17/9/17

Cientos de personas abarrotan el acto de Madrid por el derecho a decidir de Cataluña



El Partido Popular y el juez José Yusty nunca estuvieron tan cerca del paseo de la fama hollywoodiense como este domingo en el Teatro del Barrio de Madrid. Una papeleta para el referéndum –de dimensiones colosales– presidía el escenario, a medida que más de 500 personas tomaban la calle de Zurita número 20 y las butacas se llenaban en el interior. Risas. Expectación. Leer más..

-.-  

Cientos de personas abarrotan el acto de Madrid por el derecho a decidir de Cataluña 

El acto “En Madrid, por el derecho a decidir”, que se iba a celebrar en un edificio municipal y que fue prohibido por parte de un juez de lo contencioso-administrativo, se ha celebrado esta mañana en el Teatro del Barrio de Lavapiés.

Acto “En Madrid, por el derecho a decidir” en El Teatro de Barrio. Dani Gago

Pablo Elorduy  @pelorduy
El Salto 17/09/2017

Varios centenares de personas han acudido en la mañana del 17 de septiembre a los alrededores del Teatro del Barrio, en el barrio de Lavapiés para defender el derecho a decidir en Catalunya, en un acto convocado por la asociación La Comuna, dedicada a reivindicar la memoria de los presos del Franquismo. Militantes de Podemos –en su vertiente Anticapitalistas–, Izquierda Unida y Ganemos Madrid han acudido a un acto en el que han intervenido también el diputado Joan Tardà (ERC), Nuria Gibert, de la CUP de San Cugat, y Jordi Cuixart, de la asociación cultura Omnium.

Pese a ser un acto pensado para defender el derecho de autodeterminación, en el fondo de las intervenciones ha prevalecido la rotunda denuncia de la represión por parte del Estado y de la "Audiencia Nacionalista" (en referencia a la Audiencia Nacional), tribunales, medios de comunicación y otras instituciones en contra del referéndum del 1 de octubre.

Elena Martínez, de izquierda castellana ha comenzado el acto recordando que “defender Catalunya es defender Madrid. Estar hoy en este acto es defender la democracia”. Las intervenciones de Isa Serra, diputada en la Asamblea de Madrid (Anticapitalistas), y Alberto Arregui (IU) han seguido alertando de la escalada represiva que se está produciendo por parte del Estado. “No es solo una cuestión de solidaridad”, ha defendido Arregui, “vuestra derrota nos dañaría enormemente, vuestra victoria puede abrir una grieta en el Régimen del 78”. Este militante de IU ha defendido que la represión vivida en torno al conflicto en Catalunya se parece “como dos gotas de agua” al ejercicio del poder franquista.

Las representantes de los partidos independentistas han agradecido la solidaridad de Madrid ante el “búnker del 78”, en palabras de Nuria Gibert. La representante de las CUP ha hablado de un proceso constituyente, que no debe suponer un cambio de “una bandera por otra”, en una Europa en proceso de repliegue y cierre de fronteras. El proceso de ruptura no ha sido un proceso de las “élites”, es “una victoria de la base”, ha defendido Gibert. “No es una cuestión de identidades”, “es una cuestión de poder popular”, ha concluido esta representante de las candidaturas anticapitalistas catalanas.

El diputado de ERC, Joan Tardá ha querido dar las gracias al pueblo de Madrid por su solidaridad y ha resumido en su intervención el empeño por superar el marco de enfrentamiento entre instituciones y pueblos que se ha fomentado en las últimas semanas. “Maldita la patria, por muy catalana que fuese si esta patria excluyese a una parte de sus hijos”, ha dicho Tardà, que ha subrayado la importancia de tomar en cuenta aquellos catalanes no independentistas que defienden el derecho de autodeterminación. Tardà ha reconocido en ese sentido la posición de Albano Dante Fachín, de Podem, enfrentado a su partido en Catalunya.

En el público estaban varios representantes de Ahora Madrid, entre ellos los concejales Rommy Arce, de Anticapitalistas, Montserrat Galcerán y Pablo Carmona, procedentes de la candidatura municipalista Ganemos Madrid. Carmona ha defendido que el de hoy se trataba de “un acto de profundización en defensa de una democracia verdadera, más allá de las banderas o la independencia. Se pone encima de la mesa la democracia y el derecho a la desobediencia que es constitutiva de todas las democracias y que tenemos que defender y tenemos que cuidar”. Los diputados en la Asamblea de Madrid Raúl Camargo y Miguel Ongil, el eurodiputado Miguel Urbán, Yayo Herrero, de Ecologistas en Acción o Jaime Pastor, de Viento Sur, han sido algunas de las personas que han acudido a la calle Zurita para apoyar la celebración del acto.  

La concentración ha terminado en la calle con gritos de "¿Dónde están las papeletas", "No pasarán" y a favor de la III república. "Nunca nos habíamos sentido tan madrileños como hoy", ha exclamado Tardà entre los vítores de la multitud congregada.

Cientos de personas corearon L'Estaca tras el acto
por el derecho a decidir. Dani Gago

Tras la censura judicial 

El lugar escogido para el acto ha sido insuficiente para la cantidad de personas que han acudido esta mañana de domingo, casi un millar. La prohibición por parte de un juez de lo contencioso-administrativo de que “En Madrid, por el derecho a decidir” se celebrase en la Nave de Terneras, un espacio con mayor aforo en el distrito de Arganzuela, ha sido muy criticada por el gobierno municipal, que anunció que presentará un recurso de apelación al Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Así, la celebración en el Teatro del Barrio ha estado acompañada de una concentración espontánea en la calle aledaña, adonde se han dirigido los ponentes una vez concluidos los discursos.
 
A lo largo de la semana, se han producido actos de censura a otros eventos que pretendían poner sobre la mesa el debate sobre la autodeterminación. Así, el ayuntamiento de Gijón revocó motu proprio la autorización para el acto Catalunya, de la transición al referéndum, organizado por la Federación Asturiana Memoria y República. El día 15, la policía local de Vitoria interrumpió un mitin de la parlamentaria de las CUP, Anna Gabriel, por orden de un juez de lo contencioso-administrativo.
 
-.-



-.-

Más info:

Un 60% de participación en el referéndum y siete de cada diez a favor del sí, según una encuesta

Mientras en Catalunya sigue la represión i privación de libertades


 Los policías nacionales enviados a Reus se quejan de que no los dejan dormir
 

Información relacionada:

Para más información:
-.-

Gran manifestación en Bilbao a favor del referéndum catalán


El Nacional 16/09/2017

Unas 20.000 personas se han manifestado hoy en Bilbao en apoyo al referéndum del 1 de octubre, en una marcha a la que han acudido destacados dirigentes de EHBildu y del PNV, que han defendido el "derecho a decidir del pueblo catalán" y han lamentado la actitud del Gobierno español.

La manifestación, convocada por la iniciativa vasca pro derecho a decidir Gure Esku Dago, está respaldada por dirigentes del PNV, aunque este partido no ha llamado a sus afiliados a participar, pero ha enviado una delegación encabezada por los presidentes provinciales del partido en Euskadi: Itxaso Atutxa, Joseba Egibar y José Antonio Suso. De EHBildu han estado también sus líderes, encabezados por Arnaldo Otegi.

Por parte del PNV han ido a la manifestación no solo sus dirigentes como partido, sino también los tres diputados generales (Unai Rementería, Ramiro Gonzalez y Markel Olano) y el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto. En cambio, no ha acudido ningún representante del Gobierno Vasco, ni tampoco de PSE, Podemos ni PP.

La presidenta vizcaína Atutxa ha declarado que como el PNV han acudido a la manifestación porque "Cataluña es una nación y como nación tiene derechos políticos. El pueblo catalán tiene derecho a decidir en libertad cuál quiere que sea su futuro, y por supuesto, las instituciones catalanas están absolutamente legitimadas a llamar a su pueblo a un referéndum". Por eso, "hoy aquí exigimos que se respete la voluntad del pueblo catalán, de sus decisiones y de las decisiones de las instituciones catalanas".

El 1 de octubre, ha agregado Atutxa, "los catalanes tienen que poder ir a votar libremente en el referéndum al que su país y su gobierno han llamado. Lamentamos profundamente que el Gobierno español, en lugar de garantizar lo que el pueblo catalán esta pidiendo en libertad y de manera democrática, esté torpedeando por la fuerza su decisión y su voluntad".

"Estamos pensando todos en el día 1 de octubre, pero también en el día 2, que para que sea realmente democrático es necesario que el 1 todos los catalanes puedan votar en libertad, es su derecho, y nos tendrán como PNV el día 1, el día 2 y en el futuro junto a ellos", ha concluido Atutxa.

De EHBildu, su parlamentaria vasca Jasone Agirre ha comentado que "hoy sentimos alegría al ver que miles de personas llenan las calles de Bilbao para demostrar que están a favor de la democracia y de un derecho tan básico como es el derecho a decidir". "Miles de personas, ha agregado, que además quieren denunciar la actitud antidemocrática del Estado español, persiguiendo y amenazando a los representantes catalanes". Para Agirre, la manifestación de hoy "también demuestra que aquí hay una mayoría social y política, que aquí también se dan las condiciones para recorrer un camino parecido al de Cataluña".

La marcha ha partido a las cinco y media con el lema "Democracia" y "Votar para decidir", una pancarta sostenida por, entre otros, los portavoces de Gure Esku dago Angel Oiarbide y Zelai Nikolas y el exrector de la Universidad vasca Iñaki Goirizelaia. También han acudido los secretarios generales de los sindicatos nacionalistas ELA (Txiki Muñoz) y LAB (Garbiñe Aranburu). Está previsto que la manifestación acabe en el Ayuntamiento de Bilbao hacia las siete y media de la tarde, cuando se leerá un comunicado.

-.-



-.-

Más info:

Un 60% de participación en el referéndum y siete de cada diez a favor del sí, según una encuesta

Mientras en Catalunya sigue la represión i privación de libertades


 Los policías nacionales enviados a Reus se quejan de que no los dejan dormir
 

Información relacionada:

Para más información:
-.-

Acto de soporte ala referéndum de Catalunya en Bilbao
Sábado, 2 de septiembre, Bilbao.
.

-.-

David Fernández: “Aprecio de España más cosas de las que combato. El adversario es el Estado”

Pese a llevar meses sin dar una entrevista, este histórico líder de las CUP hace una excepción con El Salto para hablar sobre el proceso de autodeterminación catalán.

David Fernández está alejado de la primera fila de la política
tras su etapa como diputado en el Parlament. Víctor Serri
El Salto 15/09/2017

David Fernández lleva una agenda frenética. Está echando el resto en estos días previos al 1-O, cuando está convocado el referéndum de autodeterminación unilateral por el Govern catalán. Este exdiputado de la CUP, recordado por su cara a cara con Rodrigo Rato en una comisión de investigación del Parlament, en la que le llamó a la cara gángster, regresó después de su paso por la institución a los movimientos sociales en los que tantas luchas había llevado a cabo. Participa en la Coop57, periodista y escritor, colabora con diferentes medios de comunicación, especialmente con La Directa. 

A pesar de que lleva meses sin dar una entrevista porque ha dejado la primera línea política, hace una excepción con El Salto para hablar sobre el proceso de autodeterminación catalán, cómo lo ve, qué anhelos le esperan después del 1-O, qué respuesta aguardan del Estado.


En el spot por el referéndum de la CUP, del que eres uno de los personajes protagonistas, dais por muerto el Procés porque “ahora comienza el mambo”. En resumen, ¿qué es procés y qué mambo?
El mambo es una contradanza y, como tal, es un sonido de libertad. Traducido en términos políticos es que estamos en un momento de confrontación democrática en el que nos jugamos cómo van a ser los próximos 30 años. Ahora hace falta la determinación y el coraje nacido de la fragilidad. En el debate asambleario con la productora Metromuster llegamos a la conclusión de que ahora se acaba el procesismo, entendido como el periodo dilatado de los últimos cinco, siete o diez años de lucha democrática por la libre determinación de este pueblo.

Combatir la actitud represiva del Estado pasa por ir a los juzgados 200.000 personas. Que nos juzguen a todos, no tienen campos de fútbol suficientes

Estamos en el momento de materializar la voluntad mayoritaria de la sociedad catalana que es el referéndum, el poder votar, la gramática básica de la democracia, que es lo que intenta impedir el Estado. El proceso se ha acabado y estamos en la mayor crisis del Estado desde 1978, eso es así. Y esa entrada de Anna Gabriel en el spot demuestra la ilusión de lo que hoy nos estamos disputando en el sur de Europa, si los pueblos pueden o no decidir. Mariano Rajoy es tan lumbreras que ha convertido un debate sobre la autodeterminación en un debate sobre la democracia. Ahora comienza el mambo. 

¿Cómo vives personalmente estos momentos, después de tantos años de procés?
Durmiendo poco… Con mucha calma, aprendiendo de la escuela fértil de la desobediencia civil. Rosa Luxemburg decía que lo más importante es mantener la calma, verlo todo como un todo y no perder nunca la tímida sonrisa. También estoy preocupado por la deriva del Gobierno, creo que estaba bastante contraprogramado que no iban a hacer nada antes de la Diada porque para ellos era contraproducente, pero teníamos claro que a partir del día 12 nos íbamos a encontrar con toda la fuerza de un Estado demofóbico. Sabíamos que tendríamos que responder con una red colectiva muy potente, vienen 15 días contingentes en los que nadie sabe exactamente qué va a pasar, pero sí sabemos que el factor de cambio y nuestra única fuerza son nuestros cuerpos. la gente, esa es nuestra arma. Ver las calles desbordadas en la Diada de gente muy diferente, plural, compleja y contradictoria, asumiendo que estamos desobedeciendo a todo un Estado… El triunfalismo no forma parte de mi cultura política, pero yo desbordé de decencia, de humildad y de dignidad y eso ya es inolvidable. 

La pregunta del millón. ¿Habrá urnas y papeletas el 1-O?
Sí, porque las pondrá la gente. La deriva que llevamos es una causa general contra el 75% de los alcaldes de Cataluña en primera instancia, ya que se han olvidado de 130 alcaldes más que por temas de formalidad no lo han comunicado. El 1-O se va a votar, si me dices si con velas o con luz, con qué garantías, dónde, cómo van a llegar las urnas… Todo eso no lo sé, pero la inteligencia colectiva de esta sociedad ha crecido mucho. El dilema es parecido al 1978, filosóficamente tenemos el mismo ruido de sables que entonces, pero tenemos que abrir por abajo lo que quieren cerrar por arriba. La alternativa a que no hubiera urnas sería un estado de excepción y creo que eso también sería desbordado por la gente, nuestra arma.

La Fiscalía interrogando a alcaldes, apercibiendo a la Sindicatura Electoral, el cierre de la página web del referéndum, las leyes del Referéndum y de Transitoriedad suspendidas por el Tribunal Constitucional, la suspensión de actos en Madrid, Gijón, Valencia… El Estado está echando el resto. ¿Tememos por los derechos civiles y las libertades democráticas, más allá de la autodeterminación?
Sí, claro. Y todo el cariño hacia la gente de ‘Madrid por el derecho a decidir’ que pretenden reducir todos los tópicos estúpidos que pretenden reducir esto a una confrontación identitaria catalano-española. Cuando se hace un escrito de Fiscalía prácticamente alegal, donde no hay ninguna orden judicial y se apercibe a cualquier actitud con trazo grueso que se relaciona con el referéndum, eso son los prolegómenos de un estado de excepción. 

Hoy, aquí, se están limitando no sólo libertades y derechos civiles, sino también garantías jurídicas. La forma en la que se ha comunicado a las alcaldías que tienen que declarar también merece un análisis jurídico de cuáles son los roles de Fiscalía, autorizando a detenciones preventivas. No hay Estado de Derecho, hay derecho de Estado. Las transformaciones políticas se suceden siempre cuando el libro está abierto y la página en blanco, no sé cómo acabará esto, pero hay una oportunidad de ruptura democrática no sólo en Cataluña, también en el resto del Estado español. El debate catalán es global, o involución democrática o profundización democrática. 

¿Qué implicaciones y complicaciones, prácticas y simbólicas, tiene el que los Mossos investiguen el referéndum? Las tiene todas en la lógica dicotómica de dos legalidades, pero una sola legitimidad. El Parlament se obedece a sí mismo, una decisión democrática que da a toda la sociedad, a los del ‘sí’ y los del ‘no’, la oportunidad de expresarse. A veces parece que, en esta guerra mediática en la que hemos entrado, falta capacidad analítica. A mí me han reconocido directores de medios de comunicación españoles esta misma semana que el día 2 podemos hablar, mientras tanto propaganda. 

Que los Mossos investiguen el referéndum en calidad de policía judicial es parte de la contradicción de las dos legalidades constituidas. Vuelvo a lo mismo, quien desencalla esto es la gente, como vienen a hundirnos y humillarnos, la clave es la gente. Esto va a ser contradictorio para muchos, venimos de unos trágicos atentados en Cataluña donde el papel de los Mossos ha sido percibido como muy bueno, a pesar del debate pendiente y urgente sobre la normalización extrajudicial de abatir a los responsables. No creo que la batalla se libre en qué hacen los Mossos, desde los movimientos sociales siempre se dice que un conflicto social nunca se gana policialmente.

Estoy convencido, y no sólo es convicción, de que va a haber urnas democráticas, pero también que serán clandestinas prácticamente  

Combatir la actitud represiva del Estado pasa por ir a los juzgados 200.000 personas, que nos juzguen a todos, no tienen campos de fútbol suficientes. Esta es la lógica más humanista de la desobediencia civil, pacífica y no violenta, asumimos las consecuencias de nuestros actos. Aquí hay 555 consultas auto organizadas por la gente en siete años, cuando has tocado una urna y estás organizado ya no tiene vuelta atrás. El problema del Estado es que piensa en el 1-O y no en el día siguiente. ¿Piensan que se van a evaporar dos millones de personas? 

Desde la CUP siempre habéis tenido claro que “sin desobediencia no hay independencia”. ¿Crees que desde otros sectores del independentismo están dispuestos a llevar la desobediencia hasta el final?
Yo preferiría hacer un debate sobre por qué la independencia sí o no, qué supone la independencia con respecto a nuestra soberanía. Hay muchas veces que los campos de disputa ya no los escogemos. Queríamos debatir sobre la independencia y el Estado nos ha impuesto el debate sobre democracia sí o no. Nuestra desobediencia civil se está convirtiendo en una imposición que nos hacen desde el Estado. Nosotros le llamaremos desobediencia civil, otros le llamarán dignidad democrática y otros de otra manera, pero el hecho es que nos estamos reafirmando. No hay que perder el sentido del humor ni en los momentos más grises, si a mí me dicen hace años que un president iba a trolear al Gobierno del Estado por Twitter, no me lo creería, lo digo con respecto a lo de la página web. 

¿Qué estrategias de desobediencia civil planteáis que se puedan contar?
La estrategia es poner las urnas haciendo lo posible e imposible, yendo hasta el final en esa determinación. Estoy convencido, y no sólo es convicción, de que va a haber urnas democráticas, pero también que serán clandestinas prácticamente. Quien tiene problemas no es quien quiere poner urnas, es quien las quiere prohibir. Como activista y después de tantas asambleas, sería muy atrevido decir qué va a ocurrir. Lo que va a desencallar esta situación es la fortaleza de la gente en sus convicciones democráticas, por eso creo que el Estado ya ha perdido.

Veremos qué pasa el 2 de octubre, a ver si es Rajoy, con su brillante inteligencia política, quien no está en la Presidencia del Gobierno. Esto me parecería una constante histórica también, las repúblicas proclamadas en Cataluña han ido proclamándose consecutivamente por el resto del Estado. Como decía el ilustre dibujante Mauro Entrialgo, la última vez que intentaron detener a 800 de golpe se acabó la mili. Yo creo que estamos a las puertas de un estado de excepción, pero creo que pase lo que pase esto es irreversible. Tenemos doble mayoría democrática, el 80% a favor del referéndum y el 50%, a día de hoy, a favor de la independencia. 

Decías que preferirías hablar de por qué independencia sí o no, que echas de menos ese debate. ¿Por qué la izquierda independentista cree que es más fácil llegar a la justicia social fuera del Estado que dentro?
Soy de los que cree que la independencia no presupone nada, puede ser un espacio político que recupere y amplíe derechos o puede ser un land de Merkel sometido al neoliberalismo. Pero este es un proceso que, en el debate entre élites y democracia, retorna la palabra a la ciudadanía. Además, soy incapaz de disociar lo que estamos viviendo hoy de que Barcelona sea la ciudad que haya gestado la mayor manifestación en favor de los derechos de los refugiados, que sea uno de los espacios donde la PAH es más potente, donde hemos prohibido las balas de goma, hemos hecho una ley contra la homofobia, que Cataluña sea la única comunidad que ha declarado de plena nulidad los 61.000 procesos sumarísimos del franquismo… 

¿Por qué no queremos estar en el Estado español? Es que es un Estado que en el 2017 sigue negando lo plurinacional, lo pluricultural… El Estado se construye desde una visión uniforme, controladora y desde la negación de los otros, y de ahí me quiero ir. Es que el Régimen del 78, que es contra lo que luchamos todos, es un régimen elitista, clasista, que se hace desde arriba para someter a los de abajo. Tampoco hay que olvidar que desde hace siete años este país está gobernado por una ley que no ha votado, que es el Estatut, que después de votarse aquí y allá y un referéndum, se lo cargaron. Además, desde el 2010, el Constitucional se ha cargado 35 leyes del Parlament catalán, como la prohibición del frácking, contra la pobreza energética… La intervención de la soberanía vía Madrid –que a mí no me gusta ese nombre, porque para mí Madrid es Vallecas, Malasaña, Isaac Rosa, sois vosotros– ha sido una constante. 

Yo no soy nacionalista, no lo voy a ser nunca, soy independentista porque creo que el futuro de la sociedad catalana lo elegimos aquí. Para mí, el etnicismo no vale, el movimiento independentista catalán defiende la inmigración, Cataluña se ha construido a base de inmigraciones de Zamora, de Albacete y de multitud de países distintos. Aquí no hay chovinismo, aquí queremos contribuir humildemente a un debate global. Queremos generar un proceso emancipador de la sociedad y la soberanía es la herramienta. 

¿Tiene problemas el independentismo, la izquierda independentista, en penetrar en el cinturón rojo de Barcelona, que luego fue naranja de Ciudadanos y después morado de Podemos?
Negaría el tópico de que la burguesía lidera el proceso. El único medio que va a publicar el anuncio del referéndum es Radio La Mina, barrio obrero de la periferia de Barcelona. Ese tópico de que el obrero no vota independencia creo que es mentira, el 42% de la afiliación de CC OO en una encuesta interna apuesta por la independencia y otro 42% por el federalismo… Y luego, la CUP también está ahí, la CUP gobierna en Badalona, en Ripollet, en Cerdanyola, en Sabadell…

Eso está ahí, es el cinturón rojo. Otra cosa es la exclusión permanente de las clases populares de este país a su derecho a decidir de cualquier cosa. Pero es que eso es el Régimen del 78, no es atribuible al procés, y es un reto del independentismo, lo tengo clarísimo, que no siga pasando. Eso es fruto de la red clientelar que sobre todo el socialismo controló durante muchos años. Ahí entra esa división etnicista.

Hay una cosa que se habla poco, la legitimidad de la estrategia represiva del estado no tiene en Cataluña más que un 3% de apoyo

La CUP es un instrumento de las clases populares en defensa de derechos democráticos, sociales y nacionales. Es una constante histórica, este país sólo ha avanzado en derechos democráticos, sociales y nacionales cuando esa periferia ha irrumpido, como en la República, la huelga de la Canadiense, la huelga de los tranvías, la lucha de antifranquista… Eso no quita a que no vea lo que hacemos mal. Hay exclusiones, esos catalanes nuevos, la nueva inmigración no podrá votar en el referéndum, la Ley del Referéndum no les protege, por temas jurídicos vale, pero es una exclusión y eso hay que solucionarlo. Siempre tenemos que ponernos deberes. 

Desde muchos medios de comunicación españoles se está apelando al patriotismo, un patriotismo que genera catalanofobia. ¿Cómo se puede combatir esto?
No se puede funcionar por lógicas binarias, España son muchas cosas, Cataluña y Europa también. Esa confrontación forma parte de la lógica del nacionalismo español, del nacionalismo del Estado. Creo que hay que fomentar el respeto entre todas las culturas, siempre lo he dicho y lo reivindico, en mi vida cotidiana es así. Cuando dicen que otra forma de relacionarse es posible, yo lo vivo así. En la lógica La Directa-Diagonal o El Salto, en la COOP57, en la Coordinadora contra la Tortura de la que forman parte 58 entidades. En todos estos espacios me siento en casa, vaya donde vaya. 

Lo más insensato y lo que más hiere son los medios de comunicación, las palabras no son inofensivas. Los discursos del odio son fáciles de detectar dónde empiezan, pero nunca sabes dónde acaban. Entonces, creo que es una auténtica irresponsabilidad y hay que abogar siempre por el entendimiento entre los pueblos. La CUP ha insistido mucho y volvemos a insistir en que nuestro único adversario es el Estado, no es ningún pueblo ni cultura de las que conforman el Estado español, eso es el abc republicano, es así y va a seguir siéndolo. 

En el vídeo de “Mambo” sale Antonio Machado, nosotros reivindicamos a Lorca, a los comuneros. Yo aprecio de España muchas cosas más de las que combato, el único adversario es el Estado, el nacionalismo de Estado. Esto va de soberanía, democracia y respeto, no de identidades cerradas. En el independentismo puede haber una minoría, glándula hipertrofiada del discurso nacional, nadie está exento en su país de estas cosas, pero eso está mayoritariamente desactivado. El charnego nace del nacionalismo identitario catalán y ahora nos llaman charnegos los de ‘Ok Diario’ y Federico Jiménez Losantos, eso tiene mucha poesía. Aquí hay orgullo de ser charnego. El hecho nacional básico que define a Cataluña es la inmigración, eso es un dique de contención básico. 

¿Qué le pides a la izquierda española y a los movimientos sociales hoy, con la que está cayendo? 
Recuerdo un artículo precioso de Isaac Rosa que decía “no nos dejéis solos”. Ahora es al revés, ante la actitud de Rajoy, no nos dejéis solos. La lógica autoritaria, represiva, que viene contra la sociedad catalana ya está replicando en Madrid y son los mismos. Les pediría lo mismo que les pedí cuando nos encontramos en las plazas, acabar con el Régimen del 78 y abrir los candados, que aquí estamos a punto de abrirlos. Les pediría que las lógicas democráticas denuncien a las lógicas represivas y autoritarias, que no dejen de ser críticos, que vayan a la raíz de lo que pasa en Cataluña. Contamos con ellos, que los lazos por la lucha por las soberanías en el Estado español son muy largas, y después del Estado español nos queda la Unión Europea, tenemos mucho trabajo conjunto por delante. Que no se pongan de perfil y que no callen, nos necesitamos mutuamente. Esta situación es la mayor deslegitimación civil del Régimen del 78, en Cataluña estará en torno al 80 o 90 por ciento. Les invitamos a que se unan a la fiesta, el mambo es un baile por la libertad y queremos bailar con ellos. 

Supongamos que el Estado consigue parar el referéndum ¿Cree que el independentismo se reactivaría con más fuerza o que, por el contrario, se debilitaría?
En la dialéctica de los procesos políticos y de las prácticas autónomas de los movimientos sociales, que es una gran escuela emancipatoria, tienes tres esquemas: se puede ganar, empatar o perder. Perder no vamos a perder, por la determinación de esta sociedad, por los diez años de agregación colectiva. Rajoy está consiguiendo, además, que crezca el independentismo. Perder no puede pasar, a no ser que sea por una estrategia represiva directamente de estado de excepción, o lo prohíben todo o no se para. Incluso prohibiéndolo todo, creo que el control de un territorio donde al menos un 50% de la sociedad es una comunidad política en resistencia, eso es lo que somos, es imposible. El empate es lo que más aburre, otra Transición no, por favor. Hay una cosa que se habla poco, la legitimidad de la estrategia represiva del estado no tiene en Cataluña más que un 3% de apoyo.

Nosotros no vamos a pedir permiso para ser libres ni al Estado ni a Podemos. Con todo el cariño

Pablo Iglesias dice que la forma de que haya un referéndum con garantías en Cataluña es echando a Rajoy del Gobierno. ¿Qué opina?
Niego la mayor. Se supone que veníamos a superar el Régimen del 78, pues eso hacemos. Con todo el cariño que tengo a los compañeros de Podemos y a lo que representan, además de muchas discrepancias, me parece indecente el argumento. Tiene una lógica partitocrática, cuando ganemos nosotros lo solucionamos todo, después asaltamos los cielos y después nos damos una hostia en el suelo de órdago. Además, es una lógica subordinada y dependiente. Los procesos de liberación los protagoniza la gente, con solidaridad, empatía, lo que haga falta, y trabajo en común, pero decirme a mí que vote o no… 

Además, cuándo va a pasar. Vemos los límites y las posibilidades de lo que significa Podemos, e incluso con el factor del límite del 20% es algo importantísimo y necesario en el Estado, pero es que nosotros no vamos a pedir permiso para ser libres ni al Estado ni a Podemos. Con todo el cariño. Me gusta muy poco cuando oigo a Monedero diciendo el argumento de Rajoy, que llevamos 500 años juntos. Hombre, Juan Carlos, juntos, juntos, a bofetadas, eso no es juntos, es sometidos. Apreciando la posición de Podem Catalunya y el anuncio de Ada Colau de hoy [la alcaldesa de Barcelona anunció ayer día 13 que en Barcelona se votará "sin poner en riesgo a los funcionarios ni las instituciones], en relación la izquierda estatal me parece muchísimo más consecuente, honesta y coherente las posiciones expresadas por buena parte del movimiento libertario catalán, desde espacios como Embat. 

Se critica la falta de apoyos internacionales que tiene el referéndum y el proceso hacia la independencia… 
Siempre digo, para cabrear a la derecha catalana, que el apoyo más claro al referéndum es el de la izquierda global, el Foro Mundial de Sao Paulo, que reúne a todas las fuerzas de izquierda del mundo, por ejemplo. En la campaña en la que estoy involucrado ‘Let Catalans Vote’, la mayoría de las voces que hay ahí son de izquierda, Angela Davis, Vigo Mortensen, Darío Fo, Silvio Rodríguez… Creo que los Estados buscan los apoyos de los Estados y la gente los de la gente.

Ahora me ha tocado compartir espacios en cancillerías internacionales y todos te reconocen en privado lo que te niegan en público. Dicen que no harán nada hasta que lo materialicemos. Hay un eje anglosajón bastante autodeterminista, un eje nórdico que se manifiesta en términos de la resolución democrática de los conflictos y luego el centroeuropeo, que no quiere que los pueblos del sur hablemos. Pero Alemania es Merkel, pero también Die Linke o los verdes, que están a favor del referéndum. Tengo la sensación de que le están diciendo al Estado español que tenga cuidado con lo que hace, que no se pase..

Si se proclamara la independencia y la República Catalana, se iniciaría un proceso constituyente. ¿Cómo debe ser este proceso según la CUP?
Es un debate interesante, primero por la autocrítica, ya que la CUP pidió que el debate se iniciara tras el 27S, que todos estos meses hubieran sido un proceso preconstituyente. El proceso debe ser dando la voz a la ciudadanía. Hay procesos muy interesantes, como los latinoamericanos, tan apartados desde la mentalidad neocolonial europea, que son referente por el protagonismo de la gente. Dependerá todo, por supuesto, de la correlación de fuerzas en las Cortes Constituyentes y de ahí saldrá el color del refugio democrático que estamos constituyendo. Yo pondría como ejemplos el programa social de la resistencia de De Gaulle de 1944 y el de los exnazis de la CDU de 1950, porque hoy serían de izquierda radical. Garantizan escuelas, hospitales, democracias… Son una socialdemocracia radicalizada, y es que lo más incompatible hoy con el Estado de Derecho es el capitalismo, está cada día minando derechos.

Este proceso nos ha puesto al límite de la contradicción, en el soberanismo hay proyectos políticos muy diferentes

Yo cuando lucho contra el capitalismo es por una reflexión antropológica, yo ya no sé si lucho por la revolución o contra la involución. Sánchez Ferlosio decía que vendrán tiempos malos y nos harán más ciegos, y tiempos ciegos que nos harán más malos. Debemos construir un proyecto emancipatorio para las mayorías, respetando minorías y con conciencia de los límites ecológicos. 

Será un periodo de cohabitación de tres democracias, la representativa, participativa y directa. En un periodo de transición postcapitalista, el Estado, la economía pública hay que recuperarla y en ella no puede entrar el mercado, me refiero a la Sanidad, la Educación… Después habrá una economía de mercado regulada, antiespeculativa. Y un tercer pilar, que hoy supone el 8% del PIB en Cataluña, la matriz cooperativa, la economía social y solidaria, que es en la que más creo. 


En este proceso estáis al lado de los compañeros convergentes. Siempre han tenido buenas relaciones con países como Israel o Marruecos. ¿La República Catalana, surgida de un proceso de autodeterminación, debe mantener estas relaciones con países que niegan este derecho a los palestinos o saharauis?
 Esto habrá que evitarlo con memoria, a ver si vamos a hacer una transición como la del PSOE, que decía Sáhara sí hasta que se hizo amigo de Mohamed VI. Siempre hablamos de que queremos contribuir a la resolución pacífica de conflictos, por eso habrá que tener muchas alertas en nuestros futuros gobiernos. Este proceso nos ha puesto a la izquierda independentista al límite de la contradicción, en el soberanismo hay proyectos políticos muy diferentes, pero, a la vez, es nuestra fortaleza. ¿Cómo es posible que el Estado español haya puesto a gente tan dispersa de acuerdo en algo? Por su demofobia. Todo esto se tendrá que ver en el debate constituyente, que no se podrá hacer con siete magníficos en un privado de un restaurante. Queremos que la gente participe en este debate y dudo mucho que en un referéndum democrático la gente decida colaborar las élites que oprimen a pueblos en otros lugares. 

Como activista social y también como exdiputado, te quería preguntar por cómo ves esa dicotomía entre las calles y las instituciones. Desde la izquierda siempre se apela al trabajo conjunto con los movimientos sociales, pero no se acaba de alcanzar…
Las instituciones son un instrumento más para lograr el cambio, pero ni mucho menos el único. La lógica de las instituciones te absorbe. Después del 15M, ¿dónde estamos en la calle? Tenemos que hacer esa reflexión crítica. Ya que hablamos de cambiar el Régimen del 78, hay unos límites estrictos de lo que se puede cambiar desde dentro, y son muy pequeños. Soy una persona que conoce el PCE, la lucha obrera, el independentismo, y tengo que decir que Podemos me recuerda al PCE, y no al mejor PCE de la lucha antifranquista. Creo que en ese conflicto entre calle e institución es fundamental la autonomía de los movimientos. Puedo hablar por voz propia, por la lógica zapatista de la rotación de cargos públicos de la CUP, mi máxima alegría no fue ir al Parlament, sino volver a los movimientos, lo del Parlament fue un susto. No nos centremos sólo en las instituciones, no caigamos en lo peor de la cultura del 78. 

Fuente:

Información relacionada:

16/9/17

Puigdemont, ante los más de 700 alcaldes: "Que no subestimen al pueblo de Catalunya"

El president amb els més de 700 alcaldes, al Palau de la Generalitat


Ante los 700 alcaldes investigados por la Fiscalía y con la plaza de Sant Jaume llena hasta los topes, el president Carles Puigdemont ha advertido al Estado y a todo el sistema político español que "no subestimen al pueblo de Catalunya". Los responsables de los consistorios, armados con sus varas, asistían al parlamento llenando el patio de Carruatges del palau de la Generalitat y la galería gótica. Mientras tanto, los concentrados en la plaza, que han apoyado durante la mañana la protesta con gritos de "votarem" y cantando L'Estaca, seguían las intervenciones a través de grandes pantallas.

Puigdemont ha interpelado directamente al Estado y a su sistema político, "a aquellos que, como el señor Rajoy, nos amenazan y a los que se lo miran de lado o están un paso atrás para que no les pille la crisis o a aquellos que siguen negando lo que es evidente", y les ha advertido que "no subestimen la fuerza del pueblo de Catalunya". "Pueden tener muchos BOEs y muchas leyes, pero hay una cosa que no tienen, no os tienen a vosotros, al pueblo de Catalunya," ha afirmado.

Más libertad

El president ha advertido al Estado que no subestime la fuerza de un pueblo que "ha tomado la decisión de decidir y plantarse ante un comportamiento antidemocrático, que ha conseguido confiscar libertades fundamentales en una democracia y recibirá como respuesta la única posible, más libertad y más democracia".

Previamente, el jefe del Ejecutivo, con la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el vicepresident Oriol Junqueras, ha ido a buscar a los alcaldes, que habían sido recibidos por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el Ayuntamiento, y han atravesado juntos la plaza de Sant Jaume, que les ha aclamado, llena hasta los topes. Colau ha seguido la escena desde la puerta del Ayuntamiento y no ha cruzado la plaza.

Gente responsable y civilizada

Puigdemont ha asegurado que Catalunya es un país de gente muy responsable y civilizada, que ante las provocaciones es capaz de responder con humor, con una canción o regalando un clavel. "Eso lo hacen las comunidades que se sienten sólidas y seguras y razonadas", ha remachado.

Al empezar la intervención, ha saludado a los concentrados en la plaza de Sant Jaume diciendo que han querido "formar parte de esta demostración no de fuerza, sino de dignidad, de firmeza, de persistencia" También ha agradecido el apoyo inmediato que expresaron los alcaldes cuando el Govern los emplazó en "defensa de la democracia", por un país "donde viven hombres y mujeres libres" y donde no se prohíben actos públicos y no se cierran páginas web.

El president i els alcaldes entrant al Palau de la Generalitat

"Y tanto que votaremos"

"Desde que cogisteis esta vara tomasteis conciencia de que vuestro deber era defender a los ciudadanos, y lo habéis hecho", ha asegurado: "Cada día habéis defendido la libertad y los derechos de vuestros ciudadanos, ¿quién pensaba que no estariáis a su lado cuando tocaban un derecho fundamentales como es el derecho a decidir? ¿En qué país se creían que sois alcaldes"?, ha interrogado.

"Os temen a vosotros, porque estaréis al lado de vuestros vecinos y ellos con vosotros. No estaréis solos, con esta cadena de eslabones solidísima. En Catalunya y en cualquier lugar del mundo donde se ha tenido que poner a prueba, esta cadena ha sido la garantía fundamental de la transformación democrática de una sociedad", ha asegurado.

Puigdemont ha sentenciado que el día 1 se votará. No solo porque tenemos derecho y es legal, sino porque escuchando al pueblo de Catalunya nos dice, queremos votar. Y ¡ tanto que votaremos!", ha concluido.

Conjurados a defender la democracia

Al empezar el acto, ha dado la bienvenida a los alcaldes el vicepresident Oriol Junqueras, que ha advertido que "lo que está en juego es la democracia y todos estamos llamados a defenderla".

Junqueras ha insistido que los alcaldes son una "pieza clave" en Catalunya y para hacer posible este referéndum, que "no es solo de autodeterminación y sobre la futura república, sino también sobre la democracia, la defensa de los derechos fundamentales y los derechos a la libertad de expresión y de reunión".

El vicepresident ha subrayado que "la mejor manera de defender el derecho a votar es votando, la mejor manera de defender la libertad de expresión es expresarse y la mejor manera de defender el derecho a la libertad de reunión es reunirse". "Hoy y aquí nos conjuramos que estaremos al servicio de este pueblo y de la democracia", ha afirmado con contundencia.

Denunciar persecución policial

También ha tomado la palabra la presidenta de la AMI, Neus Lloveras, que ha asegurado que el objetivo de los alcaldes congregados en la plaza de Sant Jaume es "denunciar la persecución policial" que sufren, reiterar el apoyo al Govern de la Generalitat y al president, el "firme compromiso con la democracia" y la voluntad de estar al lado de la gente de sus ciudades. "No os fallaremos", ha dicho.

El presidente de la AMC, Miquel Buch, ha advertido que los alcaldes están aquí para "defender la dignidad de las instituciones y los ciudadanos". "Todos nosotros un día decidimos dar un paso, dejar nuestro oficio o compaginarlo con el trabajo de alcalde; era un compromiso por el servicio público, y hoy el servicio público está en juego para defender uno de los derechos más preciados: la democracia," ha asegurado.

En el acto han tomado la palabra la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas; el alcalde de Llívia, Elies Nova; el de Sant Joan de les Abadesses, Ramon Roqué, que ha explicado que siempre se ha presentado a los comicios como alcalde socialista; Montse Venturós, alcaldesa de Berga; el alcalde de Torredembarra, Eduard Rovira; el de Sabadell, Martí Serracant, y el alcalde de Albatàrrec, Víctor Falguera, entre otros.

-.-

Más información:

Colau: "¡Es una vergüenza!"
"El Estado tiene que saber que por encima de nuestras diferencias, Catalunya es un solo pueblo. Y los derechos por los que tanto han luchado nuestros abuelos y nuestros padres lo defenderemos. No estáis solos. Todos sois alcaldes y alcaldesas de Catalunya", ha asegurado. Más

Colau: "Esto no va de independencia, sino de nuestros derechos y libertades"
La alcaldesa de Barcelona ha defendido a los alcaldes "intimidados" y "perseguidos" por expresar un apoyo al 1 de octubre en un acto celebrado en el patio del consistorio barcelonés. Más

Esta mañana en la Plaza de Sant Jaume de BCN ha sucedido un fenómeno de abducción total. Imagíneselo, había más alcaldes que guiris. Una cosa nunca vista. Más

La Fiscalía ha citado a declarar a los alcaldes Marc Solsona, de Mollerussa, y Ramon Royes, de Cervera, el 19 y 20 de septiembre respectivamente como investigados por su apoyo a la independencia.  >> Más

El fiscal y magistrado emérito del Tribunal Supremo (TS) José Antonio Martín Pallín ha criticado la estrategia del gobierno español de querer parar el 1-O usando de escudo la justicia.  Más

El gobierno escocés sale en defensa del referéndum catalán
El gobierno escocés ha hecho pública una declaración de su secretaria del Gabinete de Asuntos Exteriores, Fiona Hyslop, en defensa del referéndum del 1 de octubre. Más

La sorpresa de 'Le Monde' por el mitin de Rajoy en Barcelona
Sorprendido, así es como se ha quedado el diario francés Le Monde después de la intervención de este viernes del presidente del Gobierno , Mariano Rajoy, durante la junta directiva del PP catalán en Barcelona. Más

Miles de personas se manifiestan en Bilbao a favor del referéndum del 1-O
La concentración, convocada por la plataforma Gure esku Dago, cuenta con la presencia de miembros del PNV, EH Bildu y Sortu. Más

Miles de personas llenan las calles de Bilbao en apoyo al referéndum catalán
A la marcha organizada por la plataforma por el derecho a decidir Gure Esku Dago han acudido destacados dirigentes del PNV y de EH Bildu. Más  

La ofensiva sin precedentes del Gobierno español en contra del referéndum convocado por el Govern para el próximo 1 de octubre, que incluye la requisa de propaganda electoral y la advertencia a medios de comunicación, no ha pasado desapercibida en la prensa europea, que ya habla abiertamente de "represión" española sobre Catalunya.  Más 

http://empaperem.cat/empaperem-blanc.pdf

Y más


El Estado español ha hecho frente desde 2011 a tres fenómenos que han intentado "romper el candado del 78": el 15-M, Podemos y el soberanismo catalán. La respuesta ha sido la cerrazón, más Código Penal y, sobre todo, el señalamiento del diferente como disidente. Más


-.-

Coca-Cola seca los pozos de Chiapas a cambio de 150 dólares anuales

En mayo, la ONU denunció la situación de falta de acceso al agua de los hogares pobres y las comunidades indígenas de Chiapas. Una planta de Coca Cola absorbe millones de litros diarios a cambio de una compensación mínima establecida en los años 90. 


El Salto 15/09/2017

La periodista Martha Pskowski ha publicado en la web estadounidense Truth Out un extenso reportaje sobre la planta que Coca Cola tiene entre las localidades chiapanecas de San Felipe y San Cristobal. La instalación consume más de un millón de litros de agua al día, lo que está teniendo consecuencias sobre el abastecimiento de la población.
Según el reportaje, la escasez está obligando a la población de San Felipe Ecatepec a andar hasta dos horas para obtener el agua necesaria para el día a día.

La planta de Coca Cola, gestionada por la compañía FEMSA, fabrica un 5% de los productos que la marca distribuye en México. ¿Cómo se producen todos esos litros de refresco? La solución está en las montañas, en concreto bajo el monte de Huitepec, desde donde Coca Cola obtiene el agua. El problema se ha visibilizado cuando el subsuelo del valle chiapaneco no ha dado más de sí para proveer de agua a las dos ciudades y se ha agravado con las sequías provocadas por el cambio climático.

A la falta de abastecimiento y la insalubridad del agua se suma otro aspecto fundamental y es que la explotación por parte de la marca más famosa del mundo no tiene los beneficios económicos que pueden suponerse. Según el informe Right to Drinking Water and Sanitation publicado en mayo de este año, Coca Cola paga menos de 150 euros cada año por cada uno de los 40 permisos que tiene vigentes en México, muchos de ellos obtenidos para periodos de 50 años. La compañía obtuvo en 2015 562 millones de dólares de beneficios y 8.000 millones de ingresos.

La entrada de Coca Cola en el interior de las aguas mexicanas se produjo en 1992, durante el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari, por medio de una Ley de Minas para favorecer la exploración, extracción y beneficio de minerales. La planta chiapaneca se instaló dos años después. En el año 2000, un exempleado de Femsa-Coca Cola, Vicente Fox, se convertía en presidente de México. 

Salubridad y diabetes

Una de cada tres familias de Chiapas no tienen agua corriente, y la composición de ésta es sospechosa de crear y reproducir enfermedades. La más importante, la salmonela, provocada por la concentración de bacterias patógenas en el agua. Pese a que el Gobierno mexicano está obligado a facilitar el acceso al agua potable de toda la población, los datos oficiales muestran que cada hogar compra más de 1.500 litros de agua embotellada cada año.

La situación en Chiapas llamó la atención de la ONU, que este año denunció la situación de desabastecimiento de las poblaciones en situación de pobreza y de los pueblos indígenas chiapanecos. La paradoja, según el reportaje, es que el pozol –una bebida fermentada típica de la zona– y los refrescos son más baratos y fáciles de conseguir para las comunidades con más carencias. En paralelo, el consumo masivo de bebidas carbonatadas ha hecho incrementar los casos de diabetes y de obesidad infantil. 

La ley de minas que permitió a Coca Cola obtener acceso a los acuíferos para su producción no es exclusiva de México. En 2009, Diagonal denunció el expolio de manantiales en Segovia para su uso por parte de la embotelladora Bezoya. En Centroamérica, Coca Cola también ha sido denunciada por la explotación del acuífero de Nejapa (El Salvador). La acumulación de agua es una constante en la era de la globalización y, pese a que la carencia afecta más al regadío y a los cultivos que al acceso al "agua de boca" o al agua destinada a la higiene. Coca Cola y sus rivales Pepsico o Nestlé han protagonizado episodios denunciados por las ONG como los conflictos en Kerala y Benarés (India). 
 
-.-

"España es una plataforma de todos los tipos de mafia"

· Roberto Saviano presenta La banda de los niños, un libro sobre cómo las redes de la Camorra engullen a los más pequeños.
· "En Italia no se odia el mal, sino a quien cuenta el mal".
· "La mayor parte de España ignora la mafia y esa ignorancia se está transformando en connivencia".

Roberto Saviano acaba de presentar "La banda de los niños"
Foto: Alejandro Navarro Bustamante

Vanesa Rodríguez / Diaro.es  13/09/2017

"De las ciudades veo las comisarías y los hoteles". La frase de Roberto Saviano (Nápoles, 1979) resume una vida rota por el éxito. La mafia le condenó a muerte por su libro Gomorra y desde entonces sufre un encarcelamiento, sin muros, pero totalmente privado de libertad.

Para Saviano, el precio de recuperar las riendas de su vida sería "dejar de escribir". Y de momento no está dispuesto a pagarlo. Se encuentra en España para presentar La banda de los niños (Anagrama), una novela centrada de nuevo en la Camorra napolitana, aunque esta vez los capos son muy distintos.
Chavales con metralletas recorriendo en sus scooters el centro de Nápoles y disparando a todo lo que se mueve: esto no es ficción. Es la realidad que Saviano moldea para construir un relato demoledor sobre la juventud.

Nos recibe en un hotel del centro de Madrid. Cansado, en medio de un maratón de encuentros con los medios. Pese a todo, sonríe a veces y es entonces cuando las sombras se hacen pequeñas, aunque nunca desaparecen.

En su obra ya habíamos visto cómo los menores son utilizados por el entramado de la Camorra. ¿Qué le ha llevado a convertirlos ahora en protagonistas?

La edad de los afiliados y de los jefes ha caído en picado. Esto pasa porque los jefes están en la cárcel o encerrados en sus búnkeres. Los niños han cogido el poder en las calles, no como 'babygans', sino como verdaderos jefes mafiosos.

Gestionar una plaza de drogas supone un trabajo organizativo enorme: pagar a la policía, pagar los sueldos, controlar la calidad del producto. Es como si le das la llave de un gran supermercado a un chaval de 15 o 16 años. Y hay otra cosa fundamental, que es la relación con la muerte. Ellos no tienen en cuenta la muerte, ellos quieren morir. Lo dicen continuamente. La muerte no es un riesgo del trabajo, es parte del trabajo.

El capo en el que me he inspirado para escribir el libro en la realidad se llama Sibillo, en el libro es Fiorillo. Él a los 18 años publica un post en Facebook en el que dice "celebrarme mucho porque no voy a llegar a los 21". Y de hecho le mataron con 19 años. Eso no es solo un problema napolitano, está pasando en todo el mundo: vivir rápido, ganar todo muy rápido y morir. Mira lo cerca que está el yihadismo de esto, tiene mucho menos que ver con el islam y mucho más que ver con esta lógica.

De hecho en su libro los chicos muestran admiración hacia el yihadismo.

Son todos católicos y no les importa nada la religión, pero se dejan la barba, se rapan el pelo y gritan 'Allahu Akbar' porque cualquier persona que es capaz de matar y aterrorizar para ellos es cojonuda.

¿Qué es lo que hace tan fácil que la 'paranza', como se denomina allí a estos chicos, caiga en las redes de la mafia?

El dinero, la posibilidad de poder ganar todo rápido y fácil. Gastar tiempo para lograr algo se ve como una tomadura de pelo, ellos quieren todo y rápido. Si esperas, el futuro no llegará nunca. Pero su primer pensamiento constante es el dinero.

La primera cosa que hacen con el dinero es comprar decenas de zapatillas Air Jordan o gastar todo en champán. Ahorrar para ellos es tirar el dinero, porque no quieren envejecer. Así fascinan al resto de los chavales, que los quieren imitar.

La banda de los niños retrata una generación superficial, preocupada por la ropa de marca, que se mueven por la pura ambición de cosas materiales. Es capitalismo puro y duro.
Totalmente. En este libro, quería mostrar el capitalismo con su rostro más duro, sin ningún tipo de hipocresía.

Sorprende que no provienen de entornos marginales, sino que forman parte de familias 'normales'.

Sí es así, no vienen de la miseria. Pagan un precio alto por la promesa que les ha hecho la familia cuando nacieron y que no pueden seguir manteniendo. La pequeña burguesía italiana, que cuidaba a los niños con cierto bienestar, llega a un punto en el que colapsa. Ya no pueden seguir dándole el iPhone nuevo, ropa de marca, las vacaciones no son las de antes… Y todo esto te lleva al colapso.

La banda de los niños tiene claras sus referencias culturales: Scarface, Call of Duty, YouPorn y también Gomorra. ¿Qué siente cuando ve que sus personajes Genny Savastano o Ciro di Marzio se han convertido en referentes para los chicos del mundo real?

Es normal porque ellos representan la realidad que viven. Tony Montana le puede gustar a un chaval burgués de Madrid, pero nunca se convertirá en él. Pero en estas realidades, lo ven y quieren ser él. La culpa no es de quien lo ha creado, simplemente cuando miran a Tony Montana se ven reflejados en su realidad. Del mismo modo, cuando se ve a niños disparar en Nápoles y dicen que la culpa la tiene Gomorra, yo digo: "No. Siempre ha sido así, lo que pasa es que ahora te estás dando cuenta porque Gomorra te lo ha hecho ver".

Las series o las películas solo te hacen ver lo que siempre has tenido delante de los ojos. Solo que te das cuenta de esa realidad después de haberlo visto, y crees que la realidad ha sido creada por la película. El hecho de que se corten el pelo igual, se vistan igual que mis personajes, es una manera para que los demás les reconozcan. Si tienen que demostrar a los demás que son personas duras, les basta con cortarse el pelo a lo Genny Savastano. Son atajos.

Roberto Saviano acaba de presentar "La banda de los niños"
Foto: Alejandro Navarro Bustamante

Aunque ahora la situación de la Camorra está más debilitada, no termina de ser erradicada. ¿Por qué?

Es muy difícil extirparla si las reglas siguen siendo las mismas. Sin la legalización de las drogas blandas, por ejemplo, no se va a ningún lado. Y además ellos siguen siendo la vanguardia de la economía italiana. Distribución alimentaria, distribución de petróleo: tienen el alma del país. Un empresario sano, honesto, siempre tendrá una vida muy dura si quiere mantenerse honesto.

En esas realidades no hay ninguna economía capaz de sustituir a la del narcotráfico. Siempre pongo el mismo ejemplo: si inviertes 1.000 dólares en Apple después de un año obtienes 1.200. Si inviertes 1.000 en cocaína, obtienes 182.000. Eso significa que cuando un chaval comete un crimen en su cabeza el objetivo son 5.000 euros. Que después de un año invirtiendo en coca se han convertido en un millón. Por eso se exponen tanto. 

Es difícil cambiarlo, pero encender la luz ya es un comienzo. Eso es importante también ahora, aquí en España.

Usted denuncia que España es un refugio para la Camorra. ¿Cómo está la situación?

No es solo la Camorra, el problema es que España tiene todos los tipos de mafia, es una plataforma de todos los tipos de mafia.

Una cosa que me ha llamado la atención durante todo el debate que se está produciendo sobre la independencia es que ningún catalán ha hecho referencia al hecho de que Cataluña está llena de capital criminal. Ni un solo independentista ha dicho: 'yo quiero alejarme porque así puedo combatir mejor el problema del capital mafioso'. Ni los unionistas han argumentado que con un Gobierno central esto se pueda combatir mejor.

En un reciente artículo en L'Expresso denunciaba también el control que las mafias del Este tienen de la Costa Brava. Lanzaba una pregunta: ¿España ignora o lo tolera? ¿Por qué opción se inclina usted?

La mayor parte de España ignora, pero esa ignorancia se está transformando en connivencia. 

Uno de los tipos de mafia española que denunció en su momento es el de la banda terrorista ETA.

No sé por qué hubo tanta polémica.

Sobre todo porque el Gobierno [a través del ministro Rubalcaba] lo negó.

Lo ha negado siempre. Es como si fueran terroristas místicos que no se ensucian con las drogas. Pero yo tengo pruebas diferentes: de arrepentidos de la mafia que han contado que venían a San Sebastián a comprar drogas a personas del entorno de ETA a cambio de armas y que la banda terrorista siempre ha vendido drogas. No en las calles directamente, pero sí que las controlaba.

¿Tiene idea de por qué lo negaron?

Tengo una idea muy clara. No puedes negociar con narcotraficantes, puedes negociar con terroristas políticos. Es la misma razón por la que en la negociación con las FARC, que desde siempre llevan la cocaína, no se ha hablado de esto. La mejor protección para un narcotraficante es ser guerrillero, porque es una cuestión política o religiosa, como los talibanes, que gestionan el 90% de la heroína mundial. Pero si tú preguntas quiénes son, te dicen que son soldados del islam, no te contestan que son narcos.

¿Ha pensado escribir un libro sobre España?

Sí, llevo recogiendo material desde hace mucho.

El tema de la corrupción le daría para varios tomos.

Sí, somos países que nos parecemos cada vez más.

¿Tiene España un mayor problema que otros países con la evasión fiscal?

Está en perfecta coherencia con lo que está pasando en resto de Europa. Luego cada Estado tiene su cajita donde guardar su dinero: Francia, Luxemburgo; Alemania, Liechtenstein; España, Andorra; Italia, San Marino; todos, Suiza. Básicamente, Europa ha construido unas islas offshore en su interior.

¿Cómo ha cambiado Roberto Saviano desde que escribió Gomorra?

Ha cambiado todo. He intentado, muchas veces y sin mucho éxito, retomar las riendas de mi vida, con la sensación de que la parte más difícil de vivir no es convivir con la idea de que te puedan matar, sino con todo el odio que se te echa encima todos los días desde Italia. En Italia no se odia el mal, sino a quién cuenta el mal.

Convivir con esto es terrible. La mafia siempre busca tu muerte física y civil. Italia se ha convertido en un país muy malo, se ha vuelto un país envenenado.

A veces pienso en cerrar todo y empezar una vida normal en cualquier en otra parte, pero no puedo hacer esto y seguir siendo escritor. Tengo dos caminos: parar de escribir, dejarlo todo y tomar las riendas de mi vida, o seguir escribiendo y vivir blindado como estoy.

¿Se divide el mundo entre jodedores y jodidos, como dice Nicolas, el Marajá en el libro?

[ríe] Absolutamente sí.

En qué grupo se clasificaría usted.

Jodido.

¿Qué haría si pudiera volver a pasear por Nápoles, libre, sin escolta?

Iría al Castel dell'Ovo, tomaría la primera escalera y me pararía a mirar en la primera terraza, a la izquierda. La última vez que estuve allí fue hace 11 años, pero seguro que sigue igual porque lleva igual siglos. [Ríe]

Roberto Saviano acaba de presentar "La banda de los niños"
Foto: Alejandro Navarro Bustamante

-.-