toda la caravana de vehículos. Ya nos habíamos bajado todos para emprender esa caminata, y me quité un personificador que decía “prensa popular, el volador”, y la camiseta que por atrás decía “la Otra Campana”, pues pensaba entre mi: no me van a agarrar de tiro al blanco. La Subprocuradora de Justicia del Estado, María de la Cruz Chiñas, quien adelante acompañaba a la caravana, informó a los coordinadores que no podían garantizarnos nada, que la única seguridad posible era la que podían brindarnos ¡los paramilitares de la ubisort! (Unión para el Bienestar Social de la Región Triqui), que los dejáramos integrarse, lo cual fue rechazado y la caravana continuó.

Las patrullas al frente, aminoraron el paso, de manera que avanzábamos con extrema lentitud… acaso necesitaban tiempo para pensar cómo detenernos. Hasta que próximos a San Juan Copala, nos detuvimos nuevamente. ¿Y ahora qué?, nos preguntamos todos, y seguimos esperando a ver a qué horas avanzábamos. De repente empezaron a rebasarnos camionetas llenas de niños y mujeres triquis envueltas en esos espectaculares vestidos rojos que les caracterizan. Quién sabe qué sucede. Al rato la policía pasa en sentido contrario… Se están regresando, dice otro companero. Me asomo del otro lado del camión por una de las ventanas que dan a la carretera, y sí, ahí venía otro vehículo en retirada, era la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Y luego otro vehículo, y otro. No quise pensar nada. Pero enseguida pasa uno de los autobuses con caravaneros, y otro más, y se me impuso un pensamiento: ya valió madres. En seguida, vamos a bajarnos a ver qué está pasando, dijeron varios, y así lo hicimos, rompiendo las reglas de la caravana.

3. “REGRESEMOS”, EL TRAGO AMARGO

Sobre el asfalto de la carretera, los coordinadores de la caravana, y también los representantes del municipio autónomo, nos informaron que no podíamos pasar porque más adelante estaba bloqueada la carretera con dichas mujeres y niños, y más allá con grandes piedras -de más de un metro de altura, según las fotos de la prensa que habíamos visto días antes-. Por si fuera poco, los paramilitares del ubisort están armados hasta los dientes, nos decían. Y hay disparos al aire. En efecto, las fotos del día siguiente mostraban ese bloqueo de las mujeres traídas por los paramilitares, protegidos por los policías armados, pero sólo la prensa llegó hasta ahí. Yo había colocado mi mochila entre el cristal de la ventana y la cortina, “por lo menos de una pedrada no me van a matar”, dije entre mi. Pero no nos dejaron llegar hasta ese retén y los coordinadores decidieron que debíamos regresar con los víveres ya que estaban arriesgando la vida de los caravaneros. Así que tuvimos que tomarnos ese trago amargo pues no estábamos de acuerdo, y nos sumamos a la retirada, no obstante que algunas mujeres triquis nos decían que los disparos eran cosa de todos los días, que no debíamos detenernos por eso.

4. EL DELITO DE SER LIBRE

El gobierno estatal priista de Ulises Ruíz lograba de nuevo su cometido de derrotar la movilización ciudadana. Entre los elementos de Seguridad Pública del Estado, algunos triquis del municipio autónomo reconocieron a paramilitares de la UBISORT disfrazados de policías. Por su parte, el gobierno federal panista de Felipe Calderón, sumó a la Policía Federal Preventiva (PFP), a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Agencia Federal de Investigación (AFI), no para proteger la caravana, sino para la protección y apoyo a los paramilitares. Toda la fuerza del estado en contra del pueblo de San Juan Copala, y en contra de la caravana humanitaria. ¿Llevaron ellos asistencia a esos pobladores?, desde luego no.

Miles de pesos se invirtieron para toda esa movilización policíaca, pero ni un grano de maíz les fue entregado por parte del gobierno ni de nadie. De esta forma, una vez más, quedó de manifiesto que en México ser autónomo es mayor delito que ser paramilitar o narcotraficante. Y para que el gobierno garantice tus derechos humanos es menester integrarse a las fuerzas armadas del Estado, o ser entrenado como paramilitar para combatir a tu propio pueblo, armado por la policía y el ejército; así podrás matar a placer y nunca serás castigado sino premiado, como los paramilitares que asesinaron a los 45 desplazados de Acteal, en Chiapas. Seguramente la subprocuradora de “justicia” también recibirá su premio por esta “hazaña” de detener la ayuda humanitaria.

Pero esto es lo que a simple vista cualquiera pudo ver. Analicemos ahora los movimientos de la caravana, donde el Partido de la Revolución Democrática (PRD) jugó un papel decisivo en esta derrota de la ciudadanía que se proponía romper el cerco.

5. EL OPORTUNISMO Y EL CHANTAJE DEL PRD

La prensa comercial de la región expuso los acontecimientos con cierta veracidad, pero superficialmente y sin mayor análisis. Con naturalidad informó que el diputado Alejandro Encinas y otros diputados del PRD iban al frente de la caravana tomando decisiones, convirtiendo cada bloqueo en una conferencia de prensa. De manera oportunista, este personaje convirtió la caravana en un acto proselitista y electorero, sonriendo ante las comunidades que a su paso lanzaban vivas al PRD, y nosotros los zapatistas de la Otra Campana, íbamos ahí, haciéndole el caldo gordo. Si bien ante los medios de comunicación el diputado afirmaba que respetaban las decisiones de las autoridades triquis, los participantes sabemos que el PRD se montó sobre la caravana desde la convocatoria y la organización, hasta la coordinación de la misma y la toma de decisiones, con un marcaje permanente a los representantes del municipio autónomo a través de sus operadores políticos, manejando un discurso hipócrita. De esta forma presionaron y condicionaron la voluntad de los representantes triquis, induciéndolos a que finalmente desistieran de romper el cerco. Mediante manipulaciones y chantajes les hicieron sentir responsables de cualquier ataque a la caravana y de una posible masacre, cuando sabían que todos íbamos asumiendo esos riesgos.

6. PERRO QUE MUERDE NO LADRA

No podemos creer que las autoridades triquis hayan podido tomar decisiones libremente. Sabíamos y sentíamos que sus decisiones no eran genuinas ni propias, por ello comenzamos a levantarnos de nuestros asientos y protestamos ante los coordinadores generales. No podíamos seguir siendo manipulados de esa forma por los perredistas que actuaban a nombre de la voluntad de los triquis autónomos. Aunque varios compañeros de la Otra Campaña platicamos con los triquis, y éstos accedieron para que al menos llegaramos al punto del bloqueo, enseguida los perredistas se les echaron encima para disuadirlos nuevamente, y nos empezaron a inculpar de que no estábamos respetando los “acuerdos” y la decisión de los triques, cuando ellos en todo momento violaban sus propias reglas y eran los verdaderos manipuladores. Del mismo modo, disuadieron al resto de la caravana, excepto a la mayoría de la Otra Campana, que no obstante tuvimos que acatar la decisión perredista; no porque estuviéramos de acuerdo, no por respeto a la supuesta palabra de los triquis, sino porque no podíamos seguir solos, necesitábamos la fuerza de la caravana.

No podemos forzar la máquina cuando la mayoría ya no quiere, comentaba con razón un compañero de la Otra Obrera. Y no estábamos de acuerdo porque claramente veíamos que teníamos ganada la batalla. Las mujeres y los niños puestos como retén eran una señal de su debilidad. Los paramilitares no podían dispararnos, pues el gobierno estaba atado de manos ante la observación nacional e internacional. No les convenía una masacre en la presente coyuntura electoral, y no podían dispararnos en presencia de la subprocuradora de “justicia”, ni en presencia de tantos medios de comunicación, tanto libres como comerciales, nacionales e internacionales. Todas sus amenazas e intimidaciones eran gritos desesperados de impotencia al ver que la caravana avanzaba. “Perro que muerde no ladra ni avisa”, era la síntesis del análisis, en una situación que difícilmente podría mejorarse a nuestro favor, donde todas las condiciones estaban dadas; pero finalmente los perros del gobierno ladraron tan fuerte, que lograron asustar a los perredistas y éstos decidieron emprender el regreso.

7. EL AUTORITARISMO DEL PRD

No podíamos creer la decisión tomada, y más de uno no habríamos participado en la caravana de haber sabido que al fin se iba a decidir la retirada; no teníamos contemplada la posibilidad de la derrota. Tampoco hubiéramos asistido de saber que los perredistas tomarían ese papel protagónico y oportunista, lo cual era lógico y previsible; de hecho, muchos adherentes a la Otra Campana no participaron debido a la presencia de los perredistas, lo cual fue una decisión acertada pues tuvieron mayor claridad política. Ingenuo era pensar que los perredistas se sumarían de manera anónima y desinteresada a la caravana, o que Alejandro Encinas se hubiera incorporado como uno más en el último de los camiones, y no por aparte al frente de la caravana. Eso sería más increíble que el cinismo con que el gobierno protege a los paramilitares.

Sí, fueron los perredistas los que no respetaron la autonomía triqui. La mayoría de los caravaneros llegamos con la disposición de dejarnos guiar por los triquis, pero desde el principio el PRD se montó manejando las cosas como ellos las saben hacer, como les han enseñado en su partido, como les han enseñado sus líderes charros: de manera vertical y autoritaria, sin tomar en cuenta que la caravana era de todos, de los triquis y de todo el pueblo solidario con el objetivo común de romper el cerco. Aunque pagamos nuestros pasajes, ellos consiguieron los camiones y acaso por ello, como buenos capitalistas, se sentían con derecho a tomar las decisiones. Esa era su “revolución democrática”. Una vez más lograron montarse en los movimientos del pueblo para desviarlo de sus propósitos.

8. “USTEDES CÁLLENSE”

En pleno zócalo, antes de emprender la caravana, los perredistas comenzaron por mencionar con altavoz cada uno de los compañeros que estaban participando, así como el camión en el que viajaríamos, sin tomar en cuenta que muchos de los participantes eran luchadores sociales perseguidos por el gobierno por oponerse al capitalismo y al sistema de partidos, a sus políticas públicas; ahora eran exhibidos ante los operadores de Gobernación y temíamos asesinatos selectivos como sucedió en el bloqueo de la reciente ayuda humanitaria a Palestina. Traemos su palabra (del pueblo triqui) -nos dijeron los coordinadores-, ustedes cállense, obedezcan lo que les vamos a decir y nadie se baje del camión. Estaban exigiendo un cheque en blanco para la toma de decisiones, como les gusta a los diputados, sin tomar en cuenta al pueblo.

Durante el recorrido, la compañera coordinadora de nuestro camión llevó nuestra palabra ante los perredistas, pero tampoco fue escuchada. El espíritu zapatista de “mandar obedeciendo” estaba muy lejos de ser cumplido. Más aún, nos hicieron firmar una carta “responsiva”, de la que ni siquiera nos dieron copia, donde se deslindaba a las autoridades de cualquier ataque a la caravana, donde los únicos responsables éramos nosotros. Desde luego, varios firmamos bajo protesta y -a riesgo de que nos bajaran del camión- con nuestro puno y letra añadimos que no estábamos de acuerdo y que hacíamos responsables al gobierno estatal y federal. No se atrevieron a bajarnos.

9. ¿ASÍ PROCEDEN LOS INDÍGENAS?

Por lo que conocemos de las culturas indígenas, no podíamos creer que los compañeros triquis tomaran decisiones sin respetar la opinión de los caravaneros. Nosotros confiamos en ellos porque sabemos de su honestidad, del respeto mutuo y de su espíritu comunitario a la hora de tomar decisiones, donde los caravaneros éramos sus companeros de lucha y juntos íbamos a vencer al enemigo exponiendo nuestras propias vidas, en una relación de iguales donde nadie está por encima del otro… pero las cosas no estaban sucediendo así y de inmediato sospechamos que había mano negra. No podíamos creer que una organización tan autoritaria y cupular pudiera venir de los compañeros triquis. ¿En algún momento se le ocurrió a la dirigencia de la caravana consultar a los participantes sobre las decisiones que se deberían tomar? Nunca. No nos habría llevado más de media hora contabilizar camión por camión, auto por auto, cuál era la determinación de los caravaneros. Pero no lo hicieron porque sabían que la mayoría estaba resuelta a seguir. Así que optaron por decidir en lugar de los demás, violando la carta que nos hicieron firmar, usurpando nuestro libre albedrío, desdeñando nuestra capacidad de análisis, menospreciando las ayudas venidas de varios estados de la república y el ofrecimiento de la vida que ellos no iban dispuestos a arriesgar. En nada nos distinguíamos de los sacos de maíz que llevábamos, éramos bultos sin vida, sin voluntad ni capacidad pensante.

10. MEJOR QUE SE MUERAN DE HAMBRE

Los argumentos que después usaron para justificarse, a saber, que no hubo organización, que faltó la comunicación a los caravaneros para que comprendieran las decisiones tomadas, no son válidos: organizaron las cosas como ellos querían, y comunicaron también lo que ellos quisieron, de acuerdo a su conveniencia. En verdad tomaron a los companeros triquis como rehenes para chantajearnos a todos: ustedes van a ser los responsables de que la UBISORT ataque al municipio autónomo, nos decían, cuando todos sabíamos que la violencia ya estaba instalada en San Juan Copala desde hace muchos años; ésa era la forma de esconder su miedo.

No queremos que ustedes mueran, los necesitamos más vivos que muertos, nos decían a nombre de los triquis, cuando lo cierto es que los perredistas no querían arriesgar sus vidas pues viven en las mieles del poder y tienen atractivos planes en su carrera política. Preferimos morir luchando que seguir viviendo de rodillas, les respondió más de uno. Sus muertes no van a resolver el problema, nos decían, pero la muerte del pueblo triqui si les resuelve a ellos su problema de la autonomía, de los pueblos dignos y rebeldes. En realidad, los perredistas llegaron hasta donde llegó la caravana cobijados por el arrojo de los demás integrantes, de otra forma jamás habrían emprendido este viaje. Prefirieron que los triquis mueran de hambre antes que arriesgar sus vidas. Más todavía, se demostró que a los perredistas les importa un bledo el pueblo y los indígenas, pues en verdad las autonomías no les agradan, quieren que la única opción del pueblo sea votar por ellos. A eso iban a San Juan Copala, a desbaratar la autonomía, haciéndole el juego a Ulises Ruiz, a Felipe Calderón, a toda la clase política acomodada en el poder, y a los intereses capitalistas que quieren adueñarse de todo el territorio mexicano.


11. LA CARAVANA POR LA PAZ NO ES PACÍFICA

En algunos espacios de la prensa se criticó que la caravana no era por la paz, que sólo venía a confrontar a las comunidades. Y en parte tenían razón, pero no del todo, porque la caravana sí era por la paz, pero no era pacífica pues no venía conciliar intereses inconciliables, venía a confrontar la fuerza del pueblo con la fuerza del estado, pues sabíamos que no basta tener la razón, es también un asunto de fuerza. No iba de manera neutral por el solo hecho de ser humanitaria, naturalmente no, sino que venía tomando partido por los desposeídos, por los explotados, por los oprimidos, enfrentándose a los intereses del poder pues -tenía razón Marx- lo que hay de fondo es una lucha de clases con intereses diametralmente opuestos.

Es que el diálogo y el acuerdo son pacíficos, pero si estos no existen o se agotan, entonces entramos inevitablemente en el terreno de la violencia; es la lucha contra el poder. Incluso algunos sectores de la iglesia han entendido esto, pero no ha sido así en San Juan Copala, donde el párroco ha manifestado su intención de mezclar el agua con el aceite sin tomar partido por los oprimidos y sin arriesgar la vida por esos hermanos, como se supone que lo pide el evangelio que presumen vivir. No. Muy lejos está Monseñor Romero, Rutilio Grande, Camilo Torres, Ignacio Ellacuría, y los cientos de sacerdotes que lucharon por nuestra independencia como Hidalgo, Morelos, Matamoros y tantos otros que dejaron su vida en la lucha por la justicia, y cuyas muertes han dado tantos frutos como los están dando las semillas de Bety Carino y Jyri Jaakkola. Todos ellos han sido mártires sin pretenderlo y sus muertes no fueron en vano.

12. LA PARTICIPACIÓN DIGNA Y REBELDE DE LA OTRA CAMPANA

Por su parte, todos los compañeros de la Otra Campana jugaron un papel digno y rebelde en esta caravana, desde los que decidieron no acudir por la presencia del PRD, o los que enviaron algún apoyo solidario, hasta quienes denunciaron constantemente la intromisión perredista en las decisiones del pueblo triqui; y los que iban dispuestos a arriesgar su vida, que éramos prácticamente todos. De suyo, más de uno dejó una carta de despedida a sus hijos sabiendo que podía perder la vida. Y hasta los choferes, que sólo venían haciedno su trabajo para la supervivencia cotidiana, que no traían la fuerza y el arrojo de la convicción, siendo los más vulnerables se mantuvieron firmes (en una próxima caravana no deben manejar ellos). Por nuestra parte, como Red Unidos por los Derechos Humanos (RUDH), y como Otra Huasteca-Totonacapan, entregamos en el zócalo media tonelada de ayuda humanitaria, y no acopiamos más porque no tuvimos ni el tiempo ni el dinero para hacerla llegar.

Fue apenas una ayuda simbólica, pero hicimos lo que nos han enseñado nuestros compañeros zapatistas: a cumplir nuestra palabra. Así que sí fuimos a San Juan Copala, e hicimos nuestra su lucha más allá de la solidaridad… ése fue el encargo que nos hicieron los compañeros de la Otra Hidalgo, porque la solidaridad no basta. Y los compañeros solidarios de otros países, que no los podemos considerar extranjeros como bien dijo otro compañero en la marcha y mitin final de Huajuapan ese mismo día en la noche, mostraron mayor claridad política que muchos mexicanos participantes en la caravana. ¡Ni PRI, ni PAN, ni PRD, la Otra Campana contra el poder!, ¡Copala, aguanta, el pueblo se levanta!, gritábamos a coro junto con ellos frecuentemente, y Alejandro Encinas tuvo que callarse lo antes posible en sus conferencias de prensa. Y he aquí otro detalle, pues estas conferencias fueron anunciadas a los caravaneros como supuestas asambleas para la toma de decisiones, pero fuimos usados para ayudarle a lucirse ante los medios. ¡Qué diplomacia de hombre!, ¡qué prudencia, qué sabiduría!... ¡Qué sinverguenza! Si no les dijimos todo lo que se merecían a los perredistas fue por no lastimar a los compañeros triquis que fueron tomados como sus rehenes en este fuego cruzado de discusiones por la defensa de la autonomía.

13. ¿EL FUTURO CANCELADO?

De todo esto podemos concluir que al pueblo se le cierran todas las salidas posibles para su sobrevivencia, con las leyes en la mano o a contrapelo de las mismas. Desde hace muchos años las vías pacíficas para cambiar este sistema han quedado canceladas, y de cuando en cuando esto se hace evidente y no lo pueden ocultar, como aconteció con esta caravana. ¿A qué están orillando al pueblo? Si el pueblo se arma y se hace justicia por propia mano para ejercer sus derechos, es porque no le han dejado otra salida. Si una caravana, que de suyo es violenta, pero que es lo menos violento que puede haber, no es permitida, ¿entonces que está permitido? ¿Hasta qué grado tiene que llegar la violencia? Si nuestros gobiernos resuelven aniquilar comunidades enteras como en San Juan Copala, ¿hasta cuándo lo vamos a permitir?

Si los mexicanos no podemos vencer estos obstáculos, pequeños, comparados con el gran problema de cambiar este sistema diseñado para producir tantas injusticias, ¿entonces qué es lo que podemos? Una vez más la sociedad organizada ha sido derrotada. Si no entendemos que esto es una guerra, que no hay diálogo posible ni acuerdo que pueda ser cumplido, siempre seguiremos sometidos por los capitalistas. Si no entendemos que las razones no bastan, que es también un asunto de fuerza; si no entendemos que la abstención electoral no basta, que hay que organizarse para derrocar este régimen neoliberal y poder construir un mundo nuevo. Si no entendemos que las autonomías no tienen futuro en el capitalismo, que en el capitalismo no hay alternativas, que este sistema no es tierra fértil para la justicia, la democracia, la libertad, donde sólo crecen los espinos que ahogan a la gente, y todo lo que florece es pisoteado como en San Juan Copala.

Si no entendemos que estos gobernantes son cobardes y jamás estarán dispuestos a arriesgar su vida por el pueblo, que son inútiles a la patria, que sólo sirven para buscar la manera de robarle al pueblo mediante este estado de derecho que nos han impuesto, vividores de la política y de las luchas sociales. Si no entendemos que no bastan las luchas de resistencia para cambiar las cosas, que no basta la autonomía, que no basta la abstención electoral, que no basta la insurrección, que no basta la lucha por los presos, que no basta una caravana humanitaria, que no basta la solidaridad, que no basta con sobarnos los golpes y lamernos mutuamente las heridas. Si no entendemos que debemos pasar a la ofensiva, entonces la esperanza y el futuro de nuestros hijos, de nuestra patria y de la humanidad entera, han quedado cancelados.

14. VAMOS A CONSPIRAR Y A VENCER

Es por esto, que la lucha por San Juan Copala debe continuar, sin partidos políticos, que son nuestra gran lacra y gran debilidad. Hemos perdido otra batalla, mas no perderemos la guerra si empezamos por vencer nuestro miedo de enfrentar al enemigo. Nos vencieron otra vez, pero vamos a regresar, y regresaremos con toda nuestra fuerza, con la fuerza del pueblo; no nos podemos permitir una derrota más. Convertiremos su victoria en una victoria pírrica: nos ganaron, pero perdieron. Perdieron credibilidad y calidad moral ante los ojos del mundo, si acaso algo de eso tuvieron; perdieron fuerza; perdieron legitimidad; perdieron democracia; perdieron justicia; perdieron gobernabilidad… y todo eso que perdieron ellos, lo ganamos nosotros.

Perdimos, pero ganamos, y en esta lucha más de uno no preferiremos seguir viviendo de rodillas sino morir luchando dignamente; de nuestra vida no se van a valer para seguir explotándonos y enriqueciéndose los opresores. Ya brotan las primeras burbujas y estamos a punto del hervor; el gato acorralado se empieza a esponjar y se prepara para el ataque con toda su furia. Vamos a conspirar, compañeros. Que toda nuestra libertad, nuestra memoria, nuestro entendimiento, nuestros sueños, estén inundados por este deseo de liberación. Conspiremos contra los dueños del capital, contra sus administradores y operadores políticos, esos que todo el tiempo están conspirando contra el pueblo para imponernos sus tributos y la sumisión. Revolucionemos nuestra conciencia, atrevámonos a romper los esquemas de pensamiento difundidos por los medios de comunicación que satanizan la ira popular. Arrebatémosles nuestro país, nuestros derechos, acabemos con ellos sin escrúpulos ni falsos remordimientos, no merecen ningún respeto. Ellos son nuestros enemigos.

Éste es, pues, mi reporte a la RUDH como comisionado a la segunda caravana de ayuda humanitaria para el pueblo autónomo de los triquis. No es a nombre de la Otra Huasteca-Totonacapan, ni mucho menos a nombre de toda la Otra Campana; son apreciaciones a título personal que pueden ser cotejadas y complementadas con otros testimonios y puntos de vista, a fin de obtener una mejor y más completa apreciación. (Pongo mi nombre porque luego dicen que uno no da la cara).

Juan Castro Soto
Red Unidos por los Derechos Humanos
11 de junio de 2010, desde la Otra Huasteca-Totonacapan, México

¡VIVA LA AUTONOMÍA DE LOS PUEBLOS TRIQUIS!
¡VIVA LA OTRA CAMPANA!
¡LIBERTAD, DEMOCRACIA, JUSTICIA!

Fuente: Rebelión

Revista Rebeldía. Número 71

Número 71

C O N T E N I D O

Editorial (PDF)

Denuncia de la Junta de Buen Gobierno, Caracol I. 30 de abril

(PDF)


Dos días de mayo

Pablo Rojas

(PDF)


!PRESXS POLÍTICXS LIBERTAD!

Para nosotros no es una consigna vieja ni olvidada, es presente y acción.

Colectivo Rebeldía

(PDF)


Nosotr@s

Sergio Rodríguez Lascano

(PDF)


Sobre la represión reciente y un acertijo capcioso para acabar con ella

Miguel Vasallo

(PDF)


Entrevista a Bety Cariño

Huajuapan de León, 16 de septiembre de 2006

(PDF)


La sangre de la tierra

Colectivo Rebeldía

(PDF)


La aceleración de la pesadilla en el trabajo: toyotismo o modelo flexible de producción.

Beatriz Aguirre, Sara Bravo, Alejandra Ramírez

(PDF)


La lucha por las semillas: el gris de la conquista y la policromía de la resistencia

Lev Jardón Barbolla

(PDF)


Reforma política, democracia oligárquica y descomposición.

Arturo Anguiano

(PDF)